15/6/20

Saludos





   Este primer post ocupa un lugar fijo en el blog. Los que aparecen a continuación vienen ordenados del más reciente al más antiguo. Si ya has visitado este sitio con anterioridad encontrarás siempre el "saludo" en pantalla, simplemente sigue bajando y pasa al post siguiente.  Aparte de este blog MuNDo AsPeRGeR está presente en otras redes sociales en las que publicamos a diario. 
Para contactar con nosotros puede escribir a mundoasperger@hotmail.com
   Se nos puede encontrar en este blog: http://www.mundoasperger.com pero también:
- Y claro, en Twitter: @MuNDoAsPeRGeRr
   Para contactar con nosotros por correo electrónico escriban a mundoasperger@hotmail.com


  Técnicamente el Síndrome de Asperger es un Trastorno del Espectro Autista (TEA). Se trata de un trastorno que se manifiesta con la incapacidad para comunicarse convencionalmente, dificultades para asumir habilidades sociales de forma natural y también dificultades para comprender la conducta social de los demás. Por ejemplo, en el lenguaje de las personas con S.A., están presentes una serie de alteraciones como el uso excesivamente formal, rebuscado o pedante. Las personas con este síndrome sienten la necesidad de tenerlo todo estructurado en su cabeza para poderlo comprender. Generalmente tienen intereses peculiares, son torpes, no juegan en grupo y no se les dan bien los deportes. Tener síndrome de Asperger, y/o un hijo con síndrome de Asperger, incide en las relaciones personales de la unidad familiar, dificulta la socialización de todos sus miembros, la educación del niño resulta estresante y genera ansiedad, sobre todo si el centro escolar no colabora para cubrir las necesidades educativas especiales de estos niños, que mayoritariamente padecen acoso escolar.


   El Asperger no tiene consideración de enfermedad sino de síndrome (conjunto de síntomas) y la diversidad de funcionamiento va a estar ahí por siempre. La media de edad ronda los 5 y 6 años cuando se produce el diagnóstico aunque sus rasgos especiales suelen hacerse patentes a partir de los 3 años de edad. Algunos de estos niños presentan comportamientos “especiales” casi desde su nacimiento (presentan hiperactividad y déficit de atención en alguna época, su comportamiento es excesivamente infantil, aprenden a leer solos, no miran a los ojos al hablar, tienen rabietas que para los demás son incomprensibles y desmesuradas, etc.).


    El conjunto de síntomas más importantes del Síndrome de Asperger son:
     1. Deficiencias sociales: los niños carecen de recursos para interpretar las señales sociales y el lenguaje no verbal por lo que su lenguaje pragmático falla. Esto significa que les cuesta interpretar emociones, no reconocen signos del intercambio de la toma de turno, no saben cuándo pueden hablar y cuándo no, ni sobre qué temas es apropiado hacerlo según el contexto. Los gestos, el rostro y las expresiones corporales de los demás no les dicen nada. Solo interpretan el lenguaje verbal (las palabras). Por tanto, aunque su semántica sea rica (normalmente incluso mucho mejor que la de sus iguales) y su sintaxis correcta fallan estrepitosamente en la pragmática. Eso hace que su comportamiento sea “anormal”.
  2. Son completamente literales. Entienden el lenguaje verbal sin poder interpretar su componente prevaricador. No comprenden bromas, sobreentendidos, lenguaje metafórico, chistes, etc. No comprenden conceptos abstractos y son incapaces de intuir lo que otros piensan o cómo se sienten los demás.





  3. Tienen focos de interés absorbentes. Se interesan por cuestiones que a otras personas les podrían parecer irrelevantes y llegan a convertir esos temas en verdaderas pasiones con intereses exclusivos. Habitualmente se apasionan por el espacio, los dinosaurios, algunos medios de transporte, el cálculo, etc., focalizando todo su interés en el aprendizaje de tantos datos como caigan en sus manos o en actividades de colección sobre esas áreas. Adquieren conocimientos muy concretos hasta llegar a ser verdaderos expertos y, a la vez, ignoran aquellos otros temas que no les interesan en absoluto (esto puede desembocar en fracaso escolar). Consiguiendo que sus intereses particulares formen parte de su aprendizaje pueden llegar a realizar estudios superiores con éxito. 
  4. Establecen rituales muy estrictos: necesitan rutinas. Si sus costumbres, sus horarios o sus actividades varían experimentan ansiedad. Pequeños cambios que aparentemente no tienen importancia a ellos les alteran muchísimo. Necesitan saber en todo momento qué día de la semana es, qué actividades tienen previsto hacer en ese día, etc. Eso hace necesaria la anticipación de los cambios: si por cualquier causa se van a alterar sus rutinas conviene explicárselo con antelación para no provocarles ansiedad.
  5. Presentan una psicomotrocididad dañada: son torpes y patosos. De ahí que por lo general los juegos en grupo y los deportes se les den mal. Eso agrava el problema de socialización porque sus compañeros de juegos les rechazan en sus equipos e, incluso, llegan a prohibirles la participación.

Tenemos TRES libros publicados con los que puedes
conseguir información y ayudar a difundir el
Síndrome de Asperger con nosotros. 
   Por lo demás… son niños con sus capacidades cognitivas intactas. No hay ningún rasgo físico que les diferencie de los otros niños y pasan desapercibidos aunque se les suele clasificar como “raritos” o “excéntricos”. Tienen una memoria excepcional por lo que suelen aprender muchísimos datos (especialmente sobre sus temas de interés). Su memoria es sobre todo visual-espacial así que recuerdan pequeños detalles que los demás no recordamos. Necesitan adquirir habilidades sociales y requieren apoyo terapéutico/psicológico, etc. por lo que es importante ponerles en manos de profesionales tan pronto como sean diagnosticados. 



   MuNDo AsPeRGeR tiene tres libros publicados de los cuales dos son guías informativas sobre Asperger, sus comorbilidades y otros temas relacionados con el síndrome (comorbilidad, diferencias de rasgos por sexo, diferencias por edad, proceso diagnóstico, educación, los problemas del adulto, mitos y falsedades, etc.) y otro es una compilación de narraciones, cuentos y relatos de intensidad suficiente como para mostrar la forma en que ve la vida y vive la cotidianidad una persona neuroatípica.
   El primero de ellos es una guía para familias. Bajo el título Síndrome de Asperger, síndrome invisible se recopila información sobre los pasos a dar en cada etapa de la vida. Responde a las preguntas: ¿Qué es el síndrome de Asperger? ¿Qué son los trastornos comórbidos? ¿Qué diferencia al Asperger de otros trastornos? ¿Qué hacer si el niño sufre acoso escolar? ¿Qué problemas laborales sufre el adulto? ¿Qué pronóstico de futuro tiene la persona con Asperger?… Este libro ofrece una visión positiva y alentadora sobre la evolución de las personas que tienen este diagnóstico y su pronóstico de futuro. Hay una reseña en este mismo blog en la que puede saberse con detalle el contenido del libro y la función que cumple entre los textos específicos sobre Síndrome de Asperger que se puede leer PINCHANDO AQUÍ. Por el momento se distribuye en formato digital en el enlace de Amazon:  https://www.amazon.es/dp/B017ILF4S6/ref=dp-kindle-redirect?_encoding=UTF8&btkr=1



   El síndrome de Asperger afecta tanto a niños como a adolescentes y a adultos. A cada edad las necesidades que se presentan son diferentes y, por tanto, los problemas a los que se enfrenta la persona con Asperger son también diferentes pero, sin duda, el problema que durante toda su vida aparece con mayor intensidad es el de las dificultades de socialización. También el entorno inmediato sufre cambios tras haber recibido el diagnóstico porque Asperger es un trastorno que afecta a toda la unidad familiar y no solo a la persona diagnosticada. Este libro puede ayudar en cualquiera de las etapas evolutivas de la persona con Asperger y también ayudarte a entender qué es el diagnóstico, cómo se hace y para qué sirve, qué derechos tiene la persona diagnosticada, qué significan los acrónimos que aparecen en los informes, etc.
Autora: sacha Sánchez Pardíñez
ISBN: 97884.
130 páginas.



  Por otro lado No le vengas con cuentos a quien sabe de leyendas es un texto literario repleto de narraciones breves. Recoge relatos críticos que ponen en jaque las convenciones sociales. Usando como vehículo historias en las que se ven envueltos los más variados personajes se narra la historia de personas que tienen vidas normales en las que les suceden cosas poco normales. !Ahora en formato digital! Así que lo puedes conseguir a través de Amazon en cualquier parte del mundo: https://www.amazon.com/vengas-cuentos-quien-sabe-leyendas-ebook/dp/B016CIP148/ref=redir_mobile_desktop/131-6897848-8854301?_encoding=UTF8&keywords=no%20le%20vengas%20con%20cuentos%20a%20quien&pi=AC_SX110_SY165_QL70&qid=1444505334&ref_=mp_s_a_1_1&sr=8-1





   También puedes pedirlo en formato papel enviando un correo electrónico a mundoasperger@hotmail.com (lo enviamos a todo el mundo). Los textos presentes en este libro suponen una crítica atroz y mordaz a los conceptos de familia tradicional y hábitat social, a la política, la religión, el sistema judicial y al entorno educativo; a la amistad, al amor, al odio, al perdón y a la venganza. Cada narración permite una lectura superficial en la que se encuentra una historia amena y, a la vez, sugiere una lectura más profunda, cargada de reflexión, que pretende que el lector se haga a sí mismo preguntas de mucho calado.



   Nuestro tercer libro se llama Mundo Asperger y otros mundos. Explica que el síndrome de Asperger es un trastorno del espectro autista (TEA) que afecta a niños, a adolescentes y a adultos, y tanto a mujeres como a hombres. No existe un marcador biológico que facilite su diagnóstico y a cada edad las necesidades que se presentan son diferentes, por tanto, las complicaciones a las que se enfrenta la persona (con) Asperger son también diferentes, pero el problema que durante toda su vida aparece con mayor intensidad es el de las dificultades de socialización. Las dificultades de interacción, resultado de un desarrollo social atípico, de unos intereses especiales que no son compartidos por los demás y de las dificultades en el procesamiento de la información, son una característica indiscutible en las personas con trastornos autistas de alto funcionamiento y Asperger, que les hace tener dificultades en la comprensión de otras claves sociales. Se dedica en este libro cierto tiempo a la infancia y etapa escolar (diagnóstico temprano, entorno escolar e intervención) y otro a la adolescencia y edad adulta, especificando los problemas a los que más frecuentemente se enfrentan las personas (con) Asperger en cada una de esas fases y recogiendo el abordaje más conveniente para atajar esas dificultades. Se observan los trastornos comórbidos, es decir, aquellos que con frecuencia suelen aparecer juntos al síndrome de Asperger y también se abordan las diferencias entre la mujer con síndrome de Asperger y el hombre con el mismo diagnóstico ya que sus características difieren considerablemente. Por eso este libro está pensado para padres, madres y educadores de niños y niñas y de adolescentes con diagnóstico de síndrome de Asperger y, también, para los propios adolescentes y los adultos diagnosticados, sus parejas, sus compañeros de trabajo, etc. Puedes pedirlo en formato físico enviando un correo electrónico a mundoasperger@hotmail.com (lo enviamos a todo el mundo). En formato digital está a la venta en Amazon en el enlace: https://www.amazon.es/Mundo-Asperger-otros-mundos-trastornos-ebook/dp/B017IMQFYW o PINCHANDO AQUÍ.

  
   La autora de los tres libros es la principal editora de este blog. Se llama Sacha Sánchez-Pardíñez, es licenciada en comunicación audiovisual, DEA y doctorando en Teoría de los Lenguajes. Lleva 12 años estudiando e investigando sobre síndrome de Asperger, trastornos del espectro autista y otros trastornos de aparición habitual en la infancia. Es activista contra el acoso escolar, está diagnosticada con el síndrome de Asperger y es madre de dos personas con el mismo diagnóstico.

Gracias por vuestro interés.

22/8/17

Salud psicológica de los padres y madres de niños con trastornos del espectro autista.


https://www.ncbi.nlm.nih.gov/m/pubmed/28778051/



   La salud psicológica y física de los padres de niños con trastorno del espectro autista en comparación con los padres de niños con incapacidades a largo plazo y padres de niños sin discapacidades: Investigación en discapacidades del desarrollo. Volumen 69, octubre de 2017, páginas 8-17
Monique Seymoura y Catherine E.Wooda

   Algunos padres de niños con TEA pueden necesitar apoyo adicional que no sólo se centra en su bienestar psicológico sino también en la salud física de ellos mismos (no solo de sus hijos con trastornos autísticos). Los hallazgos actuales alientan a los servicios de salud a hacer seguimiento de los padres ya que también pueden necesitar apoyo adicional.
   La salud psicológica y física de los padres de niños con trastorno del espectro autista (TEA) está poco investigada. Debido a las demandas parentales que suponen este tipo de trastornos los padres de niños con TEA pueden estar en mayor riesgo de experimentar dificultades de salud física y psicológica en comparación con padres de niños sin discapacidades y padres de niños con otras incapacidades a largo plazo.



   Además, la poca investigación que hay sobre los padres de niños con TEA a menudo se realiza en pequeñas muestras clínicas o incorpora las experiencias de los padres dentro de otros grupos así que este estudio tuvo como objetivo explorar hasta qué punto los padres de niños con TEA sufren trastornos psicológicos y problemas de salud física (por ejemplo, salud general, tabaquismo, dolor crónico) en comparación con padres de niños y niñas con otros trastornos de larga duración, problemas de salud crónicos, o niños sanos.
   Este estudio muestra que aunque la mayoría de los padres mostraban un buen manejo de la situación y no estaban experimentando problemas de salud física o psicológica.
   • Aproximadamente el 17% de nuestra muestra de la comunidad de padres de niños con TEA estaban experimentando un trastorno psicológico elevado.
   • Los padres de niños con TEA tenían un mayor riesgo de sufrir trastornos psicológicos y una mala salud general.
   • Los padres y madres de niños con TEA necesitarían chequeos y revisiones acerca de su salud psicológica y física.



   A partir de una gran muestra representativa de niños se identificaron 159 padres de niños con TEA junto con 45 padres de niños con otros trastornos y 6578 padres de niños sin ningún tipo de diagnóstico. La mayoría de los padres estaban experimentando buena salud psicológica y física pero aproximadamente 1 de cada 6 padres de niños con TEA experimentaba niveles elevados de angustia psicológica, mala salud global y corrían un riesgo significativamente mayor que los padres de niños sin diagnósticos de desarrollar problemas psicológicos e incluso enfermedades físicas, aunque estas diferencias no se encontraron en comparación con los padres de los niños con un trastorno crónico diferente al TEA.
 




21/8/17

Un acercamiento al síndrome de Asperger: una guía teórica y práctica. Equipo Deletrea.


Un acercamiento al SÍNDROME DE ASPERGER: una guía teórica y práctica.

   El objetivo de este dossier es ofrecer una visión tanto teórico-informativa como práctica del Síndrome de Asperger. Comienza con una descripción histórica del cuadro, para luego dar paso a la definición de las características diagnósticas aceptadas por la comunidad científica internacional y a la descripción de las principales teorías neuropsicológicas a partir de las cuales se intenta explicar este síndrome, así como de sus aspectos neurobiológicos. Posteriormente se abordan las principales dificultades que suelen aparecer en tres etapas críticas del ciclo vital de estas personas: infancia, adolescencia y edad adulta.


   El carácter eminentemente práctico que hemos querido otorgar a este documento nos ha llevado a incluir orientaciones y estrategias educativas específicas para cada una de las etapas anteriormente citadas. Asimismo, hemos incluido (ver Apéndice 1) la Escala Australiana para el Síndrome de Asperger (Attwood, 1998), ya que consideramos que es una de las más utilizadas durante el proceso de diagnóstico tanto en nuestro país como a nivel internacional, y el Cuestionario de screening para espectro autista de alto funcionamiento ASSQ (Ehlers, Gillberg y Wing, 1999) (Apéndice 2). En la literatura especializada podemos encontrar otras escalas y cuestionarios para la evaluación de personas con Síndrome de Asperger (CAST, Childhood Asperger Syndrome Test, de Scott y cols., 2002; o la entrevista ASDI, Asperger Syndrome Diagnostic Interview, de Gillberg y cols., 2001), pero todavía faltan estudios que certifiquen su validez diagnóstica, además de no haber sido publicadas, hasta la fecha, en español.







   Introducción:
   Como cada mañana, Javier desayunaba un tazón de leche con sus cereales preferidos, mostrándose ajeno a los horarios que rigen la dinámica familiar. A pesar de tener siete años, su madre tenía que ayudarle a vestirse y, como tantos otros, ese día tampoco pudo ponerle la ropa nueva que le habían regalado sus abuelos. Su madre tenía que lavar toda la ropa nueva con un determinado suavizante para que Javier aceptase estrenar algo. Cada día Javier se levantaba angustiado preguntando por el día concreto de la semana, el mes y el número. Todas las mañanas preguntaba lo mismo y a continuación necesitaba saber si ese día tenía que ir o no al colegio. A pesar de que Javier comenzó a hablar algo más tarde que otros niños, ahora no paraba de hablar. Su lenguaje era muy correcto aunque siempre solía hablar de su tema favorito, "los dinosaurios" y era muy difícil cambiar el tema de conversación. Resultaba complicado que Javier utilizase su excelente lenguaje para compartir con su familia las cosas que le ocurrían en el colegio o las cosas que le preocupaban. Parecía no sentir la necesidad de compartir experiencias o sentimientos con la gente que le rodeaba.
   Era un niño muy inteligente, aprendió a leer solo y le encantaba leer libros de dinosaurios. No le interesaban los juegos típicos de los niños de su edad y pasaba la mayor parte de su tiempo desmontando juguetes electrónicos y volviéndolos a montar. No parecía estar interesado por jugar con aquellas máquinas sino que le fascinaba conocer cómo estaban hechas y cuál era el mecanismo que las hacía funcionar. Cuando lo averiguaba, colocaba el juguete en su estantería y no volvía a tocarlo, tampoco dejaba que su hermano pequeño tocase ninguno de sus juguetes. Tenía un mundo muy personal y resultaba difícil que lo compartiera con otros niños. En el colegio su profesora ya había mostrado preocupación por Javier.





   A pesar de su inteligencia, no tenía ningún interés por las tareas escolares y su rendimiento académico no era el esperado. Era muy difícil hacer que Javier trabajara en grupo con otros niños. En el patio siempre estaba solo y cuando ocasionalmente intentaba incorporarse al juego de sus compañeros, su manera de actuar era tan “torpe” e ingenua que provocaba risas y burlas por parte de los otros niños. Aunque Javier no era un niño agresivo, en algunas situaciones mostraba fuertes rabietas y conductas inadecuadas como tirar objetos o gritar. Especialmente difícil era la clase de Educación Física, en la que Javier mostraba altos niveles de ansiedad, dificultad para seguir las normas y escasa comprensión de las reglas básicas que rigen los juegos y deportes de equipo. Si se le forzaba a participar en estas actividades, sistemáticamente aparecían fuertes enfados y marcado oposicionismo.
   Aunque los padres de Javier ya le describían como un niño peculiar antes de cumplir los 4 años, no empezaron a alarmarse hasta el momento en el que el niño se incorporó al colegio. Las grandes dificultades para relacionarse con los compañeros, los problemas atencionales dentro del aula y el bajo rendimiento escolar fueron entre otros, los motivos que impulsaron a los padres a buscar ayuda.
   Después de varias consultas a distintos profesionales del ámbito de la educación, la medicina y la psicología, y tras recibir diagnósticos tan dispares como déficit de atención e hiperactividad o trastorno emocional y de conducta, finalmente informaron a la familia que Javier presentaba Síndrome de Asperger.




   En los últimos años se ha incrementado el número de familias que, como la de Javier, se tienen que enfrentar a esta etiqueta diagnóstica tan poco conocida en nuestro país. La necesidad de información sobre este síndrome y la escasez de documentos escritos en español, han llevado a la Asociación Asperger España junto a un equipo de profesionales, a elaborar y difundir este documento de carácter informativo.

______________
Fuente: http://oficinasuport.uib.cat/digitalAssets/108/108609_asperger.pdf

20/8/17

Los intereses restrictivos en niños y niñas con síndrome de Asperger.


El niño tiende a gustar de la misma cosa vieja,
hecha de la misma vieja manera, repetidamente
una y otra vez. No pueden ver a menudo el foco
de una historia o de la conexión entre comenzar
una tarea y cuál será el resultado. (Rosalyn Lord)

   Un interés restrictivo (IR) es un interés inusualmente intenso y circunscrito o patrones de comportamiento, intereses y actividades restringidos, repetitivos y estereotipados. Los intereses y comportamientos repetitivos y restringidos de algunos niños con autismo a menudo llaman la atención de cuidadores y profesores. Este nivel de intensidad y/o tema de interés inusual se define como interés restringido (IR). Estos intereses restringidos pueden limitar la capacidad de los niños para aprender y para adaptarse con sus compañeros ya que significa que tienen focos de interés absorbentes, es decir, que se interesan por cuestiones que a otras personas les podrían parecer irrelevantes, y llegan a convertir esos temas en verdaderas pasiones, en intereses exclusivos, mostrándose inflexibles a los cambios.
   El hecho de tener intereses fuertemente restrictivos es un factor crucial para el diagnóstico de lo que podemos deducir que es casi una característica común a prácticamente todas las personas con síndrome de Asperger e, incluso, con otros trastornos del espectro autista. La mayoría de los niños con Asperger/autismo tienen un interés obsesivo y su juego es a menudo solitario y restringido por el déficit de imaginación. Esto afecta a su capacidad de participar en juegos de simulación ya que les gusta hacer las mismas cosas una y otra vez porque la previsibilidad y la rutina les hace sentirse seguros y protegidos.
  Los niños habitualmente se apasionan por el espacio, los dinosaurios, algunos medios de transporte, el cálculo, etc., durante la infancia. Las niñas muestran intereses menos evidentes que suelen confundirse con rasgos típicos de la niña en general. Muchas se obsesionan con un color (suele ser el rosa), unicornios, princesas, personajes de películas Disney, etc. Como son cosas por las que la mayoría de niñas en edad escolar muestran interés a veces pasamos por alto la intensidad con la que esas temáticas absorben a la niña con síndrome de Asperger.


   Un número creciente de estudios realizados en varios países indican que el IR puede ser utilizado como una herramienta eficaz en el desarrollo de habilidades sociales revirtiendo así lo que ocurre cuando las personas con Asperger focalizan toda su atención en el aprendizaje de tantos datos como caigan en sus manos, o en actividades de colección, sobre esas áreas que les interesan de forma obsesiva. Adquieren conocimientos muy concretos hasta llegar a ser verdaderos expertos en su IR pero a la vez ignoran aquellos otros temas que no les interesan en absoluto , lo que puede desembocar en fracaso escolar.
   El interés restrictivo de los niños también se puede utilizar como un premio para motivar un comportamiento apropiado o actividades no preferidas.
   Programas actuales de intervención para niños con autismo son a menudo dirigidos por el niño en el sentido de que son iniciados por él y se centran en los intereses del niño. Este tipo de enfoque alienta la iniciación de los niños y la espontaneidad en la comunicación. Este método también se basa en esta premisa ya que el interés especial del niño es un ingrediente clave, no sólo en facilitar la participación del niño, sino también en la construcción de la relación de afectividad, lo que conduce a un mayor dominio de habilidades.





________________
Fuentes:
- Monográfico del Diario del Alto Aragón: Conoce a las personas con síndrome de Asperger. Sede en Huesca de la Asociación Asperger Aragón 
Texto original en inglés de Noriko Porter (2012) "Promotion of Pretend Play for Children with High-Functioning Autism Through the Use of Circumscribed Interests". Early Childhood Educ J 40:161–167. Visto en "Biblioteca Brincar", http://biblioteca.brincar.org.ar/como-promover-el-juego-simbolico-en-ninos-con-tea-a-traves-de-sus-intereses-restringidos/  ampliado y adaptado por MuNDo AsPeRGeR para este artículo sobre los intereses restrictivos en las personas con Asperger y otros trastornos del espectro autista. 
- Intereses restrictivos u obsesivos en la persona con síndrome de Asperger: http://www.mundoasperger.com/2017/07/intereses-restrictivos-u-obsesivos-en.html
- Inflexibilidad y rigidez Asperger. http://www.mundoasperger.com/2017/07/inflexibilidad-y-rigidez-asperger.html
- Sobre juego simbólico en el niño y la niña con Asperger, en MuNDo AsPeRGeR: http://www.mundoasperger.com/2017/04/sobre-juego-simbolico-en-el-nino-y-la.html
- Síndrome de Asperger, por Digby Tantam. Profesor de Psicoterapia Hospital Walsgrave –USA. Material extraído en la conferencia dada en el Study Week-end. "The Inge Wakehurst Trust". Profesor de Psicoterapia Hospital Walsgrave 
- Baron-Cohen, S. Autismo y síndrome de Asperger. 2010, Alianza editorial. 
- De la Iglesia Gutiérrez, Myriam y José-Sixto Olivar Parra, Autismo y Síndrome de Asperger. Trastornos del espectro autista de alto funcionamiento. Editorial CEPE. Madrid, 2007 
- Mundo Asperger y otros mundos, de Sacha Sánchez-Pardíñez; disponible en: http://www.amazon.es/gp/product/B017IMQFYW?%2AVersion%2A=1&%2Aentrie
- Autismo, trastornos del espectro autista, autismo de kanner, autismo infantil... en MuNDo AsPeRGeR: http://www.mundoasperger.com/2017/07/autismo-trastornos-del-espectro-autista.html




19/8/17

¿Tiene tu hijo problemas de adaptación?




Tríptico informativo elaborado por la Asociación Asperger Aragón sobre los niños con problemas de adaptación. Explica algunas de las características más habituales de los niños con síndrome de Asperger especificando que cada persona expresa dichas características de forma diferente. Puede descargarse en formato pdf para imprimirlo posteriormente PINCHANDO AQUÍ. Especifica por grupos los siguientes:


Habilidades de comprensión:

  1. Le cuesta trabajo entender un texto o el enunciado de un
  2. problema y necesita que le ayuden explicándoselo por partes.
  3. Tiene dificultad en entender preguntas complejas.
  4. A menudo no comprende la razón por la que se le riñe, se le
  5. critica o se le castiga.
  6. Tiene una memoria excepcional para recordar datos, como por
  7. ejemplo: fechas de cumpleaños, hechos sin importancia, etc.
  8. Le gustan las asignaturas lógicas como las matemáticas y las
  9. ciencias en general.
  10. Aprendió a leer solo o con escasa ayuda a una edad temprana.
  11. Su juego simbólico es escaso (juega poco con muñecos).
  12. En general demuestra escasa imaginación y creatividad.
  13. Es original al enfocar un problema o al darle solución.


Habilidades de comunicación:

  1. No suele mirarte a los ojos cuando te habla. 
  2. En algunos casos hubo tardanza en adquirir el habla. 
  3. Interpreta literalmente el lenguaje. 
  4. Se cree lo que se le dice, aunque sea disparatado. 
  5. No entiende las ironías, ni los dobles sentidos. Habla en tono alto y peculiar: como si fuera extranjero, cantarín o monótono como un robot. 
  6. Posee un lenguaje pedante, hiperformal o hipercorrecto, con un extenso vocabulario. Inventa palabras o expresiones peculiares. 
  7. En ocasiones parece estar ausente, absorto en sus pensamientos. 
  8. Habla mucho. Se interesa poco por lo que dicen los otros. 
  9. Le cuesta seguir una conversación larga. 
  10. Cambia de tema cuando está confuso. 
  11. Tiene un sentido del humor peculiar.





Habilidades sociales:

  1. El colegio es fuente de conflictos con compañeros, y es fácil objeto de burla y/o abusos por parte de ellos. 
  2. Tiene problemas al jugar con otros niños. 
  3. No entiende las reglas implicitas de los juegos. 
  4. Quiere imponer sus propias reglas en los juegos. 
  5. Quiere ganar siempre cuando juega y prefiere jugar solo. 
  6. No se interesa por practicar deportes en equipo. 
  7. No se interesa por la última moda de juguetes, cromos, series, TV o ropa. 
  8. No disfruta normalmente del contacto social. 
  9. Le cuesta salir de casa. 
  10. Tiene dificultad para entender las intenciones de los demás. 
  11. Le es difícil entender cómo debe portarse en una situación social determinada. 
  12. A veces su conducta es inapropiada y puede parecer maleducado. 
  13. Puede realizar comentarios ofensivos para otras personas sin darse cuenta. 
  14. Se relaciona mejor con adultos, que con los niños de su misma edad.


Habilidades emocionales:

  1. Le cuesta identificar sus sentimientos y tiene reacciones emocionales desproporcionadas. 
  2. Tiene poca tolerancia a la fustración. 
  3. Cuando quiere algo, lo quiere inmediatamente. 
  4. Llora fácilmente por pequeños motivos. 
  5. Cuando disfruta suele excitarse: saltar, gritar. 
  6. No tiene malicia y es sincero. 
  7. Le falta empatía: entender los sentimientos de los demás. 
  8. No entiende los niveles apropiados de expresión emocional según las diferentes personas y situaciones: puede besar a un desconocido, saltar en una iglesia, etc.


Habilidades de movimiento:

  1. Posee una pobre coordinación motriz.
  2. No tiene destreza para atrapar una pelota.
  3. Tiene un ritmo extraño al correr.
  4. Tiene problemas para vestirse, se suele poner la camiseta
  5. del revés o no encuentra el camal del pantalón.
  6. Le cuesta escribir, abrocharse los botones, hacer un lazo
  7. con la cordonera de los zapatos.





Intereses específicos:

  1. Se fascina por por algun tema en particular y selecciona con
  2. avidez información y datos sobre ese interés.
  3. Ocupa la mayor parte de su tiempo libre en pensar, hablar o
  4. escribir sobre su tema.
  5. Suele hablar de los temas que son de su interés sin darse
  6. cuenta si el otro se aburre.
  7. Le gusta la rutina, no tolera bien los imprevistos.
  8. Tiene rituales elaborados que deben ser respetados.


