Aviso: se emplea en este espacio ocasionalmente el neutro (acabado en -o) porque así se evita la tediosa lectura que podría suponer el uso de ambos términos en todas las ocasiones (niño/a, alumnos y alumnas, etc). El contenido de MuNDo AsPeRGeR está protegido por Creative Commons Attribution 4.0 International License. Puede compartir libremente cualquier contenido citando la fuente. Encontrará la bibliografía al pie cada artículo.

31/7/19

Cada persona con síndrome de Asperger tiene un perfil único de fortalezas y debilidades que deben atenderse individualizadamente.



Tener el diagnóstico de un trastorno del espectro autista como el síndrome de Asperger permite comprender mejor el propio pensamiento e identificar las fortalezas derivadas del mismo.
Las clasificaciones diagnósticas más usadas a nivel internacional para este tipo de diagnóstico son la CIE y el DSM. El primero incluye el síndrome de Asperger entre los trastornos del neurodesarrollo (undécima edición). El segundo, en su quinta edición, hace una clasificación global incluyendo Asperger y otros trastornos (antes categorizados como Trastornos Generales del Desarrollo) bajo un mismo epígrafe llamado "Trastornos del espectro autista". En España el Instituto de salud Carlos III define y distingue entre autismo, trastorno del espectro autista, trastorno general del desarrollo... Haciendo una propuesta de denominación diferenciada, independientemente de la categorización conjunta que hace el DSM-V.‬


Cada persona con síndrome de Asperger tiene un perfil único de fortalezas y debilidades que deben atenderse individualizadamente. Por ejemplo, pueden presentarse irregularidades en la ingestión alimentaria (dieta limitada a muy pocos alimentos) o del sueño (despertar recurrente o balanceo nocturno) o no aparecer ninguno de estos problemas.
 Por tanto la intervención ha de tener en cuenta los rasgos personales y las dificultades únicas de cada persona además de evaluar SIEMPRE el entorno natural, familiar y social de la persona diagnosticada y ADAPTARSE a sus necesidades particulares.
De hecho el objetivo fundamental de los tratamientos es el de conseguir el mayor grado de autonomía posible y la mejor comunicación posible de la persona (con) Asperger con los demás y son, en todos los casos, tratamientos a largo plazo con progresos muy lentos y costosos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario