Translate

Aviso: se emplea en este blog, ocasionalmente, el neutro o masculino (acabado en -o) en los términos que admiten ambos géneros, sin que ese uso gramatical esconda una discriminación sexista sino porque, dado que la lengua castellana no proporciona expresiones neutras para indicar ambos sexos, así se evita la tediosa lectura que podría suponer el uso de ambos términos en todas las ocasiones (niño/a, los hombres y mujeres, los alumnos y las alumnas, etc.)


23/12/17

Guía rápida de consulta para padres y profesionales sobre trastornos de la comunicación. Niños y niñas de 0 a 3 años.






Guía rápida de consulta para padres y profesionales sobre trastornos de la comunicación. niños y niñas de 0 a 3 años.

Estas normas fueron desarrolladas por un panel independiente de padres y profesionales patrocinado por el Departamento de Salud del Estado de Nueva York. Las recomendaciones presentadas en este documento han sido desarrolladas por el panel y no representan necesariamente la postura del Departamento de Salud.

   Las recomendaciones en estas normas se concentran principalmente en:
   - Trastornos de la comunicación en niños menores de 3 años El foco principal de las normas son los niños recién nacidos hasta los 3 años. Sin embargo, la edad de 3 años no es un límite absoluto, ya que muchas de las recomendaciones en estas normas también pueden corresponder a niños algo mayores. 
   - Trastornos de la comunicación debidos primordialmente a problemas del habla y el lenguaje Aunque la comunicación presenta muchos aspectos, estas normas se concentran principalmente en problemas de comunicación relacionados con el habla y el lenguaje. 
   - Trastornos de la comunicación que no son el resultado de la pérdida auditiva u otros trastornos específicos del desarrollo Algunas veces, los trastornos de la comunicación son el resultado de la pérdida auditiva u otros trastornos del desarrollo. La identificación de niños con estos problemas se explica de manera limitada en estas normas. La evaluación e intervención detallada para estos problemas no es uno de los principales temas de las normas. ↓


   Un trastorno de la comunicación, según lo define la American Speech-Language-Hearing Association (Asociación Americana de Habla, Lenguaje y Audición, ASHA por sus siglas en inglés) es: “Un impedimento en la habilidad para recibir, enviar, procesar, y entender conceptos o sistemas de símbolos verbales, no verbales y gráficos. Un trastorno de comunicación puede ser evidente en los procesos de audición, lenguaje o habla. El nivel del trastorno de comunicación puede variar desde leve a grave y puede estar relacionado con el desarrollo o ser adquirido. Las personas pueden presentar una o cualquier combinación de tres aspectos de trastornos de la comunicación. Un trastorno de la comunicación puede conllevar una discapacidad primaria o puede ser secundario a otras discapacidades” (ASHA, 1993). La anterior definición de la ASHA incluye a niños con retrasos o trastornos en el habla, en el lenguaje o en la audición. En estas normas, el término “trastornos de la comunicación” se usa para referirse principalmente a problemas del habla y el lenguaje. Aunque los trastornos de audición pueden conllevar un trastorno de la comunicación en niños pequeños, la evaluación e intervención para los problemas de audición no son el tema principal de estas normas. 
   En la documentación sobre trastornos de la comunicación en niños pequeños, a veces se usan diversas definiciones para los términos “trastorno”, “retraso” y “discapacidad” cuando se refieren a problemas de comunicación. También se utilizan diferentes términos y clasificaciones de diagnósticos para describir problemas de comunicación específicos en niños pequeños. Actualmente no existe una definición estándar de los diversos términos utilizados por todos los profesionales que tratan a los niños pequeños.↓


   En estas normas, los términos “trastorno de la comunicación” y “retraso de la comunicación” se definen del siguiente modo: 
   - Trastorno de la comunicación: El término “trastorno de la comunicación” (o “problema de comunicación”) se define generalmente para incluir todo tipo de retraso, trastorno e discapacidad de habla y lenguaje. 
   - Retraso de la comunicación: El término “retraso de la comunicación” se utiliza en estas normas para referirse específicamente a un nivel de comunicación que está notablemente por debajo de los niveles esperados o típicos para la edad del niño y se refiere principalmente a retrasos en el habla y el lenguaje.

   Hoy en día, a toda disciplina profesional se le pide documentar su eficacia. Las preguntas actuales que se hacen muy a menudo a profesionales son las siguientes: 
   -  ¿Cómo sabemos si las prácticas profesionales actuales son efectivas para producir los resultados deseados? 
   -  ¿Existen otros medios o modificaciones de medios existentes menos costosos que pueden producir mejores resultados o resultados similares?
   La dificultad en responder a estas preguntas es que muchas veces los métodos utilizados en la práctica profesional actual no han sido estudiados extensiva o rigurosamente. El propósito de las normas de prácticas clínicas basadas en pruebas es ayudar a los profesionales, padres y otros a conocer la evidencia científica que existe sobre la eficacia de métodos clínicos específicos. 
   Esta información se puede usar como base para decisiones informadas. Estas normas representan el esfuerzo del panel para interpretar la evidencia científica disponible de una manera sistemática e imparcial y usar esta interpretación como base para el desarrollo de las recomendaciones de las normas. Se espera que a través de este proceso, las normas ofrezcan un conjunto de recomendaciones que refleje las mejores prácticas actuales y produzca los mejores resultados para niños con problemas de desarrollo. 





   Estas normas se desarrollaron usando los métodos de investigaciones normales para las normas basadas en evidencia. El proceso involucró el establecimiento de criterios específicos para la evidencia aceptable y el análisis de la literatura científica para encontrar dicha evidencia. Se emplearon criterios relativamente rigurosos para seleccionar estudios que pueden proveer evidencia apropiada sobre la eficacia de los métodos de interés de evaluación e intervención. Para desarrollar las recomendaciones se utilizaron como base principal los estudios que cumplen estos criterios de evidencias. Además, se incluyeron numerosos artículos de literatura científica que no cumplían con los criterios de evidencia pero contenían información que podría ser útil en la práctica clínica. ↓


   En muchos casos, el panel también utilizo la información de estos otros artículos y estudios, pero sin darles tanta importancia a la hora de hacer recomendaciones para las normas. Cuando no se encontraron estudios que se concentraban en niños del grupo seleccionado (recién nacidos a niños de 3 años), se realizaron generalizaciones a partir de evidencias descubiertas en los estudios de niños algo mayores. En las versiones de textos completos de estas normas, cada recomendación está seguida por una clasificación de “validez de la evidencia” que indica la cantidad, calidad general y aplicabilidad clínica (al tema de las normas) de las evidencias utilizadas como base para la recomendación. 
   Existen muchas maneras de obtener más información sobre los trastornos de la comunicación. Algunos recursos se enumeran en la parte posterior de este folleto. Cuando revisen esta lista de recursos, las familias y profesionales deberían tener en cuenta que la información proporcionada por estos recursos no ha sido analizada específicamente por el panel de las normas.
   Se recomienda precaución cuando se consideren opciones de evaluación y tratamiento que no hayan sido analizadas utilizando una metodología de investigación científica apropiada. Es importante considerar si existe o no evidencia científica apropiada de que el enfoque que se está considerando es eficaz para los niños pequeños con trastornos de la comunicación. 
   Los comportamientos de comunicación comienzan en el nacimiento y se desarrollan con el tiempo. Los niños llegan al mundo con un conjunto de comportamientos limitados pero importantes que sirven como señales de comunicación con los padres y las personas que los cuidan. Generalmente, los niños pequeños muestran muchos tipos de gestos no verbales y rutinas sociales antes de comenzar a decir sus primeras palabras. La producción y el uso de palabras surgen más adelante en el desarrollo del niño. A medida que los niños pasan a la etapa de “lenguaje intencional”, la comprensión del lenguaje (lo que comprende el niño) y los procesos de elaboración del lenguaje se hacen evidentes. Típicamente, en los niños pequeños la habilidad de comprender el lenguaje se desarrolla antes que la habilidad de hablar o producir el lenguaje. Existe una progresión sistemática del desarrollo vocal y de lenguaje que caracteriza los primeros 2 años de la vida. Durante el segundo año de vida, la comprensión del niño y sus capacidades de elaboración se expanden rápidamente. Al llegar a los 3 años de edad, la mayoría de los niños han adquirido los elementos básicos del lenguaje. ↓



   Los niños pequeños con un trastorno de la comunicación pueden tener problemas con el desarrollo de la comunicación en una o más de las áreas siguientes:
   -  Articulación: los movimientos de la boca, de la lengua y de la mandíbula implicados en la elaboración de los sonidos del habla.
   -  Fluidez: la facilidad total o el ritmo del habla.
   -  Comprensión de lenguaje: la habilidad de comprensión del habla (también denominada recepción o procesamiento).
   -  Producción de lenguaje: la expresión del lenguaje hablado o por gestos (tal como el lenguaje por señas).
   -  Morfología: la formación de palabras mediante las unidades coherentes más pequeñas del lenguaje (palabras independientes y sílabas o sonidos que añaden significado a las palabras).
   -  Fonología: los sonidos del lenguaje (consonantes y vocales) y reglas para combinar sonidos y formar palabras.
   -  Pragmática: el uso práctico del lenguaje (tal como el uso del lenguaje en conversación) incluyendo la intención comunicativa implícita y explícita, la comunicación no verbal y los aspectos sociales de la comunicación.
   -  Semántica: el significado de las palabras y el uso coherente de palabras en contextos de frases u oraciones.
   -  Sintaxis: las reglas que rigen el orden y las relaciones entre palabras o frases de oraciones.
   -  Voz: la calidad de la voz, el tono y la intensidad del habla. ↓


   La Asociación Americana de Habla, Lenguaje y Audición (ASHA, 1993) agrupa los trastornos de la comunicación en las tres categorías siguientes: 
   1. Trastornos del lenguaje Trastorno del lenguaje se refiere a un problema relacionado con la comprensión o el uso de sistemas hablados, escritos u otros sistemas de símbolos. Los niños pequeños con retrasos cognitivos, autismo y otras discapacidades generales de desarrollo casi siempre experimentan retrasos generales en su desarrollo del lenguaje. Puede que algunos niños no padezcan más retrasos identificables del desarrollo que un trastorno del lenguaje. Estos niños pueden tener lo que algunos denominan impedimento específico de lenguaje (SLI por sus siglas en inglés). El SLI es una limitación importante en la habilidad del lenguaje sin otros problemas asociados tales como deficiencias auditivas, retrasos cognitivos o problemas neurológicos. En algunos niños pequeños con SLI sólo parece estar afectado el lenguaje expresivo, mientras que otros demuestran impedimentos en el desarrollo tanto receptivo como expresivo. 
   2. Trastornos del habla El trastorno del habla es un impedimento en la articulación de los sonidos del habla, la fluidez o la voz. Entre los niños de edad preescolar que se tratan en los Estados Unidos con patólogos del lenguaje y el habla, se estima que el 60% padece de un retraso o trastorno principal del lenguaje y que el 40% sufre de algún tipo de trastorno del habla. 3. Trastornos de audición Un trastorno de audición es resultado de la sensibilidad disminuida del sistema auditivo fisiológico. Estas normas se concentran principalmente en trastornos de la comunicación que no son el resultado de la pérdida auditiva (u otros problemas específicos de desarrollo). 
   Los trastornos de la comunicación pueden ocurrir por sí solos (no están asociados con ninguna otra causa identificable) o pueden coexistir con otras afecciones, tales como la pérdida auditiva o trastornos del desarrollo, tales como el retraso mental y el autismo. Con frecuencia se desconoce la causa específica de un trastorno de la comunicación.
   Los niños pequeños que padecen de trastornos de la comunicación como consecuencia de pérdida auditiva, trastornos del desarrollo u otras condiciones médicas específicas generalmente no se “curan con la edad” de sus trastornos de la comunicación. Los tratamientos apropiados para estos niños pueden ayudarles a mejorar sus habilidades de lenguaje, pero probablemente no eliminen por completo el trastorno. 
   Algunos niños se describen como “habladores tardíos”. Estos son niños que no tienen problemas en otras áreas del desarrollo (por ejemplo, participan en juegos de atención conjunta con las personas que los cuidan o comienzan a caminar a la edad apropiada) pero por razones desconocidas muestran retrasos en el lenguaje expresivo. Algunos de estos niños parecen “alcanzar” a otros niños de su misma edad en los años preescolares y los primeros años escolares.


 PUEDE SEGUIR LEYENDO EN LA PROPIA GUÍA:
https://www.health.ny.gov/publications/5303.pdf









___________
ÍNDICE:
INTRODUCCIÓN:
Alcance de las normas.
Definición de trastorno de la comunicación.   
Definiciones de otros términos.
Por qué se desarrollaron estas normas.
Cómo se desarrollaron las normas.
Versiones de las normas.
¿Dónde puedo obtener más información?

INFORMACIÓN GENERAL: PARA ENTENDER LOS TRASTORNOS DE LA COMUNICACIÓN.
Identificación temprana de trastornos de la comunicación.  
Vigilancia rutinaria del desarrollo.
Método de vigilancia mejorada.
Pruebas de detección de trastornos de la comunicación.
Evaluación detallada.
Otras evaluaciones especiales. 
Cómo usar los resultados de la evaluación para determinar si se comienza una terapia del habla y el lenguaje.

INTERVENCIÓN PARA TRASTORNOS DE LA COMUNICACIÓN:
Métodos de intervención mayores.
Métodos de intervención específicos.
Intervenciones de habla y lenguaje para niños con trastornos del desarrollo.

ANEXOS 
   - OTROS FACTORES DE RIESGO E INDICIOS CLÍNICOS LISTA DE ARTÍCULOS QUE SATISFACEN LOS CRITERIOS DE PRUEBAS:
       - Artículos citados como pruebas de métodos de evaluación.
       - Artículos citados como pruebas de métodos de intervención. 
   - PROGRAMA DE INTERVENCIÓN TEMPRANA DEL ESTADO DE NUEVA YORK:
     - Programa de Intervención Temprana: Información sobre procedimientos relevantes. 
     - Programa de Intervención Temprana: Descripción.
     - Definiciones oficiales del Programa de Intervención Temprana.
     - Números de teléfono de Programas de Intervención Temprana municipales     - OTROS RECURSOS
ÍNDICE TEMÁTICO.

_______________
Guía rápida de consulta para padres y profesionales sobre trastornos de la comunicación. niños y niñas de 0 a 3 años: https://www.health.ny.gov/publications/5303.pdf