1/6/11

Descubriendo el agua tibia, los caballos, la educación y a Hans.



  “¿Cómo vivir con síndrome de Asperger?”, fue un evento organizado durante el mes de Mayo por Asonepia, una organización dedicada a atender a niños y familias con diagnóstico de trastornos del espectro autista. El evento resultó un canto a la valentía de un grupo de jóvenes brillantes pero diferentes a los patrones considerados “normales” por una sociedad profundamente discriminadora y excluyente, una lección de lo mucho que queda por avanzar en la construcción de una sociedad realmente solidaria y liberadora para la especie humana.
  Sobre el síndrome es cada vez más fácil encontrar información e incluso libros y artículos de descarga y difusión gratuita. Por ejemplo, El Síndrome de Asperger, de Pilar C. Zardaín y Gema Trelles García.
En todas las publicación que tienen una base rigurosa y bien documentada se recuerda que las personas que padecen este trastorno no tienen problemas de lenguaje, como sí sucede con los autistas, pero manifiestan problemas similares a la hora de relacionarse con su entorno y con las personas que les rodean. No son capaces de comprender adecuadamente las reacciones o los sentimientos de los demás, ni tampoco los giros de lenguaje (por ejemplo, les cuesta entender el sarcasmo o las metáforas) y son personas que necesitan sentirse inmersas en una rutina. Además, a menudo poseen una capacidad analítica y lógica por encima de la media normal, lo que les hace propensos a destacar en las actividades matemáticas. Asimismo, hacen gala con frecuencia de una extraordinaria retentiva, llegando incluso a la memoria fotográfica. Sin embargo, pese a la mayor difusión e interés que actualmente suscita este tratorno, aún existe una gran controversia en torno a la forma de catalogar a el síndrome.   
  Muchos niños con síndrome de Asperger tienden a sentirse diferentes e incluso despreciados en su día a día, por lo que es importante detectar su peculiar comportamiento y afectación cuanto antes, para conseguir que lo comprenda y asuma como una parte de su personalidad y no como un problema.
Además está más que demostrado lo importante que es que el profesorado y educadores que trabajan directamente con afectados estén bien informados y sepan cómo atender las necesidades de sus alumnos con Asperger, por lo que cada día más artículos y foros se publican ofreciéndoles la información y los consejos que necesitan. se trata de consejos sencillos sobre actitudes e iniciativas muy fáciles de desarrollar, consejos como que hay que lograr una buena empatía donde la comunicación sean adecuadas; ponerse en su lugar para facilitar la comunicación, por ejemplo con el trabajo en espejo (o sea dar lo que él da, manejar sus mismos códigos, ponerse a su altura y seguir su juego adaptándote a su manera de lenguaje peculiar); como tienen intereses concretos conviene entrar en sus gustos e intereses personales; hay que respetar sus tiempos de atención y sus momentos de introversión y aislamiento sin forzarlo cuando está cerrado a transmitir y recibir información y afecto; al niño con Asperger hay que manejarte no solamente con la palabra sino acompañando con lo gestual y corporal; hay que tener contacto a través del afecto, las caricias y la estimulación de premio o incentivo cuando hay logros o progresos; etc.




  Sobre Hans Asperger, el descubridor del síndrome que lleva su nombre, hay cada vez más información tambien. La pedagogía curativa fue el área en la que Asperger elaboró y desarrollo su tesis doctoral y constituye uno de los pilares fundamentales del aporte de este autor. Conceptualmente, se trata de una estrategia terapéutica que integra perfectamente técnicas de educación en la práctica médica, sustentando todo ello en el trabajo de un equipo multidisciplinario (médicos, personal de enfermerí­a, educadores y terapeutas). estamos hablando de uan disciplina que se desarrollaba a principios del siglo XX y a día de hoy sigue habiendo verdaderos problemas para lograr una educacción multidisciplinar adecuada para estos niños. Asperger, partí­a de la premisa de que, a pesar de las importantes dificultades que generaban, estos niños tení­an capacidad de adaptación si se les proporcionaba una orientación psicopedagógica adecuada.
  A propósito del tema, cada vez el Síndrome de Asperger es (afortunadamente) más visible. El escritor Gonzalo Giner presentó un título que cuenta la vida de un joven con síndrome de Asperger que en pleno siglo XVI, gracias al contacto con los caballos, consigue superar sus trastornos de conducta.
Este veterinario ha sabido cautivar a la crítica y al público con su último trabajo y se espera que el libro que acaba de presentar siga la línea ascendente desde su irrupción hace ya siete años.


________________

Fuentes:
- De "El sol de Margarita". Edición digital de El Periódico de La Verdad. Arnaldo Cogorno M.
- http://preguntasrespuestas.es/que-es-el-sindrome-de-asperger-2.html
- http://www.sc.ehu.es/toweb5/Carla%20Santiago%20y%20Primula%20Pipere/pagina_nueva_1.htm
- http://www.que.es/ultimas-noticias/sociedad/201106010029-gonzalo-giner-retrata-joven-autista-lavoz.html
- http://www.lavozdigital.es/cadiz/v/20110601/sociedad/gonzalo-giner-retrata-joven-20110601.html
- http://preguntasrespuestas.es/que-es-el-sindrome-de-asperger-2.html
- http://www.slideshare.net/davidpastorcalle/sindrome-de-asperger-asturias