Aviso: se emplea en este espacio ocasionalmente el neutro (acabado en -o) porque así se evita la tediosa lectura que podría suponer el uso de ambos términos en todas las ocasiones (niño/a, alumnos y alumnas, etc). El contenido de MuNDo AsPeRGeR está protegido por Creative Commons Attribution 4.0 International License. Puede compartir libremente cualquier contenido citando la fuente. Encontrará la bibliografía al pie cada artículo.

22/8/16

Disciplina y corrección de comportamientos inadecuados en las personas con Asperger/TEA.



  Disciplina no es sinónimo de castigo. Se trata de la aplicación de unas normas y rutinas para encaminar a la persona con Asperger/TEA en la dirección correcta evitando comportamientos inadecuados, rabietas y, sobre todo, el sufrimiento de la persona con el diagnóstico y el de su entorno. El caso es que por la especial idiosincrasia de las personas con Asperger/TEA aplicar las normas o poner en marcha disciplinas concretas requiere el cumplimiento de varios aspectos. Los problemas de comportamiento en personas con Síndrome de Asperger o con trastornos del espectro autista generalmente se dan por dificultades de socialización, falta de comprensión de lo que sucede, un nivel alto de estrés o la falta de control sobre el medio, un interés obsesivo no satisfecho o como reacción defensiva.




   Cada episodio de "rabietas" tiene un detonante. Siempre hay una razón que podría ser desde buscar atención, sufrir frustración o confusión, sentir depresión, necesitar ayuda o la necesidad de pedir algo, la respuesta a las actividades que requieren de mucho tiempo o que son desagradables para la persona con TEA o Asperger e incluso una hipersensibilidad (ruido, temperatura, etc.). Las reacciones no adecuadas a esas situaciones suelen tener la misma duración aunque la  recuperación puede ser diferente cada vez.
  Para que los comportamientos inadecuados se corrijan y desaparezcan es muy importante trabajar el aprendizaje de conductas. Por ejemplo para poder aplicar consistentemente una regla se debe establecer aclarando qué es lo que la persona debe hacer, por qué, en cuánto tiempo y las consecuencias a aplicar si no se cumple la norma en cuestión.
  Para que la disciplina funcione es fundamental ser constantes y mantener siempre la misma actitud ante determinada conducta. Ayuda mucho que el ambiente sea predecible y que los posibles cambios (por ejemplo en las rutinas) se anticipen con suficiente anticipación e insistencia. Al iniciar un programa de disciplina haga una lista de las conductas molestas, difíciles y problemáticas en orden de prioridad. Después formule reglas con el objetivo de evitar esas conductas y decida qué consecuencias impondrá encaso de incumplimiento de la regla marcada. Exprese cada mal comportamiento en forma  clara y concreta así como la alternativa,es decir, el comportamiento deseado. Ignore conductas de poca importancia si no quiere perderse en un embrollo de normas a cumplir y escoja reglas justas, de acuerdo a la edad o capacidad del niño y a la magnitud de lo que se trabaja. Jamás se deben hacer demandas excesivas a la persona. Se trata de corregir comportamientos inadecuados no de traumatizar o frustrar a esa persona.



  El niño sufre al notar en el ambiente cambios y/o cuando se establece una nueva regla así que para aplicar disciplina que ayude al Asperger/TEA es fundamental que ambos padres o las personas que se ocupan de la persona con el diagnóstico estén de acuerdo.
  Los principios básicos que guían ese aprendizaje serían:
- Un niño repetirá toda conducta que le permita conseguir lo que quiere.
- Cuando no se da la consecuencia que el niño espera, ésta tiende a no repetirse, a debilitarse e incluso a desaparecer.
  El objetivo del aprendizaje de conductas será que el niño aprenda a respetarse y cuidarse a sí mismo y a los demás. También le ayudaremos a autocontrolarse y a eliminar formas negativas o inadecuadas de actuar o de llamar la atención.





  Para iniciar un programa de disciplina acostúmbrese a decir las cosas una sola vez, evite gritar y mantenga la calma. Dedíquese a observar y elogiar sinceramente todos los comportamientos positivos y los progresos que presente la persona z la que se intenta aplicar disciplina y ayúdele a tener una buena imagen de sí mismo  y aprender de cada situación. Manténgase firme pero  no amenace porque sería contraproducente. Evidentemente se debe hacer cumplir la regla aplicando la consecuencia establecida cada vez que la persona la viole y no hacer caso de la conducta inadecuada si el niño intenta romper la regla para determinar su vigencia o la consistencia del adulto. De hecho en algunos niños la conducta tiende a empeorar antes de mejorar pero se trata de un periodo de prueba temporal y de adaptación y por lo tanto no se deben abandonar las reglas. Lo normal es que se explique una sola vez cada norma y que el niño repita la norma establecida (si es posible) para asegurarnos de que ha comprendido y fijarla. Comience manejando una o dos reglas solo. Cuando se hayan convertido en hábito se pueden empezar a trabajar otras. Y no pretenda castigar los comportamientos  imposibles de corregir como la inquietud en un hiperactivo, orinarse en la cama cuando no se controlan esfínteres, etc.




   




---------------------
Fuentes:
- Pilar Martín Borreguero. El Síndrome de Asperger.  ¿excentricidad o discapacidad social? Alianza Editorial, Madrid. 2004.

15/8/16

Terapia ocupacional.


La terapia ocupacional utiliza un enfoque centrado en el paciente que, a través de la actividad, posibilita la función ocupacional y promueve el bienestar dentro del ambiente natural de la persona, mejorando así su calidad de vida.
Hacer terapia ocupacional y tener conocimiento de las cosas que te ayudan a autorregularte a nivel corporal favorece tanto a los niños como a los adultos a centrarse cuando están distraídos o a activarse cuando se encuentran poco activados. Este tipo de terapia con frecuencia forma parte de las intervenciones en las personas con Trastornos del Espectro Autista (TEA) para ayudar, entre otras cosas, a estimular el equilibrio entre el cuerpo y la mente. Por ejemplo, algunas estrategias para la regulación son, a modo de juego caminar como los animales, aprender posturas sencillas de yoga, parar y tomar respiraciones profundas, usar un objeto blando, o un juguete regulador, que le permita poder tensionarlo y destensionarlo manualmente, manipular un cojín de texturas, etc. 
La clave está en desarrollar y enseñar autorregulación de manera que, cuando la persona se sienta sobreestimulada, sobreexcitada o poco activa (baja energía) haga uso de las estrategias físicas aprendidas para activar la mente y así poder mantener la atención.


Las principales tareas del terapeuta ocupacional serán, por una parte, realizar una minuciosa evaluación de la integración sensorial para, posteriormente, guiar y facilitar la entrada de estas experiencias sensoriales con el fin de hacer que el usuario mejore en sus respuestas adaptativas (la praxis).
«La terapia ocupacional mediante la integración sensorial implica actividades sensoriales-motoras, activas y personalizadas, contextualizadas en el juego con un reto justo." Schaaf. 

La estimulación sensorial es “la activación de un receptor sensorial por una forma de energía interna o externa” (Sabina Barrios, OcupaTEA). Pretende favorecer la maduración del Sistema Nervioso Central a través de experiencias relacionadas con los sentidos exteroceptivos (vista, oído, tacto, olfato y gusto) y/o de los sentidos interoceptivos (propiocepción y vestibular) buscando respuestas u objetivos relacionados con:
- El nivel de alerta.
- La mejora de los aprendizajes y de las habilidades del usuario.
- Mayor contacto con el ambiente.
- Ampliación de la participación y la motivación de la persona.
Así, la estimulación puede realizarse de forma unimodal o unisensorial, cuando pretendemos estimular un sentido sobre los otros (aunque el resto participe también, pero nos queremos centrar en uno), o de forma multisensorial, cuando nuestra intención es estimular más de un sentido a la vez.

La integración sensorial, por otro lado, puede entenderse de dos formas:
- Integración sensorial como proceso neurobiológico, que hace posible la organización de sensaciones del propio cuerpo y del medio ambiente, facilitando así la participación efectiva en el entorno ya que nuestro sistema nervioso recibe, procesa e interpreta las sensacione convirtiéndose en la base sobre la que la persona asentará sus destrezas.
- Integración sensorial como marco de terapia ocupacional. En esta forma de intervención los sistemas sensoriales serían claves para el aprendizaje y la conducta (muy especialmente los sistemas táctil, propioceptivo y vestibular) y las sesiones se desarrollan en un contexto de juego.

La terapia de integración sensorial está diseñada para ayudar a los chicos y chicas que tienen dificultades de procesamiento sensorial (trastorno de integración sensorial) exponiéndoles a la estimulación de manera estructurada y repetitiva de firma que, con el tiempo, el cerebro se adapte y permita que esas personas procesen y reaccionen a las sensaciones más eficientemente. Eso sí, hay que ser cautelosos con la hipersensibilidad sensorial de la persona con Asperger ya que determinados estímulos podrían resultar desagradables, incómodos o parecer dolorosos si se es hipersensible a los mismos.




............
Fuentes:
- Texto de And Next Comes L, traducido por: Equip L’Andana.
Artículo original: http://www.autismsupportnetwork.com/news/occupational-therapy-autism-and-tactics-self-regulation-998241
- Baron-Cohen, S. Autismo y síndrome de Asperger. 2010, Alianza editorial.
- Crisis sensoriales, hipersensibilidad, percepción en los TEA.Sacha Sánchez-Pardíñez, 27 de marzo de 2017, http://www.mundoasperger.com/2016/03/crisis-sensoriales-hipersensibilidad_27.html
- Libro Mundo Asperger y otros mundos, de Sacha Sánchez-Pardíñez; disponible en: http://www.amazon.es/gp/product/B017IMQFYW?%2AVersion%2A=1&%2Aentries%2A=0
- Lola Rovati. "Así ve el mundo un niño con autismo: ponte un minuto en su lugar". En "Bebés y más". https://m.facebook.com/bebesymas/
- Misofonia, hiperacusia y fonofobia en Infoacufeno: http://www.infoacufeno.com/2016/03/misofonia-hiperacusia-y-fonofobia.html#ixzz46Yw1D4 12/03/2016
- Libro Síndrome de Asperger. Síndrome invisible. 2013, Sánchez-Pardíñez, S., Psylicom Ediciones, colección de materiales para TEA.
- MuNDo AsPeRGeR, Hipersensibilidad sensorial. Sacha Sánchez Pardíñez. http://www.mundoasperger.com/2016/07/hipersensibilidad-sensorial-en-el.html
- Doble equipo. Los problemas sensoriales en el Autismo y su impacto en la vida diaria: 5 consejos:http://www.dobleequipovalencia.com/problemas-sensoriales-autismo-consejos/
- Libro: TEA guía práctica para educadores de Celia Reboredo.
- Hipersensibilidad sensorial, comportamiento repetitivo y otros síntomas del autismo: http://www.mundoasperger.com/2011/02/hipersensibilidad-sensorial.html
- Grupo de Estudio de Trastornos del Espectro Autista. Instituto de Investigación de Enfermedades Raras- Instituto de Salud Carlos III http://www.isciii.es/htdocs/pdf/aut_16ra.pdf
- Comportamiento repetitivo en niños con autismo de alto funcionamiento y trastorno obsesivo compulsivo. Zandt, F.; Prior, M.; Kyrios, M. (2007) Repetitive Behaviour in Children with High Functioning Autism and Obsessive Compulsive Disorder. J Autism Dev Disord 37:251–259, A través de http://quelindafamilia.blogspot.com/
-Sabina Barrios, OcupaTEA, http://ocupatea.es/integracionsensorial-desdedentro/ y http://ocupatea.es/estimulacion-e-integracion-


8/8/16

Trastornos del estado de ánimo: depresión y ansiedad.


