23/6/16

¿Qué da lugar a un trastorno del espectro autista?



  El autismo es un trastorno del desarrollo que afecta la relación social, la comunicación y la flexibilidad del pensamiento. Estos tres aspectos básicos pueden presentarse de muy diversas formas, y en diferente medida, de tal modo que más que considerar el autismo como una entidad estrictamente definida se debe contemplar un espectro autista.
  El espectro de trastornos autistas se extiende desde individuos inteligentes, con una aceptable integración social, hasta pacientes severamente afectados y sin apenas ningún vinculo social. Así, "trastorno del espectro autista" es un término utilizado para describir un grupo heterogéneo de personas, cuyas características se solapan, con manifestaciones clínicas de diversos trastornos del desarrollo definidos por su comportamiento.
  Se debe a muchas etiologías y su heterogeneidad genética y fenotípica es la expresión de un desarrollo cerebral atípico que da lugar a manifestaciones clínicas variables, que reflejan diferentes vías genéticas y moleculares específicas. 


  Es probable que existan genes de riesgo, y factores precoces del entorno, que contribuyan a una trayectoria aberrante del desarrollo cerebral y de la conducta. Estas alteraciones llevan, hipotéticamente, a una interacción social alterada y, como resultado, al desarrollo anormal de redes neuronales críticas para la interacción comunicativa y social. Todo ello amplifica el desarrollo del proceso socio-comunicativo anormal, dando lugar a un síndrome de TEA completo.