contenido de la página

Translate


Aviso: se emplea en este blog, ocasionalmente, el neutro o masculino (acabado en -o) en los términos que admiten ambos géneros, sin que ese uso gramatical esconda una discriminación sexista sino porque, dado que la lengua castellana no proporciona expresiones neutras para indicar ambos sexos, así se evita la tediosa lectura que podría suponer el uso de ambos términos en todas las ocasiones (niño/a, los hombres y mujeres, los alumnos y las alumnas, etc.)

1/4/18

Is4K, Internet segura para niños. Adicción, sobreexposición, ciberacoso...




Internet, como medio de comunicación, información y entretenimiento, no es un problema. Es un entorno más en el que los menores deben aprender a desenvolverse con seguridad y responsabilidad. Se ha puesto en marcha una línea, gratuita y confidencial, de ayuda en casos de menores con problemas relacionados con tecnología (dependencia, ciberacoso/bullying, sexting, dudas, prevención, comportamiento...) gracias a Incibe (Instituto Nacional de Ciberseguridad de España). Además no solo atiende a menores: también para padres/tutores y educadores, etc. que se quieran informar sobre virus, contenidos inapropiados, privacidad/identidad, etc.


Tfno: 900 116 117

   En la página Web explican las razones por las que era necesario crear esta línea de ayuda con el siguiente ejemplo: Isaac, 14 años, llega a casa después de clase y lo primero que hace es encender su Smartphone, incluso antes de quitarse la mochila. “Come conectado” porque mientras lo hace no pierde detalle de lo que está pasando en la Red. Para divertirse recurre de nuevo a Internet, incluso con los amigos sólo quiere disfrutar de manera online. Se le pasan las horas volando mientras juega y navega, por lo que acaba perdiendo la noción del tiempo y acostándose a altas horas de la madrugada. Sus padres y profesores han intentado marcarle límites en el uso de la tecnología pero se pone agresivo y finalmente termina haciendo lo que quiere. 
   En Is4K ponen a disposición de los usuarios herramientas de descarga gratuita para facilitar el control parental como Family Time, Parental Click, Securekids o Qustodio y explican campañas como "¡Di No!: Prevención de la extorsión sexual online." porque pocos riesgos de Internet resultan tan inquietantes para las familias como la sextorsión online, que tiene lugar cuando a través de la Red se intenta conseguir imágenes o vídeos de connotación sexual en los que aparezcan menores, mediante la extorsión o el chantaje. 
   El riesgo radica en que en Internet, como en otros medios, hay personas malintencionadas que pueden llegar a contactar con los menores y hacerles mucho daño. El objetivo de esta campaña de prevención es, precisamente, que sepan identificar el problema y decir no, cortando la comunicación con estas personas. se trata de una campaña lanzada por Europol, en colaboración con los cuerpos de seguridad nacionales, para concienciar a los menores sobre la extorsión sexual en Internet y los métodos que utilizan los delincuentes para acercarse a ellos a través de las redes sociales y las plataformas online. 
   A pesar de que las fuerzas de seguridad y las entidades especializadas ponen todo su empeño en detectar y detener a los agresores antes de que actúen en ocasiones es extremadamente complicado localizar a estos delincuentes. Por eso, la prevención debe centrarse en que los menores sean capaces de protegerse a sí mismos de estos contactos, porque una parte importante del riesgo depende de sus decisiones y su modo de actuar. Niños y adolescentes deben conocer que existen personas en Internet que pueden no ser quien dicen ser, que saben cómo llegar hasta ellos con perfiles falsos y métodos elaborados para conseguir ganarse su confianza. Muchos son adultos que intentan conseguir fotos o vídeos sexuales de menores e incluso encuentros físicos, otros son grupos organizados que solo buscan un beneficio económico. La campaña se centra por tanto en los riesgos de la práctica del sexting, la sobreexposición y el uso inadecuado de las redes sociales ya que facilitan la recopilación de información o material con el que pueden comenzar el proceso de chantaje. Pero este es solo uno de los peligros que corren los niños y adolescentes con las nuevas tecnologías. Hay muchos más, de hecho, el más común es el problema de la adicción. ↓ 



