Aviso: se emplea en este espacio ocasionalmente el neutro (acabado en -o) porque así se evita la tediosa lectura que podría suponer el uso de ambos términos en todas las ocasiones (niño/a, alumnos y alumnas, etc). El contenido de MuNDo AsPeRGeR está protegido por Creative Commons Attribution 4.0 International. Puede compartir libremente cualquier contenido citando MuNDo AsPeRGeR o al autor del texto. Encontrará las fuentes que usamos nosotros al pie cada artículo.


20/3/20

Muchos menores con alteración semántico-pragmática evidencian también problemas de relación social.


Los aspectos pragmáticos del lenguaje se sustentan en las habilidades lingüísticas pero también dependen de las habilidades cognitivas y sociales del individuo.
De aquí que el trastorno semántico pragmático sea especialmente interesante en la persona con autismo, puesto que en el autismo se conjuga la alteración lingüística con la alteración en la relación social, sustentada en una dificultad para interpretar el pensamiento del interlocutor.
Muchos menores con alteración semántico-pragmática, a los cuales de ningún modo se les habría considerado con autismo en una valoración superficial, sometidos a un análisis minucioso evidencian problemas de relación social que los podían aproximar al Asperger. (Bishop y Rosenbloom, 1987). De hecho en el trastorno semántico-pragmático aparece un lenguaje poco comunicativo pese a que sí hay fluidez expresiva y tanto morfosintaxis como fonología adecuadas. de hecho, la comprensión de frases cortas y palabras aisladas es la adecuada en las personas que presentan este trastorno, pero hay dificultades para la comprensión del discurso completo y se producen respuestas no ajustadas a las preguntas formuladas.
También aparecen déficits en la interpretación y en la extracción del significado relevante de las conversaciones, así como en la integración en los discursos comunicativos. Por eso a vaces se producen cambios repentinos en los temas de conversación.
Otro rasgo de aparición frecuente en las personas que presentan trastorno semántico-pragmático son las ecolalia y repeticiones, es decir, la aparición de imitación y repetición de frases y sonidos de forma involuntaria. La ecolalia es un trastorno que no tiene cura pero sí se puede trabajar para que se reduzca el número de repeticiones y la intensidad de las mismas, así como para lograr una mejor comunicación con los afectados, ya sean niños o adultos. La duración de la ecolalia depende directamente de la gravedad del trastorno al que va asociada.





_______
Fuentes: 
- Revista de estudios e investigación en psicología y educación, eISSN: 2386-7418, 2015, Vol. Extr., No. 9. DOI: 10.17979/reipe.2015.0.09.132. Caracterización y delimitación del trastorno de la comunicación social (pragmático).
- Trastorno semántico-pragmático: https://www.mundoasperger.com/2017/02/trastorno-semantico-pragmatico-del.html
- Trastornos de la comunicación: http://www.mundoasperger.com/2015/11/trastornos-de-la-comunicacion-y.html
- Shields J, Varley R, Broks P, Simpson A. Social cognition in developmental language disorders and highlevel autism. Dev Med Child Neurol 1996; 38: 48795.
- "Trastorno específico del lenguaje y autismo/Asperger", en MuNDo AsPeRGeR: http://www.mundoasperger.com/2017/01/trastornos-especificos-del-lenguaje-y.html 
- Mundo Asperger y otros mundos, sacha Sánchez pardíñez,: http://www.amazon.es/Mundo-Asperger-otros-mundos-trastornos-ebook/dp/B017IMQFYW

14/3/20

Consideración de la salud como elemento que puede tener consecuencias en el funcionamiento de los individuos.



En un documento elaborado por la Universidad Nacional de Educación a Distancia, UNED, esta universidad española, para informar a sus estudiantes con discapacidad sobre los recursos de los que disponen, explica que en el país la Ley de Integración Social de los Minusválidos (LISMI), del año 1982, reflejó de inicio el espíritu legislativo a favor de la inclusión educativa de las personas con discapacidad, a pesar que hoy día nos chirríe su nombre. 
A lo largo de la siguiente década se puso en marcha un proceso de revisión que culminó en 2001 con la aprobación en la Asamblea Mundial de la Salud de la clasificación revisada (CIDMM 2) que pasó a denominarse, de forma definitiva, Clasificación Internacional del Funcionamiento, de la Discapacidad y de la Salud (conocida como CIF). 

La perspectiva que adopta esta clasificación, aún procediendo del ámbito de la salud, trasciende el modelo médico, ya que incorpora componentes de tipo social o individual no ligados a la noción de enfermedad y sus consecuencias: No se trata ya de tres niveles de consecuencias de la enfermedad (deficiencia, discapacidad y minusvalía) sino más bien de considerar a la salud como un elemento que puede tener consecuencias en el funcionamiento de los individuos y, por tanto, en la condición de discapacidad. 


Según aporta la ya citada guía para estudiantes con discapacidad el funcionamiento y la discapacidad se organizan en torno a dos grandes apartados: 
• Las funciones y estructuras corporales: funciones fisiológicas y estructuras anatómicas que pueden presentar deficiencias. En esta nueva clasificación, la discapacidad pasa a designar, de forma genérica, las deficiencias en las funciones y estructuras corporales, las limitaciones en la capacidad de llevar a cabo actividades y las restricciones en la participación social del ser humano. La perspectiva que adopta esta clasificación, aún procediendo del ámbito de la salud, trasciende el modelo médico, ya que incorpora componentes de tipo social o individual no ligados a la noción de enfermedad y sus consecuencias.


• Las actividades y la participación: entendidas como la realización o desempeño de tareas y acciones por parte de un individuo o el acto de involucrarse en una situación vital. 

La discapacidad estaría relacionada, por tanto, con una alteración en algún aspecto del funcionamiento de una persona.

Las deficiencias en las funciones y estructuras corporales, las limitaciones en la actividad, entendidas como las dificultades que una persona puede tener en el desempeño de actividades y las restricciones a la participación son los parámetros que delimitarían una condición de discapacidad. 
En general, aunque más referido a los de carácter ambiental, se suele hablar del efecto facilitador o, por el contrario, del efecto de barrera que pueden tener sobre el funcionamiento de un individuo.
"A lo largo de la década del 2000 se puso en marcha un largo proceso de revisión de los conceptos de discapacidad, minusvalía, enfermedad, etc. en el que tuvo un destacado papel el Real Patronato de Prevención y Atención a Personas con Minusvalía (hoy Real Patronato sobre Discapacidad). Este proceso culminó con la aprobación, por la 54 Asamblea Mundial de la Salud, de la nueva clasificación revisada (CIDMM 2) que pasó a denominarse, de forma definitiva, Clasificación Internacional del Funcionamiento, de la Discapacidad y de la Salud (conocida por sus siglas abreviadas CIF). (OMS, 2001). La clasificación mantiene la pretensión de universalidad y estandarización del lenguaje de la anterior, y se encuadra de igual forma en una perspectiva relacionada con la salud.

Sin embargo, en lo que puede considerarse un verdadero cambio de paradigma, realiza una apuesta decidida para trascender el ámbito de la enfermedad y situarse en el del Funcionamiento, término genérico para designar todas las funciones y estructuras 
corporales, la capacidad de desarrollar actividades y la posibilidad de participación social del ser humano. La perspectiva que adopta esta clasificación, aún procediendo del ámbito de la salud, trasciende el modelo médico, ya que incorpora componentes de tipo social o individual no ligados a la noción de enfermedad y sus consecuencias: La CIF está basada en la integración de estos dos modelos opuestos (médico y social).

Con el fin de conseguir la integración de las diferentes dimensiones del funcionamiento, la clasificación utiliza un enfoque «biopsicosocial». Por lo tanto, la CIF intenta conseguir una síntesis y, así, proporcionar una visión coherente de las diferentes dimensiones de la salud desde una perspectiva biológica, individual y social. (OMS, 2001, p. 22.). No se trata ya, por tanto, de establecer tres niveles de consecuencias de la enfermedad (deficiencia, discapacidad y minusvalía), sino más bien de considerar a la salud como un elemento que puede tener consecuencias en el funcionamiento de los individuos y, por tanto, en la condición de discapacidad.
Guía de la UNED para el alumnado con discapacidad.





