Translate

Aviso: se emplea en este blog, ocasionalmente, el neutro o masculino (acabado en -o) en los términos que admiten ambos géneros, sin que ese uso gramatical esconda una discriminación sexista sino porque, dado que la lengua castellana no proporciona expresiones neutras para indicar ambos sexos, así se evita la tediosa lectura que podría suponer el uso de ambos términos en todas las ocasiones (niño/a, los hombres y mujeres, los alumnos y las alumnas, etc.)

24/5/18

Derecho al "rarerismo".




Hace ya muchos años que venimos defendiendo los derechos con las personas en el espectro autista y, especialmente, las diagnosticadas con síndrome de Asperger. 


Quienes ahora estamos en torno a los treinta o cuarenta años de edad (incluso mayores) vamos poco a poco consiguiendo nuestros diagnósticos gracias a la mayor experiencia y concienciación de los profesionales y al mayor conocimiento de los trastornos del espectro autista pero, hasta ahora, hasta el momento en que se nos diagnostica, por ejemplo, un síndrome de Asperger, lo nuestro ha sido rareza, se nos ha llamado raros y raras toda la vida y se nos ha tratado como a tales, con desprecio, segregándonos, apartándonos y rechazándonos en prácticamente todos los ámbitos.


Afortunadamente asistimos a una evolución social muy favorable para las personas con síndrome de Asperger ya que, hoy por hoy, no está tan mal visto ni es motivo de rechazo ser raro o diferente a los demás. 
   Nuestra generación es la generación perdida, la que no tuvo diagnóstico, ni terapia, ni intervención, ni ayuda... Éramos, sencillamente, raritos. Ahora nos encontramos con adultos y adultas, personas con cierta edad, incluso ancianos y ancianas, que son diagnosticados con síndrome de Asperger y tienen que acostumbrarse a cambiar su autoconcepto y pasar del "soy raro" al "tengo Asperger". Lo crean o no esto es un conflicto para muchos ya que toda nuestra vida se ha desarrollado en torno al concepto de rareza y que ahora "lo nuestro" tenga un nombre nos deja algo desconcertados. 


En cualquier caso en MuNDo AsPeRGeR reivindicamos el derecho al "rarerismo" como opción personal a sabiendas que todos somos diferentes y nadie, absolutamente nadie, se libra de tener un gusto, comportamiento o idea considerado por los demás una rareza. ¿Y qué? La diversidad enriquece a la humanidad, no somos una especie homogénea, cada uno es único y particular y si mi particularidad a los demás les parece una rareza... Bienvenida sea.