contenido de la página

Translate


Aviso: se emplea en este blog, ocasionalmente, el neutro o masculino (acabado en -o) en los términos que admiten ambos géneros, sin que ese uso gramatical esconda una discriminación sexista sino porque, dado que la lengua castellana no proporciona expresiones neutras para indicar ambos sexos, así se evita la tediosa lectura que podría suponer el uso de ambos términos en todas las ocasiones (niño/a, los hombres y mujeres, los alumnos y las alumnas, etc.)

21/3/18

En qué deben enfocarse los/las terapeutas de mujeres Asperger/TEA. (De "Aspie bajo tu radar").





   De la página Aspie bajo tu radar: Cuentos de consternación y maravillas del espectro del autismo os resumimos el artículo "En qué deberían enfocarse los/lasterapeutas de mujeres autistas/Aspie".

Imagen obtenida del artículo original.
"Somos diversas y necesita buscar profundamente
para encontrar lo que hay allí dentro".

    Incontables mujeres han sido diagnosticadas incorrectamente con trastornos de la personalidad y han sido tratadas a través de psicoterapia y medicamentos cuando lo que realmente está sucediendo es que tienen un trastorno del espectro autista o Asperger. Parte del problema es que se sabe muy poco sobre cómo las condiciones del espectro autista se manifiestan realmente en las mujeres y cómo las mujeres se desenvuelven con esas condiciones especiales. 
   Los terapeutas que trabajan con mujeres en el espectro pueden hacer ciertas cosas para ayudar:
   1. Por favor, por favor, dejen de patologizar nuestras diferencias. Deben dejar de tratar nuestras diferencias como problemas a resolver y acéptarnos a nosotras y nuestras peculiaridades por lo que son, solo diferencias que asustan a otras personas, pero que pueden funcionar muy bien para nosotras si se gestionan adecuadamente. En lugar de intentar normalizarnos y alinearnos con el programa neurotípico permítanos desarrollar las fortalezas de nuestras diferencias y emplearlas. Hemos sido derrotadas durante tanto tiempo, tanto interna como externamente, que a menudo necesitamos ayuda solo para ver que la mejora es posible.
   2. Puede ayudarnos a lidiar con las cosas que realmente son problemas porque tenemos muchos de esos. Tenemos toda una vida de conflictos, irregularidades y desconexiones, y tenemos muchos viejos hábitos que pueden funcionar o no. A veces podemos ser nuestras peores enemigas (entre el autoconcepto negativo, los pensamientos negativos contraproducentes, los intentos constantes de resolver las cosas...) En realidad estamos usando criterios incorrectos para comprender nuestro mundo. Es como si hubiéramos intentado leer un periódico francés mientras usábamos un diccionario finlandés. Cerca... pero no acertado. Y a veces ni siquiera cerca. El resto del mundo nunca lo sabrá porque somos muy hábiles para ocultar nuestros problemas y disimularlos como si fuésemos neurotípicas (NT). De hecho, el primer paso para muchas de nosotras es llegar a un lugar donde nos sintamos lo suficientemente cómodas y seguras como para admitir nuestras dificultades. 
   3. Sea lógico con nosotras y use la razón.
   4. Deje de asumir que somos las versiones de las mujeres que parecemos ser. Las mujeres Asperger/TEA somos maestras del disfraz y estamos tan acostumbradas a enmascarar nuestros rasgos Asperger que nunca sabrías quién y qué somos solo por mirarnos con un ojo inexperto. Hemos sobrevivido tanto tiempo mezcladas con los neurotípicos, imitándoles, que puede asumir que nos comportamos como ellos, que somos como ellos. Eso hace que sea extremadamente fácil pasar, y es extremadamente difícil salir, de la interpretación que realizamos y mostrar la persona que realmente se es.
   5. Edúquese sobre el punto de vista de las mujeres que están en el espectro autista. Lea libros y blogs de expertos como Tania Marshall, Sam Craft y otros que bloguean y vlogan sobre nuestra situación. Lea los blogs de mujeres en el espectro, las palabras de mujeres y hombres que realmente están viviendo esto. Mire los vídeos y descubra de nosotras cómo es ser nosotras.
   6. Deje de tratarnos como si fuéramos objetos a reparar y no suponga que sabe lo que necesita ser arreglado, para empezar. Las mujeres necesitan cuidados especiales porque somos extremadamente vulnerables y, a menudo, hemos pasado por muchos traumas, simplemente por vivir en nuestras propias pieles. No trate todo como una psicoterapia estándar: no trate nada con nosotros de esa manera. Debe comprender todo el espectro de nuestras experiencias, los contextos de nuestras vidas, nuestros problemas, y eso lleva mucho, mucho tiempo hacerlo, tanto para nosotras como para usted.


   De todos modos las cosas que experimentamos a veces se pueden gestionar con diferentes enfoques y eso sin mencionar la importancia de tener un lugar para interactuar con otra persona que no te trate como si fueras rara, o defectuosa, o una versión fallida de una mujer porque tienes intereses especiales intensos o tics y estereotipias que te ayudan a manejar la sobrecarga sensorial. 
   7. Pregúntenos qué es lo que queremos, qué necesitamos y ayúdenos cuando decimos que necesitamos ayuda. Pasamos nuestras vidas estudiando y examinando todo, incluyéndonos a nosotras mismas. Muchas de nosotras tenemos voluminosos inventarios internos (y posiblemente externos) de nuestros déficits, defectos, fallos y una serie de cosas que nos gustaría cambiar sobre nosotras mismas. Probablemente podamos darle una buena idea de dónde necesitamos ayuda si tiene nuestra confianza y no nos presiona demasiado. Muy pocas personas nos pueden ofrecer la oportunidad de articular nuestras necesidades exactas, pero si puedesconseguirlo eres afortunado/a.
   8. No nos presione para mostrar ciertos resultados de la terapia, ni un poco. Estamos tan condicionadas a cumplir, a imitar, a disimular y también a cumplir con las expectativas de los demás que es probable que hagamos una interpretación creíble de alguien que está progresando, pero por dentro, la mujer sentada frente a usted seguirá siendo una mujer que sufre ansiedad, una persona preguntándose si ha hecho algo mal ... otra vez. No nos presione para "ponernos en contacto con lo reprimido ..." nada. Ni siquiera sugiera que "deberíamos" sentir o pensar tal y tal como resultado de la terapia. No nos recompense por hacer lo que quiere que hagamos, digamos o pensemos y ni siquiera sugiera criticarnos por no entenderle. Somos más sensibles de lo que jamás adivinaría e incluso la más leve insinuación de presión para "llegar a un acuerdo" con lo que  piensa usted está afectándonos a nosotras, puede desencaminarnos y enviarnos a un despilfarro terapéutico que puede tener serias consecuencias en el futuro. 
   9. Escuche y piense críticamente. Trate de imaginar lo que es ser nosotras por un tiempo y vea cómo es estar en nuestros zapatos. Escucha lo que tenemos que decir nosotras, no a lo que estás pensando o cómo vas a respondernos. Escúchanos a nosotras, no la voz de tu cabeza. Observe cómo somos sin sacar conclusiones precipitadas. Intente usar un enfoque científico mientras nos observa y recuerde que para lo que ha sido entrenado no es lo que realmente está viendo frente a usted. Aprenda sobre problemas sensoriales y problemas de funciones ejecutivas. Lea los relatos de mujeres autistas y Aspie y asimílelo todo. Sumérjase en nuestro mundo, vea cómo es, sienta cómo es. Los libros le darán una vista interna de nuestro mundo muy rara, que nunca podremos comunicar hablando. 

   Piense críticamente y tome la "guía de expertos" que usted use con precaución. tenga en cuenta que la gran mayoría de los criterios y la investigación del espectro autista se han desarrollado para niños, blancos, de 7 años, de familias de clase media y ese es un subconjunto muy pequeño de la población en general, y uno muy singular. Esos muchachos tienen problemas que muchas de nosotras, las mujeres, nunca tendremos, y es posible que nunca enfrenten el tipo de dificultades que enfrentamos nosotras a diario. No de nada por hecho, no asuma nada como verdad inamovible, simplemente abra su mente y verifique sus suposiciones de entrada escuchando a la mujer que tiene delante.
   10. Simplemente esfuércese por comprender, por entender realmente lo que le sucede a esa mujer. Estamos muy solas y a menudo muy perdidas tanto internamente como socialmente y eso se debe en gran parte a que nadie entiende quiénes somos ni a qué se enfrentan si pretenden ayudarnos. Un poco de comprensión, de sentimientos genuinos y empatía visceral por su parte (no solo la versión neurotípica de eso) será de gran ayuda.
   Al final, cada pizca del esfuerzo que pone un terapeuta para comprender mejor a las mujeres en el espectro del autismo puede dar sus frutos en formas muy importantes. Por el contrario, cada vez que se hacen el ciego, sordo e insensible a nuestra situación tienen el potencial de realmente destruirnos. Así que ande con cuidado, por favor.





__________
Escrito el 18 de junio de 2016 por Visualvox y publicado originalmente en inglés en: https://visualvox.wordpress.com/2016/06/18/what-therapists-of-autistic-aspie-women-should-focus-on/ Traducido, resumido y adaptado por MuNDo AsPeRGeR para esta publicación.