15/5/17

¿Qué diablos es el COACHING del que todo el mundo habla?


Imagen: Pixabay. Obtenida en "Psicología y Mente".

   El Coaching es una metodología que consigue el máximo desarrollo profesional y personal de las personas y que influye en la transformación de éstas, generando cambios de perspectiva, aumentando la motivación, el compromiso y la responsabilidad. Por tanto es un proceso sistemático que facilita el aprendizaje y promueve cambios cognitivos, emocionales y conductuales que expanden la capacidad de acción en función del logro de las metas propuestas. Se trata de un proceso de ayuda y entrenamiento que en el fondo no es del todo nuevo para ayudar a las personas con trastornos del neurodesarrollo como el Asperger, el autismo o el trastorno por déficit de atención, con o sin hiperactividad. Si lo pensamos bien alrededor de estas personas suele haber alguien que ejerce de tutor, ayudante o guía, lo que ocurre es que el proceso ahora se ha profesionalizado y se ha puesto de moda bajo la denominación de "coaching". Muchos estudiantes con necesidades educativas especiales tienen un "alumno tutor" que se preocupa de que recuerde anotar las tareas, recoger todo su material sin olvidarlo en el colegio o informar al profesorado cuando ese menor está siendo hostigado o sufre burlas en el colegio o instituto. También hay muchas asociaciones que desarrollan el servicio de acompañamiento para personas que aún no se valen solas en sociedad, de forma que un adulto acompaña al otro (o al niño o adolescente) en su día a día para que aprenda a defenderse en su entorno: sacar un billete de autobús, saber qué medio de transporte tomar para ir del punto A al punto B, aprender a hacer la compra cubriendo sus necesidades básicas, etc. Incluso los talleres de habilidades sociales para personas con síndrome de Asperger cumplen esta función. Ahora lo que ocurre es que es moda, se usa para cualquier ámbito profesional (no solo sanitario) y se ha profesionalizado.
   La palabra "Coaching" es un anglicismo que procede del verbo inglés to coach, (entrenar) y se emplea para nombrar un método que consiste en acompañar, instruir y entrenar a una persona o a un grupo de ellas, con el objetivo de conseguir cumplir metas o desarrollar habilidades específicas. Se conoce por coaching al proceso interactivo y transparente mediante el cual el coach o entrenador, y la persona o grupo implicados en dicho proceso, buscan el camino más eficaz para alcanzar los objetivos fijados, usando sus propios recursos y habilidades. En la última década se ha observado el floreciente crecimiento de esta técnica, apareciendo múltiples profesionales y empresas dedicados al tema. Como muchas otras tendencias similares, se encuentran diversos resultados de su aplicación. El coaching es una disciplina emergente que instruye a las personas en cómo trabajar en algo, por objetivos, metas y retos, ya sean personales o profesionales de cualquier campo, incluso el educativo. Es un procedimiento por el cual la persona ejercita sacar lo mejor de sí misma, trabajando tácticas y buscando ser proactiva. "En muchos de los casos (por ejemplo para los adolescentes con TDAH) puede constituir una excelente alternativa a la psicoterapia, donde es el terapeuta quien diagnostica, quien busca el problema, las causas y los antecedentes, al igual manera que la manera de encontrar la forma de tratarlos. En cambio en coaching, es la propia persona la que se encarga de definir las metas que quiere conseguir, quien a partir de sus propias reflexiones tomará las decisiones. Se educa la conciencia en lugar de seguir un manual. Importa el dónde estás, donde quieres ir, y los mecanismos para conseguirlo.(www.fundacioncadah.org).
