19 may. 2020

El estudiante sufre acoso escolar cuando se expone repetidamente a violencia por parte de sus pares.



De acuerdo con Dan Olweus un estudiante sufre de acoso escolar (o bullying) cuando está expuesto durante un tiempo y de manera repetida a acciones negativas por parte de uno o más alumnos y tiene dificultades para defenderse.
Según él la victimización o maltrato por abuso entre iguales es una conducta de persecución física y/o psicológica que realiza el alumno o alumna contra otro u otra, al que elige como víctima de repetidos ataques.
Se entiende que un menor está siendo intimidado cuando otro estudiante o grupo de estudiantes le dice cosas mezquinas o desagradables; se ríe de él o ella; le llama mediante nombres molestos o hirientes; le ignora completamente; le excluye de su grupo de amigos o le retira de actividades a propósito; le golpea, patea y empuja o le amenaza; cuenta mentiras o falsos rumores sobre él o ella; le envía notas hirientes y trata de convencer a los demás para que no se relacionen con él o ella.

También se considera acoso escolar aquella situación en la que un estudiante está siendo molestado repetidamente de forma negativa y dañina aunque no incluya insultos ni golpes. 
Sin embargo no se considera acoso escolar a aquellas acciones en las que alguien molesta a otro a modo de juego o de forma aislada y única (si no hay reiteración no es acoso). 
La conducta de acoso escolar incluye:
- Un desequilibrio de poder: los niños que acosan usan su poder (como la fuerza física, el acceso a información desagradable o la popularidad) para controlar o dañar a otros.
- Repetición: los comportamientos acosadores suceden más de una vez, o bien tienen el potencial de producirse más de una vez.
- Existe un comportamiento agresivo hacia una misma víctima que se produce de forma reiterada.
Por eso no se considera acoso escolar a la situación en la que dos estudiantes de la misma fuerza (y poder) discuten o pelean entre ellos. Así las cosas, para que se considere acoso escolar el comportamiento debe ser agresivo, las situaciones deben ocurrir frecuentemente y debe ser difícil para el estudiante que está siendo intimidado defenderse por sí mismo. Se necesitan programas de formación para sensibilizar al profesorado sobre la importancia del acoso escolar y para que desarrollen estrategias que les permitan afrontar los problemas de comportamiento de sus alumnos/as y los problemas de disciplina en el aula. También es evidente que no sirve de nada que un profesor hable a sus alumnos de compañerismo, solidaridad, igualdad y colaboración pero luego les solicite actividades altamente competitivas.

Tampoco resulta útil que hable en contra del acoso escolar y a la vez consienta situaciones violentas y permita agresiones entre los alumnos o haga como que no las ve y no se entera de que suceden. Los mensajes al alumnado deben ser claros y estar en consonancia con la conducta del profesor así que si hay situaciones de acoso escolar hay que atajarlas, visibilizarlas y abordar el problema en lugar de negarlo o ignorarlo.
________
Fuentes:
- Díaz Cortés, L. M. (2007). "Apuntes sobre el acoso escolar y la agresión a los profesores". En N. Sanz Mulas (Ed.), El derecho penal y la nueva sociedad. 71-99. Granada: Comares.
- Fanjul Díaz, J. (2012) "Visión jurídica del acoso escolar. Bullying. Avances en supervisión educativa". Revista de la Asociación de Inspectores de Educación de España, 17, 1-8.
- Dan Olweus, introducción al libro Peer Harassment in School: The Plight of the Vulnerable and Victimized (2001) de Sandra Graham y Jaana Juvonen.
- Fuensanta Cerezo, "El acoso escolar no es un juego, ni es cosa de niños" (2016) en https://educacion-emocional.es/fuensanta-cerezo/
- Fuensanta Cerezo Ramírez , Ángel R. Calvo , Consuelo Sánchez, (2011) Programa CIP. Intervención psicoeducativa y tratamiento diferenciado del bullying: Concienciar, Informar y Prevenir (Ojos Solares - Programas). Editorial Pirámide: http://www.apuntesdepsicologia.es/index.php/revista/article/download/320/294
- Fuensanta Cerezo. La violencia en las relaciones entre escolares: Claves para intervenir, evaluar e intervenir en bulling. Editorial Horsori Monográficos, 2005, ISBN 978-84-15212-73-7, disponible en:
https://www.researchgate.net/publication/283897954_La_violencia_en_las_relaciones_entre_escolares_Claves_para_entender_evaluar_e_intervenir_en_bullying
- Fuensanta Cerezo, Cecilia Ruiz-Esteban, Consuelo Sánchez Lacasa, and Julián Jesús Arense Gonzalo Universidad de Murcia. Psicothema 2018, Vol. 30, No. 1, 59-65. Dimensions of parenting styles, social climate, and bullying victims in primary and secondary education Dimensiones de estilos parentales, clima social y víctimas de bullying en Educación Primaria y Secundaria. http://www.psicothema.com/pdf/4451.pdf
- Díaz-Aguado (2005), Del acoso escolar a la cooperación en las aulas. Ed. Pearson/Prentice Hall. http://mariajosediaz-aguado.blogspot.com/2005/10/del-acoso-escolar-la-cooperacin-en-las.html
- Informe Cisneros X sobre “Acoso y Violencia Escolar en España”, a cargo de los profesores Puñuel y Oñate. 2006. Disponible en: https://convivencia.files.wordpress.com/2012/05/cisneros-xviolencia_acoso-2006120p.pdf
- Ortega, R., Sánchez, V. y Menesini, E. (2002). Violencia entre iguales y desconexión moral: un análisis transcultural. Psicothema, 14, Supl., 37-49. https://www.researchgate.net/publication/271510270_Ortega_R_Sanchez_V_Menesini_E_2002_Violencia_entre_iguales_y_desconexion_moral_un_analisis_transcultural_Psicothema_14_Supl_37-49



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution 4.0 International License.
_________
El contenido de MuNDo AsPeRGeR está protegido pero puede compartirlo libremente citando la página y/o al autor del texto. Las imágenes pertenecen a sus autores.