16/2/17

Indicadores para el diagnostico temprano de los trastornos del espectro autista y el Asperger.




   Todos los trastornos del espectro se definen como síndromes conductuales que pueden estar causados por diversos factores y que se expresan clínicamente con variaciones pero que comparten, en general, unas características comunes. Lo primero que hay que saber sobre Asperger es que no es una enfermedad, no es una alteración más o menos grave de la salud, sino que tiene un origen neurobiológico que afecta desde etapas muy tempranas de la vida y se extiende a lo largo de ésta.

Imagen obtenida de la página del
Colegio de Psicólogos de Valencia.

  Los indicadores más fiables para el diagnóstico temprano de los niños con autismo y Asperger se centran en las alteraciones de la interacción típica con el mundo social: escasa interacción con los demás y mirada esquiva, no responder cuando se los llama por su nombre, contacto visual reducido, e incapacidad para participar en juegos de imitación y en vocalizaciones recíprocas.
   Hay muchas esperanzas depositadas en la neurobiología del desarrollo del autismo pero, hoy por hoy, el trastorno todavía se diagnostica a través de la conducta por la presencia desde muy corta edad de deficiencias persistentes en las competencias de comunicación e interacción social, así como de conductas restrictivas y repetitivas.‬ ‪
‬ ‪‬ ‪‬ ‪
‬ ‪‬ ‪
‬ ‪‬    El autismo es un trastorno del neurodesarrollo de base biológica extremadamente complejo. Es uno de los trastornos con mayor componente hereditario, pero no existe ningún marcador molecular que por sí solo defina su diagnóstico. Afecta aproximadamente a 1 de cada 68 personas. Esto significa que hay más niños con autismo que afectados por cáncer, diabetes juvenil, fibrosis quística y distrofia muscular juntos.
   Los investigadores llevan solamente quince años investigando el perfil del Autismo descrito por Hans Asperger. Los niños que mencionaba él eran comunicativos y participaban en interacciones sociales así que, actualmente, existe el debate entre la literatura académica y los investigadores clínicos sobre si el Síndrome de Asperger es un único trastorno con un perfil de habilidades que no suceden en ningún otro síndrome o es simplemente una forma de autismo con un cociente alto de inteligencia.



   La detección y el tratamiento precoz del Asperger se consideran dos pilares fundamentales para mejorar la situación de los afectados por este trastorno. Solo atendiendo de forma global todas las dificultades de la persona con Asperger y autismo el desarrollo será óptimo.
   Así pues, los marcadores más fiables para el diagnóstico precoz de un trastorno del espectro autista y Asperger, por el momento, son: escasa interacción y atención prestada a las demás personas, escasa atención a la mirada de los demás, no responder cuando se los llama por su nombre y, por último, incapacidad para participar en juegos de imitación y vocalizaciones recíprocas. La mirada anómala constituye uno de los rasgos definitorios del trastorno autista y es un punto clave en los test diagnósticos estandarizados.


   No se debe olvidar que los criterios diagnósticos no siempre se dan en todas las personas todos juntos y que cada ser tiene particularidades, Además, hay problemas evidentes para diferenciar diagnósticamente a personas con Síndrome de Asperger de aquellas que presentas otros cuadros similares. Estas dificultades diagnósticas llevan a que haya personas con Síndrome de Asperger que no estén diagnosticadas, o a que lo sean tardíamente... o a que se dé el diagnóstico de Síndrome de Asperger a personas que presentan otros cuadros diferentes. Lo que más daño hace a las personas neurodiversas es no recibir atención para todas y cada una de sus necesidades independientemente del diagnóstico que tengan.


   Las principales asociaciones de Asperger y otros trastornos neurológicos de España siguen trabajando para que todos los niños con estos síndromes o trastornos tengan igualdad de oportunidades y para que sus familias también reciban el apoyo y ayuda que necesiten. El Autismo y el Asperger son trastornos que no sólo afectan a la persona diagnosticada  sino que repercuten directamente en los familiares que le rodean.
Entender cómo piensa y procesa la información y saber cual es el perfil sensorial de una persona con Asperger u otros trastornos del espectro autista es fundamental.‬ ‪
‬ ‪‬ ‪‬ ‪
‬ ‪‬ ‪
‬ ‪


............
Fuentes:
-  "Rebajar la edad de diagnóstico del autismo: la neurociencia del desarrollo social afronta un importante problema de salud pública”  Ami Klin, Cheryl Klaiman, Warren Jones. Rev Neurol 2015; 60 (Supl 1): S3-S11 Para leer el artículo original: http://www.neurologia.com/pdf/Web/60S01/bnS01S003.pdf
- Mundo Asperger y otros mundos, de Sacha Sánchez-Pardíñez. Valencia, España, 2016.