17/5/16

Sobre la Teoría de la Mente.



  La teoría de la mente se define como la capacidad para predecir, comprender y actuar frente a la conducta de otras personas, sus conocimientos, sus intenciones, sus emociones y sus creencias, y se plantea como una alternativa viable para establecer un programa adaptado a las características de los niños diagnosticados con trastorno del espectro autista (TEA).
  Las teorías psicológicas, aunque ofrecen sentido común, carecen normalmente de pruebas ya que son todas unidimensionales y sólo brindan la perspectiva de las personas que las desarrollaron. Sin embargo, en un síndrome como el Asperger, del cual no se ha definido un agente causante único, ofrecen una perspectiva complementaria sobre la etiología del trastorno. No todas tienen validez para la comunidad científica pero hay algunas que ayudan a comprender el síndrome y las áreas que se ven afectadas.
  Las teorías psicobiológicas más aceptadas que se han elaborado para tratar de explicar los trastornos del espectro autista son
  a) la de Baron-Cohen, Leslie y Frith (teoría meta-representacional)
  b) la de Hobson (teoría afectiva).
  Nos vamos a centrar en la primera, la “teoría meta-representacional” de Baron-Cohen, que afirma que a las personas con Trastornos del Espectro Autista (TEA) les fallaría la teoría de la mente, que es la capacidad cognitiva que nos permite diferenciar nuestros propios estados mentales de los de los demás (creencias, opiniones, deseos y pensamientos) (1).
  La teoría de la mente puede describirse como la habilidad de las personas para atribuir estados mentales como conocimientos, deseos y creencias a otras personas y, así, entender que otras personas tienen sus propios pensamientos y creencias sobre el mundo que les rodea. Esto implica la capacidad de apreciar y evaluar las acciones hechas por los demás y usar ese conocimiento para formarse conceptos mentales o ideas basadas en esas acciones. 
  Las personas con TEA parecen sufrir un déficit específico en la habilidad para representarse los estados mentales de sí mismos, y de los demás, y entender y predecir conductas en función de dichos estados. Si no son capaces de atribuir estados mentales a los demás, y sus estados mentales se circunscriben a lo observable en el contexto físico concreto, las dificultades sociales, las dificultades en el desarrollo simbólico y los problemas comunicativos de origen pragmático (uso del lenguaje en el contexto social) serían la consecuencia de un desarrollo meta-representacional inadecuado. (2)
  Actualmente se investiga en varios frentes tanto sobre el efecto que tiene el fallo en la teoría de la mente como en las posibilidades de mejora sobre esa área. Por ejemplo, se presentó mejoría de las capacidades emocionales tras la implementación del programa pilkoto (programa de desarrollo cognitivo) que se ha puesto a prueba con una pequeña muestra de niños con TEA y, además, los padres, docentes o terapeutas percibieron cambios positivos en las habilidades adaptativas de los niños. Según los autores del estudio los aspectos metodológicos y estructurales del programa de desarrollo cognitivo fueron adecuados para los niños con TEA participantes de la investigación aunque debido al carácter preliminar del estudio se debería realizar el estudio con una muestra mayor que permita la generalización de los resultados.

................
Notas y fuentes:
  (1) Datos obtenidos en Baron-Cohen, S. Autismo y síndrome de Asperger. 2010, Alianza editorial. Baron-Cohen plasmó sus teorías en dos antologías (Understanding Other Minds, 1993, y 2000) en las que propuso un modelo de desarrollo de lectura de la mente.
  (2) Sobre teoría de la mente y empatía hay un artículo en este mismo blog que encontrarás en el enlace http://www.mundoasperger.com/2016/04/teoria-de-la-mente-y-empatia.html?m=1
- [Rev Neurol 2016] Villanueva-Bonilla C, Bonilla-Santos J, Arana-Guzmán F, Ninco-Cuenca I, Quintero-Lozano A. http://www.neurologia.com/sec/RSS/noticias.php?idNoticia=5624&utm_source=dlvr.it&utm_medium=facebook
- Mundo Asperger y otros mundos, de Sacha Sánchez-Pardíñez. http://www.amazon.com/dp/B017IMQFYW ).

No hay comentarios: