contenido de la página

Translate


Aviso: se emplea en este blog, ocasionalmente, el neutro o masculino (acabado en -o) en los términos que admiten ambos géneros, sin que ese uso gramatical esconda una discriminación sexista sino porque, dado que la lengua castellana no proporciona expresiones neutras para indicar ambos sexos, así se evita la tediosa lectura que podría suponer el uso de ambos términos en todas las ocasiones (niño/a, los hombres y mujeres, los alumnos y las alumnas, etc.)

3/9/18

El test de Sally y Anne para averiguar si falla la teoría de la mente.




La teoría de la mente o metacognición es un término usado en la psicología y las ciencias cognitivas para designar la capacidad de los seres humanos de atribuir pensamientos e intenciones a otras personas. En los últimos años, el concepto de Teoría de la Mente ha ido adquiriendo gran relevancia en la investigación y en la práctica clínica, sobre todo en relación al desarrollo y abordaje de los trastornos del espectro autista (TEA).

Las personas con Asperger y con trastornos del espectro autista (TEA) parecen sufrir un déficit específico en la habilidad para representarse los estados mentales de sí mismos, y de los demás, y para entender y predecir conductas en función de dichos estados. Si no son capaces de atribuir estados mentales a los demás y sus estados mentales se circunscriben a lo observable las dificultades sociales, las dificultades en el desarrollo simbólico y los problemas comunicativos de origen pragmático (uso del lenguaje en el contexto social) serían la consecuencia. ¿Te has parado a pensar cómo sería tu mundo si no fueses capaz de intuir o imaginar las intenciones y pensamientos de los demás? Cuando un sujeto está dotado de teoría de la mente (ToM) se entiende que tiene la capacidad de comprender y reflexionar respecto al estado mental de sí mismo y del prójimo y que tiene la capacidad de percibir y llegar a reflexionar y comprender en relación a las sensaciones propias y del prójimo, logrando así prever el propio comportamiento y el ajeno, es decir, anticipar la reacción que va a tener el otro. 
   Tal capacidad de percepción comprende un conjunto de sensaciones, creencias, emociones, etc. que se adquiere normalmente entre los 3-4 años de edad. El desarrollo de la Teoría de la Mente se debe de dar entre los tres y los cinco años aunque se sigue perfeccionando durante los años siguientes. Cuando el niño descubre esto es capaz de tomar consciencia de que las personas (y él mismo) tienen mente y que dentro están los deseos, las emociones, las creencias y las intenciones (estados mentales) que, a su vez, son capaces de guiar sus comportamientos. Así pues, la capacidad de comprender los estados mentales de las otras personas se adquiere de forma natural y espontánea antes de los 5 años de edad siempre y cuando el niño/a haya recibido la estimulación adecuada a lo largo de su vida y que no tenga ningún problema o dificultad en su neurodesarrollo. Desde la niñez desarrollamos en mayor o menor medida las habilidades de teoría de la mente (a excepción de ciertos trastornos o condiciones que tienen una afectación en esta capacidad) y se puede afirmar que se trata de la activación de una capacidad congénita a partir de una estimulación eficaz procedente del otro. Es decir, en las personas la teoría de la mente deriva de la naturaleza y del ambiente, de los factores culturales que inciden en la naturaleza humana. Tras la infancia el sujeto hace uso constantemente de su teoría de la mente, sin tener plena consciencia de la misma casi nunca, es decir, intuitivamente. 
   Si la teoría de la mente no se desarrolla en tiempo y forma normal pueden producirse patologías. Algunos hipotetizan con que el autismo, por poner un ejemplo,se origina porque falla de la teoría de mente.




Al decir, que un sujeto tiene una Teoría de la Mente, queremos decir que el sujeto atribuye estados mentales a sí mismo y a los demás,… Un sistema de inferencias de este tipo se considera, en un sentido estricto, una teoría; en primer lugar porque tales estados no son directamente observables, y en segundo lugar, porque el sistema puede utilizarse para hacer predicciones, de forma específica, acerca del comportamiento de otros organismos” Premack y Woodfruff, 1978 (p. 515-526).
Barón-Cohen y sus colaboradores en las investigaciones sobre teoría de la mente elaboraron un experimento (el de Sally-Anne o de la tarea de “creencia falsa”) en el que el niño o niña mira cómo el experimentador representa una historia con dos muñecas: Sally que tiene una cesta y Anne que tiene una caja. Sally coloca una canica en su cesta antes de salir de la habitación y Anne (cuando Sally está fuera) saca la canica de la cesta y la coloca en su caja. Cuando Sally regresa a la habitación se le pregunta al niño o niña: ¿dónde buscará Sally su canica? Un niño con una buena teoría de la mente señalará que Sally buscará la canica en el cesto porque ella no sabe que Anne ha cambiado la canica y la ha puesto en su caja. El niño sin teoría de la mente, por ejemplo con autismo, dirá que Sally buscará la canica en la caja por que no entiende que Sally, puesto que estaba fuera en el momento en el que la canica fue cambiada de sitio, piense que la canica aún está en el cesto en el que ella la había dejado. El niño/a son teoría de la mente no comprende que sus acciones están basadas en un pensamiento equivocado, no entiende que los demás tienen sus propios estados mentales y que pueden ser diferentes de la realidad y diferir de los propios.
   El test de Sally-Anne es uno de los ejercicios más utilizados para explicar el constructor de la Teoría de la Mente. Con ayuda de esta prueba demostramos que algunos niños y niñas, como los que tienen síndrome de Asperger, son incapaces de ponerse al lugar del otro. Se emplea para saber si un niño o niña tiene (o no) habilidades mentalistas y es una forma muy sencilla y amena de detectar dificultades en Teoría de la Mente en pequeños/as. Lo normal es que un niño de 3 años no responda correctamente a las demandas del test pero con poco más de 4 años el niño debería poder responder sin dificultades.
   Para realizar el test no necesitas ser un profesional ya que sigue una metodología bastante sencilla, solo necesitas dos muñecas, dos cajitas diferentes (o una cesta y una caja) y una bola. Puedes realizar una especie de teatro, cuyos personajes son Sally y Anne (las dos muñecas) en el que cada una tiene una cajita. Durante la representación debes contar al niño o a la niña que Sally y Anne tienen una cajita cada una. Sally coloca una bola en su caja antes de irse  (metemos la bola en la cesta de Sally). Una vez fuera Anne cambia la bola a su caja sin que Sally se dé cuenta. Después Sally vuelve a entrar en escena y en ese momento le debemos preguntar al niño/a dónde buscará Sally la bola que estaba es su cajita. Un niño que está desarrollando una buena Teoría de la Mente dirá que Sally buscará la bola en su cajita porque no ha visto que Anne la ha cambiado. En cambio, un niño que presenta problemas con la teoría d la mente dirá que Sally buscará en su cajita porque no entiende que Sally piensa todavía que la bola está donde la había dejado. Al niño y la niña con Asperger/TEA le resulta difícil comprender que los demás tienen sus propios pensamientos que pueden ser diferentes a los nuestros o que incluso pueden ser diferentes a la realidad.
   Es importante recalcar que, aunque este test es fácil de aplicar y nos da mucha información cualitativa acerca de las habilidades mentalistas de un niño no sirve para dar un diagnóstico. Esta prueba nos muestra si el niño/a son capaces de ponerse en el lugar de otros, en el de las protagonistas de la historia, pero no permite el diagnóstico de autismo o cualquier otro trastorno o condición clínica por sí solo. Para ello se requiere de la aplicación de materiales mucho más sólidos y complejos, especializados en el diagnóstico, como el ADI-R o el ADOS-2.



Teoría de la mente es una expresión que utilizamos para definir la capacidad de ponerse en el sitio de otra persona, de imaginarse qué piensa y qué siente, así como entender y anticiparse a su comportamiento. Es lo que coloquialmente entendemos como la capacidad de leer la mente al otro. Esta capacidad nos permite identificar y explicar las intenciones que hay detrás del lenguaje o la conducta de una persona (por ejemplo, en el uso de las metáforas o las ironías). Esa representación mental e interna que formamos la adquirimos de manera innata de modo que somos capaces de interpretar ciertas situaciones de una manera automática. En cambio las personas que tengan un TEA han de aprender estos patrones sociales ya que por la simple observación son incapaces de adquirirlos. 
El concepto de teoría de la mente fue utilizado por primera vez por Premack y Woodruff en 1978 para explicar el comportamiento de una chimpancé tras realizar una serie de experimentos donde le presentaban diferentes situaciones problema y se le daban dos alternativas para resolverlas (una correcta y otra incorrecta). Concluyeron que la chimpancé era capaz de resolver de forma correcta las situaciones problema porque era capaz de de reconocer el problema y el deseo de los experimentadores por resolverla, o lo que es lo mismo, era capaz de atribuirles un estado mental, el deseo. Para dar cuenta de éste hecho acuñaron el concepto de teoría de la mente. 
   Tener una teoría de la mente nos proporciona un mecanismo preparado para entender el comportamiento social. Podríamos predecir que si a una persona no tiene una teoría de la mente, es decir, si a una persona tuviera una “ceguera” ante la existencia de estados mentales, el mundo social le resultaría bastante caótico. Concretamente las consecuencias reales del síndrome de Asperger en el desarrollo de la teoría de la mente son: 
    - Menos contacto ocular y miran más a la boca de los interlocutores.
    - Hacen interpretaciones literales de lo que se les dice.
    - No son capaces de anticiparse a lo que las personas hacen o dicen.
    - No saben mentir y siguen de forma obsesiva ciertas normas básicas de las interacciones sociales.
    - No saben pedir ayuda de manera intuitiva (hay que enseñarles a hacerlo).
    - No saben distinguir entre acciones de los otros intencionadas y/o accidentales. 


Todos estos déficits van a dificultar notablemente la adaptación del niño o la niña a su entono, por lo que es de suma importancia proveerle de herramientas que le permitan desenvolverse de la forma más adaptativa posible ya que las habilidades sociales asociadas a la teoría de la mente resultan imprescindibles para una buena adaptación al entorno social, ya sea simple (entre dos personas) o complejo (las relaciones de masas). En este sentido, el fallo en la Teoría de la Mente junto a otros rasgos como las disfunciones ejecutivas explica la mayor parte de las conductas "extrañas" que presentan las personas con autismo. Una mayor comprensión de las deficiencias mentalistas del autismo puede ayudar tanto a profesionales como a familiares a mejorar algunas de estas conductas.
   Baron-Cohen, explicando las consecuencias que tiene para una persona fallar en la teoría de la mente, destacó en 1999 las siguientes afectaciones a las funciones sociales y comunicativas:
   - Falta de sensibilidad hacia los sentimientos de otras personas.
   - Incapacidad para tener en cuenta lo que otra persona sabe.
   - Incapacidad para hacer amigos “leyendo” y respondiendo a intenciones.
   - Incapacidad para “leer” el nivel de interés del oyente por nuestra conversación.
   - Incapacidad para detectar el sentido figurado de la frase de un hablante.
   - Incapacidad para anticipar lo que otra persona podría pensar.
   - Incapacidad para comprender malentendidos.
   - Incapacidad para engañar o comprender el engaño.
   - Incapacidad para comprender las razones que subyacen a las acciones.
   - Incapacidad para comprender reglas no escritas o convenciones.
   - Incapacidad para engañar o comprender el engaño.
"Las personas con TEA parecen sufrir un déficit específico en la habilidad para representarse los estados mentales de sí mismos, y de los demás, y entender y predecir conductas en función de dichos estados. Si no son capaces de atribuir estados mentales a los demás, y sus estados mentales se circunscriben a lo observable en el contexto físico concreto, las dificultades sociales, las dificultades en el desarrollo simbólico y los problemas comunicativos de origen pragmático (uso del lenguaje en el contexto social) serían la consecuencia de un desarrollo meta-representacional inadecuado." Baron Cohen, 2010.


En conclusión, la teoría de la mente puede describirse como la habilidad de las personas para atribuir estados mentales como conocimientos, deseos y creencias a otras personas y, así, entender que otras personas tienen sus propios pensamientos y creencias sobre el mundo que les rodea. Esto implica la capacidad de apreciar y evaluar las acciones hechas por los demás y usar ese conocimiento para formarse conceptos mentales o ideas basadas en esas acciones.





____
Fuentes:
- Déjame que te hable de los niños y niñas con autismo en la escuela. Juana Hernández, Arantxa Martín y Beatriz Ruiz. Ed: Teleno.

- Milgram , S. Obediencia a la autoridad: una visión experimental. Nueva York, Harper & Row, 1974.
- Poulson, K. , Kintsch, E., Kintsch, W. y Premack, D. "La comprensión y memoria de los niños para las historias", en la Revista de Psicología Infantil Experimental.
- Premack, D. ¿Principios cognitivos? En FJ McGuigan y DB Lumsden (eds.) Contemporary Approaches to Conditioning and Learning , pp. 287-319, 1973.
- Ciencia políticamente incorrecta, Teoría de la mente: https://cienciapoliticamenteincorrecta.com/2017/09/22/la-teoria-de-la-mente/
- Woodruff , G. , y Premack , D. Comunicación intencional en chimpancés: el desarrollo del engaño. 1978.
- Premack , D. y Woodruff , G. Resolución de problemas en chimpancés: prueba de comprensión. (202 : 532) 1975.
- Autismo y Síndrome de Asperger, pág. 93-94, de Baron-Cohen. 2010.
- Teoría de la mente y empatía: https://www.mundoasperger.com/2016/04/teoria-de-la-mente-y-empatia.html
- Ciencia políticamente incorrecta, El Test de Sally Anne, https://cienciapoliticamenteincorrecta.com/2017/11/28/el-test-de-sally-anne/
- Cognifit, Teoría de la mente: Qué es, test para evaluarla y actividades para potenciarla: https://blog.cognifit.com/es/teoria-de-la-mente-que-es-test-acitividades/
- Aprender la Teoría de la Mente (ToM) con AutisMIND®: https://www.mundoasperger.com/2018/06/aprender-la-teoria-de-la-mente-tom-con.html
- La teoría de la mente explicada en un vídeo de Centro selenium: https://www.mundoasperger.com/2018/02/teoria-de-la-mente-explicada-en-un.html