Aviso: se emplea en este espacio ocasionalmente el neutro (acabado en -o) porque así se evita la tediosa lectura que podría suponer el uso de ambos términos en todas las ocasiones (niño/a, alumnos y alumnas, etc). El contenido de MuNDo AsPeRGeR está protegido por Creative Commons Attribution 4.0 International. Puede compartir libremente cualquier contenido citando la fuente. Encontrará la bibliografía al pie cada artículo.



29/6/19

Misofonia, un grave problema para las personas con trastornos del espectro autista.



La misofonía es una reacción exagerada a sonidos muy específicos dentro de un contexto cotidiano y normal. Dr. David Ezpeleta (1). 
Es el odio a sonidos específicos como por ejemplo clicar un boli, el golpeteo de un lápiz, ruidos nasales, carraspeo, succión de alimentos o bebidas, ladridos y taconeos entre otros. 
Mientras que en algunos casos son algunos de estos sonidos los que despiertan esta sensación de ira o de ansiedad algunos de los que la padecen únicamente experimentan aversión cuando proceden de determinadas personas. De ahí que la convivencia con quien produce los ruidos pueda ser incluso inviable. Como estrategia algunos de los pacientes emplean auriculares con música o cascos de cancelación de sonido por ejemplo a la hora de comer (para no escuchar el sonido que tanto les desagrada).


Las personas con este problema reaccionan con desagradado, ansiedad, sudoración e incluso ira y elevaciones de la tensión arterial y la temperatura a sonidos tan triviales como los que produce otra persona al masticar, respirar, silbar, separar los labios o dar golpes con los dedos sobre una mesa. Además, existe un componente psicológico de animadversión, pues es habitual que la misofonía se produzca ante estímulos sonoros banales producidos por la pareja o familiares cercanos. La ocasional asociación con el trastorno obsesivo compulsivo, los autismos, el síndrome de Tourette o la ansiedad nos habla de conductas premonitorias y por ende de evitación. Así, el mero hecho de intuir que determinado sonido se va a producir adelanta las consecuencias del síntoma. 
Es importante destacar que la misofonia no implica una activación significativa del sistema auditivo; de ahí que no necesariamente las personas que padecen misofonía tengan por qué tener problema auditivo alguno, aunque hay casos en los que coinciden. Además, la misofonia no hace que la persona sienta fobia o miedo hacia un determinado ruido, simplemente rechazo o aversión. La principal diferencia entre la misofonía y otros trastornos auditivos como la hiperacusia y la fonofobia es que la primera es una respuesta desproporcionada a sonidos específicos sea cual sea la intensidad de los mismos. 
   Aunque la misofonia pueda guardar alguna similitud con otras dolencias auditivas como el tinnitus y la hiperacusia las personas con misofonía no padecen en líneas generales ningún trastorno psiquiátrico y existen algunas terapias que ayudan a los pacientes a reducir sus respuestas ante los sonidos de activación. En la hiperacusia también existe una respuesta exagerada a los sonidos ambientales, con frecuencia referida en forma de dolor, pero en este caso se perciben con mayor intensidad y afecta a la mayoría de los sonidos, sin selectividad. 
   Los pacientes con fonofobia tienen reacciones de ansiedad y en sentido estricto miedo ante determinados estímulos sonoros. Por otro lado, el acúfeno es un trastorno diferente que, si bien puede relacionarse con los anteriores, no proviene de un estímulo externo sino que el paciente percibe un sonido interno, un ruido abstracto, que se hace más intenso en situaciones de silencio sonoro. 


En las terapias por lo general suele ser beneficioso que también participen los miembros de la familia del afectado o la afectada para lograr entender que el paciente no es consciente de su sensación de ira, que es un acto involuntario, resultante del estrés del sonido. 
(1) El Dr. David Ezpeleta es neurólogo en el Hospital Universitario Quirónsalud Madrid y miembro activo de la Sociedad Española de Neurología.


________
Fuentes: 
- El Mundo. Cuando los sonidos triviales provocan ansiedad e ira:
https://www.elmundo.es/vida-sana/mente/2016/03/12/56d432f422601d8b7f8b45cf.html
- Hipersensibilidad sensorial en el síndrome de Asperger. Una tortura: https://www.mundoasperger.com/2016/07/hipersensibilidad-sensorial-en-el.html
- Los problemas sensoriales en el autismo. Impacto en la vida diaria y estrategias para mejorar: https://www.mundoasperger.com/2017/04/los-problemas-sensoriales-en-el-autismo.html


No hay comentarios:

Publicar un comentario