18/7/17

Usar de forma ventajosa las habilidades de la persona con Asperger.





   Las personas con Asperger poseen con frecuencia muchas capacidades cognitivas e intereses que pueden ser utilizados de modo ventajoso en situaciones específicas. Así que deben enseñarse de modo explícito habilidades adaptativas que aumenten la autosuficiencia, sin dar por sentado que con explicaciones generales basta, y sin dar por hecho que la persona con SA va a ser capaz de generalizar de una situación concreta a situaciones parecidas.
   Conviene, pues, que se enfoquen las situaciones problemáticas que ocurren a menudo enseñando a la persona la secuencia exacta de las acciones apropiadas que tendrán por resultado un comportamiento efectivo.



   El perfil neuropsicológico de puntos fuertes y débiles de la persona con Asperger ha de servir de base para establecer líneas de enseñanza adicionales, por ejemplo, la conexión entre experiencias concretas que sean frustrantes o que provoquen ansiedad y los sentimientos negativos ha de ser enseñada a la persona con SA de un modo concreto, mostrando la causa-efecto, para que sea capaz de aprender gradualmente a discernir sus propios sentimientos.
   Asimismo, la conciencia del impacto de sus acciones sobre otra gente debe ser fomentada.