   ¿Cuándo hablamos de uso excesivo?, ¿dónde está el límite?
   Seguro que a través de la historia anterior te resulta muy fácil darte cuenta de que existe un uso intensivo de la tecnología por parte del adolescente. Entonces, ¿por qué no es tan fácil de identificar cuando esto sucede a nuestro lado? Muchos padres no son conscientes hasta llegar a niveles muy extremos y esto suele ocurrir porque socialmente se ha llegado a normalizar este abuso, aceptando sus síntomas previos. "Como observamos a diario desde la Línea de Ayuda de Internet Segura For Kids, los padres perciben irritabilidad e incluso ansiedad de sus hijos ante la idea de desprenderse del dispositivo, pero también es importante detectar cualquier cambio en el comportamiento, abandono de obligaciones o pérdida de interés por actividades que antes le gustaban, así como cambios en la relación con sus amistades (bien porque es cada vez más escasa o porque se centra progresivamente en el terreno online)."


   Este abuso se ha generalizado de tal modo que ha sido necesario incorporar a nuestra lengua nuevos términos relacionados con el uso excesivo de la tecnología. Entre otras se encuentran la nomofobia (miedo irracional a salir de casa sin el teléfono móvil), la oniomanía (compra compulsiva online) y el gambling (adicción a los juegos de azar y apuestas online). No es de extrañar que los gigantes tecnológicos inviertan importantes esfuerzos por diseñar servicios dirigidos a jóvenes con el objetivo de salvaguardar su seguridad y bienestar, así como iniciativas orientadas a concienciar a los padres, como ha hecho recientemente Facebook con su Portal para Padres.


Portal para padres, Facebook: Ser padre puede resultar una tarea difícil. Somos conscientes de que el uso de Facebook puede plantearles muchas dudas a los padres. Tanto si tú como tu hijo disponéis de una cuenta personal, hemos creado una recopilación de enlaces, consejos y sugerencias prácticos para que tu experiencia sea provechosa y puedas ayudar a tu hijo a lo largo de la suya. Esperamos que los recursos siguientes te sean de utilidad.

   ¿Serías capaz de contar cuántos dispositivos usan los niños y adolescentes?
   A veces tenemos la sensación de que videojuegos, tabletas, smartphones, pulseras inteligentes etc. se multiplican en nuestra casa, sobre todo después de celebraciones, cumpleaños, evaluaciones y notas del colegio… Pues bien, el primer filtro debería de comenzar aquí. No se trata de privar a los más pequeños de su uso, sino de guiarles en cada una de las etapas, estableciéndoles unas pautas y supervisión acorde a su edad y capacidad crítica. Debemos comenzar con la Educación TIC (tecnologías de la información y la comunicación) antes de adquirir el primer dispositivo, marcando unas normas de uso que incluyan unos horarios apropiados y gestionando el tiempo dedicado de manera adecuada. Es conveniente enfocarlo como una más entre las diferentes actividades y tareas escolares y familiares, así evitamos que se adopten comportamientos en los que se deje de lado algunas de las responsabilidades con las que se deben cumplir. En este sentido, a medida que el menor va creciendo, es importante acompañarle en este uso y hacerle reflexionar en qué invierte ese tiempo para que se dé cuenta de la importancia de hacer cada cosa en su momento, sin perderse otras actividades. En las primeras etapas (hasta los 12 años), podemos apoyar esta supervisión con herramientas que permiten esa gestión del tiempo para, a medida que el menor crece y nos muestra que realiza un uso adecuado, proporcionarle más independencia, igual que ocurre en el resto de aspectos de la vida. A través del siguiente vídeo puedes saber cómo configurar adecuadamente los dispositivos para hacer una correcta gestión del tiempo.