  Para la efectividad del coaching influye el tipo de relación que se establezca y se requiere que esté basada en la confianza entre ambos participantes, de este modo el entrenador puede ser, no solo un director del entrenamiento de coachee, sino también un consultor que le ayude a innovar en los procedimientos. Por lo tanto, para mejorar la productividad del proceso, el entrenador debe tener un conocimiento profundo del puesto de trabajo desarrollado por el entrenado y de la forma en que este puesto se relaciona con los objetivos de la organización. Asimismo, el coach, ha de disponer de voluntad para comunicar, debe desear y ser capaz de compartir su información con el entrenado y estar dispuesto a tomarse el tiempo que requiere este esfuerzo. Con los procesos de coaching, logramos poner en marcha mecanismos de cambio que parten de la conciencia y el querer hacer de la persona. Suponen no dirigir, sino acompañar en el logro de un objetivo previamente establecido y deseado. El adolescente es capaz de sacar lo mejor de sí mismo y el coach le ayudará a que pueda conseguirlo. Le hará de espejo y, a través de preguntas poderosas, se irá cuestionando sus acciones y liberándose de creencias limitadoras para llevar a cabo acciones eficaces. El coaching, al tratarse de una técnica y procedimiento que trata de liberar el potencial de las personas, asumirá el reto y supondrá un proceso de aprendizaje para que puedan llevar su rendimiento al máximo (el coaching enfoca la intervención hacia el futuro, incluso, quedando el número de sesiones definido y limitadas en el tiempo, previo acuerdo). Un proceso de coaching supone:
- Definir objetivos
- Establecer prioridades
- Generar opciones
- Asumir retos
- Mejorar el sistema de estudio
- Equilibrar relaciones
- Planificar el tiempo
- Desarrollar nuevas estrategias de aprendizaje
- Definir estrategias y desarrollo para el futuro laboral
- Desarrollar la responsabilidad y la capacidad de compromiso
- Desarrollar la resiliencia
- Aumentar la autoestima y confianza en uno mismo
- Aprender a ser catalizador del éxito
   Tenemos un procedimiento que permite a nuestros adolescentes y estudiantes descubrir sus valores y prioridades, evaluar sus logros con entusiasmo y potenciar sus recursos personales, cognitivos y emocionales, y todo ello mediante el uso de una metodología con la que experimentarán la sensación de ser escuchados activamente, de comprender haciendo y, en definitiva, de obtener la mejor versión de sí mismo. Las exigencias educativas, el tipo de sociedad en la que vivimos y los retos que se plantean, complican aun más sus dificultades, haciendo hostil el entorno que les rodea. En muchos casos la adolescencia y el comienzo de la edad adulta, momento en el que se espera mayor autonomía y capacidad de organización, supone para ellos y para sus familias un verdadero conflicto.
Para los adolescentes con TDAH el coaching supone el buen entrenamiento de las funciones ejecutivas, favorecido por la neuroplasticidad cerebral, aumentará su capacidad de hacer planes y llevarlos a cabo de forma organizada. Supondrá un manejo más adecuado y eficaz del tiempo necesario para planificar y cumplir con sus tareas escolares, personales y familiares.
   Algunas de las críticas más popularizadas acerca del coaching son, por ejemplo, que no utiliza una metodología claramente definida. La disciplina ha tenido como consecuencia de la moda la aparición de individuos que ofrecen sus servicios como entrenadores cuando en realidad no cuentan con la apropiada formación para ello. Por otro lado hay que tener en cuenta la inexistencia de regulaciones académicas y certificaciones apropiadas, que dificultan el control de la práctica y la calidad de la misma. Muchas corrientes confluyen bajo la denominación del coaching, haciendo que la oferta sea muy heterogénea y en ocasiones poco seria. El enfoque en desarrollar la capacidad de obtener resultados y producir éxitos es otra gran crítica a la metodología (la crítica al coaching resalta la superficialidad del método, que tiende a exacerbar los sentimientos de superación y competitividad en el corto plazo pero que rinde resultados estériles en el largo plazo).

imagen obtenida en http://hablandodecoaching.com/category/multimedia/

   El coaching trabaja directamente con los individuos, sus procesos mentales y emocionales. En el caso de que dicho proceso no se encuentre bien guiado, las consecuencias pueden ser de un impacto negativo importante. La ética, responsabilidad y cuidado del entrenador, no siempre están salvaguardadas cuando no existen marcos regulatorios. Sus actividades no están reguladas por los Estados a través del ministerio de educación, ni del ministerio de salud y tampoco lo regula las asociaciones de psicólogos, psiquiatras, etc.
   El coaching puede ser individual, grupal, de retroalimentación documental (correo electrónico), presencial o interactivo en línea. En el proceso de coaching interactúan dos personas; uno es el entrenador, la persona que instruye, forma o guía a la persona que está siendo orientada, para mejorar en el desempeño de sus funciones. Se trata de un mentor, quien construye el conocimiento. El otro es el coachee o persona en entrenamiento: se trata de quien recibe los conocimientos y las competencias que necesita para mejorar y alcanzar sus objetivos y metas. El entrenador se compromete con su entrenado en una alianza de colaboración, estableciendo unos objetivos concretos y diseñando un plan de acción que les permita alcanzarlos dentro de los plazos establecidos. Este plan fijará una serie de encuentros entre los intervinientes que permitan conseguir la finalidad prevista, acompañado de otro conjunto de actividades destinadas a mejorar aspectos concretos de la persona en entrenamiento.
   El trabajo a través de coaching favorece el autoconocimiento personal y emocional, el establecimiento de metas, la planificación y la consecución de objetivos. El concepto de Coaching es amplio y para evitar confusiones se establecen ciertos límites para reducir el ámbito de actuación ya que no es lo mismo trabajar para el desarrollo de una persona que trabajar con un directivo de una empresa. Debido a esto, existen diferentes tipos de Coaching en función del área de trabajo, es decir, hay varios tipos de coaching que son más o meno útiles dependiendo de a quién va dirigido y la técnica que utiliza el entrenador:
1. Coaching personal - Centrado en mejorar las competencias del individuo. [cita requerida]
2. Coaching empresarial - Orientado a la mejora estructural de las micro y pequeñas empresas. [cita requerida]
3. Coaching funcional - Utiliza un enfoque empírico y proporciona soluciones prácticas.
4. Coaching organizacional - Colaboración para encontrar áreas de oportunidad en grandes organizaciones.
5. Coaching ejecutivo - Centrado en el desarrollo de habilidades del personal gerencial. [cita requerida]
6. Coaching para el liderazgo - Orientado para la formación de líderes y equipos. [cita requerida]
7. Coaching ontológico - Colabora sobre modificar el contexto del cliente para encontrar resultados.2
8. Coaching integral - Orientado a que el sujeto alcance una unidad a nivel de su mente, comportamiento y actuación, integrando los diferentes niveles de conciencia con su mente inconsciente.
   La intervención del entrenador desde el lenguaje estimula procesos inconscientes en el sujeto para que éste los traiga a la conciencia y logre, poco a poco, un entendimiento de sí mismo, sus objetivos y metas.
   También hay varios tipos de Coaching según el método de trabajo que se emplea:
1. Coaching ontológico. Es un proceso orientado a la optimización del lenguaje, los procesos y las herramientas lingüísticas utilizadas por la persona. Su fin es la modificación y mejora en la manera en que los individuos se expresan. Se basa en el lenguaje y las emociones y utiliza las preguntas, conversaciones y el movimiento corporal para provocar el cambio.
2. Coaching sistémico. Este proceso de coaching considera a la persona como parte de un sistema, es decir, no lo considera como un elemento aislado. Es de utilidad para analizar el impacto que tienen los actos de la persona en su entorno.
3. Coaching con Inteligencia Emocional. Este tipo de coaching se basa en las aportaciones de Daniel Goleman sobre Inteligencia Emocional. El autoconocimiento y la manera de regular las emociones, es básico para conseguir el desarrollo personal y el bienestar. La inteligencia emocional, si se maneja apropiadamente, es útil para el beneficio propio y ajeno.
4. Coaching coercitivo. Se basa en seminarios de entrenamiento que afirman lograr un cambio profundo en la persona a través de sus técnicas de alto impacto. Este tipo de coaching ha sido objeto de mucha crítica por sus métodos utilizados. En nuestro artículo de “Firewalking: beneficios psicológicos de caminar sobre las brasas (la nueva moda del Coaching)” puedes ver un ejemplo.
5. Coaching PNL (Programación Neurolingüística). Analiza como la persona interpreta y afronta la realidad (visual, auditiva, kinestésica) para ayudar a modificar ciertas conductas. Este tipo de coaching combina el Coaching con la Programación Neurolingüística. Este tipo de Coaching permite la transmisión eficaz de conocimientos en el proceso de entrenamiento. Tiene en cuenta el entrenamiento de las funciones cognitivas; las funciones expresivas y receptivas, la memoria, el aprendizaje y el pensamiento.



______________________________________
Fuentes y referencias:
- Fundación Cadah. http://www.fundacioncadah.org/web/articulo/conocer-que-es-el-coaching-una-alternativa-para-el-tdah.html
- García-Allen, Jonathan (2015). «Los 6 tipos de Coaching: los distintos coaches y sus funciones». Psicología y Mente. Consultado el 10 de mayo de 2016. https://psicologiaymente.net/coach/tipos-de-coaching#!
- Anwandter, Paul (2014). Introducción al Coaching Integral (2ª edición). Santiago de Chile: Chan Editores.
- García-Allen, Jonathan (2015). «Los 6 tipos de Coaching: los distintos coaches y sus funciones». Psicología y Mente. 10 mayo 2016.
- Fundación Cadah. Coaching para estudiantes con TDAH: Teresa de Franciscano Morales Muñoz, 
teresamorales.m@hotmail.com,  https://www.fundacioncadah.org/web/articulo/coaching-para-estudiantes-con-tdah.html
- Definición de Coach: https://es.wikipedia.org/wiki/Coaching

No hay comentarios: