1/10/20

La prevención debe ser objetivo primordial en la lucha contra el acoso escolar.


Cuando existe un caso de acoso escolar debe primar el derecho de la víctima a ser protegida. Los centros educativos tienen la obligación de garantizar ese derecho.
La forma de garantizar la protección de la víctima de acoso escolar consiste en estar abiertos a detectar y descubrir las conductas de acoso y violencia escolar. 
De hecho, la ley hace responsables a los colegios de proteger a los niños y niñas de cualquier peligro que puedan sufrir estando en el centro escolar.
En aquellos casos en que los centros educativos no garantizan la seguridad de los alumnos y no protegen a las víctimas de acoso escolar es posible denunciar a los centros educativos por omisión de su responsabilidad. Ya existen sentencias que obligan a los centros a indemnizar a aquellos niños que han sido dañados por el acoso escolar. Cuando no se toman medidas aumenta el número de alumnos que participan en conductas violentas y aumenta la probabilidad de que el centro tenga que responder a demandas judiciales, indemnizando económicamente a las víctimas. De todos modos la prevención debe ser un objetivo fundamental. El niño/a necesita saber que alguien le cree y le apoya.
Mandamos a nuestros hijos a centros educativos, no a campos de batalla, así que si se detecta acoso escolar debe exigirse al centro que tome medidas de protección de las víctimas y que sancione a los agresores por sus conductas de maltrato.


Como padres/profesores también debemos ser conscientes de que algunos niños podrían ser testigos de este tipo de actitudes, por lo que debemos enseñarles a empatizar e implicarse para denunciar el acoso. También enseñarles que si reciben archivos, vídeos o fotos en las que se humilla a un compañer@, o son de carácter íntimo y privado, es MUY IMPORTANTE no participar en su difusión y denunciar.

No hay comentarios:


El contenido de MuNDo AsPeRGeR está protegido pero puede compartirlo libremente citando la página y/o al autor del texto. Las imágenes pertenecen a sus autores.