Aviso: se emplea en este espacio ocasionalmente el neutro (acabado en -o) porque así se evita la tediosa lectura que podría suponer el uso de ambos términos en todas las ocasiones (niño/a, alumnos y alumnas, etc). El contenido de MuNDo AsPeRGeR está protegido por Creative Commons Attribution 4.0 International. Puede compartir libremente cualquier contenido citando la fuente. Encontrará la bibliografía al pie cada artículo.



26/12/16

Diferentes modelos de intervención en los trastornos del espectro autista.



La intervención en la persona con síndrome de Asperger u otro trastorno del espectro autista debe establecerse de forma individualizada y atendiendo a las dificultades concretas que presente esa persona en concreto.
De hecho, la intervención dependerá de la edad y el género de la persona y la selección del método y sistema de intervención también. Además, deberá incluir proyectos que mejoren la relación social, así como la comunicación, y expresión, de esa persona.

Evidentemente cuanto antes se inicie la intervención más efectiva va a ser y mejores resultados se obtendrán pero el resultado también depende del grado de afectación y de la comorbilidad que sufra cada uno. Estos factores harán que la evolución sea más o menos rápida y eficaz pero en todo caso el objetivo de la intervención será conseguir una comunicación eficiente, que optimice la adaptación social, para lo que se requiere mejorar el uso comunicativo del lenguaje en el contexto natural, dando atención prioritaria a las habilidades pragmáticas pero sin olvidar que el lenguaje es un sistema global y que a medida que un niño o niña desarrolla sus destrezas de comunicación la distinción entre contenido, forma y uso lingüístico se hace más borrosa.
Las intervenciones específicas, tales como los enfoques y prácticas de enseñanza, las técnicas de manejo de la conducta, las estrategias de apoyo emocional y las actividades dirigidas a fortalecer la capacidad social y comunicativa, deberían ser concebidas e implementadas de modo cuidadoso, individualizado y consistente (esto es, en todos los entornos, en todas las situaciones y con todo el personal educativo).
La selección de objetivos en la intervención se basa en un cuidadoso análisis de las intenciones comunicativas, teniendo en cuenta que la destreza que se enseña debe tener utilidad inmediata para esa persona, en su ambiente natural. Debe ser útil para él/ella o formar parte de una habilidad más amplia que ya posee el paciente y debe potenciar su motivación hacia el uso del lenguaje.
Esa misma estrategia debe ser relevante y/o deseable para la persona, de forma que se trate de conductas capaces de generar efectos significativos y reales en su cotidianidad, con consecuencias visibles en su ambiente natural. 


A continuación se muestran algunas sugerencias para fomentar habilidades significativas en esta importante área:
- Deben enseñarse y practicarse repetidamente las instrucciones verbales explícitas acerca de cómo interpretar el comportamiento social de otras personas.
- El significado del contacto ocular, una mirada intensa, las diversas inflexiones y tonos de voz, los gestos faciales y con las manos, las comunicaciones no literales tales como el humor, el lenguaje figurativo, la ironía, el sarcasmo y la metáfora han de ser enseñados de un modo no muy distinto al aprendizaje de una lengua extranjera, esto es, todos los elementos han de hacerse explícitos mediante explicaciones verbales y han de ser ejercitados de forma apropiada y repetitiva.
- Los mismos principios han de guiar el entrenamiento de las habilidades expresivas de la persona.
Las situaciones concretas han de ser practicadas en un entorno terapéutico y puestas a prueba en situaciones que se dan de modo natural.
- Es especialmente importante que los encuentros con personas desconocidas (por ejemplo, ser presentado a alguien) se ensayen hasta que la persona con SA sea consciente del impacto de su comportamiento sobre las reacciones de las otras personas hacia él.
- Deben incorporarse en este programa técnicas tales como practicar delante de un espejo, escuchar una conversación grabada, mirar un comportamiento que se ha grabado en vídeo, etc.
- Se deben utilizar situaciones sociales ideadas en el entorno terapéutico, que exijan el manejo de habilidades de receptividad visual y otras habilidades no verbales, y deben enseñarse asimismo estrategias para descifrar las dimensiones no verbales más significativas inherentes a estas situaciones.
- Se debe enseñar a la persona con síndrome de Asperger a revisar su propio estilo de hablar en términos de volumen, ritmo, naturalidad, ajustándolos en función de la proximidad del que habla, el contexto y la situación social, el número de personas y el ruido de fondo.
- Debe ser prioritario el esfuerzo para desarrollar las habilidades de la persona con sus compañeros, en el sentido de manejar bien las situaciones sociales. Esto debe incluir el manejo de un tema, la habilidad para aumentar y elaborar un cierto rango de temas iniciados por otros, cambiar de temas, terminar los temas de forma apropiada y sentirse cómodo en una serie de temas que son los que normalmente interesan a la gente de su edad.
- Debe ayudarse a la persona con Asperger a reconocer y utilizar diferentes medios de interactuar, mediar, negociar, persuadir, discutir y disentir por medios verbales. 
- En lo que se refiere a las propiedades formales del lenguaje se le puede ayudar a que comprenda que el lenguaje idiomático solamente puede ser entendido en su justo término, haciendo prácticas para identificarlo tanto en un texto como en una conversación.
- Es importante ayudar a la persona con Asperger-TEA a desarrollar la habilidad de inferir, predecir, explicar su motivación y anticipar múltiples consecuencias, así como a aumentar la flexibilidad, tanto de pensamiento como de utilización del lenguaje con otras personas.


Todos los que están en contacto cercano con la persona con síndrome de Asperger deben conocer el programa de intervención para aumentar así la consistencia, el control y los refuerzos a la misma. Podríamos decir que el trabajo de la intervención debería centrarse en destrezas que esa persona elegiría tener ya que producen cambios significativos en su entorno natural.



No hay comentarios:

Publicar un comentario