Fuente: ATENCIÓN A LOS ESTUDIANTES CON DISCAPACIDAD EN LA UNIVERSIDAD. Orientaciones para el profesorado: http://portal.uned.es/portal/page?_pageid=93,23569310&_dad=portal&_schema=PORTAL






13/3/20

CIF. Ofrece un marco de referencia conceptual para la información que es aplicable a la atención médica personal.



La información sobre la mortalidad (proporcionada por la CIE) y sobre las consecuencias de la salud (brindada por la CIF) se pueden combinar en una única medida de la salud de la población. 
Esta medida puede servir para conocer en todo momento cómo es esa salud y cómo se distribuye, así como para valorar las contribuciones de las diferentes causas de morbilidad y mortalidad. Por todas estas cuestiones la CIF ha pasado de ser una clasificación de “consecuencias de enfermedades” (versión de 1980) a una clasificación de “componentes de salud”. 
   
Los  componentes de salud identifican los constituyentes de la salud, mientras que las “consecuencias” se refieren al efecto debido a las enfermedades u otras condiciones de salud. Así, la
 CIF adopta una posición neutral en relación con la etiología, de manera que queda en manos de los investigadores desarrollar relaciones causales utilizando los métodos científicos apropiados.

De forma similar, este planteamiento es también diferente del abordaje basado en los determinantes de salud o en los factores de riesgo.

Para facilitar el estudio de los determinantes o factores de riesgo la CIF incluye una lista de factores ambientales que describen el contexto en el que vive el individuo.


Ofrece un marco de referencia conceptual para la información que es aplicable a la atención médica personal, incluyendo la prevención, la promoción de la salud y la mejora de la participación, eliminando o mitigando los obstáculos sociales y promoviendo el desarrollo de soportes sociales y elementos facilitadores.

También es relevante para el estudio de los sistemas de atención a la salud, tanto para la formulación como para la evaluación de políticas.


La principal novedad de la CIF es la consideración de los factores denominados contextuales que pueden tener una incidencia directa sobre el funcionamiento y la discapacidad. Estos factores pueden ser: 

- Factores ambientales: constituidos por el ambiente físico social y actitudinal en el que viven las personas. Son externos al individuo y pueden tener una influencia positiva o negativa en el funcionamiento de las personas.

 - Factores personales: que integran todas las características de un individuo que no forman parte de una condición o estado de salud (edad, sexo, estilos de vida, hábitos, educación, profesión, etc.). Este conjunto de factores contextuales pueden desempeñar un papel determinante en una condición de discapacidad.



_________
Fuentes para consulta:
- Clasificación Internacional del Funcionamiento, de la Discapacidad y de la Salud (CIF): https://www.mundoasperger.com/2016/02/clasificacion-internacional-del.html
- REAL PATRONATO SOBRE DISCAPACIDAD (Ed.) (2007). Conclusiones y propuestas de actuación. II Congreso Nacional sobre Universidad y Discapacidad. XI Reunión del Real Patronato sobre Discapacidad. Madrid: Editor.
- BARAÑANO, M. (ed.) (2006). Adaptar la igualdad, normalizar la diversidad. II Congreso Nacional sobre Universidad y Discapacidad. XI Reunión del Real Patronato sobre Discapacidad. Madrid: Vicerrectorado de Estudiantes, Universidad Complutense de Madrid.
- BARTON, L. (ed.), Cast. R. Filella (trad.) (1998). Discapacidad y Sociedad. Madrid: Morata.
- CENTRO ESPAÑOL DE DOCUMENTACIÓN SOBRE DISCAPACIDAD (2007). Conclusiones y propuestas de actuación. II Congreso Nacional sobre Universidad y Discapacidad y XI Reunión del Real Patronato sobre Discapacidad. Madrid: Autor.
- ATENCIÓN A LOS ESTUDIANTES CON DISCAPACIDAD EN LA UNIVERSIDAD. Orientaciones para el profesorado: http://portal.uned.es/portal/page?_pageid=93,23569310&_dad=portal&_schema=PORTAL
- UNIVERSIDAD DE ZARAGOZA (2008). III Congreso Nacional sobre Universidad y discapacidad. XII Reunión del Real Patronato sobre Discapacidad. Zaragoza: Autor.





11/3/20

La parte más moderada del espectro autista, o Asperger, no está exenta de dificultades y necesidades.



El síndrome de Asperger (SA) es el término utilizado para describir la parte más moderada y con mayor independencia de funcionamiento de lo que se conoce normalmente como el espectro autista.
Al igual que las demás condiciones registradas en dicho espectro se cree que el SA representa un trastorno del desarrollo con base neurológica, de causa desconocida en la mayoría de los casos, en el cual existen desviaciones o anormalidades en tres amplios aspectos: conexiones y habilidades sociales, el uso del lenguaje con fines comunicativos y ciertas características de comportamiento y de estilo relacionadas con rasgos repetitivos o perseverantes, así como una limitada pero intensa gama de intereses.


La presencia de estos tres tipos de disfunciones, cuyo grado puede ir de relativamente moderado a severo, es la que define clínicamente todos los trastornos del espectro autista, desde el SA o TEA1 hasta el TEA3.
No tiene cura conocida (y no se considera enfermedad), no hay causa conocida y no se sabe por qué se produce.

Solo podemos ayudar a estas personas a que tengan una vida lo más normal posible aprendiendo de forma mecánica aquellos conocimientos que otros  adquieren de forma natural y apoyándoles cuando se enfrentan a alguna dificultad. Por todo eso es importante que los padres, las parejas, los hermanos, los tutores, los profesores y, en general, todas las personas que forman parte de su entorno, estén informados de sus carencias y necesidades y sepan cómo ayudarles en cada situación.




10/3/20

Terapias sin aval que se nos venden como tratamiento y en realidad solo son fraudes.


Alrededor del autismo está habiendo multitud de intromisiones de "terapias" sin ningún tipo de aval científico como nadar con delfines o que un loro te enseñe a hablar que son muy atractivas pero poco eficaces, y que se aprovechan de la necesidad de las familias por ayudar a sus hijos con TEA, para lucrarse sin ningún tipo de escrúpulos. 
Los métodos avalados y las metodologías más válidas tienen evidencia científica e implican una intensidad de intervención amplia (20-25 horas semanales), están centrados en un objetivo concreto y muy determinado y desarrollados por profesionales cualificados.
Existe un importante mercado de métodos curativos y diagnósticos presentados como mecanismos curativos de validez demostrada por estudios, que en muchos casos utilizan métodos mágicos tradicionales, como la imposición de manos o procedimientos sin fundamento científico, como la radiestesia o el empleo de pirámides. La mayoría de estos curanderismos, cuya extensión creciente debe mucho a Internet, busca la credibilidad y el prestigio que tiene la ciencia, alegando por ejemplo desconocidas propiedades del agua, la supuesta acción de fenómenos cuánticos, o presuntas energías de naturaleza difusa.

Distinguir entre ciencia y pseudociencia tiene importancia práctica en áreas como la asistencia médica, el peritaje judicial, las políticas ambientales y la educación en ciencias. 


_________
- Muy Interesante. Victoria Ginzáles. "Los mayores fraudes científicos de la historia" en https://www.muyinteresante.es/ciencia/fotos/los-mayores-fraudes-cientificos-de-la-historia/1


9/3/20

¿La formalidad podría ser un rasgo mayoritario en las personas con síndrome de Asperger?


El síndrome de Asperger fue oficialmente reconocido en el Manual Estadístico de Diagnóstico de Trastornos Mentales (DSM) en su cuarta edición, en 1994. 
Este manual, que se usa a nivel internacional para el diagnóstico de enfermedades y problemas psicológicos, psiquiátricos y mentales, se revisa con cierta regularidad, ya que constantemente se describen nuevos trastornos. Está actualmente en su quinta edición, en la que la categoría de “síndrome de Asperger” ha desaparecido como entidad diferenciada pasando a formar parte de los trastornos del espectro autista, en los que el nivel de afectación y las ayudas que se requieran determinarán la gravedad del trastorno (grado 1, grado 2, etc.).
Los trastornos del espectro autista y el síndrome de Asperger tienen en común las dificultades en el área de comunicación y lenguaje, lo que no quiere decir que estas personas tengan problemas para hablar, sino que los tienen para regular socialmente lo que dicen. Les cuesta trabajo adaptar su lenguaje y por eso pueden hablar de la misma manera a un compañero de clase, a un profesor o a sus padres (hablan igual de formales con independencia del interlocutor) . Además, sobre todo los más jóvenes en el espectro autista, no entienden de dobles sentidos del lenguaje, ironías o refranes así que se incomodan cuando alguien utiliza estas expresiones. De todos modos esta dificultad, si se trabaja, suele superarse con relativa rapidez. Es más difícil superar las dificultades con la entonación o aprender a comprender la carga emocional de los mensajes.
Entre otras cosas a las personas en el espectro autista les cuesta adaptar el volumen de la voz al contexto en el que se encuentran (por eso es importante la terapia de integración auditiva), tienen dificultades para iniciar conversaciones o mantenerlas de forma adecuada, tienen pensamiento literal y rígido, pegado al significado textual, por lo que les resulta muy complicado extraer ideas o conclusiones que no se muestren de manera explícita. 
También presentan dificultades en las relaciones sociales y en la reciprocidad: tienen importantes problemas en esa capacidad de imaginar pensamientos, sentimientos y opiniones de otras personas pero es un mito que no les guste relacionarse: como casi todas las personas tienen la necesidad de pertenecer a un grupo pero estando en el espectro autista carecen de las habilidades para involucrarse. Para ellos éste es un mundo impredecible, en el que se sienten vulnerables e inseguros.

Las normas sociales y comunicativas las terminan aprendiendo y empleando, pero de manera mecánica, a través del entrenamiento. Intentan compensar sus carencias comportándose de forma excesivamente formal, s esfuerzan por ser sociales y acercarse a las personas, pero terminan haciéndolo con torpeza ya que, entre otras cosas, no saben interpretar las señales no verbales que infican lo que se espera de ellos, por lo que pueden terminar comportándose de manera inadecuada.
Debido a su inflexibilidad mental y comportamental las personas en el espectro autista no tienen las herramientas para generar alternativas o improvisar. Por eso las rutinas y ambientes predecibles les dan seguridad y tranquilidad, prefieren normalmente juegos mecánicos que juegos imaginativos y son inflexibles en las reglas.
Las personas con síndrome de Asperger generalmente tienen afectada el área de la coordinación motriz, fina y gruesa. Esto se manifiesta en rutinas y praxis de precisión como la escritura, subir y bajar cierres o amarrarse los cordones. En cuanto a la gruesa se observa falta de coordinación generalizada, forma inestable de caminar o correr y pocas habilidades deportivas en general. Estas dificultades no aparecen normalmente en otros niveles del espectro autista. Es vital la terapia ocupacional en estas dificultades concretas, en coordinación con otros especialistas.



8/3/20

La evolución de la persona con TDAH depende mucho de que reciba la educación y el tratamiento que precisa.


La sobremedicación en personas con TDAH es rampante, aunque lo cierto es que entre aquellos que tienen un verdadero caso resulta útil para tratar los síntomas. 
Sin embargo, incluso sin medicación es posible mitigar o eliminar las consecuencias negativas o síntomas que produce este trastorno ya que existen varios factores que ayudan a una buena evolución como el diagnóstico precoz, una educación coherente y competente por parte de los padres o la transmisión de valores positivos y estabilidad familiar. Por el contrario, un diagnóstico retardado o una educación demasiado permisiva o severa por parte de los padres pueden empeorar el pronóstico de TDAH. Por eso el adolescente con TDAH que no reciba tratamiento durante la infancia tendrá unos síntomas más marcados y podría mostrar otras alteraciones asociadas como dificultades para organizarse escolar y personalmente o empezar múltiples proyectos de forma simultánea, pero rara vez terminarlos o la tendencia a realizar conductas de riesgo: alcohol, adicción a sustancias, conducta antisocial…





_______
Fuentes:
- “Comorbilidad del trastorno del espectro autista y el déficit de atención con hiperactividad. Estudio de revisión” Carmen Berenguer-Forner, Ana Miranda-Casas, Gema Pastor-Cerezuela, Rocío Roselló-Miranda. Rev Neurol 2015; 60 (Supl 1): S37-S43 Ver original: http://www.neurologia.com/pdf/Web/60S01/bnS01S037.pdf
- El trastorno por déficit de atención (TDAH) en la población pediátrica: http://www.mundoasperger.com/2017/08/el-trastorno-por-deficit-de-atencion.html
- El TDAH y tú, Periodico digital 20 minutos: http://www.tdahytu.es/
- TDAH. Trastorno por déficit de atención e hiperactividad vs. Asperger: http://www.mundoasperger.com/2017/01/tdah-trastorno-por-deficit-de-atencion.html
- IV Jornadas "Experiencias de apoyo al éxito educativo y la convivencia" de Fanuesca.org: http://www.fanuesca.org
- A través de la Clínica Neurometrics y la Fundación Cadah: R. Caballero Andaluz, “Comorbilidad y diagnóstico diferencial en el Sindrome de Asperger“.
Síndrome invisible. 2013, Sánchez-Pardíñez, S., Psylicom Ediciones, colección de materiales para TEA.
- Dificultad e importancia de distinguir un TEA de un TDAH: http://www.mundoasperger.com/2017/02/dificultad-e-importancia-de-distinguir.html
- Déficit en la función ejecutiva de las personas con TDAH o con síndrome de Asperger: http://www.mundoasperger.com/2017/05/funcion-ejecutiva-en-las-personas-con.html
- Ygual-Fernández, Miranda-Casas y Cervera-Mérida, Lenguaje y TDAH. En Trastornos del lenguaje, Fernando Mulas editor.
- A través de la Clínica Neurometrics y la Fundación Cadah: R. Caballero Andaluz, “Comorbilidad y diagnóstico diferencial en el Sindrome de Asperger“.
- J. Artigas-Pallares, K. Gacria Nonell. E. Rigau Ratera. “Comorbilidad en el TDAH”.
http://www.tdahytu.es/, Periodico digital 20 minutos.
- Libro Mundo Asperger y otros mundos, de Sacha Sánchez-Pardíñez; sección de trastornos comórbidos.





7/3/20

Potencial de las personas en el espectro autista para integrarse en sociedad.



Si las personas con trastorno de Asperger o con TEA son atendidas adecuadamente desde la infancia, pueden alcanzar un alto grado de integración social.
Algunos son licenciados, diplomados, ingenieros, informáticos, técnicos de otras profesiones, y desempeñan trabajos útiles a la sociedad. Pero si estas personas no son atendidas, es fácil que acaben en la exclusión social, en la indigencia, o vegetando en su casa, especialmente si las familias no cuentan con los medios adecuados, o cuando los padres son ancianos o han fallecido. La complejidad del síndrome supera la capacidad de la mayoría de las familias.

De ahí la importancia de una institución de apoyo que tutele sus necesidades, y propicie que puedan alcanzar su máximo potencial.


______
- Asperger como etiqueta: https://www.mundoasperger.com/2016/01/asperger-como-etiqueta.html
- Evolución de la persona con síndrome de Asperger hasta la edad adulta en:
https://www.mundoasperger.com/2017/04/el-autismo-del-adulto-deja-de-ser.html?m=1
- Diagnóstico:  http://www.mundoasperger.com/2017/07/el-diagnostico-del-sindrome-de-asperger.html
- 10 signos frecuentes en niñas y niños con trastornos del espectro autistahttps://www.mundoasperger.com/2019/08/10-signos-frecuentes-en-ninas-y-ninos.html



6/3/20

Trastornos específicos del desarrollo del lenguaje y afasia.



El trastorno específico del lenguaje o TEL fue rebautizado por Bishop como «trastorno pragmático del lenguaje».

Pero no hay consenso sobre la existencia de este síndrome (Marc Monfort) con independencia de los trastornos específicos del lenguaje, aunque la evolución a largo plazo de estos niños y niñas hacia una normalización progresiva constituye el argumento principal de los defensores de su existencia y el principal rasgo diferenciador respecto a los menores en espectro autista con problemas de lenguaje.


Sin embargo, teniendo en cuenta la afectación pragmática en el lenguaje de una persona con TEL, se entiende la confusión diagnóstica entre TEL y Asperger que se produce en ocasiones.



Los TEL se conocen también como «disfasias» o como «trastornos específicos del desarrollo del lenguaje (TEDL)» y se reserva el término «afasia» para denominar la pérdida de lenguaje previamente adquirido a consecuencia de lesiones cerebrales focales.

5/3/20

Castigos colectivos a estudiantes. Inadecuados e ineficientes.



Maestros y profesores con alumnos disruptivos os recuerdo que castigar a todo el grupo por un mal comportamiento de un individuo no es una estrategia docente correcta.
Eso de "como algunos os portáis mal os voy a bajar 1 punto la nota" genera odio entre pares y no resuelve nada.
Además esa estrategia evidencia que no tenéis recursos.
Estáis castigando (o al menos asustando) a quien no lo merece y fomentando conflictos entre los alumnos.
#HázteloMirar


Redefiniendo el síndrome de Asperger::

Técnicamente el síndrome de Asperger (SA) es un trastorno del espectro autista (TEA). Se trata de un trastorno que se manifiesta con la incapacidad para comunicarse convencionalmente, dificultades para asumir habilidades sociales de forma natural y también dificultades para comprender la conducta social de los demás.
Por ejemplo, en el lenguaje de las personas con Asperger están presentes una serie de alteraciones como el uso excesivamente formal, rebuscado o pedante; las dificultades para iniciar una conversación o para dejar de hablar y ceder el turno a otros cuando la conversación gira en torno un tema de interés restrictivo de la persona en cuestión; etc.

Las personas con síndrome de Asperger normalmente sienten la necesidad de tenerlo todo estructurado en su cabeza para poderlo comprender. prácticamente todos tienen intereses peculiares, restrictivos, único o incluso obsesivos; muchos son torpes debido a problemas de motricidad; la mayoría no juegan en grupo y tampoco se les dan bien los deportes (aunque insistimos en que siempre hay excepciones).

Tener síndrome de Asperger, y/o un hijo/a con síndrome de Asperger, incide en las relaciones personales de la unidad familiar, dificulta la socialización de todos sus miembros, la educación del menor resulta estresante y genera ansiedad, sobre todo si el centro escolar no colabora para cubrir sus necesidades educativas especiales y son alumnos que mayoritariamente padecen acoso escolar.

El Asperger no tiene consideración de enfermedad sino de síndrome (conjunto de síntomas) y la diversidad de funcionamiento va a estar ahí por siempre aunque, gracias a terapias, intervención y la ayuda familiar y profesional, sus dificultades pueden aminorar con el tiempo (y mucho trabajo y esfuerzo) y mantener lo que se llama "una vida normal". La media de edad ronda los 5 o 6 años cuando se produce el diagnóstico (mucho más tarde en el caso de las chicas porque sus rasgos son más sutiles y los diagnosticadores aún no están suficientemente entrenados para percibirlos) aunque sus rasgos especiales suelen hacerse patentes a partir de los 3 años de edad. Algunos de estos niños y niñas presentan comportamientos “especiales” casi desde su nacimiento (por ejemplo hiperactividad y déficit de atención en alguna época, un comportamiento excesivamente infantil para su edad, aprenden a leer solos (hiperlexia), no miran a los ojos al hablar (mirada anómala), tienen rabietas que para los demás son incomprensibles y desmesuradas, son muy literales, etc. y cuándo no, ni sobre qué temas es apropiado hacerlo según el contexto, ni cuándo intervenir o cómo iniciar una conversación. Los gestos, el rostro y las expresiones corporales de los demás les resultan confusos a menudo porque la mayoría de personas con síndrome de Asperger solo interpretan el lenguaje verbal (las palabras) y no comprenden bien el no verbal. Por tanto, aunque su semántica sea rica (normalmente tienen un vocabulario incluso mucho mejor que la de sus iguales) y su sintaxis correcta (saben perfectamente construir una oración y expresarse de forma normativamente correcta a nivel sintáctico y semántico) fallan estrepitosamente en la pragmática. Eso hace que su comportamiento social parezca “anormal”.