Algunos síntomas relacionados con el estado de ánimo ya fueron observados en las descripciones más tempranas del trastorno autista: Kanner ya sugirió que muchas de las características nucleares del trastorno, especialmente la invarianza ambiental y el repertorio de comportamientos repetitivos, obsesivos y estereotipados, conducían a la manifestación de sintomatología depresiva y ansiosa. 
Los estudios basados en la clínica sugieren que la depresión y la ansiedad son los trastornos psiquiátricos más comunes en personas con trastorno autista que, a menudo, implica la manifestación de características tales como fobias específicas, hiperactividad, obsesiones, estereotipias, etc. Estas manifestaciones es complicado diferenciarlas de síntomas afectivos o ansiosos, sobre todo en aquellas personas con alteraciones importantes en la comunicación. Además no existen investigaciones suficientemente validadas sobre los correlatos y los factores de riesgo de los trastornos del estado de ánimo y los TEA; no disponemos de datos empíricos en relación a qué síntomas tempranos del autismo pueden correlacionar con problemas de ansiedad y depresivos; no se han llevado a cabo estudios con grandes poblaciones de personas con SA y los estudios que existen son muy variables en tamaño de la muestra, periodo en que se estudia, edades, criterios diagnósticos, etc., lo que no permite generalizar los datos.




Pese a todo la comunidad científica parece estar de acuerdo en que las perturbaciones afectivoemocionales y conductuales son bastante comunes en el síndrome de Asperger y autismo de alto funcionamiento, así que es lícito preguntarse si tales perturbaciones no configuran, en algunos casos, una condición psiquiátrica comórbida a estos trastornos.
De acuerdo con Isabel Paula y Martos-Pérez (2009) la ausencia de estudios con rigor metodológico en España plantea la necesidad de abrir nuevas líneas de investigación al respecto dentro de nuestras instituciones y servicios de atención a las personas con SA y AAF. La depresión clínica es un trastorno del estado anímico en el cual los sentimientos de tristeza, pérdida, ira o frustración interfieren con la vida diaria durante un período relativamente largo. 

Depresión es la ausencia de felicidad. Cada persona que la sufre la experimenta de manera diferente pero los síntomas más frecuentes serían la desesperanza, el cansancio y la pérdida de interés en las actividades diarias, la irritabilidad y los problemas de sueño. Cuando estos síntomas persisten por largos períodos de tiempo pueden derivar en distimia o trastorno depresivo persistente según el DSM-5. Debemos tener en cuenta que hay casos en los que la medicación puede no ser necesaria y el paciente puede mejorar con ayuda de la psicoterapia, y otros en los que la psicoterapia puede servir de ayuda al tratamiento farmacológico.
Los síntomas de depresión abarcan un estado de ánimo irritable o bajo la mayoría de las veces; la dificultad para conciliar el sueño o el exceso de sueño; un cambio grande en el apetito, a menudo con aumento o pérdida de peso; cansancio y falta de energía; sentimientos de inutilidad, de odio a sí mismo y/o de culpa, así como sentimientos de desesperanza y/o de abandono; dificultad para concentrarse; movimientos lentos o movimientos rápidos; inactividad y retraimiento de las actividades usuales; pensamientos repetitivos acerca de la muerte o incluso del suicidio; y pérdida de interés en la realización de actividades placenteras, incluso en la actividad sexual. 
   En resumen: cuando una persona sufre una depresión presenta durante la mayor parte del día y durante varios días seguidos síntomas como los siguientes: tristeza, ganas de llorar, pérdida de apetito y pérdida de peso, dificultades para dormir, menos ganas hacer cosas (salir a la calle, hablar con otras personas, e incluso asearse, ducharse, arreglarse o maquillarse), tiende a pasar la mayor parte del día acostada en la cama o el sofá, le cuesta concentrarse, y tiene dificultades para disfrutar con las cosas que normalmente le gusta hacer. En los casos más graves aparecen las ideas de muerte o de suicidio. Hay personas que en lugar de insomnio tienen exceso de sueño y aumento de apetito en vez de pérdida del mismo. Además, una persona con depresión puede sufrir a la vez síntomas de ansiedad.




La ansiedad, por otro lado, es una anticipación de un daño o desgracia futuros que se acompaña de un sentimiento desagradable o de síntomas somáticos de tensión y preocupación. Es un estado emocional normal ante determinadas situaciones, y constituye una respuesta habitual a diferentes situaciones cotidianas, salvo cuando sobrepasa cierta intensidad o supera la capacidad adaptativa de la persona. Cuando esto sucede se convierte en patológica, provocando un malestar significativo y síntomas la mayoría de las veces muy inespecíficos.
   Aproximadamente el 40% de los niños con autismo tienen ansiedad, aunque algunos estudios sugieren una cifra mucho más alta. Además no está claro si la amígdala contribuye al autismo y la ansiedad o su menor tamaño con respecto a los neurotípicos sin ansiedad es resultado de estas cuestiones.
Ansiedad, estrés y depresión pueden provocar graves daños. 

