18/3/16

El diagnóstico de Síndrome de Asperger en adultos

  El diagnóstico de Síndrome de Asperger en adultos es muy difícil ya que reconocer los síntomas requiere un profundo conocimiento, habilidades y experiencia diagnosticando. Como parámetros básicos para dicho diagnóstico se recoge un peculiar comportamiento que a menudo hace que se califique al adulto como raro o excéntrico (friki, a veces); cierta lentitud para comenzar a hablar, falta de habilidades para participar y disfrutar de conversaciones o pequeñas charlas y ausencia de contacto visual durante la comunicación; incomodidad con la postura y carencia de expresiones faciales que provocan a menudo que se les tilde de groseros e irrespetuosos; problemas relacionados con las emociones como el poco control sobre la ira, la depresión y la ansiedad o su sorpresa cuando se les informa de que sus acciones y comportamiento son inadecuados.
  Existe un evaluador de Asperger en adultos que se presentó por primera vez en 2005, en The Adult Asperger Assessment: A Diagnostic Method. Journal of Autism and Developmental Disorders. Sus autores son Baron-Cohen, Wheelwright, Robinson y Woodbury-Smith y consta de cuatro secciones que describen un grupo de síntomas y una sección final que enumera cinco requisitos previos. Además incorpora todos los síntomas del diagnóstico del síndrome de Asperger del DSM-IV junto a otros relevantes síntomas adicionales. Para que un paciente reciba el diagnóstico de síndrome de Asperger debe presentar 3 o más síntomas en cada una de las secciones A, B y C y al menos un síntoma en la sección D, y debe cumplir con todos los requisitos en la sección E.
  Según el psicólogo Tony Attwood, debido a que las investigaciones llevadas a cabo por Hans Asperger no fueron difundidas suficientemente hasta los años 90, muchos adultos continúan sin haber sido diagnosticados hoy en día. Attwood, coautor de un libro sobre adultos con Asperger titulado Haciendo amigos y manejando sentimientos afirma que el mundo de los neurotípicos para los Asperger, y el mundo de los Asperger para los neurotípicos, se asemejan a la fusión de dos culturas ya que, debido a que los individuos neurotípicos son capaces de entender el punto de vista de los otros pueden variar de estrategia o transigir para llevarse bien. Y, aunque con menos intuición social y escasas habilidades para interpretar sus propias sensaciones físicas asociadas con los sentimientos, los Asperger pueden tener problemas para manejar sus emociones aunque compensan su falta de intuición con su intelecto.

No hay comentarios: