Aviso: se emplea en este espacio ocasionalmente el neutro (acabado en -o) porque así se evita la tediosa lectura que podría suponer el uso de ambos términos en todas las ocasiones (niño/a, alumnos y alumnas, etc). El contenido de MuNDo AsPeRGeR está protegido por Creative Commons Attribution 4.0 International. Puede compartir libremente cualquier contenido citando la fuente. Encontrará la bibliografía al pie cada artículo.



17/7/19

Los adultos con Asperger son capaces de generar estrategias alternativas para manejarse en el mundo social




Normalmente las personas con síndrome de Asperger ven afectada su calidad de vida más allá del impacto social, no pudiéndose afirmar que su desarrollo final, en la edad adulta, sea el mismo desarrollo observable en las personas neurotípicas (NT).
Las personas con Asperger/TEA (trastorno del espectro autista) están lanzando su voz a la sociedad contando lo que les pasa. Esto lleva a que haya más conocimiento sobre este tipo de trastorno, No es que antes hubiera menos personas con TEA sino que el espectro autista estaba menos estudiado. Además, está comprobado que cuanto antes se traten mejor va a ser su inclusión en la sociedad (mayoritariamente formada por neurotípicos) y que las personas que no han sido diagnosticados en la infancia y han llegado a la edad adulta sin ayuda suele ser porque los padres piensan que ese comportamiento peculiar pasará, e ignoran lo que ocurre, confiando en que todo mejorará pasados los años. De hecho se han tipificado ya diversos problemas que suelen aparecer en la edad adulta, especialmente en aquellos que no recibieron atención temprana o algún tipo de intervención específica durante la adolescencia. Es muy importante detectar el síndrome de Asperger en sus inicios para poder diagnosticarlo a tiempo y poder recibir tratamiento especializado. Las personas que no han sido diagnosticados en la infancia y han llegado a la edad adulta sin ayuda suele ser porque los padres piensan que ese comportamiento peculiar pasará, e ignoran lo que ocurre, confiando en que todo mejorará pasados los años, y esta idea es un gravísimo error que puede tener consecuencias nefastas para la persona con síndrome de Asperger.
   Las principales dificultades que pueden darse en la vida adulta con el síndrome de Asperger son sobre todo dificultades de relación social, problemas para tener amigos o profundizar en las relaciones y poco éxito en sus intentos de entablar amistad. También se producen dificultades para el trabajo en equipo e incapacidad para entender claves sociales que ayuden a regular la  conducta; dificultades para comprender el mundo mental de los otros, y el propio, e incapacidad para entender claves sociales que le ayuden a regular su conducta; problemas para detectar emociones y sentimientos ajenos y dificultad para expresar los suyos; presencia de rituales o estereotipias motoras que se desencadenan en situaciones concretas y escapan a su control; autoestima y autoconcepto ambiguos que pueden ir acompañados de sentimientos de superioridad o bien de ideas excesivamente negativas (provocándoles ansiedad o depresión); incapacidad para planificar y organizar su futuro en base a proyectos realistas; problemas para tomar decisiones; dificultades para manejar relaciones de pareja; dificultades atencionales... Ese tipo de dificultades impide a veces a los Asperger la consecución de un empleo y su desarrollo laboral óptimo, por eso es importante que las personas con síndrome de Asperger obtengan un título especializado en un área que les permita conseguir trabajo.
   Para las personas con TEA la adaptación al cambio, la extrapolación de situaciones, la socialización, la flexibilidad y, por tanto, los procesos de humanización, son más difíciles que para cualquier otra persona por lo que los desequilibrios son más y mayores.


La teoría de la empatización y sistematización hace referencia a las dificultades que presentan las personas con trastornos del espectro autista (TEA) en el área social y comunicativa, especialmente en la capacidad de empatización, así como a los puntos fuertes o habilidades concretas que tienen en la capacidad de sistematización, donde presentan habilidades superiores a las de personas sin trastornos del neurodesarrollo de tipo autístico. Por ejemplo el pensamiento visual. Estas habilidades pueden y deberían ser potenciadas para que las personas con TEA logren desempeñar una función social activa en el entorno laboral ya que se trata de una cualidad muy interesante para determinadas áreas de conocimiento, cualidad que no tienen las personas con un neurotipo corriente pero sí tienen la mayor parte de personas con un neurotipo autístico.
   La capacidad de "funcionar" adecuadamente en la vida adulta puede depender tanto del grado de apoyo ofrecido (por las familias, el empleo y los servicios sociales) como de la inteligencia de cada persona en concreto. Si el adulto tiene la suerte de contar con una inteligencia alta podrá usarla con más eficacia que otras personas para encontrar estrategias de adaptación y para entender mejor su entorno.
   Concretamente en el trabajo, por lo general, las personas con síndrome de Asperger necesitan la minimización de distractores ambientales, realizar labores con baja implicación social así como tareas bien secuenciadas y con un principio y fin precisos y claros, con plazos bien establecidos para la consecución de sus objetivos laborales y máxima estructuración. La coyuntura económica existente en nuestra sociedad ha generado niveles de desempleo altos, mayor número de trabajos de baja cualificación, un menor acceso al empleo y escasa promoción en el puesto de trabajo. Ahora bien, este problema de desempleo se agrava en el caso de las personas con discapacidad y tiene un especial impacto en las personas con TEA. 
A pesar de sus problemas los adultos con Asperger son capaces de generar estrategias alternativas para manejarse en el mundo social, suelen ser muy nobles y dicen en cada momento lo que piensan, reclaman independencia económica y social y suelen ser perfeccionistas a la hora de realizar cualquier tarea. Cuando su trabajo se ajusta a sus intereses y tiene poca demanda social suelen tener éxito profesional aunque, normalmente, son más eficientes en trabajos técnicos.
   


Tanto los niños como los adolescentes y los adultos en el espectro autista requieren de formación en habilidades sociales y necesitan apoyo familiar para el aprendizaje de habilidades de comportamiento. El tratamiento para adultos se centra en el trabajo y el habla con terapias físicas, puede variar de paciente a paciente, y no sólo depende de un diagnóstico oportuno y correcto sino también en la respuesta del individuo. Los adultos con síndrome de Asperger pueden aprender a suprimir los peores efectos del síndrome ya que las terapias están diseñadas de modo que ayuden a llevar vida adulta productiva.
   No obstante las personas con Asperger/TEA tienen numerosas habilidades que les permiten ser excelentes personas trabajadoras. Normalmente son capaces de almacenar grandes cantidades de información, sobre todo de sus intereses y cuando las metas están bien definidas suelen ser persistentes en la consecución de sus objetivos, así que también son muchas las cualidades y aspectos positivos de la persona adulta con síndrome de Asperger.

__________
Fuentes: 
- El autismo del adulto deja de ser invisible: https://www.mundoasperger.com/2017/04/el-autismo-del-adulto-deja-de-ser.html
-  Las principales dificultades que pueden darse en la vida adulta con el Síndrome de Asperger, MuNDo AsPeRGeR:    http://www.mundoasperger.com/2011/05/caracteristicas-comunes-en-adultos-con.html?m=1
- El pensamiento visual cuando se habla de trastornos del espectro autista:  https://www.mundoasperger.com/2018/10/pensamiento-visual-el-test-de-las.html?m=1
- MuNDo AsPeRGeR: Procesos de humanización afectados en los trastornos de tipo autístico.: https://www.mundoasperger.com/2019/06/procesos-de-humanizacion-afectados-en.html
 - "Bez, lo que deben saberhttp://www.bez.es/327729303/El-autismo-del-adulto-deja-de-ser-invisible.html. Feliciano Tisera, 18 de noviembre de 2016.
Síndrome de Asperger, por Digby Tantam, Profesor de Psicoterapia Hospital Walsgrave 
- Baron-Cohen, S. Autismo y síndrome de Asperger. 2010, Alianza editorial. 
- De la Iglesia Gutiérrez, Myriam y José-Sixto Olivar Parra, Autismo y Síndrome de Asperger. Trastornos del espectro autista de alto funcionamiento. Editorial CEPE. Madrid, 2007 
- Mundo Asperger y otros mundos, de Sacha Sánchez-Pardíñez; disponible en: http://www.amazon.es/gp/product/B017IMQFYW?%2AVersion%2A=1&%2Aentries%2A=0
- Howling P, Goode S, Hutton J & Rutter M. 2004. Adult outcome for children with autism. Journal of Child Psychology and Psychiatry 45:2, pp 212–229.



No hay comentarios:

Publicar un comentario