12/8/11

La influencia del entorno sobre la propensión a padecer autismo.




   Los trastornos del espectro autista son una gama de desajustes complejos del desarrollo neurológico caracterizados por problemas de integración social, dificultades de comunicación y patrones anómalos de comportamiento.En la actualidad, se estima que 6 niños de cada 1.000 (o sea 1 de cada 166) padecen alguna forma de autismo, y las probabilidades de sufrirlo son cuatro veces mayores en los hombres que en las mujeres.
   Los factores ambientales han sido subestimados y la genética sobre estimada, en cuanto a sus respectivos papeles dentro de los trastornos del espectro autista. El entorno de los niños representa más de la mitad de la susceptibilidad, un 55 por ciento en la forma más severa de autismo, y un 58 por ciento en el espectro global de trastornos de esta clase. En cambio, la genética está implicada en el 37 y el 38 por ciento de riesgo respectivamente.



   El autismo se ha considerado el más heredable de todos los trastornos del desarrollo neurológico y, aunque el componente genético desempeña un papel importante, en el nuevo estudio ha sido eclipsado por los factores ambientales compartidos por los gemelos.Cuáles son exactamente esos factores ambientales es la pregunta crucial. La manifestación del trastorno en niños de muy corta edad señala hacia causas producidas en las primeras etapas de la vida y, posiblemente, durante el embarazo.
   El trabajo lo ha llevado a cabo un equipo de expertos del Instituto de Genética Humana de la Universidad de California en San Francisco, la Universidad de Stanford, el consorcio Kaiser Permanente, la Universidad de California en Davis, el AGRE (Autism Genetic Research Exchange) y el Departamento de Salud Pública de California.




_____________
Fuente: NCYT   Publicación del Viernes, 12 agosto 2011
Copyright © 1996-2011 NCYT (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com).