30/3/16

MCHAT. Test de cribado de TEA para niños de 18 meses a 5 años, y otras pruebas.




   El test M-CHAT, consiste en un formulario con 23 preguntas referidas al comportamiento del niño que deben contestar los padres. En caso de que haya dos cuestiones o más en las que el niño no se ajuste a la respuesta de protocolo, y en función de estos ítems son o no claves, se prescribiría la indicación de una exploración especializada con el fin de confirmar o descartar un trastorno del espectro autista (TEA).
   En caso de realizar el test y que no encajen 2 o más respuestas se recomienda ponerse en contacto con un profesional cualificado para que sea asesore. Es importante indicar que en ningún caso el resultado negativo en el M-CHAT indica automáticamente que el niño tiene autismo, por eso es trascendental contactar con un psiquiatra o psicólogo infanto-juvenil y confirmar o descartar el diagnóstico mediante una evaluación más exhaustiva.


    El test on line para realizar a niños entre 18 meses y 5 años de la página "Espectro Autista". Puede servir como referencia para descartar la existencia de un trastorno autístico o, si se da el caso, la sospecha de que un TEA exista.
   El cuestionario consta de 23 ítems, subdivididos internamente en las categorías de normales o críticos. Se considera que un niño erra en el cuestionario si falla en 2 o más ítems críticos o si falla 3 ítems cualesquiera.
   NO TODOS LOS CASOS en los que se fallen suficientes ítems tienen por qué cumplir los criterios para un diagnóstico del espectro autista, pero significa que existe dicha posibilidad. En ese caso es recomendable realizar una valoración diagnóstica por parte de un profesional de la salud. Solo el profesional clínico podrá diagnosticar correctamente.





   "La Lista de Verificación para el Autismo en Niños Pequeños Modificada" es el método usado internacionalmente para detectar trastornos del espectro autista en niños con edad comprendidas entre 18 y 60 meses. El cuestionario consta de 23 ítems, subdivididos  internamente en las categorías de normales o críticos. Se considera que un niño falla en el cuestionario si falla en 2 o más ítems críticos o si falla 3 ítems cualesquiera. No todos los casos en los que se fallen suficientes ítems tienen por que cumplir los criterios para un diagnóstico del espectro autista. Sin embargo, existe dicha posibilidad, y se justifica que se realice una valoración diagnóstica por parte de un profesional de la salud.



   Las pruebas esenciales para efectuar la valoración psicopedagógica y poder establecer unas conclusiones y unas medidas a adoptar con el niño, tanto dentro como fuera de del aula, son las siguientes:
   Pruebas básicas para efectuar la valoración psicopedagógica y poder establecer unas conclusiones y unas medidas a adoptar con el niño diagnosticado de TDAH:

   1.  Entrevista con el tutor:
   En esta entrevista se pretende orientar sobre el desarrollo del alumno dentro del aula. Saber como se encuentra tanto a nivel académico, social y emocional. Además, se puede concretar cuales son las mayores dificultades que presenta.
             
   2.   Entrevista con la familia:
   Para realizar una evaluación, no sólo es necesario la opinión de los profesionales del centro escolar si no también conocer los problemas que presentan en el entorno familiar, cómo esta estructurada la familia, si disponen de límites y normas, la comunicación entre los diferentes miembros?

   3.  Observación entrevista con el alumno:
   Se tendrá que efectuar una entrevista con el niño para observar su conducta. Los aspectos a valorar serán si mantiene una actitud participativa, si es correcto en las intervenciones, la manera de expresarse, su opinión ante el centro y su familia.


 
   4.  Pruebas psicométricas básicas:
   Escalas de Wechsler: David Wechsler es el autor de estas escalas para medir la inteligencia o determinar el CI (coeficiente intelectual) de una persona. Son escalas formadas cada una por una escala verbal y una escala de ejecución, de modo que con la aplicación de cualquiera de ellas se obtienen tres puntuaciones: un CI verbal, un CI manual y un CI total.
   WISC (de 5 a 16 años):  Ofrece información sobre la capacidad intelectual general del niño (CI Total) y sobre su funcionamiento en Compresión verbal, Razonamiento perceptivo, Memoria de trabajo y Velocidad de procesamiento. La Escala se compone de 15 tests, 10 principales y 5 optativos.
   WAIS  (de 16 a 64 años): Tiene por objetivo medir la inteligencia del adulto, dentro de un enfoque global de ésta. El WAIS es un test construido para evaluar la inteligencia global, entendida como concepto de CI, de individuos de cualquier raza nivel intelectual, educación, orígenes socioeconómicos y culturales y nivel de lectura. Es individual y consta de 2 escalas: verbal y de ejecución. Está basada en la teoría bifactorial de Spearman. Inteligencia, tomada desde un punto de vista global, ya que está compuesta por habilidades cualitativamente diferentes (rasgos), pero no independientes.

   También, se suelen utilizar como pruebas complementarias las siguientes:
   5.   Análisis de informes médicos
   Para efectuar una buena evaluación, el profesional  suele necesitar el informe clínico realizado y así apodar estudiar las pruebas efectuadas, su historia clínica y las conclusiones establecidas. En ocasiones, incluso, se establece contacto con el profesional clínico encargado del caso.

   6.   Análisis de composiciones escritas
   Mediante el análisis de los escritos efectuados por el alumno, se pueden observar las carencias que tiene a nivel  escrito y valorar si seria necesario aplicar alguna prueba o test especifico, para evaluar detenidamente aquellos en lo que parezca presentar más dificultades.

   7.   Análisis del expediente académico
   Gracias al expediente académico, el profesional podrá tener acceso a la historia escolar del alumno y comprobar si ha habido alguna incidencia a  lo largo de su etapa escolar,  pudiendo descartar en caso negativo, algún trastorno de conducta.



______________
Fuentes:
- M-Chat: http://www.surestea.org/wp-content/uploads/2016/04/TEST-m-chat.pdf
Fundación CADAH. Díaz Sanjuán, L. Método Clínico. Clave 1303. INDAGACIÓN. Faultad de psicología de la UNAM.
Guía de Práctica Clínica sobre el Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH) en niños y adolescentes. Guías de Práctica Clínica del SNS. Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad. 2010.
Sotullo, C. y Díez, A. (2007). Manual de diagnóstica y tratamiento del TDA-H. Ed. Médica Panamericana.
Wechsler, D. (2002). WAIS - III. Escala de inteligencia para adultos de Wechsler- Tercera edición. Buenos Aires Paidós.
Farré, A. y Narbona, J. (2013). EDAH. Evaluación del Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad. Madrid: TEA Ediciones.
Cuetos, F. Rodriguez, B., y Ruano, E. (1996) .PROLEC: Batería de evaluación de los procesos lectores de los niños en Educación Primaria. Madrid. Tea ediciones.
Cuetos, F. Ramos, J.L. y Ruano, E. PROESC. Batería de evaluación de los procesos de escritura. Madrid Tea ediciones.