   ¿Y cuándo el problema ya existe?
   Lo primero que nos solemos encontrar cuando existe uso excesivo de las tecnologías es que el afectado no lo reconoce y por tanto se niega a participar en programas para su ayuda. Además de que los malos hábitos forman parte de la rutina del menor resulta que cambiar esta dinámica no es tarea fácil.
   La familia puede empezar a ayudar al menor, por ejemplo,buscando películas o documentales como “Web Junkie” o la película “Love child” que tratan sobre el tema que nos interesa abordar con el menor ya que necesitamos reeducarle tecnológicamente para poder dejar atrás el comportamiento actual. Es conveniente proporcionarle alternativas de ocio y planificar cómo y en qué momentos usar la tecnología, crear rutinas al respecto y establecer horarios. A la hora de consensuar este uso podemos apoyarnos en pactos familiares (un documento que, aunque no sea oficial aporta mayor compromiso por el hecho de haberlo escrito y firmado). 
   No olvidemos ser un buen ejemplo en los aspectos que queremos transmitir ya que si estamos pidiendo al menos que no use o que disminuya la frecuencia de uso de tecnologías y nosotros pasamos el tiempo con el teléfono móvil en las manos perdemos toda credibilidad y la autoridad sobre ese menor en concreto respecto al establecimiento de normas. Por eso también es importante mostrarles nuestra confianza, así como ser inflexibles ante chantajes y cambios de normas. Para hacerlo más llevadero e ir motivándose con los progresos se pueden ir fijando pequeñas metas a corto plazo que han de superarse siendo a largo plazo la de conseguir controlar el tiempo dedicado a las tecnologías. Como complemento a todo este trabajo que ha de hacerse en casa se puede contar con la ayuda de profesionales. Para eso IS4K, a través de su línea de ayuda gratuita y confidencial, 900116117, ofrece una atención personalizada a la situación planteada. Puedes encontrar su página web con más información sobre este tema pinchando AQUÍ.
   En el mismo portal han puesto guías y documentos de ayuda para padres, profesionales de la educación o de la salud, etc. que son descargables y gratuitas, como por ejemplo la Guía de privacidad y Seguridad en Internet. ↓ 



   En esta guía en concreto inciden en lo importante que es usar contraseñas robustas y hacer copias de seguridad. Además ofrecen consejos para comprar en línea o sobre cómo evitar los programas maliciosos. La guía ha sido realizada por la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) y la Oficina de Seguridad del Internauta (OSI), está formada por 18 fichas que recogen los principales riesgos a los que nos exponemos al hacer uso de Internet y las medidas de protección que debemos aplicar para evitarlos. En concreto cada ficha plantea una situación que podría ocurrir a cualquier usuario que haga uso de dispositivos electrónicos y se conecte a Internet con el objetivo de hacer reflexionar a éste sobre la problemática de hacer o no hacer una determinada acción. A continuación se expone información general sobre la temática abordada y finalmente cada ficha facilita una serie de consejos y recomendaciones que ayudarán a evitar los riesgos planteados y mantenerse protegido.
   También tienen la Guía de Mediación Parental que tiene como objetivo fomentar el acompañamiento a los menores y establecer mediación familiar para educarles en el uso seguro y responsable de Internet. Conscientes del reto que supone educar en un entorno tan complejo, en continuo cambio y en el que son mayoría los que se consideran inexpertos y poco habilidosos, han elaborado esta guía a modo de itinerario de mediación parental para facilitar la tarea y, a través de este itinerario de recomendaciones, podréis ir abordando las estrategias y pautas necesarias para avanzar en vuestra actividad educadora. Contienen, entre otras cosas:
   - Estrategias para ayudaros en la supervisión, orientación y acompañamiento de vuestro hijo en Internet, y a la hora de establecer límites y normas.
   - Pautas de mediación parental en función de la edad del menor, con las que ir evolucionando en función de sus necesidades y madurez.
   - Recomendaciones especificas sobre el uso de las tecnologías: para comportarse de manera adecuada en línea, prevenir el acoso, gestionar de manera apropiada la privacidad y la identidad digital, y protegerse ante virus y fraudes.
   - Consejos sobre cómo actuar en caso de producirse un incidente en Internet: ciberacoso, suplantación de identidad, filtración de imágenes comprometidas (sexting), etc. ↓