Aviso: se emplea en este espacio ocasionalmente el neutro (acabado en -o) porque así se evita la tediosa lectura que podría suponer el uso de ambos términos en todas las ocasiones (niño/a, alumnos y alumnas, etc). El contenido de MuNDo AsPeRGeR está protegido por Creative Commons Attribution 4.0 International License. Puede compartir libremente cualquier contenido citando la fuente. Encontrará la bibliografía al pie cada artículo.

30/4/19

Muestras de apoyo al profesor denunciado por atar y amordazar a su alumno con Asperger y vacío al alumno que supuestamente sufrió estos hechos. La presunción de inocencia puede dejar víctimas colaterales.




Un profesor del colegio María Auxiliadora de Jerez ha sido denunciado por atar e insultar supuestamente a un niño con síndrome de Asperger.
Sus compañeros de clase, a través de una carta, fueron quienes pusieron en conocimiento de los padres el supuesto maltrato que recibía el niño de 12 años. El caso ha recaído en manos del Juzgado de Instrucción número 5 de Jerez, que ya ha abierto diligencias previas, mientras en la comunidad educativa se produce el apoyo masivo  al profesor denunciado en Jerez, lo cual viene siendo normal. Corporativismo, taparse unos a otros, justificar la maldad, quitarle importancia e ignorar a los menores que cuentan una y otra vez lo que les están haciendo o lo que ven que le hacen a un compañero. ¿Pueden varios niños inventarse y contar los mismos hechos porque sí? ¿Cómo lo harían? ¿Para qué lo iban a hacer? Los adultos sí lo hacen. Esta semana ¿tres casos? Profesores que atan y amordazan a sus alumnos, maestros que insultan a sus alumnos, directivos que dicen que no es para tanto y que los hechos han prescrito. ¿Cómo que han prescrito? El día que se evalúe la humanidad del docente nos quedamos sin escuelas.


En este caso concreto los otros maestros del colegio indican que «el pequeño de ahora 12 años pesa unos 70 kilos y es muy difícil pararle. El centro tiene hasta un plan para tratarle en casos en los que no permite que se imparta clase, e incluso, aseguran, muchas veces hay que llevárselo casi a la fuerza.» 
Ante este tipo de afirmaciones deberíamos preguntarnos si ese niño está recibiendo la atención y adaptaciones que necesita ya que el síndrome de Asperger no produce comportamientos agresivos ni violentos y, en caso de actos disruptivos, si hay problemas de este tipo suele ser porque el menor está sometido a una gran sobrecarga sensorial, sufre acoso o se siente, de algún mofo, agredido. Así que, igual que los docentes se preguntan cómo una clase entera de niños y niñas de 11 años, que ya hablan perfectamente, se expresan y cuentan todo a sus padres, no comentaron nada durante un año: «es algo extraño, no se tarta de niños de infantil, sino de niños que están a punto de pasar a secundaria». A mí se me ocurre una explicación muy simple: puede que en aquel momento lo percibieran como hecho aislado y ahora vean que se trata de un abuso continuado. Es solo un ejemplo, los tribunales dirán, pero casos de este tipo encontramos con tímidamente y es muy difícil pensar que todos ellos son mentiras o invenciones. Por si acaso mantengan una comunicación fluida con sus hijos para facilitar que si ocurren este tipo de cosas se lo comuniquen cuanto antes. 

Si quiere leer las muestras de apoyo al profesor puede encontrarlas en:
https://elmira.es/21/04/2019/apoyo-masivo-de-la-comunidad-educativa-al-profesor-denunciado-en-jerez/


No hay comentarios:

Publicar un comentario