Las personas Asperger tienen mayor tendencia que la media a padecerlos y también los padres de niños y niñas con Asperger.



Distrés es el estrés maligno, ya que incide negativamente en la vida de la persona, siendo algunas de sus características:
-Preocupación constante.
-Taquicardia.
-Respiración agitada.
-movimientos estereotipados.
-Cuerpo tenso.
-Molestias estomacales.
-Fumar o beber en exceso.
-Sentimientos o pensamientos negativos.
-Temblor de manos y/o piernas.
-Sequedad de la boca.
-Tartamudeo o dificultades en la expresión.
-Inseguridad.
-Ganas de llorar.
   Las variables que causan distrés dentro del entorno educativo son:
-Realizar prueba o examen.
-Exposiciones frente al curso.
-Responder preguntas del profesor. Realizar preguntas.
-Participar en coloquios y debates.
-Ir a la oficina del profesor a hablar.
-Sobrecarga académica.
-Mucha cantidad de alumnos en el interior del aula.
-Falta de tiempo para cumplir con la carga académica.
-Competitividad entre compañeros de curso.
-Trabajos o exámenes obligatorios para aprobar la asignatura.
-Las ventanas o tiempos muertos que existen entre cada clase.
-Trabajar en grupo.
-La bulla en el interior del aula.
Es bueno que las personas tengamos cuerto grado de estrés que nos mantiene alerta pero un exceso pasa a ser maligno. Las personas Asperger tienen mayor tendencia que la media a padecer ansiedad, estrés (distrés) y depresión. 





_________
Fuentes:
- La ansiedad puede alterar el procesamiento de las emociones en las personas con autismo. Por Jessica Wright. 6 de septiembre de 2017. Traducido por MuNDo AsPeRGeR. Original en inglés en: https://spectrumnews.org/news/anxiety-may-alter-processing-emotions-people-autism/
- Herrington JD et al. J. Autism Dev. Desorden Epub delante de impresión (2017) PubMed. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28689329
- Schumann CM et al. J. Neurosci. 30 , 4419 - 4427 (2010) PubMed. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/20335478
- Neira Morales, “La ansiedad”, en:http://neriamoralespsiquiatra.com/services/faqs-ansiedad/
- Caroline Miller, Biblioteca Brincar, Cómo la  ansiedad conduce a conductas inadecuadas. http://biblioteca.brincar.org.ar/como-la-ansiedad-conduce-a-conductas-inadecuadas/
- Sacha Sánchez-Pardíñez, Síndrome de Asperger, síndrome invisible. https://www.amazon.com/S%C3%ADndrome-Asperger-invisible-Spanish-ebook/dp/B017ILF4S6
- Sacha Sánchez-Pardíñez, Mundo Asperger y otros mundos. http://www.amazon.com/dp/B017IMQFYW
- Mejor con Salud: ¿Cómo debes actuar si alguien tiene una crisis de ansiedad: https://www.facebook.com/MejorConSalud/videos/739569329515439/
- Ansiedad como causa de conductas inadecuadas: http://www.mundoasperger.com/2017/06/ansiedad-como-causa-de-conductas.html
- Isabel Paula Pérez; Juan Martos Pérez. “Síndrome de Asperger y autismo de alto funcionamiento: comorbilidad con trastornos de ansiedad y del estado de ánimo”. Revista de Neurología, 2009. Viguera Editores SL. 
-  “Una aproximación a las funciones ejecutivas en el trastorno del espectro autista”. Revista de Neurología, 2011; 52 (Supl 1): S147-53. 
- Autismo Diario. Esa palabra curiosa “distimia” y cómo se relaciona con el autismo: https://autismodiario.org/2016/01/19/esa-palabra-curiosa-distimia-y-como-se-relaciona-a-el-autismo/
- Trastornos del estado de ánimo: Depresión y ansiedad. http://www.mundoasperger.com/2016/08/trastornos-del-estado-de-animo.html