8/7/15

Diferente.Cada persona con o sin autismo/Asperger es diferente.

El autismo es un trastorno del desarrollo que afecta a la relación social, la comunicación y la flexibilidad del pensamiento. Estos tres aspectos básicos pueden presentarse de muy diversas formas, y en diferente medida, de tal modo que más que considerar el autismo como una entidad estrictamente definida se debe contemplar un espectro autista. No es un trastorno psiquiátrico sino un conjunto (minoritario) de rasgos que se encuentra dentro de la raza humana y se engloba en ella. El autismo, insistimos, no es algo que una persona tiene ni una caja dentro de la cual está atrapada una persona. Es una forma de ser que afecta a toda experiencia, percepción, emoción o sensación de modo que no es posible disociar el autismo de la persona en la que se manifiesta porque son un todo.

Cada persona con autismo tiene unas características propias y únicas, diferentes de las que tiene cualquier otra persona con autismo o cualquier persona sin ninguna diversidad neuronal. Si usted conoce una persona con autismo precisamente conoce UNA persona con autismo. No conoce el autismo en sí porque cada ser neurodiverso es diferente de todos los demás, aunque bien es cierto que hay rasgos comunes que hacen que todas esas personas formen parte del mismo espectro. Piense que el cerebro de la persona Asperger/Autista está más preparado para sistematizar información que para empatizar por lo que se trata de personas talentosas cuando se requiere de sistematización.





Sin embargo su comprensión de las habilidades sociales siempre será diferente de lo que comúnmente se considera "normal". Estas personas neurodiversas han de adaptarse al entorno puesto que se desenvuelven en él y es en esa adaptación en la que requieren de ayuda. Que se comporten como un neurotípico es, en todo caso, una utopía impuesta por el entorno, dado que la mayor parte de las personas del entorno son neurotípicas. La forma en que nos relacionamos quienes tenemos autismo es diferente así que si todos sus intentos por interactuar con nosotros son empleando el sistema más frecuente, la forma de relación que usan las personas que no tienen ninguna neurodiversidad, sentirá frustración y desilusión.