Aviso: se emplea en este espacio ocasionalmente el neutro (acabado en -o) porque así se evita la tediosa lectura que podría suponer el uso de ambos términos en todas las ocasiones (niño/a, alumnos y alumnas, etc). El contenido de MuNDo AsPeRGeR está protegido por Creative Commons Attribution 4.0 International. Puede compartir libremente cualquier contenido citando MuNDo AsPeRGeR o al autor del texto. Encontrará las fuentes que usamos nosotros al pie cada artículo.


5/1/19

Programas de refuerzo educativo (PRE).




La intervención educativa debe contemplar como principio la diversidad del alumnado, entendiendo que de este modo se garantiza el desarrollo de todos y todas a la vez con una atención personalizada en función de las necesidades de cada alumno/a. Hasta ahora el sistema no funciona y, sin embargo, está regulado por leyes y normativas autonómicas y nacionales que pretenden específicamente este objetivo. La duda es si no se aplican, si se aplican mal si están mal concebidas o si no valen para nuestro sistema educativo y social.
"Hoy día parece por todos asumida la necesidad de educar y atender de forma adecuada a todas las personas, al menos hasta una cierta edad, para lo que es necesario proceder por parte del centro y del profesorado a las adecuaciones necesarias para responder a todo el alumnado, haciendo que nuestras escuelas no sólo admitan a todos, sino que realmente sean escuelas para todos y adaptando el sistema a las personas, en lugar de que sean éstas las que se adapten". Francisco Tortosa Nicolás. La escolarización de este alumnado se debe realizar procurando los contextos más normalizados y con inclusión plena, inclusión con apoyos, modalidad combinada con aulas abiertas específicas, aulas abiertas específicas, modalidad combinada con centro de educación especial y en última instancia en centro de educación especial. En esta intención de dar una respuesta adecuada al continuo de necesidades educativas de los alumnos con TEA en los centros educativos hay que revisar algunas de las adaptaciones curriculares más recomendables. En la medida que se tengan en cuenta las necesidades de los alumnos con TEA en la toma de decisiones curriculares (proyecto educativo, proyectos curriculares de etapa y ciclo) o de aula (programación de aula) serán menos necesarios los ajustes individuales para estos alumnos.
   Cuando hablamos de intervención educativa nos referimos a todas aquellas acciones educadoras que contribuyen al aprendizaje del niño/a y a la mejora de su autonomía. Estas acciones pueden darse de una manera formal y planificada en los colegios, en otro tipo de ámbitos no formales como son las ludotecas, las instalaciones deportivas, campamentos, etc. o también de una manera más espontánea e informal en su vida cotidiana junto con la familia, en el barrio jugando con otros niños, etc. Uno de los sistemas de intervención educativa es el programa de refuerzo educativo (PRE) que tiene como objetivo complementar el proceso educativo que cada alumno desarrolle en su centro escolar con el fin de mejorar sus recursos personales y así obtener un mejor rendimiento académico, siendo atendido por el equipo de profesores y mejorando la metodología de apoyo en el estudio con técnicas pedagógicas innovadoras y útiles. Este programa está destinado para el refuerzo y apoyo de alumnos/as de primaria, secundaria y bachillerato y es una medida fundamental en el proceso de enseñanza y de aprendizaje. 



Por un lado, sabemos que las diferencias individuales y los diferentes ritmos de aprendizaje del alumnado originan situaciones que el profesorado debe afrontar y adoptar aquellas medidas educativas que contribuyan al pleno desarrollo académico, personal y social de cada uno de sus alumnos. Por otro lado, sabemos que la dedicación de los docentes a la atención directa del alumnado debe ser con la realización de actividades de apoyo para el alumnado con necesidades educativas. En este sentido, y partiendo de la normativa de referencia, el alumnado que acceda a un ciclo con una evaluación negativa deberá recibir los apoyos necesarios para la recuperación de la misma así que los centros docentes deben adoptar todas las medidas organizativas a su alcance para facilitar el desarrollo de estas actividades. Por ejemplo, la escolarización del alumnado con necesidades específicas de apoyo educativo que se incorpora de forma tardía al sistema educativo se realizará atendiendo a sus circunstancias, conocimientos, edad e historial académico. De hecho la escolarización del alumnado que presenta dificultades específicas de aprendizaje se regirá por los principios de normalización e inclusión y debe asegurar su no discriminación así como la igualdad efectiva en el acceso y permanencia en el sistema educativo (en decir, la Administración DEBE garantizar la EQUIDAD educativa). 