Otras características: 

  1. Miedo, angustia o malestar debido a: sonidos (aparatos
  2. eléctricos, sirenas, pirotecnia, lugares ruidosos y concurridos);
  3. ligeros roces sobre la piel o la cabeza; llevar ciertas
  4. prendas de ropa; la visión de ciertos objetos comunes;
  5. ciertos alimentos por su textura o temperatura.
  6. Tendencia a angustiarse ante situaciones dífíciles de estrés.
  7. Falta de sensibilidad a niveles bajos de dolor.
  8. Muecas, espasmos o tics faciales inusuales.



18/8/17

Ciencia de las emociones. Libro para docentes y psicólogos de descarga gratuita.




   Toda emoción tiene un componente innato y otro componente adquirido. Es decir, toda emoción tiene su aspecto común a todas las personas (por ejemplo, los circuitos cerebrales propios del miedo) y también tiene su aspecto flexible a la trayectoria de vida de cada uno de nosotros: contamos con la capacidad de re-conectar las neuronas para aprender a sentir emociones en determinadas circunstancias. Esto se llama condicionamiento.
   Los condicionamientos son útiles porque nos permiten desde bebés adaptarnos a lo que se espera de nosotros en la sociedad en que nacemos pero, a veces, quedamos condicionados de manera no oportuna. La plasticidad de nuestro cerebro hace posible que podamos superar experiencias emocionales que no son beneficiosas, como las fobias, y hay prácticas terapéuticas que los psicólogos han desarrollado para enfrentarlas.
   Las emociones son reacciones que todos experimentamos como la alegría, tristeza, miedo, o la ira. Un mal manejo de estas emociones puede acarrear un bloqueo o incluso la enfermedad.



  Esta guía presenta la temática de las emociones sobre todo en los menores, para que sirva de apoyo tanto a docentes como a profesionales que trabajan con niños y niñas a diario. También constituye un buen recurso para padres y madres que quieran informarse sobre el desarrollo emocional de los niños, los problemas y alteraciones que se pueden presentar y cómo se resuelven.


   El miedo, por ejemplo, es una emoción muy normal. Según el Ministerio de Sanidad a nivel cognitivo, es decir, en lo que concierte a nuestra capacidad de comprensión, juicio, memorización y razonamiento, el miedo puede hacernos perder la capacidad de controlar nuestra conducta haciendo que reaccionemos de manera similar a otras especies menos evolucionadas como los reptiles. Es decir, reaccionaremos tratando de decidir si tenemos más posibilidades de sobrevivir luchando, huyendo o quedándonos paralizados. Esta manera de reaccionar, este “programa”, reside en la amígdala, en la parte más profunda de nuestro cerebro. En este órgano “emocional” no tenemos conciencia ni capacidad de decisión y además en él quedan registrados los sucesos que hemos vivido y las sensaciones que hemos percibido lo que hace que no nos olvidemos de lo que nos ha pasado y tratemos de evitarlo en un futuro. En lo que se refiere al nivel fisiológico y dependiendo de la conducta que vayamos a desarrollar ante la situación, se activarán una serie de respuestas procedentes de diferentes sistemas: tensión muscular, presión arterial, ritmo respiratorio, temperatura periférica, sequedad en la boca etc. que nos prepararán de diferente manera según la respuesta. A nivel subjetivo, es decir, dependiendo totalmente del individuo, experimentaremos una serie de sensaciones físicas, intensas, desagradables y descontroladas que junto con los cambios cognitivos y algunos pensamientos sobre el peligro y sus consecuencias harán que tengamos una experiencia de terror única e imborrable.



   Ya hemos analizado cada una de las tres respuestas que se producen. La suma de todas ellas es lo que provocará nuestro comportamiento, ya sea lucha, huida o paralización, en las mejores condiciones para salvar la vida e intentar no volver a vernos en una situación similar de peligro.
   Por otra parte, hay reacciones emocionales que se producen ante situaciones que no hemos vivido todavía, es decir, cuando las anticipamos o las imaginamos. Un claro ejemplo es lo que sentimos cuando vemos alguna escena en alguna película, leemos algún texto o recordamos o pensamos en algún suceso.
   Si quiere saber más solo tiene que descargar la guía.

Presentación de una guía contra el acoso escolar por razón de discapacidad elaborada por CERMI.


Imagen de portada de la
página Web de CERMI.

   El Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI) ha elaborado una guía contra el acoso escolar por razón de discapacidad que pondrá a disposición de la comunidad educativa coincidiendo con el inicio de curso, el próximo mes de septiembre de 2017, con el fin de identificar, prevenir, repeler y atajar esta forma de violencia. La justificación de las organizaciones representativas del colectivo con discapacidad, como es el caso del CERMI, reside en los avances y mejoras efectivos que consiguen para el grupo social al que representan. "Mejorar las condiciones de vida de las personas con discapacidad, reforzar el reconocimiento y la protección de sus derechos, promover la igualdad de oportunidades y, en definitiva, elevar su grado de inclusión y normalización sociales", han sido los grandes objetivos de la entidad en estos últimos años de actividad. Ellos mismos explican en su página Web que el primer logro del CERMI ha sido el de haber conseguido reunir, en una plataforma representativa conjunta, al sector de la discapacidad en España, lo cual ha traído como consecuencia la consolidación del CERMI como la entidad de referencia de la discapacidad en nuestro país y el reconocimiento unánime por parte de los poderes públicos y de la sociedad civil de su papel como interlocutor válido de los hombres y mujeres con discapacidad y de sus familias.



   La guía está concebida como recurso al servicio de los centros educativos (alumnado, profesorado, familias, personal de administración y servicios, autoridades, asociaciones, etc.); enuncia y describe las herramientas para hacer frente al acoso, informa del marco normativo de contexto, así como de los recursos disponibles en la comunidad educativa para enfrentar las conductas de acoso y surge de la comprobación práctica de las mayores tasas de acoso que sufre el alumnado cuando éste presenta una discapacidad. El acoso escolar se recrudece por motivos de discapacidad, por lo que hay que tomar conciencia y proporcionar herramientas para combatirlo con eficacia.




   Según informa el Cermi las situaciones de discapacidad exponen más a los estudiantes, convirtiéndoles en sujetos especialmente susceptibles de recibir intimidación, hostigamiento, abusos y maltrato en el medio escolar. Para combatir el acoso escolar por discapacidad esta guía aboga por implantar la educación inclusiva como factor preventivo de cualquier forma de violencia tal y como exige la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad.
   La guía detalla de forma genérica el acoso escolar pero se centra principalmente en el que se produce por la existencia de discapacidad en la víctima. En concreto describe aquellas herramientas para luchar contra este tipo de conducta, informa del marco normativo así como de los recursos disponibles con lo que cuenta la comunidad educativa para evitar y prevenir este tipo de acoso tan ruin.



   Varios medios de comunicación de han hecho eco de esta noticia:
- http://www.lavanguardia.com/vida/20170804/43318533727/cermi-lanza-una-guia-para-frenar-el-acoso-escolar-en-alumnos-con-discapacidad.html
- http://www.elcorreogallego.es/aulas/ecg/cermi-lanza-guia-frenar-acoso-escolar-alumnos-discapacidad/idEdicion-2017-08-04/idNoticia-1067644/
- http://www.cuatro.com/noticias/sociedad/CERMI-elabora-digital-repeler-discapacidad_0_2413950137.html
- http://www.salamanca24horas.com/articulo/local/guia-ayudara-combatir-acoso-escolar-discapacidad-proximo-curso/201708042056261109198.html
- https://www.elconfidencial.com/ultima-hora-en-vivo/2017-08-04/cermi-lanza-una-guia-para-frenar-el-acoso-escolar-en-alumnos-con-discapacidad_1284482/
- http://www.europapress.es/epsocial/igualdad/noticia-cermi-elabora-guia-digital-repeler-acoso-escolar-razon-discapacidad-20170804113225.html
- http://www.solidaridaddigital.es/Noticias/Nacional/Paginas/DetalleNoticia.aspx?SDid=24480



17/8/17

Trastorno del aprendizaje no verval (TANV) como trastorno del desarrollo que puede afectar a personas con TEA.




