contenido de la página

Translate


Aviso: se emplea en este blog, ocasionalmente, el neutro o masculino (acabado en -o) en los términos que admiten ambos géneros, sin que ese uso gramatical esconda una discriminación sexista sino porque, dado que la lengua castellana no proporciona expresiones neutras para indicar ambos sexos, así se evita la tediosa lectura que podría suponer el uso de ambos términos en todas las ocasiones (niño/a, los hombres y mujeres, los alumnos y las alumnas, etc.)

23/10/17

Inteligencia, superdotación (altas capacidades intelectuales) y déficit intelectual.


La inteligencia es la capacidad de razonamiento abstracto.
La inteligencia general es un elemento universal en todas las pruebas.
   Los superdotados son sensibles, empáticos, impulsados por la necesidad de crear significado en sus vidas, defensores de la justicia, aprendices de por vida, pensadores profundos. Son niños con una habilidad enorme para asimilar conceptos nuevos y una gran sensibilidad, pero a veces también tienen problemas de aprendizaje porque la escuela les aburre.


Las personas con altas capacidades intelectuales tienen buenos razonamientos, aprenden rápido, presentan un vocabulario extenso y una excelente memoria, pero también tienen sensibilidad, perseverancia, creatividad, imaginación muy viva y gran sentido del humor. Suelen ser niños con fuerte curiosidad que aprenden, en buena medida, por su cuenta, con habilidad numérica y una amplia gama de intereses. Descubrir si un niño tiene altas capacidades no es sencillo pero hay signos que pueden dar pistas. «Son niños con mucho interés por conocer, que aprenden como esponjas, pero a menudo no quieren ir al colegio, precisamente porque se aburren, porque los contenidos les parecen tremendamente repetitivos», comenta Isabel Ancillo, psicóloga experta en la detección de altas capacidades. Estos niños suelen decir sus primeras palabras antes de cumplir el medio año y a menudo muestran «una gran sensibilidad e intensidad emocional» desde muy pequeños, que se traduce, por ejemplo, en una hiperpercepción de sonidos u olores y una gran capacidad de empatía. Además, también sienten pronto interés por contenidos que sobrepasan el ámbito de lo infantil y pueden llegar a ser desobedientes e incluso desafiantes si no consideran justos los argumentos que se les ofrecen. «Pero no hay que pensar que estos niños no tienen problemas de aprendizaje porque la desmotivación que a veces les genera el entorno escolar, el hecho de que en clase se repasen conceptos que ellos han retenido a la primera, puede conducirles al fracaso», apunta Marta García, especialista en Pedagogía Terapéutica. «Pueden ser niños inquietos, que molesten en clase, porque lo que les pasa es que se aburren». Lo ideal siempre es estimular sus capacidades para que los niños puedan desarrollar todo su potencial y, a la vez, eliminar la frustración que puede producirles el desajuste con el aprendizaje ordinario. Un niño superdotado necesita una formación diferenciada pero aunque los colegios tienen previstos algunos recursos para atender sus necesidades -como la adaptación curricular-, la realidad es que en muchas ocasiones estos casos ni se detectan ni se abordan adecuadamente. ↓


 
En lo que a nosotros nos ocupa cabe recordar que se logró diferenciar el autismo de la discapacidad intelectual cuando el doctor Kanner, por primera vez en el año 1943, describió unas características específicas - distintas del cuadro clínico de de la psicosis o la esquizofrenia infantil - que denominó «autismo precoz infantil». Hans Asperger en esa misma época describió un cuadro similar que llamó «psicopatía autista», indicando claramente que no se trataba de un déficit cognitivo sino de una «anomalía» de su constitución psicológica. Así, la razón diferencial del autismo es la desconexión del sujeto sin déficit mental que lo justifique. Se podría decir que pudiendo neurológica y funcionalmente evolucionar con normalidad algo enigmático de su forma de ser impide el desarrollo. El término psicosis quedó relegado a un concepto que incluía síntomas y conductas que se expresan como delirios, alucinaciones, lenguaje incoherente o conducta catatónica.
   Cada vez más estudios desafían la visión recurrente de que el autismo es incompatible con el desarrollo de una verdadera la inteligencia. Del mismo modo, los hallazgos también desafían la idea de que las fortalezas de las personas con autismo se limitan a la memorización o a islas aisladas de capacidad. En cambio, hay evidencia de que el razonamiento complejo y novedoso así como las habilidades para la solución de problema pueden ser importantes en el autismo.


   En los primeros meses de vida ya se puede detectar la superdotación intelectual. Hay indicadores como la alta cantidad de llanto cuando son recién nacidos, el estado de alerta, la preferencia por nuevos estímulos, una atención prolongada, curiosidad o habilidades tempranas del lenguaje receptivo. Son niños de sonrisa temprana y necesidad reducida de sueño. ↓


   La falta de rendimiento es el principal factor de riesgo en los niños con altas capacidades. Forzamos a nuestros niños superdotados a patrones de rendimiento inferior al negarse a permitirles avanzar a su propio ritmo y aprender conceptos más complejos. Se sienten forasteros, no encajan con los demás. Si no son aceptados por sus diferencias, y no encuentran a otros como ellos, se deprimen y se angustian. Según el punto de vista de Ancillo y García, no se puede establecer un diagnóstico definitivo de altas capacidades antes de los 6 o los 7 años, ya que previamente, «los niños pueden mostrar un desarrollo precoz que más tarde no continúa, que se estanca». Además de niños con altas capacidades hay chicos y chicas que pueden despuntar por tener un talento determinado, como por ejemplo para las matemáticas, la música o el deporte.
   Muchos estudios han establecido que hasta un 70% de las personas con autismo presentan una discapacidad intelectual que puede oscilar desde tener un cociente intelectual afectado en el rango de ligero hasta un grado profundo. Las nuevas investigaciones sugieren un porcentaje menor que el citado, pero esto podría deberse a que se ha incluido el Asperger y el autismo de alto funcionamiento en un solo espectro (trastornos del espectro autista) y, por tanto, ya que en estos trastornos la inteligencia no se ve afectada, el porcentaje global de discapacidad intelectual en el conjunto ha disminuido. Por lo general se entiende que en el espectro autista hay trastornos en los que el cociente intelectual se ve gravemente afectado y otros en los que no hay afectación o ésta es mínima. Así, en el caso del síndrome de Asperger, la persona presentará una inteligencia normal, a veces incluso superior a la media, y el cociente se verá disminuido así como aumente el grado de afectación en el espectro, siendo menor en los casos de autismo de Kanner que en los autismos de alto funcionamiento, etc. El grado de posible discapacidad intelectual asociada tiene importancia a la hora de determinar el tipo de apoyos que van a ser necesarios e influye en el pronóstico que se va a hacer en relación a la vida adulta de la persona. La capacidad intelectual en el autismo puede ser armónica o disarmónica, con “picos” aislados de marcada competencia.

 Linda Silverman.

La norteamericana Linda Silverman ha dedicado su vida al estudio de los superdotados intelectuales. Psicóloga clínica de formación y fundadora del Centro de Desarrollo de la Superdotación, con sede en Denver (Colorado) y del Instituto para el Estudio del Desarrollo Avanzado, ha publicado cientos de libros y artículos. Una de sus últimas obras, titulada al español Talento 101 se ha convertido en un superventas. Silverman visitó España para impartir una conferencia durante el Congreso Internacional sobre Altas Capacidades y Superdotación.

"Los niños con altas capacidades son sensibles, empáticos, aprendices de por vida y pensadores profundos". Linda Silverman.

Afirma que los superdotados son personas con capacidades excepcionales para el razonamiento abstracto y con un desarrollo asincrónico, es decir, no parejo. La singularidad de los superdotados los hace particularmente vulnerables y requiere modificaciones en la crianza y la enseñanza para que puedan desarrollarse óptimamente. ↓


   Las estimaciones del número de estudiantes superdotados que abandonan el colegio oscilan entre el 1% y el 5% de la población en los Estados Unidos. Los profundamente superdotados están en mayor riesgo de abandono escolar, incluso con casos en los que aparecen variables como la depresión y las ideas suicidas. Un número considerable de estos jóvenes acaban en los tribunales de menores.
   La falta de rendimiento es un problema omnipresente porque son innumerables los casos de desvanecimiento de talento, aquellos niños cuyo talento se pierde por falta de detección.
   Adelantar cursos escolares es una medida que se toma en España muy poco a menudo, y muchos profesores no están de acuerdo con ello. A Silverman le parece que esta aceleración es excelente ya que es la medida a tomar que más estudios a favor de su efectividad tiene en favor de los superdotados.



No hay una sola prueba de que los niños superdotados encajen mejor con otros niños de su edad que con otros mayores: ser superdotado consiste en tener una edad mental más alta que la cronológica, por lo que prefieren amigos mayores, y son mucho más felices y exitosos cuando se les permite aprender del trabajo avanzado con estos estudiantes mayores.
   Es difícil criar a un niño superdotado en una sociedad que no reconoce ni apoya estas altas capacidades. Definitivamente es un problema, no una ventaja. Un estudiante con alto rendimiento en sus estudios puede percibirse como una ventaja para los padres, sin embargo, la alta capacidad intelectual y el alto rendimiento no son lo mismo. Los niños pueden ser estudiantes de alto rendimiento teniendo una alta inteligencia según la media y una ética del trabajo fuerte. Las altas capacidades no son iguales al éxito, que proviene del trabajo duro, la ambición, una situación favorable a nivel económico en la familia, y, en cierta medida, la suerte. Es un error pensar en el talento como el potencial para el éxito.
   Entre los factores de riesgo en un niño con alto cociente intelectual la falta de rendimiento es el principal. "Forzamos a nuestros niños superdotados a patrones de rendimiento inferior al negarse a permitirles avanzar a su propio ritmo y aprender conceptos más complejos. Nada se gana haciendo que un niño superdotado vuelva a aprender lo que ya sabe. Y acaban soñando despiertos, esperando que sus compañeros se pongan al día o simplemente perdiendo el tiempo. Cuando el trabajo es demasiado fácil, los superdotados no luchan, lo que significa que no están aprendiendo nada. La depresión, la ansiedad y el suicidio son otros factores de riesgo. Los niños superdotados son forasteros, no encajan con los demás. Si no son aceptados por sus diferencias, y no encuentran a otros como ellos, se deprimen y se angustian." Silverman. ↓


   En el caso de los trastornos del espectro autista en el diagnóstico diferencial se usa el cociente intelectual como elemento de valoración aunque no de diagnóstico, así como la adquisición de lenguaje o la torpeza motora, ya que los problemas de adquisición de lenguaje son propios de grados más elevados de afectación en el espectro autista y, sin embargo, la torpeza motora es una característica casi exclusiva del síndrome de Asperger.


El grado de posible discapacidad intelectual asociada tiene importancia a la hora de determinar el tipo de apoyos que van a ser necesarios e influye en el pronóstico que se va a hacer en relación a la vida adulta de la persona y el caso de inteligencia superior o altas capacidades que se da a menudo con el síndrome de Asperger también requerirá una intervención específica para disminuir el aislamiento social y el fracaso escolar. De hecho el DSM-V requiere que el diagnóstico de TEA especifique si se acompaña de discapacidad intelectual. Sin embargo, esto es difícil de determinar. Los resultados de las evaluaciones realizadas varían muchísimo  dependiendo del instrumento utilizado para medir inteligencia.
   El desarrollo de escalas que sean capaces de capturar las diferencias individuales entre los niños afectos de TEA es importantísimo  para comprender los distintos fenotipos del autismo y para dirigir las oportunas intervenciones conductuales, educativas y farmacológicas.








___________
Fuentes:
La Opinión de A Coruña:
https://www.google.es/amp/amp.laopinioncoruna.es/contraportada/2017/08/05/dificil-criar-superdotado-sociedad-cree/1206033.htmlhttp://www.laopinioncoruna.es/contraportada/2017/08/05/dificil-criar-superdotado-sociedad-cree/1206033.html
- Instrumentos de medición del cociente intelectual. Consideraciones sobre el cociente intelectual. http://www.mundoasperger.com/2017/02/instrumentos-de-medicion-del-cociente.html
Consideraciones sobre el cociente intelectual en los TGD (ahora TEA). https://www.google.es/url?sa=t&rct=j&q=&esrc=s&source=web&cd=1&cad=rja&uact=8&ved=0ahUKEwiL-dHqyoPXAhVIkRQKHcvvAvQQFggnMAA&url=http%3A%2F%2Fwww.mundoasperger.com%2F2016%2F03%2Fconsideraciones-sobre-el-cociente.html&usg=AOvVaw3v-z5olY74ThhepTPO2jVQ
- Inteligencia divergente: http://www.mundoasperger.com/2017/07/inteligencia-divergente.html
- Mundo Asperger y otros mundos. Sacha Sánchez-Pardíñez, Valencia, España, 2016.
- Anne-Marie Nader, Vale´rie Courchesne, Michelle Dawson , Isabelle Soulie`res (2014) Does WISC-IV Underestimate the Intelligence of Autistic Children? J Autism Dev Disord DOI 10.1007/s10803-014-2270-z
- Instrumentos de medición del cociente intelectual. De http://biblioteca.brincar.org.ar/el-wisc-iv-subestima-la-inteligencia-de-los-ninos-con-autismo/
- Diario El Mundo. Cómo puedes saber si tu hijo es superdotado. 20 noviembre 2017, por Cristina G. Lucio: http://www.elmundo.es/papel/historias/2017/11/20/5a11b10a468aeb77118b45ab.html?cid=ADSEM2710101&cid=ADSEM2710101&cid=ADSEM2710101