Las administraciones educativas, con el fin de facilitar la accesibilidad al currículo, establecerán los procedimientos oportunos cuando sea necesario realizar adaptaciones significativas de los elementos del currículo, a fin de atender al alumnado con necesidades educativas especiales que las precise. Dichas adaptaciones se realizarán buscando el máximo desarrollo posible de las competencias; la evaluación continua y la promoción tomarán como referente los elementos fijados en dichas adaptaciones. Los grupos de refuerzo educativo se formarán con los alumnos que propongan los tutores, en base a los resultados obtenidos por los alumnos en las pruebas de evaluación inicial y los resultados de la evaluación final del curso anterior. Se estima conveniente que este análisis sea realizado cuanto antes para que los grupos de refuerzo puedan comenzar a funcionar
durante el primer trimestre del curso. También debe tenerse presente que el número de alumnos de los grupos de refuerzo educativo no debe ser superior a 15 para que puedan cumplirse los objetivos, que concretamente en un programa de refuerzo educativo serían:
   - Paliar las dificultades que el alumno/a pueda presentar en las áreas instrumentales para la adquisición de los aprendizajes propios de su nivel de escolarización.(Programa de refuerzo de las áreas instrumentales básicas).
   - Reducir el desfase curricular del alumno/a hasta el nivel de escolarización actual al finalizar el curso.(Programa de refuerzo para la recuperación de los aprendizajes no adquiridos).
   - Adoptar una metodología que neutralice las dificultades presentadas durante el curso pasado (Planes específicos individualizados para el alumnado que no promociona).
   - Profundizar en el conocimiento individualizado que el tutor/a tiene del alumno/a.
   - Individualizar la enseñanza y motivar al alumno o alumna.
   - Coordinar el trabajo de todos los profesionales que intervienen con el alumno/a.
   - Orientar a las familias del alumno/a sobre el proceso de aprendizaje de su hijo/a y el modo en el que deben colaborar.
   - Orientar al alumno/a sobre hábitos y técnicas de estudio.
En cualquier caso los alumnos con adaptaciones curriculares significativas deberán superar la evaluación final para poder obtener el título correspondiente. El alumnado que no acceda al ciclo siguiente por no haber alcanzado el desarrollo correspondiente de las competencias básicas y el adecuado grado de madurez también deberá recibir un plan específico, que será elaborado por el profesorado del grupo, de acuerdo con los criterios establecidos por el Claustro de profesores y con el asesoramiento del Servicio Psicopedagógico Escolar (SPE) autorizado.


También corresponde a las Administraciones educativas adoptar las medidas necesarias para identificar al alumnado con altas capacidades intelectuales y valorar de forma temprana sus necesidades, adoptar planes de actuación, así como programas de enriquecimiento curricular adecuados a dichas necesidades, etc. La escolarización del alumnado con altas capacidades intelectuales se podrá flexibilizar en los términos que determine la normativa vigente; dicha flexibilización podrá incluir tanto la impartición de contenidos y adquisición de competencias propios de cursos superiores como la ampliación de contenidos y competencias del curso corriente, así como otras medidas para las que se tendrá en consideración el ritmo y estilo de aprendizaje del alumnado que presenta altas capacidades intelectuales y del alumnado especialmente motivado por el aprendizaje. Por tanto no solo debe atenderse las necesidades del alumnado con discapacidad intelectual sino que también es obligación de la Administración atender las necesidades del alumnado con superdotación intelectual o altas capacidades intelectuales.
En el caso de que exista déficit intelectual o problemas de aprendizaje quienes presenten un desfase en su nivel de competencia curricular de más de dos años podrán ser escolarizados en el curso inferior al que les correspondería por edad pero siempre teniendo en cuenta que para este alumnado se adoptarán las medidas de refuerzo necesarias que faciliten su integración escolar y la recuperación de su desfase y que le permitan continuar con aprovechamiento sus estudios.
 
