15/6/20

Saludos

   Saludos.
   Este primer post ocupa un lugar fijo en el blog. Los que aparecen a continuación vienen ordenados del más reciente al más antiguo. Si ya has visitado este sitio con anterioridad encontrarás siempre el "saludo" en pantalla, simplemente sigue bajando y pasa al post siguiente.  Aparte de este blog MuNDo AsPeRGeR está presente en otras redes sociales en las que publicamos a diario. Se nos puede encontrar en este blog: http://www.mundoasperger.com pero también:
   - Y claro, en Twitter: @MuNDoAsPeRGeRr  
   Para contactar con nosotros por correo electrónico escriban a mundoasperger@hotmail.com



   Técnicamente el Síndrome de Asperger es un Trastorno del Espectro Autista (TEA). Se trata de un trastorno que se manifiesta con la incapacidad para comunicarse convencionalmente, dificultades para asumir habilidades sociales de forma natural y también dificultades para comprender la conducta social de los demás. Por ejemplo, en el lenguaje de las personas con S.A., están presentes una serie de alteraciones como el uso excesivamente formal, rebuscado o pedante. Las personas con este síndrome sienten la necesidad de tenerlo todo estructurado en su cabeza para poderlo comprender. Generalmente tienen intereses peculiares, son torpes, no juegan en grupo y no se les dan bien los deportes. Tener síndrome de Asperger, y/o un hijo con síndrome de Asperger, incide en las relaciones personales de la unidad familiar, dificulta la socialización de todos sus miembros, la educación del niño resulta estresante y genera ansiedad, sobre todo si el centro escolar no colabora para cubrir las necesidades educativas especiales de estos niños, que mayoritariamente padecen acoso escolar.
   El Asperger no tiene consideración de enfermedad sino de síndrome (conjunto de síntomas) y la diversidad de funcionamiento va a estar ahí por siempre. La media de edad ronda los 5 y 6 años cuando se produce el diagnóstico aunque sus rasgos especiales suelen hacerse patentes a partir de los 3 años de edad. Algunos de estos niños presentan comportamientos “especiales” casi desde su nacimiento (presentan hiperactividad y déficit de atención en alguna época, su comportamiento es excesivamente infantil, aprenden a leer solos, no miran a los ojos al hablar, tienen rabietas que para los demás son incomprensibles y desmesuradas, etc.).

 
 El conjunto de síntomas más importantes del Síndrome de Asperger son:
     1. Deficiencias sociales: los niños carecen de recursos para interpretar las señales sociales y el lenguaje no verbal por lo que su lenguaje pragmático falla. Esto significa que les cuesta interpretar emociones, no reconocen signos del intercambio de la toma de turno, no saben cuándo pueden hablar y cuándo no, ni sobre qué temas es apropiado hacerlo según el contexto. Los gestos, el rostro y las expresiones corporales de los demás no les dicen nada. Solo interpretan el lenguaje verbal (las palabras). Por tanto, aunque su semántica sea rica (normalmente incluso mucho mejor que la de sus iguales) y su sintaxis correcta fallan estrepitosamente en la pragmática. Eso hace que su comportamiento sea “anormal”.
  2. Son completamente literales. Entienden el lenguaje verbal sin poder interpretar su componente prevaricador. No comprenden bromas, sobreentendidos, lenguaje metafórico, chistes, etc. No comprenden conceptos abstractos y son incapaces de intuir lo que otros piensan o cómo se sienten los demás.
  3. Tienen focos de interés absorbentes. Se interesan por cuestiones que a otras personas les podrían parecer irrelevantes y llegan a convertir esos temas en verdaderas pasiones con intereses exclusivos. Habitualmente se apasionan por el espacio, los dinosaurios, algunos medios de transporte, el cálculo, etc., focalizando todo su interés en el aprendizaje de tantos datos como caigan en sus manos o en actividades de colección sobre esas áreas. Adquieren conocimientos muy concretos hasta llegar a ser verdaderos expertos y, a la vez, ignoran aquellos otros temas que no les interesan en absoluto (esto puede desembocar en fracaso escolar). Consiguiendo que sus intereses particulares formen parte de su aprendizaje pueden llegar a realizar estudios superiores con éxito. 
  4. Establecen rituales muy estrictos: necesitan rutinas. Si sus costumbres, sus horarios o sus actividades varían experimentan ansiedad. Pequeños cambios que aparentemente no tienen importancia a ellos les alteran muchísimo. Necesitan saber en todo momento qué día de la semana es, qué actividades tienen previsto hacer en ese día, etc. Eso hace necesaria la anticipación de los cambios: si por cualquier causa se van a alterar sus rutinas conviene explicárselo con antelación para no provocarles ansiedad.
  5. Presentan una psicomotrocididad dañada: son torpes y patosos. De ahí que por lo general los juegos en grupo y los deportes se les den mal. Eso agrava el problema de socialización porque sus compañeros de juegos les rechazan en sus equipos e, incluso, llegan a prohibirles la participación.
   Por lo demás… son niños con sus capacidades cognitivas intactas. No hay ningún rasgo físico que les diferencie de los otros niños y pasan desapercibidos aunque se les suele clasificar como “raritos” o “excéntricos”. Tienen una memoria excepcional por lo que suelen aprender muchísimos datos (especialmente sobre sus temas de interés). Su memoria es sobre todo visual-espacial así que recuerdan pequeños detalles que los demás no recordamos. Necesitan adquirir habilidades sociales y requieren apoyo terapéutico/psicológico, etc. por lo que es importante ponerles en manos de profesionales tan pronto como sean diagnosticados. 

Tenemos TRES libros publicados con los que puedes
conseguir información y ayudar a difundir el
Síndrome de Asperger con nosotros. 



El primero de ellos es una guía para familias. Bajo el título "Síndrome de Asperger, síndrome invisible" se recopila información sobre los pasos a dar en cada etapa de la vida.

  Responde a las preguntas: ¿Qué es el síndrome de Asperger? ¿Qué son los trastornos comórbidos? ¿Qué diferencia al Asperger de otros trastornos? ¿Qué hacer si el niño sufre acoso escolar? ¿Qué problemas laborales sufre el adulto? ¿Qué pronóstico de futuro tiene la persona con Asperger?…
  Este libro ofrece una visión positiva y alentadora sobre la evolución de las personas que tienen este diagnóstico y su pronóstico de futuro. Hay una reseña en este mismo blog en la que puede saberse con detalle el contenido del libro y la función que cumple entre los textos específicos sobre Síndrome de Asperger que se puede leer PINCHANDO AQUÍ. Por el momento se distribuye en formato papel a través de Psylicom Ediciones en el siguiente enlace:http://www.psylicomediciones.com/p1955528-sindrome-de-asperger-sindrome-invisible.html y en formato digital en el enlace de Amazon  https://www.amazon.es/dp/B017ILF4S6/ref=dp-kindle-redirect?_encoding=UTF8&btkr=1


El síndrome de Asperger afecta tanto a niños como a adolescentes y a adultos. A cada edad las necesidades que se presentan son diferentes y, por tanto, los problemas a los que se enfrenta la persona con Asperger son también diferentes pero, sin duda, el problema que durante toda su vida aparece con mayor intensidad es el de las dificultades de socialización. También el entorno inmediato sufre cambios tras haber recibido el diagnóstico porque Asperger es un trastorno que afecta a toda la unidad familiar y no solo a la persona diagnosticada. Este libro puede ayudar en cualquiera de las etapas evolutivas de la persona con Asperger y también ayudarte a entender qué es el diagnóstico, cómo se hace y para qué sirve, qué derechos tiene la persona diagnosticada, qué significan los acrónimos que aparecen en los informes, etc.
Autora: sacha Sánchez Pardíñez
ISBN: 97884.
130 páginas.


