Aviso: se emplea en este espacio ocasionalmente el neutro (acabado en -o) porque así se evita la tediosa lectura que podría suponer el uso de ambos términos en todas las ocasiones (niño/a, alumnos y alumnas, etc). El contenido de MuNDo AsPeRGeR está protegido por Creative Commons Attribution 4.0 International. Puede compartir libremente cualquier contenido citando MuNDo AsPeRGeR o al autor del texto. Encontrará las fuentes que usamos nosotros al pie cada artículo.


28/7/17

Monográfico: conoce a las personas con síndrome de Asperger (texto e infografía).


Gracias a la sede en Huesca de la Asociación Asperger Aragón tenemos este estupendo monográfico del Diario del Alto Aragón: Conoce a las personas con síndrome de Asperger.


“Todo depende del modo en el que mires las cosas.
Una vez entiendas cómo piensan y como ven el mundo,
aquello que un día parece una discapacidad,
otro día puede ser un talento o un don”.
(Szatmari)

   Son muchas las características que tenemos que saber valorar de las personas con síndrome de Asperger, hay que ser capaces de meternos en su mente. Por eso es tan importante estar mentalizados y tener la capacidad de ver el lado bueno de las cosas, sacar lo positivo para poder entender lo negativo, ver lo bueno para poder mejorar lo que en un principio parece menos bueno y, cómo no, darnos cuenta que eso que se cree negativo simplemente es diferente y que en esa diferencia radica la riqueza de las personas

O descargue en el sitio:


   El Síndrome de Asperger es un conjunto de características mentales y conductuales que forma parte de los trastornos del espectro autista (TEA). La persona afectada muestra dificultades en la interacción social y en la comunicación, así como actividades e intereses en áreas que suelen ser muy restringidas y en muchos casos estereotípicas.

   Lealtad y Honestidad:
   Podríamos decir que poseen un círculo de confianza muy selecto, el cual está marcado en una total confianza. Expresan lo que sienten con total sinceridad, un atributo distintivo, que en la sociedad en la que vivimos es muy difícil encontrar. Sabes con franqueza que lo que te van a decir es totalmente cierto, lo que hace que la confianza hacia ellos sea ciega.
   La mayoría de niños con síndrome de Asperger (SA) son cariñosos, inteligentes y sensibles, pero hemos de conocer en cada caso, los aspectos que pueden limitar su capacidad y la forma de expresión de sus sentimientos. Generalmente pueden alcanzar una vida personal y profesional autónoma, aunque socialmente persistan algunas características singulares.



   Perfil cognitivo:
 - Cociente Intelectual normal o superior y en pocos casos inferior.
 - Dificultades en la percepción global a favor de la percepción de los detalles.
 - Dificultades para sintetizar el contenido relevante de un discurso o una imagen de los que fácilmente extrae los detalles más insignificantes.
 - Tendencia a la repetición literal. Al preguntarle por cómo ha ido el día en el colegio tiende a  escenificar y repetir literalmente, las frases de los adultos imitando incluso el tono y las inflexiones de la voz.
 - Memoria muy desarrollada. Tanto la memoria mecánica como la fotográfica.
 - Dificultades para la planificación y organización.
 - Dificultades para generalizar sus aprendizajes a otras situaciones.
 - Dificultades cuando intervienen conceptos abstractos.
 - Falta de motivación para lo que no le interesa.
 - Baja tolerancia a la frustración, mala aceptación de sus fracasos y de las críticas.
 - Tienden al perfeccionismo.
 - Dificultad para resolver todo tipo de problemas.
 - Capacidad que poseen para recordar nombres de personas o sus caras o sus voces, aunque haya pasado un tiempo desde la última vez que se cruzaron, destaca por el valor que damos a cuando alguien nos reconoce o se acuerda de nosotros, todos lo agradecemos y no muchos somos capaces de retener esa información en nuestra memoria.

   Características que condicionan su relación social:
 - Escaso contacto visual. Cuando hablan no acostumbran a mirar a los ojos o lo hacen de forma mecánica (poco interactiva).
 - Poco respeto del espacio interpersonal. Pueden “tirarse” encima del interlocutor o dirigirse a muy corta distancia o tocar a la persona cuando le habla.
 - Siguen rígidamente las normas explicitas y exigen que sean cumplidas por los demás: no permiten que se aparque si existe una señal que lo prohíba o no cruzará con el semáforo rojo. En cambio, pueden delatar al compañero que ha infringido una norma. Acostumbran a decir lo que piensan aunque socialmente no sea correcto.
 - Dificultad para el reconocimiento de caras y en el reconocimiento de las expresiones faciales.
 - Problemas de empatía. Dificultades para interpretar el estado de ánimo o intenciones de personas que le rodean. No diferencian un empujón por rabia o enfado de otro causado involuntariamente mientras se corre detrás de una pelota. Para ellos, ambos son una agresión.
 - Dificultades para mentir y/o comprender un engaño. Aprende que decir mentiras no es correcto pero es incapaz de comprender la mentira piadosa.
 - Dificultades para hacer o interpretar bromas, chistes y dobles sentidos. Es frecuente que debido a su incomprensión se convierta en víctima fácil de engaños, bromas y burlas.
 - Intereses restringidos. Generalmente acumulan información de forma exagerada sobre temas específicos como dinosaurios, trenes, horarios, números, astronomía, informática, programas especiales de TV etc.
 - Rigidez y poca flexibilidad en sus creencias sobre lo que está bien y lo que está mal y en la aceptación de los cambios de rutinas.
 - Rabietas como respuesta a su ansiedad, a su rigidez o a la incomprensión de la situación.
 - Tendencia a monopolizar el tema de conversación focalizándolo en su interés específico sin establecer un diálogo con el otro.
 - Deseo de tener amigos pero incapacidad para modificar, sin ayuda, las características y actitudes que le impiden conseguirlo.



   Características del lenguaje:
   El lenguaje lo adquieren a edades evolutivas normales e incluso con un nivel discursivo por encima de lo normal, no obstante y a pesar de esa adquisición del lenguaje, no lo utilizan de forma “socialmente adecuada”. El vocabulario que utilizan puede estar cargado de un alto contenido teórico, algo que facilita y le lleva a mantener conversaciones con alto grado de información. Las características más destacables y más frecuentes del lenguaje de la persona con síndrome de Asperger son:
 - Abrumador en su discurso si se tratan temas de su interés. No tiene medida.
 - Vocabulario singular. Suelen utilizar palabras sofisticadas que generalmente no corresponden a su edad.
 - Melodía inadecuada (tono de voz).  No utilizan inflexiones de voz.
 - Tendencia a la interpretación literal. “Estoy roto o muerto de cansancio” puede ser para él una fuente de ansiedad por interpretar la muerte o la rotura de forma literal. “Vuelvo en 5 minutos” no puede soportar que sean 6 o 7.
 - Dificultad para respetar turnos de palabra.
 - Utilización inadecuada de los pronombres. Pueden referirse a ellos mismos en tercera persona o por su nombre.
 - Repetición inmediata o diferida de frases o preguntas. Puede repetir anuncios e intercalarlos en la conversación.
 - Escasa interpretación y utilización del lenguaje no verbal.
   Tienen memoria excepcional para sus temas de interés, como pueden ser planos de metro, horario de trenes, clasificaciones deportivas… Este punto fuerte, bien llevado y trabajando el resto de déficits, puede hacer que tengan un futuro profesional relacionado con esos focos de interés muy exitoso. Es importante remarcar que estos intereses focalizados que poseen hacen que los veamos como auténticos genios, sin darnos cuenta muchas veces que para ellos son “juegos”, juegos que consideran remansos de tranquilidad, momentos que disfrutan simplemente pasando largas horas delante de un ordenador, o memorizando una y otra vez planos de metro. No intentemos privarles de esos temas aunque sí controlarles.

   Características sensoriales:
 - Sensibilidad auditiva: poca o nula tolerancia a ruidos inesperados (un portazo) o a ruidos sostenidos (turmix) o sonidos complejos o múltiples (niños que gritan en clase). Pueden tener una agudeza auditiva extraordinaria que les permite detectar, por ejemplo, la llegada del tren mucho antes de que el ruido sea percibido por otras personas.
 - Sensibilidad táctil: rechazo a tocar o que le toquen ciertas partes del cuerpo (cabeza, brazos), a dar o que le den un beso o un abrazo, a aceptar ciertas texturas de su vestimenta, a caminar descalzo o tocar la arena de la playa.
 - Sensibilidad olfativa: resistencia a la aceptación de cambios de perfume o del olor de los detergentes caseros.
 - Sensibilidad gustativa: dificultades para introducir alimentos con nuevos gustos y/o textura.
 - Sensibilidad al dolor: generalmente escasa respuesta al dolor que puede impedir la identificación de acciones arriesgadas o peligrosas o enmascarar algunas enfermedades, por ejemplo dolor de garganta, de oídos. Algunas veces puede reaccionar exageradamente después de un golpe insignificante.
 - Sensibilidad visual: excesiva sensibilidad a determinados niveles de luz o de color.