Los programas de refuerzo para la recuperación de los aprendizajes no adquiridos deben considerar que:
   1. El alumnado que promocione sin haber superado todas las áreas o materias seguirá un programa de refuerzo destinado a la recuperación de los aprendizajes no adquiridos y deberá superar la evaluación correspondiente a dicho programa. 
   2. Los programas de refuerzo para la recuperación de los aprendizajes no adquiridos incluirán el conjunto de actividades programadas para realizar el seguimiento, el asesoramiento y la atención personalizada al alumnado con áreas o materias pendientes de cursos anteriores, así como las estrategias y criterios de evaluación. 
   3. En el caso de áreas y materias no superadas que tengan continuidad en el curso siguiente, el profesorado responsable de estos programas será su tutor o tutora, o los maestros y maestras especialistas, en la etapa de educación primaria y el profesorado de la materia correspondiente en educación secundaria obligatoria. 
   4. En el supuesto de materias que no tengan continuidad en el curso siguiente el programa de refuerzo para la recuperación de los aprendizajes no adquiridos se asignará a un profesor o profesora del departamento correspondiente. 
   5. El alumnado de educación secundaria obligatoria que no obtenga evaluación positiva en el programa de recuperación a la finalización del curso podrá presentarse a la prueba extraordinaria de la materia correspondiente. A tales efectos, el profesor o profesora que tenga a su cargo el programa elaborará un informe sobre los objetivos y contenidos no alcanzados y la propuesta de actividades de recuperación.

Los mecanismos de refuerzo que deberán ponerse en práctica tan pronto como se detecten dificultades de aprendizaje en cualquier alumno o alumna, de cualquier edad, podrán ser tanto organizativos como curriculares y podrán considerarse medidas como el apoyo en el grupo ordinario, los agrupamientos flexibles o las adaptaciones del currículo. Con todo esto se personaliza el itinerario y aprendizaje del alumnado y se posibilita la titulación y el acceso a enseñanzas profesionales (o esa es la idea) pero, por otro lado, estos programas acaban dirigiéndose a un perfil de alumnado con unas características concretas, un currículo específico, etc. así que no estamos asegurando el acceso, la participación y el aprendizaje de todos los estudiantes en un contexto inclusivo sino que, al final, estamos diferenciando a estos niñas y niñas del resto. Dentro de la regulación y límites establecidos por las Administraciones educativas y en función de la programación de la oferta educativa que establezca cada Administración educativa los centros docentes podrán complementar los contenidos de los bloques de asignaturas troncales, específicas y de libre configuración autonómica y configurar su oferta formativa; diseñar e implantar métodos pedagógicos y didácticos propios y determinar la carga horaria correspondiente a las diferentes asignaturas. Las Administraciones educativas fomentarán la calidad, equidad e inclusión educativa de las personas con discapacidad, de acuerdo a las normativas autonómicas, en general promueven que haya igualdad de oportunidades y no discriminación por razón de discapacidad, que existan medidas de flexibilización y alternativas metodológicas, adaptaciones curriculares, accesibilidad universal, diseño universal, atención a la diversidad y todas aquellas medidas que sean necesarias para conseguir que el alumnado con discapacidad pueda acceder a una educación de calidad en igualdad de oportunidades. Por ejemplo, la finalidad de la Educación Primaria es facilitar a los alumnos y alumnas los aprendizajes de la expresión y comprensión oral, la lectura, la escritura, el cálculo, la adquisición de nociones básicas de la cultura, y el hábito de convivencia así como los de estudio y trabajo, el sentido artístico, la creatividad y la afectividad, con el fin de garantizar una formación integral que contribuya al pleno desarrollo de la personalidad de los alumnos y alumnas y de prepararlos para cursar con aprovechamiento la Educación Secundaria Obligatoria. La acción educativa en esta etapa procurará la integración de las distintas experiencias y aprendizajes del alumnado y se adaptará a sus ritmos de trabajo del mismo. de hecho, corresponde a las Administraciones educativas adoptar las medidas necesarias para identificar al alumnado con dificultades específicas de aprendizaje y valorar de forma temprana sus necesidades. En esta etapa (educación primaria) se pondrá especial énfasis en la atención a la diversidad del alumnado, en la atención individualizada, en la prevención de las dificultades de aprendizaje y en la puesta en práctica de mecanismos de refuerzo tan pronto como se detecten estas dificultades. Se prestará especial atención a la atención personalizada de los alumnos y alumnas, a la realización de diagnósticos precoces y al establecimiento de mecanismos de refuerzo para lograr el éxito escolar.


Las Administraciones educativas deben garantizar el derecho de los alumnos y alumnas a una evaluación objetiva (2) y a que su dedicación, esfuerzo y rendimiento sean valorados y reconocidos con objetividad. Para ese fin la evaluación de los procesos de aprendizaje del alumnado debe ser y global, así como tener en cuenta el progreso en el conjunto de las áreas educativas y no solo las calificaciones obtenidas en las pruebas de evaluación. En el contexto del proceso de evaluación continua, cuando el progreso de un alumno o alumna no sea el adecuado, se establecerán medidas de refuerzo educativo. Estas medidas se adoptarán en cualquier momento del curso escolar, tan pronto como se detecten las dificultades y estarán dirigidas a garantizar la adquisición de las competencias imprescindibles para continuar el proceso educativo (1). Es por eso que deben establecerse las medidas más adecuadas para que las condiciones de realización de las evaluaciones se adapten a las necesidades del alumnado con necesidades específicas de apoyo educativo. De hecho, en el contexto del proceso de evaluación continua, cuando el progreso de un alumno o alumna no sea el adecuado se deben establecer medidas de refuerzo educativo sea cual sea el momento del curso (tan pronto como se detecten las dificultades) y estarán dirigidas a garantizar la adquisición de las competencias imprescindibles para continuar el proceso educativo. Así que los maestros y maestras han de evaluar tanto los aprendizajes del alumnado como los procesos de enseñanza y su propia práctica docente. Volvemos a preguntarnos... ¿Esto se hace?  
La coordinación y la comunicación son los ejes esenciales del programa de refuerzo educativo. La retroalimentación entre las partes será la que lleve a introducir los cambios oportunos en lo programado a fin de asegurar el objetivo, que es procurar que el alumnado para el que se programa adquiera los aprendizajes no adquiridos y supere las dificultades. Los padres, madres o tutores del alumnado con necesidades especiales educativas (en realidad de todo el alumnado) pueden y deben participar de forma activa tanto en la educación de sus hijos e hijas como en la toma de decisiones que concierne a su educación e integración en e sistema educativo. Recuerde que de conformidad con lo establecido en el artículo 4.2.e) de la Ley Orgánica 8/1985, de 3 de julio, reguladora del Derecho a la Educación, los padres, madres o tutores legales deberán participar y apoyar la evolución del proceso educativo de sus hijos o tutelados, así como conocer las decisiones relativas a la evaluación y promoción, y colaborar en las medidas de apoyo o refuerzo que adopten los centros para facilitar su progreso educativo, y tendrán acceso a los documentos oficiales de evaluación y a los exámenes y documentos de las evaluaciones que se realicen a sus hijos o tutelados. Del contenido de los programas y planes a que se refieren las leyes y ordenamientos que regulan la educación española se informará al alumnado y a sus padres y madres o tutores legales al comienzo del curso escolar o, en su caso, en el momento de incorporación del alumnado a los mismos, de acuerdo con el procedimiento que establezca el centro en su proyecto educativo. Asimismo, con el objetivo de mejorar el rendimiento del alumnado y los resultados de estos planes y programas, el centro facilitará la suscripción de compromisos educativos con las familias.


_________
Notas:

   (1) Decreto 97/2015, de 3 de marzo, por el que se establece la ordenación y el currículo de la educación Primaria en la comunidad Autónoma de Andalucía.
   (2) NORMATIVA LEGAL:
   - Ley orgánica 2/2006, de educación.
   - Decreto 38/2008, de 28 de marzo, por el que se establece el Currículo del segundo ciclo
de la Educación Infantil.
   - Decreto 111/2007, por el que se establece el Currículo de la Educación Primaria.
   - Orden 13/2007, de 13 de diciembre sobre la Evaluación en Educación Primaria.
   - Orden 29 de junio de 1992 por la que se aprueban las instrucciones que regulan la organización y el funcionamiento de los centros docentes.
   - Real Decreto 126/2014, de 28 de febrero, por el que se establece el currículo básico de la Educación Primaria recoge sus directrices.

_____________
Fuentes:
- Qué intervención educativa se recomienda emplear con los TEA según la Federación Autismo España: https://www.mundoasperger.com/2018/07/que-intervencion-educativa-se.html
- Intervención educativa en el alumnado con trastornos del espectro autista, guía de Francisco Tortosa Nicolá: https://www.mundoasperger.com/2017/10/intervencion-educativa-en-el-alumnado.html
 Refuerzo educativo.Isabel Perea Benedí, Orientadora EOE Albaicín-Centro Rosalba Olmedo Arrufat. Orientadora EOE Montefrío: https://equipotecnicoorientaciongranada.files.wordpress.com/2014/11/refuerzo-educativo.pdf
- Intervención educativa en los TEA con sistemas aumentativos. Teacch y Pecs: https://www.mundoasperger.com/2011/01/intervencion-educativa-en-los-tea.html
- Guía de Intervención con el alumnado de altas capacidades en Educación Secundaria Obligatoria: https://www.mundoasperger.com/2018/05/guia-de-intervencion-con-el-alumnado-de.html
- El Programa de Refuerzo Educativo tiene como objetivo complementar el proceso educativo: http://sabius.es/programa-refuerzo-educativo/






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Redefiniendo el síndrome de Asperger::

Técnicamente el síndrome de Asperger (SA) es un trastorno del espectro autista (TEA). Se trata de un trastorno que se manifiesta con la incapacidad para comunicarse convencionalmente, dificultades para asumir habilidades sociales de forma natural y también dificultades para comprender la conducta social de los demás.
Por ejemplo, en el lenguaje de las personas con Asperger están presentes una serie de alteraciones como el uso excesivamente formal, rebuscado o pedante; las dificultades para iniciar una conversación o para dejar de hablar y ceder el turno a otros cuando la conversación gira en torno un tema de interés restrictivo de la persona en cuestión; etc.

Las personas con síndrome de Asperger normalmente sienten la necesidad de tenerlo todo estructurado en su cabeza para poderlo comprender. prácticamente todos tienen intereses peculiares, restrictivos, único o incluso obsesivos; muchos son torpes debido a problemas de motricidad; la mayoría no juegan en grupo y tampoco se les dan bien los deportes (aunque insistimos en que siempre hay excepciones).

Tener síndrome de Asperger, y/o un hijo/a con síndrome de Asperger, incide en las relaciones personales de la unidad familiar, dificulta la socialización de todos sus miembros, la educación del menor resulta estresante y genera ansiedad, sobre todo si el centro escolar no colabora para cubrir sus necesidades educativas especiales y son alumnos que mayoritariamente padecen acoso escolar.

El Asperger no tiene consideración de enfermedad sino de síndrome (conjunto de síntomas) y la diversidad de funcionamiento va a estar ahí por siempre aunque, gracias a terapias, intervención y la ayuda familiar y profesional, sus dificultades pueden aminorar con el tiempo (y mucho trabajo y esfuerzo) y mantener lo que se llama "una vida normal". La media de edad ronda los 5 o 6 años cuando se produce el diagnóstico (mucho más tarde en el caso de las chicas porque sus rasgos son más sutiles y los diagnosticadores aún no están suficientemente entrenados para percibirlos) aunque sus rasgos especiales suelen hacerse patentes a partir de los 3 años de edad. Algunos de estos niños y niñas presentan comportamientos “especiales” casi desde su nacimiento (por ejemplo hiperactividad y déficit de atención en alguna época, un comportamiento excesivamente infantil para su edad, aprenden a leer solos (hiperlexia), no miran a los ojos al hablar (mirada anómala), tienen rabietas que para los demás son incomprensibles y desmesuradas, son muy literales, etc. y cuándo no, ni sobre qué temas es apropiado hacerlo según el contexto, ni cuándo intervenir o cómo iniciar una conversación. Los gestos, el rostro y las expresiones corporales de los demás les resultan confusos a menudo porque la mayoría de personas con síndrome de Asperger solo interpretan el lenguaje verbal (las palabras) y no comprenden bien el no verbal. Por tanto, aunque su semántica sea rica (normalmente tienen un vocabulario incluso mucho mejor que la de sus iguales) y su sintaxis correcta (saben perfectamente construir una oración y expresarse de forma normativamente correcta a nivel sintáctico y semántico) fallan estrepitosamente en la pragmática. Eso hace que su comportamiento social parezca “anormal”.

El conjunto de rasgos (o síntomas) más importantes del síndrome de Asperger son:

1. Deficiencias sociales: carecen de recursos para interpretar las señales sociales y el lenguaje no verbal por lo que su lenguaje pragmático falla. Esto significa que a la hora de interpretar emociones pueden errar o no saber cómo expresar las suyas propias.

2. A menudo no reconocen signos del intercambio de la toma de turno por lo que no saben cuándo pueden hacerlo. Son literales, mucho más cuanto menos edad tengan. Las personas con síndrome de Asperger entienden el lenguaje verbal sin poder interpretar su componente prevaricador (las mentiras, las frases hechas, las metáforas, los juegos de palabras, etc.). Como no comprenden bromas, sobreentendidos, lenguaje metafórico, chistes, etc. y tampoco comprenden conceptos abstractos casi siempre son incapaces de intuir lo que otros piensan o cómo se sienten los demás, lo cual significa que tienen graves problemas en lo que se conoce como "teoría de la mente".

3. Tienen focos de interés absorbentes. Se interesan por cuestiones que a otras personas les podrían parecer irrelevantes y llegan a convertir esos temas en verdaderas pasiones y en intereses exclusivos, focalizando todo su interés en el aprendizaje de tantos datos como caigan en sus manos o en actividades de colección sobre esas áreas de interés. Adquieren conocimientos muy concretos hasta llegar a ser verdaderos expertos y, a la vez, a veces ignoran aquellos otros temas que no les interesan en absoluto (esto puede desembocar en fracaso escolar). Consiguiendo que sus intereses particulares formen parte de su aprendizaje pueden llegar a realizar estudios superiores con éxito y si además esos intereses absorbentes los pueden utilizar en el entorno laboral serán personas eficaces y muy útiles en su trabajo.

4. Establecen rituales muy estrictos: necesitan rutinas, si sus costumbres, sus horarios o sus actividades varían, y no se les ha anticipado que habrá un cambio, experimentan ansiedad. Pequeñas diferencias en su rutina, que aparentemente no tienen importancia, a ellos/as les pueden llegar a alterar muchísimo. Necesitan saber en todo momento qué día de la semana es, qué actividades tienen previsto hacer en ese día, etc. Eso hace necesaria la anticipación de los cambios: si por cualquier causa se van a alterar sus rutinas conviene explicárselo con antelación para no provocarles ansiedad.

5. La mayoría de personas con síndrome de Asperger presentan motricididad dañada en mayor o menor medida: son torpes y patosos. De ahí que por lo general los juegos en grupo y los deportes se les den mal. Eso agrava el problema de socialización porque sus compañeros de juegos les rechazan en sus equipos e, incluso, llegan a prohibirles la participación. Los adultos suelen tropezar, los niños se caen y se golpean a menudo, les cuesta aprender a montar en bici, atarse los cordones de los zapatos o abotonarse la ropa. Con el tiempo, la práctica y mucha insistencia se mejoran mucho las habilidades motrices pero suele quedar cierta torpeza en la edad adulta.
Por lo demás… son personas con sus capacidades cognitivas intactas. No hay ningún rasgo físico que les diferencie de los otros niños y pasan desapercibidos en el grupo aunque se les suele clasificar como “raritos” o “excéntricos”. La mayoría de personas con síndrome de Asperger tiene una memoria excepcional por lo que suelen aprender muchísimos datos (especialmente sobre sus temas de interés). Su memoria es sobre todo visual-espacial así que recuerdan pequeños detalles que los demás no recordamos. Sin embargo necesitan adquirir habilidades sociales, y requieren apoyo terapéutico/psicológico prácticamente toda su vida, por lo que es importante ponerles en manos de profesionales tan pronto como sean diagnosticados y trabajar individualmente las dificultades concretas que presenta cada persona en particular.
No sirven generalizaciones de cara a la intervención: hay que concretar las dificultades de cada uno y enfocarse en ellas para ayudar de verdad a esa persona.




Licencia de contenido:

Creative Commons License

This work is licensed under a Creative Commons Attribution 4.0 International License.
Puede reproducir cualquier contenido de este espacio siempre y cuando cite la fuente. Los contenidos que pertenecen a otros autores y que se han compartido aquí estarán sujetos a sus propios derechos.