  Por otro lado "No le vengas con cuentos a quien sabe de leyendas" es un texto literario repleto de narraciones breves. Recoge relatos críticos que ponen en jaque las convenciones sociales. Usando como vehículo historias en las que se ven envueltos los más variados personajes se narra la historia de personas que tienen vidas normales en las que les suceden cosas poco normales. !Ahora en formato digital! Así que lo puedes conseguir a través de Amazon en cualquier parte del mundo: http://t.co/0fQxHDeZJm También puedes pedirlo enviando un correo electrónico a mundoasperger@hotmail.com (lo enviamos a todo el mundo).
Los textos presentes en este libro suponen una crítica atroz y mordaz a los conceptos de familia tradicional y hábitat social, a la política, la religión, el sistema judicial y al entorno educativo; a la amistad, al amor, al odio, al perdón y a la venganza. Cada narración permite una lectura superficial en la que se encuentra una historia amena y, a la vez, sugiere una lectura más profunda, cargada de reflexión, que pretende que el lector se haga a sí mismo preguntas de mucho calado.


Nuestro tercer libro se llama "Mundo Asperger y otros mundos". Explica que el síndrome de Asperger es un trastorno del espectro autista (TEA) que afecta a niños, a adolescentes y a adultos, y tanto a mujeres como a hombres. No existe un marcador biológico que facilite su diagnóstico y a cada edad las necesidades que se presentan son diferentes, por tanto, las complicaciones a las que se enfrenta la persona (con) Asperger son también diferentes, pero el problema que durante toda su vida aparece con mayor intensidad es el de las dificultades de socialización. Las dificultades de interacción, resultado de un desarrollo social atípico, de unos intereses especiales que no son compartidos por los demás y de las dificultades en el procesamiento de la información, son una característica indiscutible en las personas con trastornos autistas de alto funcionamiento y Asperger, que les hace tener dificultades en la comprensión de otras claves sociales. Se dedica en este libro cierto tiempo a la infancia y etapa escolar (diagnóstico temprano, entorno escolar e intervención) y otro a la adolescencia y edad adulta, especificando los problemas a los que más frecuentemente se enfrentan las personas (con) Asperger en cada una de esas fases y recogiendo el abordaje más conveniente para atajar esas dificultades. Se observan los trastornos comórbidos, es decir, aquellos que con frecuencia suelen aparecer juntos al síndrome de Asperger y también se abordan las diferencias entre la mujer con síndrome de Asperger y el hombre con el mismo diagnóstico ya que sus características difieren considerablemente. Por eso este libro está pensado para padres, madres y educadores de niños y niñas y de adolescentes con diagnóstico de síndrome de Asperger y, también, para los propios adolescentes y los adultos diagnosticados, sus parejas, sus compañeros de trabajo, etc. Puedes pedirlo en formato físico enviando un correo electrónico a mundoasperger@hotmail.com (lo enviamos a todo el mundo). En formato digital está a la venta en Amazon en el enlace: https://www.amazon.es/Mundo-Asperger-otros-mundos-trastornos-ebook/dp/B017IMQFYW o PINCHANDO AQUÍ.


  
La autora de los tres libros, Sacha Sánchez-Pardíñez, es licenciada en comunicación audiovisual, DEA y doctorando en Teoría de los Lenguajes. Lleva 11 años estudiando e investigando sobre síndrome de Asperger, trastornos del espectro autista y otros trastornos de aparición habitual en la infancia. Es activista contra el acoso escolar, está diagnosticada con el Síndrome de Asperger y es la editora del blog MuNDo AsPeRGeR.

Gracias por vuestro interés.

23/5/17

El perfil atencional en personas con trastornos del neurodesarrollo.



Imagen obtenida en "PsiqueSexología". 

   El perfil atencional y de memoria de las personas con autismo es específico y diferente al de cualquier otro trastorno. La pregunta es... ¿Atencional? ¿Será inatención o hiper focalización de la atención? Por eso lo escribimos entre signos de interrogación, porque cuando la persona con Asperger está concentrada en su interés personal está realmente atenta a ese interés, concentrada en él, aunque se le escape todo lo demás. La inatención es más propia del TDAH que del síndrome de Asperger, que, en realidad, lo que presenta es un perfil de hiperconcentración en una sola cosa por lo que la atención hacia todo lo demás se diluye.  El cerebro tiene circuitos especiales para cada una de sus diferentes funciones. Los circuitos de la atención están en la corteza cerebral de la zona frontal, en el área llamada prefrontal, y que controlan la memoria de trabajo, la atención, la atención y la inhibición de las respuestas. (Soutullo y Díez, 2007.) Para que un estímulo del exterior entre en nuestro de campo de atención y sea procesado correctamente es preciso que estos circuitos atencionales pongan en funcionamiento una den una serie de mecanismos para realizar correctamente la acción de atender. La fuente de atención se divide en tres mecanismos o sistemas anatómicos y funcionales independientes y diferenciados: orientación o selección, vigilancia y control ejecutivo, que a su vez se divididos en redes funcionales, esto es redes neurales que se relacionan integrando diferentes áreas de la atención. En los afectados por TDAH se producen alteraciones anatómico-funcionales a nivel de las estructuras cerebrales (corteza frontal, zonas prefrontales, el tálamo, las zonas dorsolaterales, núcleo caudalado, ganglios basales...) y se producen deficiencias a nivel de las redes neuronales atencionales y los circuitos reguladores de las sustancias encargadas de trasmitir la información: los neurotransmisores dopamina y noradenalina, especialmente en la zona prefrontal y ganglios basales. Estas alteraciones producen fallos a nivel de los diferentes dominios atencionales, especialmente de la atención selectiva y la atención sostenida, especialmente en el caso de los TDAH inatento, la sintomatología principal está caracterizada por este aspecto.
   También en los niños con TDAH, los circuitos y los grupos de neuronas que controlan la atención son de menor tamaño y menos activos (hipofunción neuronal). En las personas con TDAH al presentar esta función deficiente en estos circuitos, el cerebro compensa activando otras zonas (zonas emocionales, zonas motoras), lo que hace que el procesamiento de los datos sea defectuoso (Soutullo y Díez, 2007). La realización exitosa de una tarea depende de la capacidad del sujeto de poner su atención en dicha tarea, seleccionar las partes importantes, localizar los posibles problemas, atender a los detalles e inhibir los elementos distractores y que nos alejan del objetivo o meta.
   La atención se divide en dominios en función del objeto de la atención y la respuesta atencional o el grado o nivel de atención del sujeto. Cada dominio de la atención tiene su función e importancia a la hora realizar una tarea, y cada acción o tarea requiere de un tipo de atención u otra:
- Arousal o estado de alerta: Es la capacidad de estar despierto y de mantener la alerta. Es la activación fisiológica del organismo. Se trata de una respuesta de activación primaria. Se activa ante un estímulo muy relevante, atractivo, novedoso o ante una situación de peligro. También Implica la capacidad de seguir estímulos u órdenes.
- Atención focalizada: Habilidad para enfocar la atención a un estímulo visual, auditivo o táctil. No se valora el tiempo de fijación al estímulo, sino la capacidad de redirigir el foco atencional hacia el estímulo correcto.
- Atención sostenida: Es la capacidad de mantener una respuesta  de forma consistente durante un período  de tiempo prolongado. Se divide en dos  subcomponentes: se habla de vigilancia cuando la tarea es de detección de un estímulo y de concentración cuando se refiere a otras tareas cognitivas. La atención sostenida se relaciona de manera directa con la memoria de trabajo especialmente en tareas que implican el mantenimiento y manipulación de información de forma activa en la mente (operaciones matemáticas, cálculo, gestión de alternativas...).
- Atención selectiva: Es la capacidad para seleccionar, de entre  varias posibles, la información relevante a  procesar o el esquema de acción apropiado, inhibiendo la atención a unos estímulos mientras se atiende a otros. Los  pacientes con alteraciones en este nivel  sufren numerosas distracciones, ya sea por estímulos externos o internos.
- Atención alternante: Es la capacidad que permite cambiar el  foco de atención entre tareas que implica requerimientos cognitivos  diferentes, controlando qué información es procesada en cada momento. Las alteraciones de este nivel impiden alternar la atención entre varias fuentes estimulares no siendo capaces de de intercalaar la atención cuando debemos de prestar atención a más de un estímulo.
- Atención dividida: Capacidad para atender a dos cosas al mismo tiempo. Es la capacidad de realizar la selección de más de una información a la vez o de más de un proceso o esquema de acción simultáneamente.
   El DSM-5, el Manual Diagnóstico y Estadístico de Trastornos Mentales (Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders)  establece los criterios diagnósticos del Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH). La presentación predominantemente con falta de atención (anteriormente llamado subtipo inatento) se establece si se cumplen los criterios de inatención pero no  se cumplen los criteros de hiperactividad e impulsividad, durante los últimos 6 meses. Por tanto tenemos un patrón persistente de inatención que interfiere con el funcionamiento o desarrollo y  que se caracteriza por la inatención en la que seis (o más) de los siguientes síntomas se han mantenido durante al menos medio año en un grado que no concuerda con el nivel de desarrollo y que afecta directamente las actividades sociales y académicas/laborales:
   a. Con frecuencia falla en prestar la debida atención a los detalles o por descuido se cometen errores en las tareas escolares, en el trabajo o durante otras actividades (por ejemplo, se pasan por alto o se pierden detalles, el trabajo no se lleva a cabo con precisión).
   b. Con frecuencia tiene dificultades para mantener la atención en tareas o actividades recreativas (por ejemplo, tiene dificultad para mantener la atención en clases, conversaciones o lectura prolongada).
   c. Con frecuencia parece no escuchar cuando se le habla directamente (por ejemplo, parece tener la mente en otras cosas, incluso en ausencia de cualquier distracción aparente).
   d. Con frecuencia no sigue las instrucciones y no termina las tareas escolares, los quehaceres o los deberes laborales (por ejemplo, inicia tareas pero se distrae rápidamente y se evade con facilidad).
   e. Con frecuencia tiene dificultad para organizar tareas y actividades (por ejemplo, dificultad para gestionar tareas secuenciales; dificultad para poner los materiales y pertenencias en orden; descuido y desorganización en el trabajo; mala gestión del tiempo; no cumple los plazos).
   f. Con frecuencia evita, le disgusta o se muestra poco entusiasta en iniciar tareas que requieren un esfuerzo mental sostenido (por ejemplo tareas escolares o quehaceres domésticos; en adolescentes mayores y adultos, preparación de informes, completar formularios, revisar artículos largos).
   g. Con frecuencia pierde cosas necesarias para tareas o actividades (por ejemplo, materiales escolares, lápices, libros, instrumentos, billetero, llaves, papeles de trabajo, gafas, móvil).
   h. Con frecuencia se distrae con facilidad por estímulos externos (para adolescentes mayores y adultos, puede incluir pensamientos no relacionados).
   i. Con frecuencia olvida las actividades cotidianas (por ejemplo, hacer las tareas, hacer las diligencias; en adolescentes mayores y adultos, devolver las llamadas, pagar las facturas, acudir a las citas).
   Los síntomas no son sólo una manifestación del comportamiento de oposición, desafío, hostilidad o fracaso para comprender las tareas o instrucciones. Para adolescentes mayores y adultos (a partir de 17 años de edad), se requiere un mínimo de 5 síntomas.
   Muchos niños con TDAH muestran dificultades a la hora de establecer una relación con sus iguales, amigos, compañeros, hermanos, a la vez que muestran ciertos trastornos conductuales, que puede favorecer  la no aceptación por parte de los demás. Los factores que contribuyen a la mejora de la inatención en el TDAH son: un diagnóstico precoz, una educación coherente por parte de los padres, la transmisión de valores positivos y estabilidad familiar, el conocimiento por parte de los profesores y adaptación de las actividades educativas y la colaboración entre los padres y la escuela. (Fundación CADAH). En los paciente TDAH hay un problema para la inhibición conductual que dificulta las funciones ejecutivas, además las propias funciones ejecutivas, en concreto la atención y la concentración, tienen en sí un funcionamiento deficiente. Además hay un déficit en la memoria de trabajo, que le impide planificar y organizarse. Todo esto se relaciona con un inadecuado funcionamiento de la corteza prefrontal que se traduce en que a esa persona le cueste concentrarse: Su mente salta de un concepto a otro, tienen dificultad para gestionar el paso del tiempo, la planificación se hace muy difícil en cosas que deberían ser fáciles como vestirse, organizar sus libros, hacer los deberes...
   El tipo predominantemente inatento suele persistir a lo largo de la vida, claro que con expresiones diferentes pero siempre con disfuncionalidad importante en la atención. Por eso necesitamos criterios específicos para la edad adulta y que estén adecuadamente validados.  Los adultos con TDAH no pueden visualizarse desde la perspectiva del TDAH que ha sido definida para los niños y la falta de criterios conduce a la falta de diagnóstico. Pero los síntomas del TDAH pueden ser tratados efectivamente. Las intervenciones que han resultado más eficaces igual que ocurre en el caso de los afectados en la infancia y adolescencia, son los tratamientos multimodales, es decir, farmacológico, psicoeducación, terapia cognitivo-conductual y coaching (terapia de entrenamiento personal). Según, el European Consensus: The European Network Adult ADHD (2010), se deben tener las siguientes consideraciones con los adultos con TDAH:
 A) Primer paso: PSICOEDUCACIÓN.
 B) Segundo Paso: TRATAMIENTO FARMACOLÓGICO (en el caso que sea necesario):
     - Fármaco de elección: METILFENIDATO o AMF.
     - Fármaco de segunda línea: ATOMOXETINA.
     - Otros: BUPROPION, CLONIDINA, DESIMIPRAMINA, GUANFACINA, MODAFINILO.
     - Ajustar las dosis de metilfenidato de forma individual.
     - Metifenidato de liberación prolongada mejora la adherencia al tratamiento.
     - Combinaciones de metilfenidato de liberación prolongada y liberación inmediata.
C) Tercer paso: TRATAMIENTO PSICOLÓGICO:
     - Tratamientos Cognitivo-Conductuales.
     - Terapias de apoyo.
     - Terapias "estilo coaching".
     - Terapia Meta-Cognitiva.
Al igual que ocurre en la población infantil y adolescente, una de las principales manifestaciones del TDAH es el déficit en la autorregulación emocional, o inestabilidad emocional. Esto es lo que se traduce en déficits en la autorregulación del aurosal fisiológico causado por emociones intensas; dificultades en la inhibición de conductas inapropiadas en respuesta a emociones positivas o negativas; problemas para centrar la atención después de emociones intensas y desorganización de la conducta coordinada en respuesta a una activación emocional. Hasta el 60% de los adultos con TDAH presenta este tipo de problemática. Un buen predictor de la disfuncionalidad en la vida adulta es que estos síntomas estén presentes ya desde la infancia. Por tanto, intervenir precozmente sobre ellos será fundamental para que se reduzcan o se eviten en los adultos.




___________________________
Fuentes:
-  "PsiqueSexología". http://www.psiquesexologia.com/servicios/psiquiatr%C3%ADa-infantil-y-de-adolescentes.html
- American Psychiatric Association (2014). Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM-5), 5ª Ed. Madrid: Editoral Médica Panamericana.
- Parasuraman, R. (1998). The attentive brain. Cambridge, MA: MIT Press. Visto en Fundación Cadah: https://www.fundacioncadah.org/web/articulo/los-sistemas-atencionales-cerebrales-implicados-en-el-trastorno-por-deficit-de-atencion.html
- Soutullo, C y Díez, A.  (2007). Manual de diagnóstico y tratamiento del TDAH. Ed. Médica Panamericana.
- Inatención. Fundación Cadah: https://www.fundacioncadah.org/web/articulo/inatencion-dsm-5.html
- muNDo AsPeRGeR. El TDAH en adultos. http://www.mundoasperger.com/2017/05/tdah-en-adultos.html

21/5/17

¿Ya has visto en Barrio Sésamo a Julia? Es un personaje con autismo.





   En abril llegó un nuevo muppet a la familia Sesame Street, se trata de Julia, la primer marioneta con autismo, la cual dicen sus creadores, ayudará a que los niños sepan de este trastorno psicológico y que quienes lo padecen, puedan identificarse y saber que no están solos. Para Brenda Campos, directora de Plaza Sésamo en México, el hecho de que exista un personaje como Julia obedece a la necesidad de integración actual sobre cómo vivir y tratar con personas con autismo. En este episodio especial, Big Bird es presentado a Julia, la amiga de Elmo y Abby, que tiene autismo. Este es uno de los episodios más importantes de la temporada precisamente porque presenta a este nuevo personaje de 4 años de edad intentando concienciar y dar a conocer el autismo sin mitos ni falsedades. Por eso se ha elegido, curiosamente, un personaje femenino, porque el autismo se produce tanto en chicos como en chicas.
Aquí puedes ver en español latino el capítulo de Barrio Sésamo en el que hace su primera aparición Julia:




  Casi medio siglo ha pasado desde que Sesame Street nació con la finalidad de educar de una forma entretenida. Han sido millones de niños y decenas de generaciones las que han crecido con sus personajes emblemáticos y diversos. Entre otras cosas, el show ha mostrado la diversidad de formas de pensar, de ser y de vivir, para muestra sus personajes, que en todas estas décadas han ayudado a hablar de la tolerancia entre razas, etnias y culturas. La intención de los creadores de esta serie infantil es que el papel de Julia tenga bastante relevancia en el programa según la guionista del espacio infantil, Christine Ferraro. Sesame Street agrega a Julia, a su reparto como parte de una iniciativa para dar a conocer el autismo. Es una muñeca de 4 años de edad a la que le encanta cantar y puede memorizar letras mejor que sus compañeros jóvenes, lucha con ruidos fuertes como sirenas, lo que puede causar que se vuelva emocionalmente molesta.
   "Nos dimos cuenta que no se hablaba mucho de ello y que la manera en la que se tocaba el tema era desde una mirada amarillista, queríamos desestigmatizar este trastorno que afecta a millones en el mundo”, explicó Brenda Campos. Aunque Julia en un inicio fue pensado como un muppet que sólo se presentaría en Estados Unidos más tarde la compañía decidió hacer a la pequeña un personaje global,
   Julia se une a un abanico cada vez más grande de muppet con particularidades, muchos de ellos enfocados a las problemáticas de cada región. Así es que en 2002 nació en Nigeria Kami, una niña seropositiva, con la misión de ayudar a los niños a entender el virus. Julia, al igual que en su momento Kami, son personajes con particularidades que buscan hablarle a los niños sobre tolerancia y respeto.



Puede encontrarse el videoclip y la información original 

   Fue hace más de 30 años, en 1982, cuando la compañía apostó por presentar a su audiencia infantil al primer personaje con una discapacidad, se trataba de Aristotle, que era ciego y enseñaba a los pequeños a leer en sistema braille. En 2012 apareció Camilo, un muppet cuya particularidad es que se va en silla de ruedas, pues no puede caminar. Ayudaba a entender a los niños que una persona con una discapacidad podía desenvolverse de manera normal e incluso podía hacer actividades como el resto de los niños. Así también surgió la pequeña Zari, cuyo nombre, al igual que su personalidad, significa "brillante". Una muñeca que, siendo de nacionalidad afgana, promueve los derechos de las mujeres desde 2016 para enseñar a niños y niñas a respetar la diversidad.



_____________________________________________________
Fuentes:
Todos caben en Plaza Sésamo.MARTES, MAYO 9, 2017, Periódico Correo. https://periodicocorreo.com.mx/todos-caben-plaza-sesam/
- MuNDo AsPeRGeR.  Julia, un nuevo personaje "muppet" con autismo, que debuta en Barrio Sésamo el 10 de abril.   http://www.mundoasperger.com/2017/03/julia-un-nuevo-personaje-muppet-con_21.html
MuNDo AsPeRGeR. Capítulo de Barrio Sésamo en español en el que aparece Julia por primera vez. Personaje con autismo. http://www.mundoasperger.com/2017/04/capitulo-de-barrio-sesamo-en-espanol-en.html?spref=fb


17/5/17

Habilidades sociales de personas con TEA en el entorno laboral.


   Las habilidades sociales son aquellas conductas que aprendemos y reproducimos en un contexto interpersonal, es decir, cuando tenemos que interactuar con otras personas. A través de ellas expresamos sentimientos, motivaciones, actitudes, opiniones, y sobre todo damos información al interlocutor sobre quiénes somos. Las habilidades sociales nos permiten establecer relaciones satisfactorias con los demás, y son imprescindibles para hacer amigos, defender nuestros derechos, establecer una pareja, obtener y mantener un puesto de trabajo. En el desarrollo de las habilidades sociales es importantísimo potenciar al máximo las capacidades individuales de comunicación verbal y no verbal (contacto ocular, postura, distancia, sonrisa, tono de voz, expresión facial, cuidado personal…).
   En el entorno laboral existen ciertas habilidades que se consideran imprescindibles y que se demandan, aunque no de forma explícita dado que forman parte del conocimiento popular. Algunas de estas habilidades implican aspectos tan importantes como respetar los horarios de una forma flexible, mantener unas condiciones aceptables de salud e higiene, saludar y tener una actitud amable con los compañeros, seguir órdenes y preguntar o pedir ayuda cuando se necesite, etc. Las personas con TEA, debido a las características propias del trastorno, necesitan orientación y entrenamiento para el desarrollo de las habilidades sociales y comunicativas, y precisan ser informadas de las normas y demandas de una manera explícita y suficientemente clara para que puedan aprender y comprender lo que se les pide. Las dificultades de las personas con TEA para establecer relaciones sociales vienen determinadas en parte, porque les resulta complicado ponerse en el lugar del otro, tienen dificultad para hacer atribuciones sobre los estados mentales de los demás. La comunicación es un complejo universo de códigos compartidos y empáticos. Las personas con autismo no desarrollan lenguaje verbal o desarrollan un lenguaje muy limitado y poco funcional. El entrenamiento en comunicación compensa estos déficits y les proporciona sistemas alternativos de comunicación basados fundamentalmente en la utilización de pictogramas, fotografías y nuevas tecnologías centradas en códigos visuales.



   El lenguaje no verbal, los gestos, las expresiones del rostro, el tono de voz, también se ven afectados. Las personas con autismo son muy inexpresivas o exageradamente expresivas, les resulta extremadamente difícil comprender las expresiones faciales o corporales de emociones como el enfado, el alivio, la angustia, la impotencia, la decepción, etc, y se encuentran limitados para inferir los motivos que hacen que otras personas se sientan de tal o cual manera. Otra de las peculiaridades en la comunicación de las personas con autismo es su interpretación literal del lenguaje; esto significa que entienden las frases exactamente como son, y tienen grandes dificultades para entender los dobles significados y las metáforas. La utilización de un lenguaje claro, y de órdenes sencillas apoyadas siempre que sea posible con ayudas visuales, es fundamental para facilitar a la persona con autismo la comprensión del contexto laboral, y para disminuir la posible frustración que sienten cuando se encuentran “perdidos” ante una información o un cúmulo de informaciones extremadamente compleja. Suele considerarse que, aunque los déficits en las interacciones sociales y los comportamientos excéntricos son características que persisten durante toda la vida en la persona neurodiversa, la adaptación a nivel socio-laboral y la interacción familiar, así como el nivel de autonomía, parecen más favorables en el Asperger que en otras formas de TEA como el autismo. Sin embargo, características como el perfeccionismo rígido que lleva a retrasar la realización de las tareas, la desmotivación, la dificultad para comprender términos abstractos, la inatención, los problemas de organización, gestión y uso del tiempo, la escasa comprensión de las normas laborales implícitas, la escasez de habilidades empáticas, las conductas extravagantes, la rigidez mental y comportamental, etc., limitan el éxito académico de las personas con cualquier modalidad de TEA así como su desempeño profesional.‪ ‬ ‪El autismo y el síndrome de Asperger, como síndromes que duran toda la vida, no impiden que el desarrollo continúe (aunque a otro ritmo) y muchas personas con un TEA aprenden a adaptarse muy bien a sus dificultades. Así, la gente que está sólo levemente afectada vive una vida normal cuando son adultos, pueden ser independientes y tener una familia y un trabajo. La gente que está más afectada probablemente tendrá una independencia más limitada pero todo dependerá de sus habilidades personales y del tipo de ayuda y apoyo que reciban para alcanzar su potencial máximo. No nos engañemos, algunos individuos afectados de forma intensa necesitarán supervisión y cuidados toda su vida.‬ ‪
  El ‬autismo no es una discapacidad física, pero entraña una percepción del entorno diferente, y por lo tanto, una interpretación también diferente de los mismos estímulos. Así por ejemplo, un sonido aparentemente mínimo puede ser percibido como un ruido estridente, lo mismo sucede con los colores, las formas, los olores, la temperatura, la presión, etcétera. Esta forma especial de ver y entender lo que les rodea, puede generar respuestas sociales “poco comprensivas” para personas ajenas al trastorno. Por ello, en el entorno laboral es importante conocer qué situaciones pueden estar afectando a la persona con autismo para adecuar los espacios o proponer soluciones a situaciones que puedan resultarles agresivas. 
   Algunos trabajos implican la necesidad de tomar decisiones, reaccionar con rapidez, resolver problemas, tomar la iniciativa en el desarrollo de alguna idea o proyecto. Las dificultades en imaginación de las personas con autismo hacen que estos trabajos variables e innovadores les supongan normalmente una importante carga de ansiedad, puesto que las demandas de los mismos inciden especialmente en sus áreas de dificultad. La tendencia a la invarianza, la inflexibilidad que les caracteriza, pueden agudizar el sentimiento de incompetencia social, al no saber cómo manifestar sus quejas y necesidades. Es éste un aspecto importante en los procesos de inserción laboral de este colectivo, en el que tan imprescindible es tener en cuenta el análisis funcional del puesto de trabajo, como lo es conocer el perfil profesional de la persona. Los puestos de trabajo en los que las tareas están bien definidas, estructuradas, son rutinarias o con pocos cambios y se realizan de modo esencialmente mecánico, son puestos con condiciones ideales para la inclusión de este colectivo. El entrenamiento para la adquisición de habilidades sociales en las personas con autismo se efectúa a través de la construcción de guiones sociales, rol-playing, modelado, conversaciones guiadas, visionado de vídeos, cómics e historias sociales fundamentalmente.
   El complejo entramado de habilidades sociales y comunicativas que conviene desarrollar y potenciar para optimizar la inclusión social y laboral podemos dividirla en seis categorías, (adaptado de Goldstein et al, 1980):
 1. Básicas
 2. Avanzadas
 3. Para el manejo y expresión de emociones
 4. En la resolución y manejo de conflictos
 5. Para hacer frente al estrés 6. Para la toma de decisiones.
   Sobre cada una de las categorías hay información en la la guía "Habilidades socio-comunicativas de la persona con autismo en el entorno laboral" disponible en el enlace http://sid.usal.es/idocs/F8/FDO20852/habilidades_sociales.pdf Editada por la Federación Autismo Castilla y León y coordinada por María Merino Martínez, sus autores son Mª Angeles Martínez Martín. Concepción Remírez de Ganuza, Dra. Myriam de la Iglesia Gutiérrez. Virginia Hortigüela Terrel, Asociación Autismo Valladolid. Asociación Autismo Burgos, Dr. José-Sixto Olivar Parra María Merino Martínez, la Universidad de Valladolid y la Federación Autismo Castilla y León 

15/5/17

¿Qué diablos es el COACHING del que todo el mundo habla?


Imagen: Pixabay. Obtenida en "Psicología y Mente".

