22/8/17

Salud psicológica de los padres y madres de niños con trastornos del espectro autista.


https://www.ncbi.nlm.nih.gov/m/pubmed/28778051/



   La salud psicológica y física de los padres de niños con trastorno del espectro autista en comparación con los padres de niños con incapacidades a largo plazo y padres de niños sin discapacidades: Investigación en discapacidades del desarrollo. Volumen 69, octubre de 2017, páginas 8-17
Monique Seymoura y Catherine E.Wooda

   Algunos padres de niños con TEA pueden necesitar apoyo adicional que no sólo se centra en su bienestar psicológico sino también en la salud física de ellos mismos (no solo de sus hijos con trastornos autísticos). Los hallazgos actuales alientan a los servicios de salud a hacer seguimiento de los padres ya que también pueden necesitar apoyo adicional.
   La salud psicológica y física de los padres de niños con trastorno del espectro autista (TEA) está poco investigada. Debido a las demandas parentales que suponen este tipo de trastornos los padres de niños con TEA pueden estar en mayor riesgo de experimentar dificultades de salud física y psicológica en comparación con padres de niños sin discapacidades y padres de niños con otras incapacidades a largo plazo.



   Además, la poca investigación que hay sobre los padres de niños con TEA a menudo se realiza en pequeñas muestras clínicas o incorpora las experiencias de los padres dentro de otros grupos así que este estudio tuvo como objetivo explorar hasta qué punto los padres de niños con TEA sufren trastornos psicológicos y problemas de salud física (por ejemplo, salud general, tabaquismo, dolor crónico) en comparación con padres de niños y niñas con otros trastornos de larga duración, problemas de salud crónicos, o niños sanos.
   Este estudio muestra que aunque la mayoría de los padres mostraban un buen manejo de la situación y no estaban experimentando problemas de salud física o psicológica.
   • Aproximadamente el 17% de nuestra muestra de la comunidad de padres de niños con TEA estaban experimentando un trastorno psicológico elevado.
   • Los padres de niños con TEA tenían un mayor riesgo de sufrir trastornos psicológicos y una mala salud general.
   • Los padres y madres de niños con TEA necesitarían chequeos y revisiones acerca de su salud psicológica y física.



   A partir de una gran muestra representativa de niños se identificaron 159 padres de niños con TEA junto con 45 padres de niños con otros trastornos y 6578 padres de niños sin ningún tipo de diagnóstico. La mayoría de los padres estaban experimentando buena salud psicológica y física pero aproximadamente 1 de cada 6 padres de niños con TEA experimentaba niveles elevados de angustia psicológica, mala salud global y corrían un riesgo significativamente mayor que los padres de niños sin diagnósticos de desarrollar problemas psicológicos e incluso enfermedades físicas, aunque estas diferencias no se encontraron en comparación con los padres de los niños con un trastorno crónico diferente al TEA.