Aviso: se emplea en este espacio ocasionalmente el neutro (acabado en -o) porque así se evita la tediosa lectura que podría suponer el uso de ambos términos en todas las ocasiones (niño/a, alumnos y alumnas, etc). El contenido de MuNDo AsPeRGeR está protegido por Creative Commons Attribution 4.0 International. Puede compartir libremente cualquier contenido citando la fuente. Encontrará la bibliografía al pie cada artículo.



13/12/19

Solapamiento entre trastornos específicos del lenguaje y trastorno del espectro autista.



La interconexión de los trastornos del espectro autista, TEA, y los trastornos del desarrollo del lenguaje (TEL) ha sido históricamente un problema de interés y objeto de investigación. 
De hecho sigue siendo un problema para el diagnóstico. 


Se entiende por trastorno específico del lenguaje (TEL) al que se da en niños y niñas con un lenguaje retrasado, inusual o anormal, con problemas significativos y duraderos, con dificultades en el desarrollo del lenguaje que no pueden ser suficientemente justificados por alguna causa física (retraso intelectual, privación socio-afectiva u otros trastornos psicopatológicos) y se reserva el término “afasia” para denominar concretamente la pérdida de lenguaje, previamente adquirido, a consecuencia de lesiones cerebrales focales.
La definición del TEL es fundamentalmente negativa (criterio de exclusión) ya que se diagnostica con TEL al niño o niña con un trastorno del lenguaje evidente que, por lo demás, oye normalmente, o al menos suficientemente bien, quiere comunicarse, no tiene déficit intelectual, ningún tipo de trastorno neurológico ni obstáculo anatómico que impida la producción del habla.

 


En niños pequeños, que presentan un retraso del lenguaje (afectando fundamentalmente al lenguaje receptivo) y que no tienen lenguaje expresivo, diferenciar entre un trastorno del lenguaje receptivo-expresivo y un TEA es extremadamente difícil, especialmente por la posibilidad de que puedan asociarse ambos trastornos de forma comórbida (ambos a la vez).  Hay distintos problemas de lenguaje en el autismo y a menudo existe un solapamiento genético entre el TEA y los trastornos del lenguaje. 





No hay comentarios:

Publicar un comentario