   Las personas con trastorno del aprendizaje no verbal (TANV) generalmente tienen habilidades verbales excepcionales, trabajan bien en la escuela en aquellas asignaturas que requieren decodificar (el aspecto de reconocimiento de las palabras en la lectura) y codificar (ortografía) lenguaje escrito, tienen una excelente atención y memoria auditiva, y aprenden principalmente a través de la mediación verbal. Se trata de niños que han sido afectados desde las fases de desarrollo más tempranas (probablemente el síndrome existía en el nacimiento) pero la sintomatología es ligeramente diferente cuando la aparición del síndrome ocurre en un niño de más edad, un adolescente, o un adulto (debido a un daño neurológico) que ha disfrutado de una progresión normal desde el desarrollo temprano hasta ese momento de su vida. Este síndrome parece ser el exacto opuesto de la dislexia. La mayoría de niños con TANV experimenta un desarrollo del discurso temprano y una lectura espontánea temprana pero no todos. Algunos tienen problemas de motricidad oral significativos que producen dificultades para imitar y secuenciar movimientos de la lengua, el labio y la mandíbula. Sin embargo el lenguaje receptivo está intacto en estos niños y por regla general, una vez que ellos pueden coordinar sus habilidades de motricidad oral, su vocabulario superará rápidamente al de los demás niños de su misma edad (sus pares).



   El término TANV se refiere a un síndrome neurológico con tres grandes categorías de disfunción presentes:
   (1) motora (falta de coordinación, problemas severos de equilibrio y dificultades con las habilidades de grafomotricidad fina);
   (2) visual-espacial-organizativa (falta de imagen, pobre reconocimiento visual, percepciones espaciales defectuosas y dificultades con las relaciones espaciales); y
   (3) social (falta de habilidad para comprender comunicaciones no verbales, dificultades para regular las transiciones y situaciones novedosas, y déficit en el juicio y la interacción social).
   Los test cognitivos revelarán una diferencia significativa entre la puntuación verbal y la manipulativa, con puntuaciones verbales que a menudo se sitúan por encima de la media, al igual que sucede en el síndrome de Asperger. Un buen pronóstico para el niño con TANV también depende de una identificación y una intervención temprana apropiadas. De igual modo, no todos los niños con TANV leerán temprano. Al principio, leer será para ellos una tarea extraña: las palabras escritas necesitan unirse con unidades previamente aprendidas de comunicación lingüística. Esto requiere de habilidades de análisis viso-espaciales dañadas a veces, lo que no permite que esta asociación tenga lugar dentro del periodo normal. Una vez que sonido y símbolo estén unidos las habilidades para decodificar palabras escritas adelantan rápidamente superando una vez más a sus pares. El Dr. Byron Rourke señala que los niños con TANV que leen tarde son a menudo erróneamente diagnosticados con dislexia en edades tempranas. Estos niños que despliegan dificultades de lectura claras en sus años tempranos llegan todos a un nivel de lectura superior en el futuro sea cual sea el programa que se utilice para ayudarles.



   La educación especial de un niño o niña con TANV consiste en una serie de servicios y apoyos diseñados individualmente; su plan de intervención debe llevarse a cabo en cada clase a la que él asiste, durante los descansos y el recreo, en cada excursión al campo y en cada reunión con gente. Los profesionales de la educación regular y de la educación especial deben planear juntos las necesidades de integración educativa y social necesaria de este estudiante. Una comunicación abierta entre los padres y el personal de la escuela también es indispensable. La planificación y la fase de aplicación deben ser firmes; sin embargo, el tiempo que se consagra a esta fase del proceso sigue siendo con frecuencia escaso. El CAMS (Compensaciones, Acomodaciones, Modificaciones y Estrategias) debe definirse claramente y debe ponerse en marcha el primer día del año escolar ya que para que un plan de intervención con un niño con TANV tenga éxito es necesario que todos los educadores estén preparados y dispuestos a modificar el modo en que siempre han hecho las cosas. Pero cuidado porque el hecho de que exista un buen plan no significa que su puesta en práctica sea apropiada; también requiere de un alto nivel de compromiso profesional del personal escolar.
   Los TANV aparecen con mucha menos frecuencia que los trastornos del aprendizaje basados en el lenguaje. La investigación temprana describe el TANV como un "Trastorno del hemisferio derecho" y el Dr. Byron Rourke apunta a un trastorno de la sustancia blanca como la causa. Sin embargo, él también presenta casos convincentes en los que el TANV se manifiesta como un trastorno del desarrollo.



________________
Fuentes:
- "Clínica", en Trastornos del lenguaje, de Mulas ed., por Crespo-Eguílaz, Carbona, Mulas, Etchepareborda, Díaz-Lucero y Ruíz-Andrés, 2008
- "Bases biológicas del lenguaje y clínica". Por Thierry Deonna, Schlumberger, Crespo-Eguílaz, Etchepareborda, López-Lázaro, Ortiz-Alonso, Maestú, Fernández-Lucas, Amo, Campo, Capilla-González, Castaño y Narbona en Trastornos del lenguaje, de Mulas ed.
- Mas Salguero, M.J., “Cuando autismo y TDAH coinciden”, en Neuropediatria. Neuronas en crecimiento. Octubre 2015. Centro Médico Rambla Nova – Tarragona.
 - De la Iglesia Gutiérrez, Myriam y José-Sixto Olivar Parra, Autismo y Síndrome de Asperger. Trastornos del espectro autista de alto funcionamiento. Editorial CEPE. Madrid, 2007
- Mulas, Etchepareborda, Díaz-Lucero y Ruíz-Andrés, Trastornos del Lenguaje, Mulas ed., 2008
- "Trastorno del Aprendizaje No Verbal", Sue Thompson, MA, CET, Artículo original en inglés en: http://www.TANVontheweb.org/Sue_Thompson_homepage.htm y traducción realizada por Ana González Carbajal.

Criterios diagnósticos del síndrome de Asperger según el Dr. Àngel Riviere.




   Los siguientes criterios diagnósticos para el síndrome de Asperger fueron definidos en 1996 por el Dr. Ángel Rivière:
  1.- Trastorno cualitativo de la relación.
Incapacidad para relacionarse con iguales. Falta de sensibilidad a las señales sociales. Alteraciones de las pautas de relación expresiva no verbal. Falta de reciprocidad emocional. Limitación importante en las capacidades para adaptar las conductas sociales a los contextos de relación. Dificultades para comprender intenciones a ajenas y especialmente "dobles intenciones”.
  2. - Inflexibilidad mental y comportamental.
Interés absorbente y excesivo por ciertos contenidos. Rituales. Actitudes perfeccionistas extremas que dan lugar a gran lentitud en la ejecución de tareas. Preocupación por “partes” de los objetos, situaciones o tareas. Con dificultad para detectar las totalidades coherentes.
  3. - Problemas del habla y del lenguaje.
Retraso en la adquisición del lenguaje con anomalías en la forma de adquirirlo. Empleo de lenguaje pedante, formalmente excesivo, inexpresivo, con alteraciones prosódicas y características extrañas del tono, ritmo, modulación, etc. Dificultades para interpretar enunciados literales o con doble sentido. Problemas para saber de que conversar con otras personas. Dificultades para producir emisiones relevantes a las situaciones y los estados mentales de los interlocutores.
  4. - Alteraciones de la expresión emocional motora.
Limitaciones y anomalías en el uso de estos. Falta de correspondencia entre gestos expresivos y sus referentes. Expresión corporal desmañada. Torpeza motora en exámenes neuropsicológicos.
  5. - Capacidad normal de inteligencia, frecuentemente, habilidades especiales en áreas restringidas.




  Las diferencias principales entre el síndrome de Asperger y el trastorno autista clásico de Kanner son dos:
  - Los niños y adultos con Síndrome de Asperger no presentan deficiencias estructúrales en su lenguaje, tienen limitaciones pragmáticas como instrumento de comunicaciones, prosodias en su melodía (o falta de ella )
  -Los niños y adultos con Síndrome de Asperger tienen capacidades normales de inteligencia y frecuentemente competencias extraordinarias en campos restringidos.

   Según la fundación Àngel Riviere el síndrome de Asperger es una condición clasificada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) dentro del grupo de los Trastornos Generalizados del Desarrollo (TGD). La persona que lo presenta tiene una inteligencia normal y a menudo superior a la media, especialmente en áreas específicas y parece tener mayor incidencia en niños que en niñas. Recientemente reconocido por la comunidad científica como entidad diferenciada del autismo, es todavía poco conocido entre la población general e incluso por muchos profesionales. El síndrome se manifiesta de diferente forma en cada individuo pero todos tienen en común las dificultades para la interacción social, dificultades para entender la comunicación no-verbal, intereses restringidos, inflexibilidad cognitiva y de comportamiento, y problemas en la interpretación de los sentimientos y emociones ajenos y propios. Este déficit social es uno de los síntomas más incapacitantes. La otra cara de este síndrome son ciertas cualidades que les hacen candidatos idóneos para algunos trabajos. La mayoría tiene una inusual capacidad de concentración, son muy competentes en sus áreas de interés, tienen gran habilidad para apreciar los detalles, y suelen tener muy buena memoria. Otra característica es su  facilidad para aprender visualmente. Son empleados eficaces en entornos organizados y con protocolos bien definidos. Les gusta la rutina. Y son transparentes, no mienten, carecen de malicia.




   El aspecto y la inteligencia normal de estas personas hace que sus dificultades permanezcan ocultas en un principio, haciendo que se mantengan en una “zona de sombra” a la hora de ser detectados y tratados por los servicios médicos, sociales, y escolares. Una gran proporción permanece sin diagnosticar, a pesar de los numerosos problemas que presentan en la escuela, durante la adolescencia, y en la edad adulta. Otros están mal diagnosticados y les prescriben medicaciones inadecuadas. La gravedad y combinación de estos síntomas varía mucho en cada individuo. Algunos alcanzan la plena autonomía, otros son dependientes, y muchos adultos se mantienen en una semi-independencia. Los síntomas también pueden remitir o acentuarse a lo largo de la vida. De ahí que precisen en su mayoría un seguimiento permanente.
  Si las personas con trastorno de Asperger o con TEA son atendidas adecuadamente desde la infancia, pueden alcanzar un alto grado de integración social. Algunos son licenciados, diplomados, ingenieros, informáticos, técnicos de otras profesiones, y desempeñan trabajos útiles a la sociedad.
Pero si estas personas no son atendidas, es fácil que acaben en la exclusión social, en la indigencia, o vegetando en su casa, especialmente si las familias no cuentan con los medios adecuados, o cuando los padres son ancianos o han fallecido. La complejidad del síndrome supera la capacidad de la mayoría de las familias. De ahí la importancia de una institución de apoyo que tutele sus necesidades, y propicie que puedan alcanzar su máximo potencial.
  A pesar de la inteligencia normal de los afectados por S.A. la carencia de habilidades sociales es un importante lastre en el momento en que estas personas salen de la estructura escolar o de la Universidad. La entrada y adaptación al entorno laboral suele ser un tránsito difícil si no se ofrece la asistencia adecuada a cada caso. Los afectados precisan de una intervención temprana, y a lo largo de las distintas etapas de su vida, principalmente en entrenamiento en habilidades sociales y en modificación de conducta. De niños suelen ser objeto de acoso escolar por parte de los compañeros, y ya de adolescentes o adultos a menudo padecen depresiones, trastornos obsesivo-compulsivos, ansiedad, y otras complicaciones. Estos problemas deben ser seguidos y tratados por psiquiatras y mediante largas terapias psicológicas que suponen un coste muy alto para las familias.

Dr. Àngel Riviere

  Àngel Riviere fue un  especialista en autismo de reconocido prestigio internacional que nació en Madrid en 1949. Se licenció en filosofía y letras en 1971 en la Universidad Complutense de Madrid en la especialidad de Psicología. Ese año empezó a trabajar en la Universidad Autónoma de Madrid y dió clases de Historia de la Psicología en la Complutense hasta 1977. Se doctora en 1985 con la tesis titulada Razonamiento y representación y es nombrado profesor titular de la Autónoma de Madrid en 1986 y catedrático de Psicología Cognitiva en 1990. Desde el curso 1971/72 fue profesor en la Universidad Autónoma de Madrid donde obtuvo una cátedra en Psicología Cognitiva en 1990. Fue asesor técnico de la Asociación de Padres de Niños Autistas (APNA), dirigió la revista Estudios de Psicología, y durante los cursos 1985-87 fue coordinador de los estudios de “Especialización en Perturbaciones de la Audición y del Lenguaje" de la UAM. Entre 1987 y 1989 fue director del Centro de Investigación y Documentación Educativa (CIDE), y representante español en el Comité de Educación de la OCDE. Ocupó diversos puestos de responsabilidad en la Facultad de Psicología de la UAM (donde fue Vicedecano de investigación y Director del Departamento de Psicología Básica), y en la Sociedad española de Psicología (de la que fue vicepresidente). Ángel Rivière falleció en Madrid el 12 de abril de 2000, a los 50 años.




   Su libro de texto Psicología del lenguaje. Investigación y teoría (1992), escrito con Mercédes Belinchón, quien también compiló los dos vólumenes de textos escritos por Rivière, forma parte de la bibliografía básica de la asignatura de la Psicología del Lenguaje tanto en la Universidad Autónoma de Madrid como en la Universidad Nacional de Educación a Distancia.
   Entre sus libros principales están:
- La Psicología de Vigotsky (1984)
- Razonamiento y respresentación (1985)
- El sujeto de la Psicología Cognitiva (1987)
- Objetos con mente (1991)
- Psicología del lenguaje. Investigación y teoría (1992) ISBN 9788487699351. con Mercédes Belinchón
- La mirada mental (1996) con M. Núñez
- El tratamiento del autismo (1997)
- El niño pequeño autista (2000)
- Diálogos sobre psicología: de los cómputos mentales a los significados de la conciencia, Vól. I. (2003) Ángel Rivière, compilación de Mercedes Belinchón. Ed. Médica Panamericana3​
- Lenguaje, simbolización y alteraciones del desarrollo, Vól. II. (2003) Ángel Rivière, compilación de Mercedes Belinchón. Ed. Médica Panamericana4​
   La Fundación Ángel Rivière tiene su domicilio legal en la Calle Silvano 153, 28043 Madrid. Teléfonos 913407313 y 626392318


16/8/17

10 Reglas de crianza que distinguen una familia sabia de una familia buena.




Ilustrador Leonid Khan para Genial.guru


10 Reglas de crianza que distinguen una familia sabia de una familia buena basadas en el hecho de adaptar a "lo que de verdad es importante" para la estimulación, aprendizaje y felicidad de un niño:
   En una familia típica, los padres están convencidos de que los niños tendrán éxito en la vida si creen que pueden hacer cualquier cosa. Sin embargo, en las familias sabias, los padres saben que es mucho más importante que los niños crean que pueden hacerlo todo por sí mismos. El camino a esta independencia parte del hecho de que las iniciativas de los niños se valoran y se estimulan, como si fuera algo sagrado. Si el niño empieza a hacer algo, sin importar la edad que tenga, sus padres lo apoyan y animan con alegría. Si algo no sale bien los familiares con más edad les recuerdan a los más pequeños que solo necesitan volver a intentarlo.
   En las familias sabias los padres recompensan al niño con su confianza en él. Si al niño ya le dan una cosa qué hacer significa garantía de éxito para llevarla a cabo. Otro aspecto importante es que a las madres y padres de los futuros genios nunca se obsesionan con lo físico, es decir, el mantenimiento del niño, que esté perfectamente limpio, es un trabajo que consume demasiada energía, tanto en los padres como en su hijo. Mientras tanto, según las madres sabias, la ropa limpia no tiene ninguna utilidad para el desarrollo de la persona y, además, a los propios niños no les importa para nada su imagen exterior.



