25/8/19

Los criterios diagnósticos más aceptados para los trastornos del espectro autista.




En el DSM-V los criterios diagnósticos de los trastornos del espectro autista son cinco. Además, en el diagnostico se debe especificar el nivel de severidad del trastorno. 
Respecto al nivel de severidad se especifica la cantidad de ayuda o soporte que cada persona requiere, pudiendo establecerse desde el nivel 1, con poca necesidad de apoyo, al nivel 3, que equivaldría a una gran necesidad de apoyo externo. 


Los criterios diagnósticos del DSM-V incluyen:
1) Déficits persistentes en comunicación social e interacción social cuya severidad se basa en la alteración social y comunicativa así como en la presencia de patrones de comportamientos repetitivos y restringidos a lo largo de múltiples contextos, según se manifiestan en los siguientes síntomas actuales o pasados:
     - Déficits en reciprocidad socioemocional; rango de comportamientos que van desde mostrar acercamientos sociales inusuales o problemas para mantener el flujo conversacional hasta una disposición reducida por compartir intereses, emociones y afecto. Incluye el fallo para iniciar la interacción social o para responder a ella.
     - Déficits en conductas comunicativas no verbales usadas en la interacción social. Se trata del rango de comportamientos como mostrar dificultad para integrar conductas comunicativas verbales y no verbales, anomalías en el contacto visual o en el lenguaje corporal, déficits en la comprensión y en el uso de gestos y una falta total de expresividad emocional o de comunicación no verbal.
     - Déficits para desarrollar, mantener y comprender relaciones expresadas con dificultades para ajustar el comportamiento a diferentes contextos sociales; dificultades para compartir juegos de ficción o para hacer amigos y ausencia aparente de interés en la gente.
2) Patrones de comportamientos repetitivos y restringidos de conductas, actividades e intereses, cuya severidad se basa en la alteración social y comunicativa y en la presencia de patrones de comportamientos repetitivos y restringidos que se manifiestan en al menos dos de los siguientes síntomas, actuales o pasados: movimientos motores, uso de objetos o habla estereotipados o repetitivos; insistencia en la igualdad, adherencia inflexible a rutinas o patrones de comportamiento verbal y no verbal ritualizado; intereses altamente restringidos, obsesivos, que son anormales por su intensidad o su foco; Hiper o hipo reactividad sensorial o interés inusual en aspectos sensoriales del entorno.
3) Los síntomas deben estar presentes en el período de desarrollo temprano.
4) Los síntomas causan alteraciones clínicamente significativas a nivel social, ocupacional o en otras áreas importantes del funcionamiento actual.
5) Estas alteraciones no se explican mejor con otros diagnósticos, como por la presencia de una discapacidad intelectual (trastorno del desarrollo intelectual) o un retraso global del desarrollo.


No se puede obviar que cada clínico ha desarrollado sus propias teorías dando lugar por ejemplo a casos curiosos como la existencia de criterios diagnósticos diferentes (aunque coincidentes en parte) de Gilberg, de Gray, Atwood et alii., para un único síndrome (Asperger). 
Tenga en cuenta, además, que discapacidad intelectual y el trastorno del espectro de autismo con frecuencia co-ocurren. 
Para hacer un diagnóstico de comorbilidad de trastorno del espectro de autismo y discapacidad intelectual la comunicación social debe estar por debajo de lo esperado en función del nivel general de desarrollo. Recuerde también que el deterioro/retraso del lenguaje no es un criterio necesario para el diagnóstico del trastorno del espectro autista (TEA) así que cualquier persona que muestre los rasgos de Asperger con buen lenguaje y cociente intelectual (CI), pero con un deterioro significativo de la comunicación social e intereses y conductas restrictivas, cumple los criterios de TEA.






___
Otros artículos:
- El autismo se caracteriza por tres síntomas principales: https://www.mundoasperger.com/2019/08/el-autismo-se-caracteriza-por-tres.html 

3 comentarios:

Juan José Cura dijo...

Me molesta de sobremanera cuando se utiliza en el intento de clasificar, nombres que en vez de aclarar oscurecen.
De entrada creo contradictorio si lo que se busca es integración y comprensión del asunto que para aquello que se está denominando asperger, en cuya clasificación me incluyo se utilice la palabra autismo. Cualquier persona que googlee, se encuentra con definiciones como esta: Trastorno psicológico que se caracteriza por la intensa concentración de una persona en su propio mundo interior y la progresiva pérdida de contacto con la realidad exterior.
Me pregunto cuántas de las personas diagnosticadas como asperger se reconocen en esta definición. Y si alguno se reconoce pregunto si eso corresponde a su naturaleza cognitiva o si acaso fue un recurso que necesitó desarrollar para sobrevivir en sociedades en momentos de máxima estructuración, tal la crisis de este final de paradigma.
¿si un niño va a sus padres y les cuenta que tiene un compañerito que le han diagnosticado autismo, no resulta probable que sus padres le indiquen que ese niño lo que le sucede es que no está viendo la realidad???
Lo mismo sucede con términos como “intereses restringidos”. ¿No se trata acaso de observar al vaso medio vacío?. ¿No sería más acertado hablar de atención super concentrada en algunos temas que por alguna razón responde a curiosidad sobre temas en la necesidad de comprensión le resultan significativos?. ¿No se ha hablado lo suficiente en el pasado siglo del quantun de energía que tenemos disponible y no resulta obvio que si las emociones, los deseos y la curiosidad nos hace hacer foco en determinadas cosas pueda suceder que no tengamos tanta capacidad de foco para otras cuestiones a las que solo accedemos utilizando nuestra voluntad para enfocar en ellos?. ¿Qué suceda ese fenómeno que logre una super –concentración en algunos temas nos permita acceder a muchas más premisas y matices que si enfocásemos más en la superficie y las formas?. ¿no es comprensible que si sobre determinados temas contamos con cantidad superior de premisas y variables porque nuestra atención responde a emociones necesitamos de mayores tiempos de elaboración y eso nos genere conflicto por el estrés reinante donde se premia a la rapidez mental tal si fuera puro virtuosismo?? ¿vamos a llamar a eso retraso?
Son muchas las décadas que tengo dos intereses concentrados sobre los que gira toda la investigación y el estudio de campo que vengo realizando desde hace 4 décadas. Uno de ellos fue esta característica cognitiva y ese interés concentrado fue resultado de mi necesidad de supervivencia.
Creo que lo de las clasificaciones sirven como caminos para pensar, pero toca descubrir mucho antes de poner nuevos nombres, pero creo conviene aclarar que la psiquiatría y la neurología en este tema está en pañales y de lo que se trata es de un simple intento de aproximación a la problemática, que para mi manera de ver, más que una problemática es como un esbozo del tipo de inteligencia que tocará para transitar el paradigma que está comenzando y del que todas las personas son capaces, apenas logren limpiar el vínculo entre ambos hemisferios del cerebro.
¿Qué nos cuesta seguir conversaciones cuando estas responde a estructuras de pasatiempo, tal supo definirlas Berne en el pasado siglo? (aunque dichas teorías en el afán de comercializar fueron mutando en formas y perdiendo contenido?. ¿Qué no tenemos mucho registro de cómo es la mecánica de los juegos que juegan los neuroTípicos en la necesidad de dar con los estímulos que por mandato tienen permitido?
Da para escribir horas sobre el tema. Esto no es más que un pobre intento de síntesis

