Aviso: se emplea en este espacio ocasionalmente el neutro (acabado en -o) porque así se evita la tediosa lectura que podría suponer el uso de ambos términos en todas las ocasiones (niño/a, alumnos y alumnas, etc). El contenido de MuNDo AsPeRGeR está protegido por Creative Commons Attribution 4.0 International. Puede compartir libremente cualquier contenido citando MuNDo AsPeRGeR o al autor del texto. Encontrará las fuentes que usamos nosotros al pie cada artículo.


5/3/17

Dos manzanas que te pueden enseñar las consecuencias del acoso.



    ¿Es la violencia solo agredir físicamente? ¿Qué le pasa a una persona cuando continuamente se la deja de lado, se la humilla, se la insulta? ¿Por qué es importante promover el buen trato en clase? Seguro que muchos padres y madres pensamos que urge educar a nuestros hijos contra el acoso escolar, que sufren un 26% de nuestros menores, y la violencia de género, que cada vez se manifiesta a edades más tempranas. Pero quizá nos falten herramientas: los sermones no funcionan, la presión del grupo es más fuerte que nuestras palabras. Aquí dejamos este método innovador de una profesora que quiso promover la reflexión y el debate en clase de una manera muy original: utilizando dos manzanas. 
   Ese día, la profesora Rossie Dutton quería explicar a sus alumnos qué es el acoso escolar o bullying. Pensó cómo podían entenderlo. Ella está especializada en psicología infantil. Escogió dos manzanas rojas y antes de entrar en clase, dejo caer una de ellas varias veces al suelo, con delicadez para que no se estropeara por fuera, pero totalmente segura de lo que estaba ocurriendo en el interior de la manzana. ¿Qué hizo al entrar en clase?
  La profesora les enseñó a sus alumnos las dos manzanas. Por fuera, eran prácticamente iguales. Pero ella sabía (y sólo ella), qué manzana era distinta... por dentro.
   Rossie les pidió a sus alumnos que le dijeran cosas muy feas a una de las manzanas (la que previamente había golpeado). Ellos la insultaron y le dijeron cosas terribles: 'apestosa, eres horrible'... 'probablemente tengas gusanos'... 'hueles mal, tienes un color feísimo'... Acto seguido, les pidió que dijeran cosas bonitas a la otra manzana. Así que obedecieron y le dedicaron todo tipo de halagos:  'qué preciosa eres'... 'que color tan brillante'...



   - Ahora -dijo Rossie-  os voy a demostrar cómo las palabras feas le hicieron daño a la manzana.
  La profesora abrió las dos manzanas y los alumnos observaron con horror cómo una de ellas estaba llena de manchas marrones. Estaba fea y estropeada.
   Por fuera, ambas manzanas parecían iguales, pero la manzana que recibió insultos era muy diferente por dentro: estaba llena de moretones.
   De esta forma, los alumnos entendieron que el acoso, el desprecio y las palabras horribles pueden hacer mucho daño en el interior de un niño aunque por fuera parezca que no ocurre nada.

   Pulse "play" para ver el vídeo:

la vacuna contra la violencia es la educación”. 
Javier Urra, primer Defensor del Menor.

   La profesora compartió su experiencia: "Creo que se iluminó una bombilla de inmediato en la cabecita de los niños. Entendieron que lo que vimos en esa manzana, los moretones, la papilla y los pedazos es lo que está ocurriendo dentro de cada uno de nosotros cuando alguien nos maltrata con sus palabras o acciones. Si no hubiéramos cortado la manzana, nunca hubieran sabido que esa manzana estaba mal"
Una de las niñas de la clase se había negado a decirle cosas feas a la manzana.
   - Tenemos que ser como ella -les dijo Rossie a sus alumnos-  porque vosotros tenéis la capacidad de evitar que ninguna manzana se estropee por dentro.



   Dutton publicó su experiencia en Facebook un día después de la clase, como lo hace con muchas de sus lecciones. “Estaba en shock cuando vi la cantidad de comentarios que había recibido. No lo podía creer. Creo que es una señal de que el bullying es un problema mundial y la gente busca formas de prevenirlo, especialmente los educadores”. No todos los comentarios que recibió la maestra fueron halagadores. “Algunas personas cuestionaron el método porque les hice creer a mis estudiantes que sus palabras estaban hiriendo a la manzana. Cuando le estás enseñando a niños, a veces hay que jugar un poco con la realidad para que puedan comprender ciertas cosas. Por supuesto, más tarde les expliqué lo que había hecho con la manzana, pero si lo hubiera hecho desde un principio no hubieran entendido el punto”.



