Translate

Aviso: se emplea en este blog, ocasionalmente, el neutro o masculino (acabado en -o) en los términos que admiten ambos géneros, sin que ese uso gramatical esconda una discriminación sexista sino porque, dado que la lengua castellana no proporciona expresiones neutras para indicar ambos sexos, así se evita la tediosa lectura que podría suponer el uso de ambos términos en todas las ocasiones (niño/a, los hombres y mujeres, los alumnos y las alumnas, etc.). Recuerde que el contenido de MuNDo AsPeRGeR está protegido por Creative Commons Attribution 4.0 International License por lo que puede compartir libremente cualquier contenido siempre y cuando cite la fuente original.

5/5/19

Intervención sobre los problemas alimenticios y la hiperselectividad alimentaria de los niños y niñas en el espectro autista.




La intervención sobre los problemas de alimentación requiere hacer de las horas de las comidas momentos relajados y agradables, situaciones en las que el acto de comer suponga un momento de relación personal intensa y agradable. 
Es importante ofrecer una valoración individualiza de cada caso concreto para examinar rutinas ya que cambiar de sabores, olores, sensaciones táctiles o, simplemente, de condiciones estimulares visuales del plato puede constituir un reto para el sistema cognitivo de las personas de corta edad con autismo, que presentan una dificultad cognitiva central, que explicaría muchas de las alteraciones conductuales que presentan algunos niños en lo referente a la alimentación.
   El terapeuta o la persona encargada de la alimentación nunca debe aceptar sentirse retado por la conducta del niño o niña, imponiendo la ingesta por un principio de fuerza, sino por un principio de autoridad basado en el conocimiento, la perseverancia y la serenidad.


Las condiciones de aprendizaje deben mantenerse muy controladas en las primeras sesiones o fases del proceso. En función de la respuesta del niño, se van flexibilizando posteriormente, ya que hay algunos niños que exigen condiciones altamente estructuradas durante meses, mientras que otros consiguen adaptarse a la toma de nuevos alimentos –en condiciones altamente estructuradas– en pocas semanas.
"La intervención en la alimentación debe de hacerse de manera rápida y temprana para poder revertir el problema lo antes posible. Lo más importante y que hay que destacar, es que en un principio el déficit de alimentación puede no ser considerado un problema grave, sin embargo, si no se interviene lo antes posible, puede ir agravándose hasta llegar a la malnutrición e incluso a la desnutrición, siendo entonces un problema grave que afecta al correcto desarrollo del menor.Federación Autismo Madrid. 


Lo recomendable para esta intervención sería aplicar:
   - Normas básicas de alimentación.
   - Método tiempo fuera en situaciones de máxima irritabilidad.
   - Actitud de los padres neutral (sin grandes enfados o signos de alegría).
   - Evitar que el niño o niña ejerza el control.
   - Alimentos no como premio por haber hecho algo adecuado. No ofrecer recompensa por comer determinada comida.
   - Ofrecer otro alimento hasta que no se coma lo que rechaza crea mucho estrés y no soluciona el problema.


En muchos casos podemos conseguir el paso de la alimentación muy selectiva a otra más natural, aunque puedan persistir preferencias y selectividades especiales durante años. El proceso suele ser lento, y aunque la evolución es muy variable en función del niño, puede suponer un esfuerzo de uno o dos años por parte de los responsables, sin embargo “merece la pena”, ya que las satisfacciones para la familia y el propio niño son muy importantes.
   Además a los hábitos alimenticios afectan también ciertos miedos y fobias relacionadas con estímulos sociales (por ejemplo no ir al supermercado por fobia, o a otros sitios con gente, llevaría a pedir comida a domicilio, que por lo general es "comida basura" y a un descontrol respecto a la alimentación y los hábitos alimenticios). Algunas tendencias habituales de los progenitores de forzar a los niños a comer y a restringir el acceso a determinados alimentos que no son recomendables, ya que, por una parte, pueden facilitar la sobrealimentación y posibles aversiones y, de la otra, generar un interés excesivo en alimentos poco saludables.


"La hiperselectividad alimenticia está asociada a la diversidad de los alimentos que come el niño. La comprensión visual que tienen los niños de los alimentos por su forma, color, apariencia, así como la dificultad para la integración sensorial en su conjunto, hace que muchos alimentos sean rechazados; también la a los cambios y la restricción de sus intereses, son desencadenantes de la hiperselectividad." Federación Autismo Madrid.
________
Fuentes:
- Trastornos de la conducta alimentaria en la persona con Asperger/TEA: https://www.mundoasperger.com/2018/06/trastornos-de-la-conducta-alimentaria.html
- Guía de alimentación de 0 a 3 años. Descarga en  https://goo.gl/Rh7fYe
- "Trastornos de la conducta alimentaria", Dª María Merino, en el I Simposio Asperger Femenino, Sevilla, Mayo 2018.
- Problemas de alimentación en niños con disfunciones sensoriales: http://kiddos.com.mx/2016/07/04/problemas-de-alimentacion-en-ninos-con-disfunciones-sensoriales/
- Recomendaciones para la alimentación en la primera etapa. 0 a 3 años: https://www.mundoasperger.com/2017/11/recomendaciones-para-la-alimentacion-en.html
- Los problemas de alimentación en niños pequeños con autismo. Breve guía de intervención, por Mª Rosa Ventoso, Centro Leo Kanner y la Asociación de Padres de Personas con Autismo (APNA): http://www.astus.org/feaps/FeapsDocumentos.NSF/08db27d07184be50c125746400284778/5b4cc4e52720f30ac125784500348d7a/$FILE/Art%C3%ADculo%20Ventoso.pdf



No hay comentarios:

Publicar un comentario