Juan José Cura dijo...

pegaré en siguiente el texto antes publicado y mejorado

Juan José Cura dijo...

Me molesta de sobremanera cuando se utiliza en el intento de clasificar, nombres que en vez de aclarar oscurecen.
De entrada creo contradictorio si lo que se busca es integración y comprensión del asunto que para aquello que se está denominando asperger, en cuya clasificación me incluyo, se utilice la palabra autismo. Cualquier persona que googlee la palabra "autismo" se encuentra con definiciones como esta: "Trastorno psicológico que se caracteriza por la intensa concentración de una persona en su propio mundo interior y la progresiva pérdida de contacto con la realidad exterior".

Me pregunto cuántas de las personas diagnosticadas como asperger se reconocen en esta definición. Y si alguno se reconoce pregunto si eso corresponde a su naturaleza cognitiva o si acaso fue un recurso que necesitó desarrollar para sobrevivir en sociedades en momentos de máxima estructuración, tal la crisis de este final de paradigma.
¿si un niño va a sus padres y les cuenta que tiene un compañerito que le han diagnosticado autismo, no resulta probable que sus padres le indiquen que ese niño lo que le sucede es que no está viendo la realidad???
Lo mismo sucede con términos como “intereses restringidos”. ¿No se trata acaso de observar al vaso medio vacío?. ¿No sería más acertado hablar de atención super concentrada en algunos temas que por alguna razón responde a curiosidad sobre temas en la necesidad de comprensión le resultan significativos?. ¿No se ha hablado lo suficiente en el pasado siglo del quantun de energía que tenemos disponible y no resulta obvio que si las emociones, los deseos y la curiosidad nos hace hacer foco en determinadas cosas pueda suceder que no tengamos tanta capacidad de foco para otras cuestiones a las que solo accedemos utilizando nuestra voluntad para enfocar en ellos?. ¿Qué suceda ese fenómeno que logre una super –concentración en algunos temas nos permita acceder a muchas más premisas y matices que si enfocásemos más en la superficie y las formas?. ¿no es comprensible que si sobre determinados temas contamos con cantidad superior de premisas y variables porque nuestra atención responde a emociones necesitamos de mayores tiempos de elaboración y eso nos genere conflicto por el estrés reinante donde se premia a la rapidez mental tal si fuera puro virtuosismo?? ¿vamos a llamar a eso retraso?
Son muchas las décadas que tengo dos intereses concentrados sobre los que gira toda la investigación y el estudio de campo que vengo realizando desde hace 4 décadas. Uno de ellos fue esta característica cognitiva y ese interés concentrado fue resultado de mi necesidad de supervivencia.
Creo que lo de las clasificaciones sirven como caminos para pensar, pero toca descubrir mucho antes de poner nuevos nombres, pero creo conviene aclarar que la psiquiatría y la neurología en este tema está en pañales y de lo que se trata es de un simple intento de aproximación a la problemática, que para mi manera de ver, más que una problemática es como un esbozo del tipo de inteligencia que tocará para transitar el paradigma que está comenzando y del que todas las personas son capaces, apenas logren limpiar el vínculo entre ambos hemisferios del cerebro.
¿Qué nos cuesta seguir conversaciones cuando estas responde a estructuras de pasatiempo, tal supo definirlas Berne en el pasado siglo? (aunque dichas teorías en el afán de comercializar fueron mutando en formas y perdiendo contenido). Pues esos pasatiempos que son como charlas introductoras a juegos sociales y ya están definidas, consisten en un intercambio de estímulos que para nosotros no son emociones que sirvan para alimentarse de manera afectiva. ¿Qué no tenemos mucho registro de cómo es la mecánica de los juegos que juegan los neuroTípicos en la necesidad de dar con los estímulos que por mandato tienen permitido?
Da para escribir horas sobre el tema. Esto no es más que un pobre intento de síntesis


El contenido de MuNDo AsPeRGeR está protegido pero puede compartirlo libremente citando la página y/o al autor del texto. Las imágenes pertenecen a sus autores.