El conjunto de rasgos (o síntomas) más importantes del síndrome de Asperger son:

1. Deficiencias sociales: carecen de recursos para interpretar las señales sociales y el lenguaje no verbal por lo que su lenguaje pragmático falla. Esto significa que a la hora de interpretar emociones pueden errar o no saber cómo expresar las suyas propias.

2. A menudo no reconocen signos del intercambio de la toma de turno por lo que no saben cuándo pueden hacerlo. Son literales, mucho más cuanto menos edad tengan. Las personas con síndrome de Asperger entienden el lenguaje verbal sin poder interpretar su componente prevaricador (las mentiras, las frases hechas, las metáforas, los juegos de palabras, etc.). Como no comprenden bromas, sobreentendidos, lenguaje metafórico, chistes, etc. y tampoco comprenden conceptos abstractos casi siempre son incapaces de intuir lo que otros piensan o cómo se sienten los demás, lo cual significa que tienen graves problemas en lo que se conoce como "teoría de la mente".

3. Tienen focos de interés absorbentes. Se interesan por cuestiones que a otras personas les podrían parecer irrelevantes y llegan a convertir esos temas en verdaderas pasiones y en intereses exclusivos, focalizando todo su interés en el aprendizaje de tantos datos como caigan en sus manos o en actividades de colección sobre esas áreas de interés. Adquieren conocimientos muy concretos hasta llegar a ser verdaderos expertos y, a la vez, a veces ignoran aquellos otros temas que no les interesan en absoluto (esto puede desembocar en fracaso escolar). Consiguiendo que sus intereses particulares formen parte de su aprendizaje pueden llegar a realizar estudios superiores con éxito y si además esos intereses absorbentes los pueden utilizar en el entorno laboral serán personas eficaces y muy útiles en su trabajo.

4. Establecen rituales muy estrictos: necesitan rutinas, si sus costumbres, sus horarios o sus actividades varían, y no se les ha anticipado que habrá un cambio, experimentan ansiedad. Pequeñas diferencias en su rutina, que aparentemente no tienen importancia, a ellos/as les pueden llegar a alterar muchísimo. Necesitan saber en todo momento qué día de la semana es, qué actividades tienen previsto hacer en ese día, etc. Eso hace necesaria la anticipación de los cambios: si por cualquier causa se van a alterar sus rutinas conviene explicárselo con antelación para no provocarles ansiedad.

5. La mayoría de personas con síndrome de Asperger presentan motricididad dañada en mayor o menor medida: son torpes y patosos. De ahí que por lo general los juegos en grupo y los deportes se les den mal. Eso agrava el problema de socialización porque sus compañeros de juegos les rechazan en sus equipos e, incluso, llegan a prohibirles la participación. Los adultos suelen tropezar, los niños se caen y se golpean a menudo, les cuesta aprender a montar en bici, atarse los cordones de los zapatos o abotonarse la ropa. Con el tiempo, la práctica y mucha insistencia se mejoran mucho las habilidades motrices pero suele quedar cierta torpeza en la edad adulta.
Por lo demás… son personas con sus capacidades cognitivas intactas. No hay ningún rasgo físico que les diferencie de los otros niños y pasan desapercibidos en el grupo aunque se les suele clasificar como “raritos” o “excéntricos”. La mayoría de personas con síndrome de Asperger tiene una memoria excepcional por lo que suelen aprender muchísimos datos (especialmente sobre sus temas de interés). Su memoria es sobre todo visual-espacial así que recuerdan pequeños detalles que los demás no recordamos. Sin embargo necesitan adquirir habilidades sociales, y requieren apoyo terapéutico/psicológico prácticamente toda su vida, por lo que es importante ponerles en manos de profesionales tan pronto como sean diagnosticados y trabajar individualmente las dificultades concretas que presenta cada persona en particular.
No sirven generalizaciones de cara a la intervención: hay que concretar las dificultades de cada uno y enfocarse en ellas para ayudar de verdad a esa persona.




Licencia de contenido:

Creative Commons License

This work is licensed under a Creative Commons Attribution 4.0 International License.
Puede reproducir cualquier contenido de este espacio siempre y cuando cite la fuente. Los contenidos que pertenecen a otros autores y que se han compartido aquí estarán sujetos a sus propios derechos.