___________
   La explicación de la propia Rossie Dutton decía:
   "Hoy en una de nuestras clases les presenté a los niños a dos manzanas (los niños no lo saben, pero antes de la clase que había tirado repetidamente una de las manzanas en el suelo, no se podía decir, ambas manzanas parecían perfectas). Hablamos de las manzanas y los niños describieron cómo ambas manzanas parecían iguales; ambas eran rojas, eran de tamaño similar y parecían lo suficientemente jugosas como para comer. Recogí la manzana que había tirado en el suelo y empecé a decirle a los niños cómo me gustaba esta manzana, que pensé que era asqueroso, era un color horrible y el tallo era demasiado corto. Les dije que porque no me gustaba, tampoco quería que les guste, así que deberían llamar también nombres. Algunos niños me miraron como si yo estuviera loco, pero pasamos la manzana alrededor del círculo llamando nombres, ' eres una manzana apestosa ', ' ni siquiera sé por qué existes ', ' probablemente tienes gusanos dentro de ti ' Etc. Realmente sacamos a esta pobre manzana. En realidad empecé a sentir lástima por el pequeño. Luego pasamos otra manzana por ahí y empezamos a decir palabras amables, ' eres una manzana preciosa ', ' tu piel es hermosa ', ' qué hermoso color eres ' etc. A continuación, expuestas las dos manzanas, y otra vez, hablamos de las similitudes y diferencias, no hubo cambio, ambas manzanas seguían siendo iguales.



   Entonces corté las manzanas abiertas. La manzana a la que habíamos sido amable era clara, fresca y jugosa dentro. La manzana a la que habíamos dicho palabras hirientes estaba magullada y todo blando dentro. Creo que hubo un momento de luz para los niños de inmediato. Realmente lo tienen, lo que vimos dentro de esa manzana, los moretones, la masa y los pedazos rotos es lo que está sucediendo dentro de cada uno de nosotros cuando alguien nos maltrata con sus palabras o acciones. 
   Cuando la gente es víctima de bullying, especialmente los niños, se sienten horribles dentro y a veces no muestran o dicen a los demás cómo se sienten. Si no hubiera cortado esa manzana, nunca habría sabido cuánto dolor le había causado. Compartí mi propia experiencia de sufrir las palabras poco amables de alguien la semana pasada. Por fuera miré bien, todavía estaba sonriendo. Pero, en el interior alguien me había causado mucho dolor con sus palabras y me dolía.
   A diferencia de una manzana, tenemos la habilidad de evitar que esto suceda. Podemos enseñar a los niños que no está bien decir cosas desagradables entre sí y discutir cómo hace sentir a los demás. Podemos enseñar a nuestros hijos a levantarse el uno por el otro y detener cualquier forma de bullying, igual que una pequeña niña hizo hoy cuando se negó a decir palabras poco amables a la manzana. Cada vez más daño y daño sucede en el interior si nadie hace nada para detener el acoso. Vamos a crear una generación de niños amables y amables.
La lengua no tiene huesos, pero es lo suficientemente fuerte como para romper un corazón. Así que ten cuidado con tus palabras.



   Aclaraciones: La manzana era una manzana roja y para asegurarse de que seguía mirando como si no hubiera ningún daño en su interior fue girada repetidamente (pero suavemente) en el suelo una y otra vez. Para tocar podías sentir los moretones, pero no podías verlo. Nadie se dio cuenta de esto dentro de la clase.
   Después de que la manzana fuera cortada y el impacto se hizo, hablamos de cómo me a propósito la manzana antes de la sesión para hacer el punto de que no vemos a menudo el dolor que nuestras palabras causan a la gente. Tuvo un impacto muy poderoso. Los niños lo entendieron y los niños entendieron.
   Durante esta clase relax kids (y todas las clases) ofrecemos a los niños herramientas y técnicas para manejar sus sentimientos y emociones, y a través de nuestros siete pasos únicos ofrecemos estrategias y soluciones para los niños para manejar cualquier estrés o ansiedad. Todas nuestras actividades promueven el trabajo en equipo, el respeto, el apoyo a los pares, la resolución de conflictos, la autoestima y la confianza, y los niños saben a dónde acudir para apoyar, si es necesario. Gracias por todo su increíble apoyo y amables palabras.
   Soy consciente de que hay actividades similares que se han hecho muchas veces antes que yo, por compañeros entrenadores y educadores. Vi una actividad hace años donde la manzana fue lanzada al suelo por niños para hacer hincapié en el dolor físico. Estaba muy agradecido por esta visual y realmente me dio un acorde a lo largo de los años. Pero, dentro de mi lección, realmente quería concentrarme en el poder de nuestras palabras y el daño que nos pueden causar dentro, el dolor que nadie puede ver."
   También puede ver el video en Youtube PINCHANDO AQUÍ  o en el enlace: https://youtu.be/ZR6TZPhjgG4







_________

Vídeo obtenido en la página de Facebook "No lo creo": http://nolocreo.com/
@nolocreocom Está realizado para concienciar al alumnado sobre las consecuencias que tiene el acoso escolar sobre sus compañeros, aunque no sean visibles.Una profesora muestra dos manzanas a sus alumnos y nunca olvidarán la enseñanza de ese día.
Profesora Rossie Dutton, de Staffordshire (Inglaterra), quien enseña en la escuela Relax Kids en Tamworth, al noroeste de Londres, compartió en Facebook su experiencia con esta lección en su salón de clases el 21 de junio. Relax Kids es un sistema de escuelas en Reino Unidos dedicadas al desarrollo emocional de niños entre 4 y 12 años.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Redefiniendo el síndrome de Asperger::

Técnicamente el síndrome de Asperger (SA) es un trastorno del espectro autista (TEA). Se trata de un trastorno que se manifiesta con la incapacidad para comunicarse convencionalmente, dificultades para asumir habilidades sociales de forma natural y también dificultades para comprender la conducta social de los demás.
Por ejemplo, en el lenguaje de las personas con Asperger están presentes una serie de alteraciones como el uso excesivamente formal, rebuscado o pedante; las dificultades para iniciar una conversación o para dejar de hablar y ceder el turno a otros cuando la conversación gira en torno un tema de interés restrictivo de la persona en cuestión; etc.

Las personas con síndrome de Asperger normalmente sienten la necesidad de tenerlo todo estructurado en su cabeza para poderlo comprender. prácticamente todos tienen intereses peculiares, restrictivos, único o incluso obsesivos; muchos son torpes debido a problemas de motricidad; la mayoría no juegan en grupo y tampoco se les dan bien los deportes (aunque insistimos en que siempre hay excepciones).

Tener síndrome de Asperger, y/o un hijo/a con síndrome de Asperger, incide en las relaciones personales de la unidad familiar, dificulta la socialización de todos sus miembros, la educación del menor resulta estresante y genera ansiedad, sobre todo si el centro escolar no colabora para cubrir sus necesidades educativas especiales y son alumnos que mayoritariamente padecen acoso escolar.

El Asperger no tiene consideración de enfermedad sino de síndrome (conjunto de síntomas) y la diversidad de funcionamiento va a estar ahí por siempre aunque, gracias a terapias, intervención y la ayuda familiar y profesional, sus dificultades pueden aminorar con el tiempo (y mucho trabajo y esfuerzo) y mantener lo que se llama "una vida normal". La media de edad ronda los 5 o 6 años cuando se produce el diagnóstico (mucho más tarde en el caso de las chicas porque sus rasgos son más sutiles y los diagnosticadores aún no están suficientemente entrenados para percibirlos) aunque sus rasgos especiales suelen hacerse patentes a partir de los 3 años de edad. Algunos de estos niños y niñas presentan comportamientos “especiales” casi desde su nacimiento (por ejemplo hiperactividad y déficit de atención en alguna época, un comportamiento excesivamente infantil para su edad, aprenden a leer solos (hiperlexia), no miran a los ojos al hablar (mirada anómala), tienen rabietas que para los demás son incomprensibles y desmesuradas, son muy literales, etc. y cuándo no, ni sobre qué temas es apropiado hacerlo según el contexto, ni cuándo intervenir o cómo iniciar una conversación. Los gestos, el rostro y las expresiones corporales de los demás les resultan confusos a menudo porque la mayoría de personas con síndrome de Asperger solo interpretan el lenguaje verbal (las palabras) y no comprenden bien el no verbal. Por tanto, aunque su semántica sea rica (normalmente tienen un vocabulario incluso mucho mejor que la de sus iguales) y su sintaxis correcta (saben perfectamente construir una oración y expresarse de forma normativamente correcta a nivel sintáctico y semántico) fallan estrepitosamente en la pragmática. Eso hace que su comportamiento social parezca “anormal”.

El conjunto de rasgos (o síntomas) más importantes del síndrome de Asperger son:

1. Deficiencias sociales: carecen de recursos para interpretar las señales sociales y el lenguaje no verbal por lo que su lenguaje pragmático falla. Esto significa que a la hora de interpretar emociones pueden errar o no saber cómo expresar las suyas propias.

2. A menudo no reconocen signos del intercambio de la toma de turno por lo que no saben cuándo pueden hacerlo. Son literales, mucho más cuanto menos edad tengan. Las personas con síndrome de Asperger entienden el lenguaje verbal sin poder interpretar su componente prevaricador (las mentiras, las frases hechas, las metáforas, los juegos de palabras, etc.). Como no comprenden bromas, sobreentendidos, lenguaje metafórico, chistes, etc. y tampoco comprenden conceptos abstractos casi siempre son incapaces de intuir lo que otros piensan o cómo se sienten los demás, lo cual significa que tienen graves problemas en lo que se conoce como "teoría de la mente".

3. Tienen focos de interés absorbentes. Se interesan por cuestiones que a otras personas les podrían parecer irrelevantes y llegan a convertir esos temas en verdaderas pasiones y en intereses exclusivos, focalizando todo su interés en el aprendizaje de tantos datos como caigan en sus manos o en actividades de colección sobre esas áreas de interés. Adquieren conocimientos muy concretos hasta llegar a ser verdaderos expertos y, a la vez, a veces ignoran aquellos otros temas que no les interesan en absoluto (esto puede desembocar en fracaso escolar). Consiguiendo que sus intereses particulares formen parte de su aprendizaje pueden llegar a realizar estudios superiores con éxito y si además esos intereses absorbentes los pueden utilizar en el entorno laboral serán personas eficaces y muy útiles en su trabajo.

4. Establecen rituales muy estrictos: necesitan rutinas, si sus costumbres, sus horarios o sus actividades varían, y no se les ha anticipado que habrá un cambio, experimentan ansiedad. Pequeñas diferencias en su rutina, que aparentemente no tienen importancia, a ellos/as les pueden llegar a alterar muchísimo. Necesitan saber en todo momento qué día de la semana es, qué actividades tienen previsto hacer en ese día, etc. Eso hace necesaria la anticipación de los cambios: si por cualquier causa se van a alterar sus rutinas conviene explicárselo con antelación para no provocarles ansiedad.

5. La mayoría de personas con síndrome de Asperger presentan motricididad dañada en mayor o menor medida: son torpes y patosos. De ahí que por lo general los juegos en grupo y los deportes se les den mal. Eso agrava el problema de socialización porque sus compañeros de juegos les rechazan en sus equipos e, incluso, llegan a prohibirles la participación. Los adultos suelen tropezar, los niños se caen y se golpean a menudo, les cuesta aprender a montar en bici, atarse los cordones de los zapatos o abotonarse la ropa. Con el tiempo, la práctica y mucha insistencia se mejoran mucho las habilidades motrices pero suele quedar cierta torpeza en la edad adulta.
Por lo demás… son personas con sus capacidades cognitivas intactas. No hay ningún rasgo físico que les diferencie de los otros niños y pasan desapercibidos en el grupo aunque se les suele clasificar como “raritos” o “excéntricos”. La mayoría de personas con síndrome de Asperger tiene una memoria excepcional por lo que suelen aprender muchísimos datos (especialmente sobre sus temas de interés). Su memoria es sobre todo visual-espacial así que recuerdan pequeños detalles que los demás no recordamos. Sin embargo necesitan adquirir habilidades sociales, y requieren apoyo terapéutico/psicológico prácticamente toda su vida, por lo que es importante ponerles en manos de profesionales tan pronto como sean diagnosticados y trabajar individualmente las dificultades concretas que presenta cada persona en particular.
No sirven generalizaciones de cara a la intervención: hay que concretar las dificultades de cada uno y enfocarse en ellas para ayudar de verdad a esa persona.




Licencia de contenido:

Creative Commons License

This work is licensed under a Creative Commons Attribution 4.0 International License.
Puede reproducir cualquier contenido de este espacio siempre y cuando cite la fuente. Los contenidos que pertenecen a otros autores y que se han compartido aquí estarán sujetos a sus propios derechos.