   Características del juego:
 - Preferencia por el juego solitario, muchas veces repetitivo. Siempre que juegue con piezas hará el mismo tipo de construcción. Cuando juegue con animales tenderá a hacer la misma secuencia o las mismas actividades.
 - Dificultades para aceptar el juego impuesto por los adultos, generalmente insiste en escoger él la actividad y es poco flexible ante las sugerencias externas.
- Dificultades para participar en juegos de equipo, para comprender las normas no escritas y los objetivos del juego. Por ejemplo el fútbol. Puede ser incomprensible para él el hecho de que haya 2 grupos que juegan unos contra otros, que él únicamente debe pasar la pelota a los de su equipo aunque en el otro haya compañeros suyos
. - Capacidad para jugar o compartir con compañeros siempre que se cumpla su voluntad o sus reglas de juego. Incapacidad para unirse a un grupo de juego liderado por otros pero admite compartir cuando es él el que impone el tipo de juego y sus reglas.
 - Dificultades para el juego simbólico. Su incapacidad para atribuir pensamientos, sentimientos, deseos e intenciones a otras personas influye en las características de su juego predominantemente concreto y poco creativo. Muy hábiles en juegos informáticos.
 - Dificultades para organizarse en espacios de tiempo no estructurados, por ejemplo la hora del recreo, el tiempo libre, etc.



Los datos de contacto son:
Asociación de Asperger y TGDs de ARAGÓN,
C/ Berenguer, 2-4. 4ª planta. 
22002 HUESCA 
Tel. 657 543079

https://drive.google.com/file/d/0B70imXT2spOfSm9LTFdTSGhPSVU/view

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Redefiniendo el síndrome de Asperger::

Técnicamente el síndrome de Asperger (SA) es un trastorno del espectro autista (TEA). Se trata de un trastorno que se manifiesta con la incapacidad para comunicarse convencionalmente, dificultades para asumir habilidades sociales de forma natural y también dificultades para comprender la conducta social de los demás.
Por ejemplo, en el lenguaje de las personas con Asperger están presentes una serie de alteraciones como el uso excesivamente formal, rebuscado o pedante; las dificultades para iniciar una conversación o para dejar de hablar y ceder el turno a otros cuando la conversación gira en torno un tema de interés restrictivo de la persona en cuestión; etc.

Las personas con síndrome de Asperger normalmente sienten la necesidad de tenerlo todo estructurado en su cabeza para poderlo comprender. prácticamente todos tienen intereses peculiares, restrictivos, único o incluso obsesivos; muchos son torpes debido a problemas de motricidad; la mayoría no juegan en grupo y tampoco se les dan bien los deportes (aunque insistimos en que siempre hay excepciones).

Tener síndrome de Asperger, y/o un hijo/a con síndrome de Asperger, incide en las relaciones personales de la unidad familiar, dificulta la socialización de todos sus miembros, la educación del menor resulta estresante y genera ansiedad, sobre todo si el centro escolar no colabora para cubrir sus necesidades educativas especiales y son alumnos que mayoritariamente padecen acoso escolar.

El Asperger no tiene consideración de enfermedad sino de síndrome (conjunto de síntomas) y la diversidad de funcionamiento va a estar ahí por siempre aunque, gracias a terapias, intervención y la ayuda familiar y profesional, sus dificultades pueden aminorar con el tiempo (y mucho trabajo y esfuerzo) y mantener lo que se llama "una vida normal". La media de edad ronda los 5 o 6 años cuando se produce el diagnóstico (mucho más tarde en el caso de las chicas porque sus rasgos son más sutiles y los diagnosticadores aún no están suficientemente entrenados para percibirlos) aunque sus rasgos especiales suelen hacerse patentes a partir de los 3 años de edad. Algunos de estos niños y niñas presentan comportamientos “especiales” casi desde su nacimiento (por ejemplo hiperactividad y déficit de atención en alguna época, un comportamiento excesivamente infantil para su edad, aprenden a leer solos (hiperlexia), no miran a los ojos al hablar (mirada anómala), tienen rabietas que para los demás son incomprensibles y desmesuradas, son muy literales, etc. y cuándo no, ni sobre qué temas es apropiado hacerlo según el contexto, ni cuándo intervenir o cómo iniciar una conversación. Los gestos, el rostro y las expresiones corporales de los demás les resultan confusos a menudo porque la mayoría de personas con síndrome de Asperger solo interpretan el lenguaje verbal (las palabras) y no comprenden bien el no verbal. Por tanto, aunque su semántica sea rica (normalmente tienen un vocabulario incluso mucho mejor que la de sus iguales) y su sintaxis correcta (saben perfectamente construir una oración y expresarse de forma normativamente correcta a nivel sintáctico y semántico) fallan estrepitosamente en la pragmática. Eso hace que su comportamiento social parezca “anormal”.

El conjunto de rasgos (o síntomas) más importantes del síndrome de Asperger son:

1. Deficiencias sociales: carecen de recursos para interpretar las señales sociales y el lenguaje no verbal por lo que su lenguaje pragmático falla. Esto significa que a la hora de interpretar emociones pueden errar o no saber cómo expresar las suyas propias.

2. A menudo no reconocen signos del intercambio de la toma de turno por lo que no saben cuándo pueden hacerlo. Son literales, mucho más cuanto menos edad tengan. Las personas con síndrome de Asperger entienden el lenguaje verbal sin poder interpretar su componente prevaricador (las mentiras, las frases hechas, las metáforas, los juegos de palabras, etc.). Como no comprenden bromas, sobreentendidos, lenguaje metafórico, chistes, etc. y tampoco comprenden conceptos abstractos casi siempre son incapaces de intuir lo que otros piensan o cómo se sienten los demás, lo cual significa que tienen graves problemas en lo que se conoce como "teoría de la mente".

3. Tienen focos de interés absorbentes. Se interesan por cuestiones que a otras personas les podrían parecer irrelevantes y llegan a convertir esos temas en verdaderas pasiones y en intereses exclusivos, focalizando todo su interés en el aprendizaje de tantos datos como caigan en sus manos o en actividades de colección sobre esas áreas de interés. Adquieren conocimientos muy concretos hasta llegar a ser verdaderos expertos y, a la vez, a veces ignoran aquellos otros temas que no les interesan en absoluto (esto puede desembocar en fracaso escolar). Consiguiendo que sus intereses particulares formen parte de su aprendizaje pueden llegar a realizar estudios superiores con éxito y si además esos intereses absorbentes los pueden utilizar en el entorno laboral serán personas eficaces y muy útiles en su trabajo.

4. Establecen rituales muy estrictos: necesitan rutinas, si sus costumbres, sus horarios o sus actividades varían, y no se les ha anticipado que habrá un cambio, experimentan ansiedad. Pequeñas diferencias en su rutina, que aparentemente no tienen importancia, a ellos/as les pueden llegar a alterar muchísimo. Necesitan saber en todo momento qué día de la semana es, qué actividades tienen previsto hacer en ese día, etc. Eso hace necesaria la anticipación de los cambios: si por cualquier causa se van a alterar sus rutinas conviene explicárselo con antelación para no provocarles ansiedad.

5. La mayoría de personas con síndrome de Asperger presentan motricididad dañada en mayor o menor medida: son torpes y patosos. De ahí que por lo general los juegos en grupo y los deportes se les den mal. Eso agrava el problema de socialización porque sus compañeros de juegos les rechazan en sus equipos e, incluso, llegan a prohibirles la participación. Los adultos suelen tropezar, los niños se caen y se golpean a menudo, les cuesta aprender a montar en bici, atarse los cordones de los zapatos o abotonarse la ropa. Con el tiempo, la práctica y mucha insistencia se mejoran mucho las habilidades motrices pero suele quedar cierta torpeza en la edad adulta.
Por lo demás… son personas con sus capacidades cognitivas intactas. No hay ningún rasgo físico que les diferencie de los otros niños y pasan desapercibidos en el grupo aunque se les suele clasificar como “raritos” o “excéntricos”. La mayoría de personas con síndrome de Asperger tiene una memoria excepcional por lo que suelen aprender muchísimos datos (especialmente sobre sus temas de interés). Su memoria es sobre todo visual-espacial así que recuerdan pequeños detalles que los demás no recordamos. Sin embargo necesitan adquirir habilidades sociales, y requieren apoyo terapéutico/psicológico prácticamente toda su vida, por lo que es importante ponerles en manos de profesionales tan pronto como sean diagnosticados y trabajar individualmente las dificultades concretas que presenta cada persona en particular.
No sirven generalizaciones de cara a la intervención: hay que concretar las dificultades de cada uno y enfocarse en ellas para ayudar de verdad a esa persona.




Licencia de contenido:

Creative Commons License

This work is licensed under a Creative Commons Attribution 4.0 International License.
Puede reproducir cualquier contenido de este espacio siempre y cuando cite la fuente. Los contenidos que pertenecen a otros autores y que se han compartido aquí estarán sujetos a sus propios derechos.