2/10/16

¿Qué puedes exigir en el colegio?

  


  La personalidad del profesor es un atributo importante e influyente en el éxito del programa educativo. Así, el profesor debe sentir un gran entusiasmo por la educación del niño y en ocasiones ser capaz de una gran creatividad para resolver problemas, además de una disposición calmada y respuestas emocionales equilibradas. Normalmente son profesionales entrenados para educar principalmente a los niños con un desarrollo normal. Sin duda, la formación académica y la experiencia práctica en la clase de estos profesionales les ha equipado para identificar y tratar algunas de las discapacidades del aprendizaje más comunes en el niño, como la dislexia, la disgrafía, dificultades del lenguaje, los problemas motores y algunas de las alteraciones de conducta. Sin embargo, la mayoría de los profesores ubicados en los centros no especializados no están familiarizados con los perfiles inusuales de habilidades cognitivas y problemas sociales del niño con el síndrome de Asperger.
    El niño no necesariamente aprende a un ritmo más lento que el de sus compañeros, sino que el niño presenta un estilo de aprendizaje divergente al de los demás. Algunos de los problemas que el profesor va a observar en el contexto de la clase van a ser universales a todos los niños afectados, mientras que otros constituirán dificultades más específicas y particulares sólo a algunos niños.
Algunos de los aspectos y requisitos más importantes que los centros de educación no especializados, y los centros escolares ordinarios, deben cumplir para conseguir que una mayoría de niños afectados de Asperger se beneficien de los programas de aprendizaje son:
- Los profesores del centro deben poseer un conocimiento adecuado acerca de las expresiones variables del cuadro sintomático del síndrome de Asperger. La familiarización con el amplio abanico de comportamientos que el niño manifiesta puede evitar algunos de los errores cometidos por los profesores con respecto a la interpretación de los comportamientos inapropiados del niño. Así, y debido a las implicaciones de tratamiento, es importante que el profesor sea capaz de discriminar los comportamientos socialmente inapropiados y las conductas idiosincrásicas del
-  El profesorado debe mejorar la comunicación con los niños, conseguir que tengan más control de sus emociones, que estén motivados y tranquilos. Los maestros que detectan un alumno bloqueado deben ayudarle.
-  Ha de mejorarse la comunicación con las familias de alumnos con necesidades educativas especiales para que padres y profesores colaboren más y trabajen conjuntamente para ayudar al niño.
-  El colegio debe gestionar los conflictos entre los niños y resolverlos rápidamente y los maestros han de tener una buena relación con sus alumnos. Como padres tenemos derecho a exigir al centro escolar que asista, vigile, oriente y socorra a nuestros hijos cuando sufren acoso o son víctimas de burlas, rechazo o desprecio por parte de sus compañeros.






  El alumno/a tiene derecho a recibir adaptaciones no significativas, adaptaciones metodológicas, etc. aunque no tenga un desfase curricular de dos años. No existe excusa alguna para negar ayuda a un niño/a que lo necesita. En caso que las adaptaciones no significativas no sean suficiente se puede solicitar evaluación psicopedagógica, dictamen de escolarización, etc. para que las adaptaciones significativas se pongan en marcha. Así que:
  - Tenemos derecho a pedir a la orientadora directamente, o a través de la tutora, una evaluación psicopedagógica del alumno/a. En caso que no se realice podemos solicitarlo por escrito, esperar un tiempo prudencial y reclamar nuevamente por escrito si se nos sigue ignorando.
  - Tenemos derecho a acudir a la dirección y pedir por escrito una copia del expediente del alumno/a donde se incluya la evaluación psicopedagógica.
  - Tenemos derecho a solicitar a la orientadora que eleve la petición de un dictamen educativo al tribunal correspondiente. El dictamen es lo único que garantiza que nuestro hijo o hija va a recibir los apoyos y adaptaciones que necesite. Un dictamen de escolarización es un documento que, basado en las conclusiones de la evaluación psicopedagógica, tiene por objeto determinar la modalidad de escolarización que se considera adecuada para atender las necesidades educativas especiales del alumnado, de acuerdo con el procedimiento que la Administración educativa establezca. Si el centro escolar no realiza los trámites para obtener el dictamen de escolarización la familia puede solicitarlo directamente al inspector de zona.



-------------------------
Fuentes:
Pilar Martín Borreguero. El Síndrome de Asperger.  ¿excentricidad o discapacidad social? Alianza Editorial, Madrid. 2004.
Sobre organización y planificación en la educación de personas con Asperger hay un artículo es este mismo blog que puedes encontrar en AQUÍ.