   Alrededor de los niños, a menudo, impera el caos, algo que no preocupa a ninguno de sus padres. Ellos lo ven así: con los niños al lado no existe un orden ideal, siempre se cae algo, se derrama o se ensucia. Por lo tanto, en vez de volverlos maniáticos con lograr una situación ideal en la casa se les permite vivir en un ambiente cómodo, introduciéndoles poco a poco en los beneficios que conlleva el orden.
   Los típicos padres pueden cansarse hasta solamente observando a los niños traviesos. Durante todo el día se divierten y corren como locos y nadie les grita: “no corras“, ”no toques“, “cálmate”. Consideran que un pequeño debe soltar toda su energía sin límites en su infancia. En este caso, al llegar a la edad adulta, les será más fácil centrarse en su camino.



   Sin embargo, existen límites que no se pueden sobrepasar, y se refieren, por ejemplo, al respeto por los mayores. Se inculca a los niños de las familias sabias desde la infancia. En estas familias, cada pequeño sabe que en el primer lugar se encuentran su padre y madre, y lo que ellos hacen, mientras que los niños ocupan un segundo plano. Por lo tanto, los mismos hijos nunca menosprecian a los padres ni les gritan cosas del tipo “hazlo“ o ”yo quiero" posque siempre tratan de lograrlo por cuenta propia.
   En las familias sabias no hay costumbre de castigar a los niños quitándoles algo. En vez de esto se crean unas reglas que prometen algún beneficio por actuar según lo correcto. De esta manera el niño no vive dentro de los estrechos límites de prohibiciones y castigos sino que aprende a corregir su comportamiento por su propio beneficio.



___________
Artículo en Genial Gurú: https://genial.guru/inspiracion-crianza/10-reglas-de-familias-judias-que-convierten-a-los-ninos-en-verdaderos-genios-449910/ Adaptado y revisado por el equipo de MuNDo AsPeRGeR para esta publicación.

Habilidades de comunicación y de comprensión de las personas con trastornos del espectro autista.




   Las personas con Asperger o con otros trastornos del espectro autista (TEA) es cierto que suelen presentar problemas en la comunicación y por culpa de este factor también en la socialización. A veces, tener un sistema comunicativo mermado, diferente o alternativo va a provocar también problemas de comprensión respecto a lo que oyen, ven o leen, por lo que es muy importante facilitar sistemas de comunicación alternativos a las personas no verbales o pre-verbales y corregir los problemas que se presenten en todos ellos, tanto si usan el lenguaje hablado como si no. Los rasgos más frecuentes relacionados con este tema que se dan en las personas con TEA de cualquier edad y tanto en chicos como en chicas serían:

Sobre las habilidades de comunicación:
  1. No suele mirarte a los ojos cuando te habla.
  2. Interpreta literalmente frases como: “malas pulgas”.
  3. Se cree aquello que se le dice aunque sea disparatado.
  4. No entiende las ironías (A ti no te gustan los helados), los dobles sentidos, ni los sarcasmos.
  5. Habla en un tono alto y peculiar: como si fuera extranjero, cantarín o monótono como un robot.
  6. Posee un lenguaje pedante, hiperformal o hipercorrecto, con un extenso vocabulario.
  7. Inventa palabras o expresiones idiosincrásicas.
  8. En ocasiones parece estar ausente (como en la luna), absorto en sus pensamientos.
  9. Habla mucho.
  10. Se interesa poco por lo que dicen los otros.
  11. Le cuesta entender una conversación larga.
  12. Cambia de tema cuando está confuso.





Sobre las habilidades de comprensión:
  1. Le cuesta trabajo entender el enunciado de un problema con varias frases y necesita que le ayuden explicándoselo por partes.
  2. Tiene dificultad en entender una pregunta compleja y tarda en responder.
  3. A menudo no comprende la razón por la que se le riñe, se le critica o se le castiga.
  4. Tiene una memoria excepcional para recordar datos, por ejemplo: fechas de cumpleaños, hechos y eventos.
  5. Aprendió a leer solo o con escasa ayuda a una edad temprana.
  6. Su juego simbólico es escaso (juega poco con muñecos)
  7. En general demuestra escasa imaginación y creatividad.
  8. Es original al enfocar un problema o al darle una solución.
  9. Tiene un sentido del humor peculiar.
  10. Le es difícil entender cómo debe portarse en una situación social determinada.
  11. Presentan problemas de atención.




   Recuerde que no todos los rasgos aparecen en todas las personas y que cuando aparecen su intensidad depende de diferentes factores que harán que sean más o menos evidentes en cada ser humano. Que un rasgo no aparezca o una dificultad (o dos, o tres, o cuatro...) no se presente en una persona con TEA concreta no significa que esa persona no tenga un trastorno del espectro autista. Consulte siempre con especialistas.

15/8/17

Reconocer un derrame cerebral.




Aunque sabemos que este tema no está relacionado con los trastornos del espectro autista se trata de un asunto importante del que todos deberíamos tomar conciencia y difundir hasta que prácticamente todo el mundo lo conozca ya que, gracias a eso, podrían salvarse a diario muchísimas vidas. Es neurología de urgencia: estamos refiriéndonos a la forma de reconocer un derrame cerebral con la finalidad de poder pedir ayuda médica inmediata y que a esa persona no le queden secuelas graves posteriormente y sobreviva.




   La forma de reconocer cuándo alguien ha tenido un derrame cerebral es relativamente sencilla y puede salvar la vida de esa persona ya que es imprescindible que reciba atención médica especializada en las tres siguientes horas. En la mayoría de los casos si las personas que rodean al paciente hubieran sabido reconocer los síntomas y cómo actuar se le puede salvar la vida a la persona que sufre el derrame.
   Si una víctima de accidente cerebro-vascular es atendida dentro de las primeras 3 horas se  pueden revertir totalmente los efectos de un derrame cerebral. El truco consiste en reconocerlo, diagnosticarlo y conseguir que el paciente sea médicamente atendido dentro de las primeras 3 horas, lo cual no es difícil.




   A veces los síntomas de un derrame cerebral son difíciles de identificar. La víctima del infarto puede sufrir daños cerebrales si la gente que la asiste no consigue reconocer los síntomas así que los doctores han establecido una regla para reconocerlo mediante tres pasos:
   -Pídale a la persona que sonría.
   -Pídale a la persona que diga una frase simple pero coherente (por ejemplo, "Es un día soleado").
   -Pídale que levante ambos brazos hacia arriba.
   - Pida a la persona saque a su lengua.. Si la lengua está torcida, si se va hacia un lado o el otro, es también una indicación de un derrame cerebral.
   Si esa persona tiene dificultad con cualquiera de estas tareas llame a la ambulancia y describa los síntomas inmediatamente.