17/2/16

En las dificultades sociales y comunicativas qué es causa y qué es efecto.




   Las dificultades en el área del lenguaje de los trastornos del espectro autista podrían tener su origen en la limitada participación en las interacciones recíprocas, en las que se requiere compartir atención, actitudes y emociones, pero también podría interpretarse que la participación en las interacciones recíprocas se ve condicionada por las peculiaridades lingüísticas pragmáticas de las personas con TEA. Por tanto no hay consenso sobre qué es causa y qué es efecto.
   Respecto a las habilidades lingüísticas debe destacarse que las dificultades que se presentan en el Asperger difieren de las que aparecen en otros TEA y, por lo general, las personas con autismo de Kanner presentan retraso en el lenguaje mientras los Asperger tienen un vocabulario sorprendente por pedante, o porque es demasiado culto, y se asume que tienen un lenguaje normal aunque con rasgos específicos fácilmente detectables como ese uso de un lenguaje excesivamente formal.


   No todas las personas que tienen dificultades para establecer relaciones sociales o seguir normas sociales tienen asperger. Otras condiciones también cursan con desajustes de relación social, por ejemplo los trastornos por evitación, los trastornos de la personalidad por dependencia, los cuadros histriónicos, los narcisistas, los trastornos antisociales, etc. (Lola Garrote, psicóloga clínica)
   Estas especifidades del lenguaje Asperger se hacen patentes durante la evaluación psicolingüística en la que debe atenderse también al contexto comunicativo o a la comunidad lingüística a la que pertenece el sujeto.



   El aprendizaje de las habilidades comunicativas y lingüísticas ocurre en un contexto de actividades natural y de actividades planificadas que promueven la motivación del niño para el uso del lenguaje. Cuando se interviene en estas áreas se enfatiza la importancia de emplear contextos de interacción natural y la necesidad de que el contexto se amolde a las necesidades del estudiante. Los métodos que podemos utilizar para ayudar a una persona a desarrollar sus habilidades comunicativas y lingüísticas se relacionan tanto con la adecuada planificación/organización de los distintos contextos interactivos que rodean al chico/a como con utilizar una serie de ayudas o soportes que le faciliten la comunicación y/o le enseñen a comunicar mejor. 
   Existen una serie de procedimientos o soportes de ayuda para promover el lenguaje relacionados con los estímulos elicitadores o con el feedback que el niño recibe y que le permite mejorar o desarrollar su lenguaje. Pero no olvidemos que no sirven las fórmulas comunes: cada persona con el síndrome de Asperger tiene unas dificultades diferentes y unas necesidades propias y esas son las que se deben trabajar y para las que debe recibir ayuda.



   Entre las personas con Asperger, como entre la población general, podemos encontrar individuos muy autónomos y otros que son muy dependientes; podemos encontrar personas tímidas o extrovertidas, personas resolutivas o no y personas sin graves dificultades u otras con verdaderos problemas de mucho calado en su día a día y en el de su entorno inmediato. Cada uno es único y cada uno tiene, pues, unas necesidades concretas y específicas que son las que se deben abordar en cada caso. Debe recordarse también que dado que la memoria de las personas con Asperger es fundamentalmente visual-espacial la mayor parte de ellos responden muy bien al uso de elementos visuales como horarios, esquemas, listas, dibujos, gráficos, fotos, etc. A veces se usan técnicas de interpretación de papeles y la escenificación de situaciones de la vida diaria usando claves o guías visuales en forma de dibujos o pictogramas que representan las escenas a interpretar.






..........................
Extracto modificado de un texto del libro "Mundo asperger y otros mundos". Disponible en:
http://www.amazon.es/Mundo-Asperger-otros-mundos-trastornos-ebook/dp/B017IMQFYW