14/8/11

Acabemos con los tópicos

Queremos hacer ciertas especificaciones sobre el síndrome de Asperger. Hemos detectado confusiones, a veces incluso diagnósticos erróneos, así que hay puntos que consideramos que hay que aclarar:





- Por un lado os recordamos que la persona afectada de Asperger tiene un cociente intelectual (se dice cociente, no coeficiente) normal o superior. Si la inteligencia está dañada estaremos, en todo caso, ante un Autismo de Alto Funcionamiento (AAF) pero no con un Síndrome de Asperger. De hecho las alarmas sobre los niños suelen saltar en los centros escolares debido a su aislamiento y superioridad intelectual. Son dos de las características más notables en los niños afectados y las que llevan, habitualmente, a los maestros a ponerse en contacto con la familia del niño.

- Por otro lado queremos especificar que el síndrome, en sí mismo, no provoca carácter malhumorado. El carácter es propio de cada individuo y es independiente de que se padezca o no el trastorno. Es cierto que a veces con el Asperger va asociada la tendencia a la depresión o la ansiedad pero son dos trastornos más, asociados al principal, y que pueden tratarse con terapia y farmacología igual que en cualquier persona neurotípica.

- Tampoco el síndrome de Asperger provoca agresividad. Las respuestas agresivas de un afectado son RESPUESTAS a un ataque previo o a altos grados de frustación y también se puede mejorar la respuesta agresiva gracias a terapias diversas.

- Es importante que se distinga entre los TOC y el síndrome de Asperger. Muchos aspi tienen algún trastorno obsesivo compulsivo, pero no todos. Sufrir Asperger no implica necesariamente tener TOC igual que tener TOC no implica tener Asperger. Son dos trastornos que con cierta frecuencia se dan en la misma persona pero que no van necesariamente juntos.






Acabad con los tópicos: Los aspi no son insociables (quieren socializarse pero fracasan), no son violentos (sí tienen respuestas agresivas pero son en defensa propia. De hecho suelen ser personas con una integridad moral altísima, no discriminadores y bastante solidarios), no tienen necesariamente "manías" insufribles, son inteligentes y NO ES IMPOSIBLE CONVIVIR CON ELLOS.