   El Coaching es una metodología que consigue el máximo desarrollo profesional y personal de las personas y que influye en la transformación de éstas, generando cambios de perspectiva, aumentando la motivación, el compromiso y la responsabilidad. Por tanto es un proceso sistemático que facilita el aprendizaje y promueve cambios cognitivos, emocionales y conductuales que expanden la capacidad de acción en función del logro de las metas propuestas. Se trata de un proceso de ayuda y entrenamiento que en el fondo no es del todo nuevo para ayudar a las personas con trastornos del neurodesarrollo como el Asperger, el autismo o el trastorno por déficit de atención, con o sin hiperactividad. Si lo pensamos bien alrededor de estas personas suele haber alguien que ejerce de tutor, ayudante o guía, lo que ocurre es que el proceso ahora se ha profesionalizado y se ha puesto de moda bajo la denominación de "coaching". Muchos estudiantes con necesidades educativas especiales tienen un "alumno tutor" que se preocupa de que recuerde anotar las tareas, recoger todo su material sin olvidarlo en el colegio o informar al profesorado cuando ese menor está siendo hostigado o sufre burlas en el colegio o instituto. También hay muchas asociaciones que desarrollan el servicio de acompañamiento para personas que aún no se valen solas en sociedad, de forma que un adulto acompaña al otro (o al niño o adolescente) en su día a día para que aprenda a defenderse en su entorno: sacar un billete de autobús, saber qué medio de transporte tomar para ir del punto A al punto B, aprender a hacer la compra cubriendo sus necesidades básicas, etc. Incluso los talleres de habilidades sociales para personas con síndrome de Asperger cumplen esta función. Ahora lo que ocurre es que es moda, se usa para cualquier ámbito profesional (no solo sanitario) y se ha profesionalizado.
   La palabra "Coaching" es un anglicismo que procede del verbo inglés to coach, (entrenar) y se emplea para nombrar un método que consiste en acompañar, instruir y entrenar a una persona o a un grupo de ellas, con el objetivo de conseguir cumplir metas o desarrollar habilidades específicas. Se conoce por coaching al proceso interactivo y transparente mediante el cual el coach o entrenador, y la persona o grupo implicados en dicho proceso, buscan el camino más eficaz para alcanzar los objetivos fijados, usando sus propios recursos y habilidades. En la última década se ha observado el floreciente crecimiento de esta técnica, apareciendo múltiples profesionales y empresas dedicados al tema. Como muchas otras tendencias similares, se encuentran diversos resultados de su aplicación. El coaching es una disciplina emergente que instruye a las personas en cómo trabajar en algo, por objetivos, metas y retos, ya sean personales o profesionales de cualquier campo, incluso el educativo. Es un procedimiento por el cual la persona ejercita sacar lo mejor de sí misma, trabajando tácticas y buscando ser proactiva. "En muchos de los casos (por ejemplo para los adolescentes con TDAH) puede constituir una excelente alternativa a la psicoterapia, donde es el terapeuta quien diagnostica, quien busca el problema, las causas y los antecedentes, al igual manera que la manera de encontrar la forma de tratarlos. En cambio en coaching, es la propia persona la que se encarga de definir las metas que quiere conseguir, quien a partir de sus propias reflexiones tomará las decisiones. Se educa la conciencia en lugar de seguir un manual. Importa el dónde estás, donde quieres ir, y los mecanismos para conseguirlo.(www.fundacioncadah.org).
  Para la efectividad del coaching influye el tipo de relación que se establezca y se requiere que esté basada en la confianza entre ambos participantes, de este modo el entrenador puede ser, no solo un director del entrenamiento de coachee, sino también un consultor que le ayude a innovar en los procedimientos. Por lo tanto, para mejorar la productividad del proceso, el entrenador debe tener un conocimiento profundo del puesto de trabajo desarrollado por el entrenado y de la forma en que este puesto se relaciona con los objetivos de la organización. Asimismo, el coach, ha de disponer de voluntad para comunicar, debe desear y ser capaz de compartir su información con el entrenado y estar dispuesto a tomarse el tiempo que requiere este esfuerzo. Con los procesos de coaching, logramos poner en marcha mecanismos de cambio que parten de la conciencia y el querer hacer de la persona. Suponen no dirigir, sino acompañar en el logro de un objetivo previamente establecido y deseado. El adolescente es capaz de sacar lo mejor de sí mismo y el coach le ayudará a que pueda conseguirlo. Le hará de espejo y, a través de preguntas poderosas, se irá cuestionando sus acciones y liberándose de creencias limitadoras para llevar a cabo acciones eficaces. El coaching, al tratarse de una técnica y procedimiento que trata de liberar el potencial de las personas, asumirá el reto y supondrá un proceso de aprendizaje para que puedan llevar su rendimiento al máximo (el coaching enfoca la intervención hacia el futuro, incluso, quedando el número de sesiones definido y limitadas en el tiempo, previo acuerdo). Un proceso de coaching supone:
- Definir objetivos
- Establecer prioridades
- Generar opciones
- Asumir retos
- Mejorar el sistema de estudio
- Equilibrar relaciones
- Planificar el tiempo
- Desarrollar nuevas estrategias de aprendizaje
- Definir estrategias y desarrollo para el futuro laboral
- Desarrollar la responsabilidad y la capacidad de compromiso
- Desarrollar la resiliencia
- Aumentar la autoestima y confianza en uno mismo
- Aprender a ser catalizador del éxito
   Tenemos un procedimiento que permite a nuestros adolescentes y estudiantes descubrir sus valores y prioridades, evaluar sus logros con entusiasmo y potenciar sus recursos personales, cognitivos y emocionales, y todo ello mediante el uso de una metodología con la que experimentarán la sensación de ser escuchados activamente, de comprender haciendo y, en definitiva, de obtener la mejor versión de sí mismo. Las exigencias educativas, el tipo de sociedad en la que vivimos y los retos que se plantean, complican aun más sus dificultades, haciendo hostil el entorno que les rodea. En muchos casos la adolescencia y el comienzo de la edad adulta, momento en el que se espera mayor autonomía y capacidad de organización, supone para ellos y para sus familias un verdadero conflicto.
Para los adolescentes con TDAH el coaching supone el buen entrenamiento de las funciones ejecutivas, favorecido por la neuroplasticidad cerebral, aumentará su capacidad de hacer planes y llevarlos a cabo de forma organizada. Supondrá un manejo más adecuado y eficaz del tiempo necesario para planificar y cumplir con sus tareas escolares, personales y familiares.
   Algunas de las críticas más popularizadas acerca del coaching son, por ejemplo, que no utiliza una metodología claramente definida. La disciplina ha tenido como consecuencia de la moda la aparición de individuos que ofrecen sus servicios como entrenadores cuando en realidad no cuentan con la apropiada formación para ello. Por otro lado hay que tener en cuenta la inexistencia de regulaciones académicas y certificaciones apropiadas, que dificultan el control de la práctica y la calidad de la misma. Muchas corrientes confluyen bajo la denominación del coaching, haciendo que la oferta sea muy heterogénea y en ocasiones poco seria. El enfoque en desarrollar la capacidad de obtener resultados y producir éxitos es otra gran crítica a la metodología (la crítica al coaching resalta la superficialidad del método, que tiende a exacerbar los sentimientos de superación y competitividad en el corto plazo pero que rinde resultados estériles en el largo plazo).

imagen obtenida en http://hablandodecoaching.com/category/multimedia/

   El coaching trabaja directamente con los individuos, sus procesos mentales y emocionales. En el caso de que dicho proceso no se encuentre bien guiado, las consecuencias pueden ser de un impacto negativo importante. La ética, responsabilidad y cuidado del entrenador, no siempre están salvaguardadas cuando no existen marcos regulatorios. Sus actividades no están reguladas por los Estados a través del ministerio de educación, ni del ministerio de salud y tampoco lo regula las asociaciones de psicólogos, psiquiatras, etc.
   El coaching puede ser individual, grupal, de retroalimentación documental (correo electrónico), presencial o interactivo en línea. En el proceso de coaching interactúan dos personas; uno es el entrenador, la persona que instruye, forma o guía a la persona que está siendo orientada, para mejorar en el desempeño de sus funciones. Se trata de un mentor, quien construye el conocimiento. El otro es el coachee o persona en entrenamiento: se trata de quien recibe los conocimientos y las competencias que necesita para mejorar y alcanzar sus objetivos y metas. El entrenador se compromete con su entrenado en una alianza de colaboración, estableciendo unos objetivos concretos y diseñando un plan de acción que les permita alcanzarlos dentro de los plazos establecidos. Este plan fijará una serie de encuentros entre los intervinientes que permitan conseguir la finalidad prevista, acompañado de otro conjunto de actividades destinadas a mejorar aspectos concretos de la persona en entrenamiento.
   El trabajo a través de coaching favorece el autoconocimiento personal y emocional, el establecimiento de metas, la planificación y la consecución de objetivos. El concepto de Coaching es amplio y para evitar confusiones se establecen ciertos límites para reducir el ámbito de actuación ya que no es lo mismo trabajar para el desarrollo de una persona que trabajar con un directivo de una empresa. Debido a esto, existen diferentes tipos de Coaching en función del área de trabajo, es decir, hay varios tipos de coaching que son más o meno útiles dependiendo de a quién va dirigido y la técnica que utiliza el entrenador:
1. Coaching personal - Centrado en mejorar las competencias del individuo. [cita requerida]
2. Coaching empresarial - Orientado a la mejora estructural de las micro y pequeñas empresas. [cita requerida]
3. Coaching funcional - Utiliza un enfoque empírico y proporciona soluciones prácticas.
4. Coaching organizacional - Colaboración para encontrar áreas de oportunidad en grandes organizaciones.
5. Coaching ejecutivo - Centrado en el desarrollo de habilidades del personal gerencial. [cita requerida]
6. Coaching para el liderazgo - Orientado para la formación de líderes y equipos. [cita requerida]
7. Coaching ontológico - Colabora sobre modificar el contexto del cliente para encontrar resultados.2
8. Coaching integral - Orientado a que el sujeto alcance una unidad a nivel de su mente, comportamiento y actuación, integrando los diferentes niveles de conciencia con su mente inconsciente.
   La intervención del entrenador desde el lenguaje estimula procesos inconscientes en el sujeto para que éste los traiga a la conciencia y logre, poco a poco, un entendimiento de sí mismo, sus objetivos y metas.
   También hay varios tipos de Coaching según el método de trabajo que se emplea:
1. Coaching ontológico. Es un proceso orientado a la optimización del lenguaje, los procesos y las herramientas lingüísticas utilizadas por la persona. Su fin es la modificación y mejora en la manera en que los individuos se expresan. Se basa en el lenguaje y las emociones y utiliza las preguntas, conversaciones y el movimiento corporal para provocar el cambio.
2. Coaching sistémico. Este proceso de coaching considera a la persona como parte de un sistema, es decir, no lo considera como un elemento aislado. Es de utilidad para analizar el impacto que tienen los actos de la persona en su entorno.
3. Coaching con Inteligencia Emocional. Este tipo de coaching se basa en las aportaciones de Daniel Goleman sobre Inteligencia Emocional. El autoconocimiento y la manera de regular las emociones, es básico para conseguir el desarrollo personal y el bienestar. La inteligencia emocional, si se maneja apropiadamente, es útil para el beneficio propio y ajeno.
4. Coaching coercitivo. Se basa en seminarios de entrenamiento que afirman lograr un cambio profundo en la persona a través de sus técnicas de alto impacto. Este tipo de coaching ha sido objeto de mucha crítica por sus métodos utilizados. En nuestro artículo de “Firewalking: beneficios psicológicos de caminar sobre las brasas (la nueva moda del Coaching)” puedes ver un ejemplo.
5. Coaching PNL (Programación Neurolingüística). Analiza como la persona interpreta y afronta la realidad (visual, auditiva, kinestésica) para ayudar a modificar ciertas conductas. Este tipo de coaching combina el Coaching con la Programación Neurolingüística. Este tipo de Coaching permite la transmisión eficaz de conocimientos en el proceso de entrenamiento. Tiene en cuenta el entrenamiento de las funciones cognitivas; las funciones expresivas y receptivas, la memoria, el aprendizaje y el pensamiento.



______________________________________
Fuentes y referencias:
- Fundación Cadah. http://www.fundacioncadah.org/web/articulo/conocer-que-es-el-coaching-una-alternativa-para-el-tdah.html
- García-Allen, Jonathan (2015). «Los 6 tipos de Coaching: los distintos coaches y sus funciones». Psicología y Mente. Consultado el 10 de mayo de 2016. https://psicologiaymente.net/coach/tipos-de-coaching#!
- Anwandter, Paul (2014). Introducción al Coaching Integral (2ª edición). Santiago de Chile: Chan Editores.
- García-Allen, Jonathan (2015). «Los 6 tipos de Coaching: los distintos coaches y sus funciones». Psicología y Mente. 10 mayo 2016.
- Fundación Cadah. Coaching para estudiantes con TDAH: Teresa de Franciscano Morales Muñoz, 
teresamorales.m@hotmail.com,  https://www.fundacioncadah.org/web/articulo/coaching-para-estudiantes-con-tdah.html
- Definición de Coach: https://es.wikipedia.org/wiki/Coaching

14/5/17

Dislexia. Detective Test.



   El término dislexia se emplea para designar un síndrome o conjunto de causas determinado, que se manifiesta como una dificultad para la distinción y memorización de letras o grupos de letras, falta de orden y ritmo en la colocación, mala estructuración de frases, etc.; que se hace patente tanto en la lectura como en la escritura. La dislexia se define como una dificultad específica de aprendizaje, con origen neurológico, que afecta a la lectura y a la escritura. Los disléxicos tienen dificultades para leer y escribir, independientemente del resto de las capacidades cognitivas. Su rendimiento no se corresponde con sus capacidades.
   Se calcula que el 40% de la población disléxica no está diagnosticada. Es un trastorno oculto. Hay varias características que complican la investigación de este trastorno. La primera es que hay mucha variación, lo que provoca que el problema sea mucho más complejo. Cada persona aprende a compensar de forma diferente, así que te encuentras a disléxicos con unas capacidades y otros con otras. La segunda cuestión es que la dislexia muy pocas veces aparece sola. Hay un montón de dificultades o trastornos asociados y, aunque sabemos que es así desde un punto de vista estadístico, aún se desconoce la causa neurobiológica.  
   ¿Qué otros trastornos se asocian con la dislexia? El más frecuente es el déficit de atención, que aparece en alrededor del 40% de los casos. Otro es la discalculia, la dificultad para hacer cálculos matemáticos, que acompaña también a aproximadamente el 40% de los disléxicos.
   La dislexia no siempre es fácil de reconocer dado que sus manifestaciones pueden ser muy variadas dependiendo de cada persona. A menudo se confunden las dificultades en la adquisición de la lectura y la escritura con falta de interés, desmotivación, falta de hábito de estudio, etc.
  Reconocer la dislexia desde un primer momento es fundamental para evitar las dificultades asociadas y lograr impulsar el aprendizaje. Sin embargo no siempre es fácil, a menudo se confunde con las dificultades habituales en la adquisición de la lectura y la escritura, con una falta de interés, desmotivación, falta de hábito de estudio, etc.
  Hay que actuar sobre Educación Infantil. El sistema solamente da una oportunidad para aprender a leer. Atajar el problema de raíz disminuiría notablemente las tasas de abandono escolar y el sufrimiento de los niños y sus familias. Sin embargo, empezar a hacerlo con retraso solamente sirve para llenar la mochila del daño psicológico. No hay que esperar a que el niño o el adolescente se rompa. Un "no te enteras" con bolígrafo rojo en el examen o que se lean las notas en alto en clase son solo dos ejemplos de los puñetazos que reciben estos alumnos en su día a día. Se trata de dar a estos niños las herramientas que necesitan para integrarse en el mundo de la "no dislexia", que puedan competir en igualdad de condiciones y que no se queden fuera del sistema.
Reconocer la dislexia desde un primer momento es fundamental para evitar las dificultades asociadas y lograr impulsar el aprendizaje. Sin embargo no siempre es fácil, a menudo se confunde con las dificultades habituales en la adquisición de la lectura y la escritura, con una falta de interés, desmotivación, falta de hábito de estudio, etc. No hay que esperar a que el niño o el adolescente se rompa. Un "no te enteras" con bolígrafo rojo en el examen o que se lean las notas en alto en clase son solo dos ejemplos de los puñetazos que reciben estos alumnos en su día a día. Se trata de dar a estos niños las herramientas que necesitan para integrarse en el mundo de la "no dislexia", que puedan competir en igualdad de condiciones y que no se queden fuera del sistema. 



  La dislexia no es una enfermedad ni una discapacidad sino una dificultad de aprendizaje que se estima afecta a un 10% de la población en el mundo. Las personas con dislexia aprenden de una manera diferente. El de la dislexia es un cerebro que procesa la información de distinto modo,necesitando aprender surcando otros caminos.
   Tanto las personas con TDAH como las personas con dislexia suelen ser desorganizados, les cuesta seguir instrucciones y su capacidad de concentración es escasa, muestran desmotivación hacía las tareas escolares, con frecuencia tienen baja autoestima, dedican mucho tiempo a sus tareas y pueden llegar a tener estrés, frustración, etc. Este es solo un ejemplo de dos trastornos diferentes en los que se dan rasgos similares, es un ejemplo solo de la multitud de síndromes y trastornos que pueden ser difíciles de distinguir y concretar. Por esto precisamente son tan importantes los diagnósticos diferenciales: solo si sabemos qué le ocurre a la persona podremos abordar su intervención con técnicas y estrategias eficaces. ‪La valoración clínica ha de hacerse con propósitos tanto diagnósticos como terapéuticos. 
   El abordaje de la intervención depende de cada caso concreto, según las necesidades, características y prioridades de cada persona. Cada niño es diferente, por lo tanto, es absolutamente crucial que los programas de intervención derivados de evaluaciones extensas sean individuales, para asegurar que se adaptan al perfil único de necesidades y puntos fuertes exhibidos por un niño en concreto. 
   El problema es el entorno, el sistema, que no entiende que una dificultad en el aprendizaje no implica menor inteligencia y que no todos aprendemos de igual forma ni al mismo ritmo. Esfuerzos no recompensados, suspensos no merecidos y eternas tardes de deberes se traducen, con el tiempo, en inmensos problemas de autoestima. Las personas con dislexia son plenamente capaces de hacer todo, muy creativas e imaginativas, pero esfuerzos no recompensados, suspensos no merecidos y eternas tardes y noches de deberes se traducen, con el tiempo, en inmensos problemas de autoestima. Con dislexia van acumulando complejos por ser diferente, lágrimas por la multitud de faltas de ortografía señaladas en rojo en los exámenes, por la sensación de quedarse atrás con respecto a los compañeros, etc. Hay que reconducir y buscar soluciones antes, en las primeras etapas, porque de la falta de autoestima se deriva la ausencia de motivación y de confianza en uno mismo. 



   ¿Se puede detectar la dislexia con una app? Dytective Test es un detector de riesgo de tener dislexia, pero no hace un diagnóstico. Aplica metodologías de cribaje para saber qué alumnos tienen riesgo de tener dificultades de lectoescritura y, de todas esas dificultades, la dislexia supone un 80%. La herramienta que se ha creado es muy simple, aparentemente. Se trata de hacer juegos como rellenar palabras o buscar errores y dura unos 15 minutos. Analiza unas 200 variables con un sistema muy sofisticado y después se elabora un índice del riesgo de dislexia. Pero esto que parece tan simple ha llevado más de dos años de investigación exclusiva y casi siete de recopilación de datos. Han trabajado siete personas en el equipo científico, una treintena de asesores y unos 300 voluntarios, sobre todo profesores y terapeutas. Además, han colaborado las familias, que fueron implicando a más gente. En total han llegado a 10.000 personas hasta que la investigación ha salido a la calle. El diagnóstico oficial de la dislexia es lento y caro. La app la pueden usar familias y profesionales que quieran tener datos de forma rápida y barata, ya que es gratis. (Luz Rello). Esta App se encuentra en https://dytectivetest.org/


_________________________________________
FUENTES:
- Mundo Asperger y otros mundos. sacha Sánchez-Pardíñez, Valencia, España, 2016.
- El debate educativo. http://bit.ly/2m59N7T
-  http://www.mundoasperger.com/2016/04/dislexia.html?m=1
- El País: http://elpaissemanal.elpais.com/documentos/luz-rello-dislexia/?id_externo_rsoc=FB_CM
- Dislexia. MuNDo asPeRGeR: http://www.mundoasperger.com/2016/04/dislexia.html
- Dislexia: http://www.mundoasperger.com/2016/04/dislexia.html?m=1
Fuentes:
- La dislexia como disfunción del procesamiento secuencial. F. Pérez-Álvarez, C. Timoneda-Gallart. En "Revista de Neurología". Volumen 30, número 7. Fecha de publicación: 01/04/2000 http://www.neurologia.com/sec/resumen.php?or=facebook&id=2000001&utm_source=dlvr.it&utm_medium=facebook
- Gaceta.es : "La injusticia de llorar por la dislexia". Hayda Ramos.  http://gaceta.es/reportajes/injusticia-llorar-dislexia-espana-08032015-0133
- "La dislexia, un problema invisible y desconocido." Hayda Ramos en  Gaceta.es http://gaceta.es/reportajes/dislexia-problema-invisible-desconocido-06032015-1420
- Mundo Asperger y otros mundos, de Sacha Sánchez-Pardíñez; 2015.
- Celia Rodríguez Ruiz. Psicóloga y Pedagoga @educa_aprende http://educayaprende.com/reconocer-dislexia-segun-edad/
Síndrome de Asperger. Síndrome invisible. 2013, Sánchez-Pardíñez, S., Psylicom Ediciones, colección de materiales para TEA. 


12/5/17

Autisme, un trastorn neurològic.



Publicado el 11 may. 2017 por La pobla TV. (En valenciano)
Programa especial por el Día Internacional por la Concienciación con el Autismo emitido en La pobla Televisió, Canal local de La Pobla de Vallbona.
Presenta el programa Xelo Miralles.
Convidades:
- Loli Carrascosa. Mestra d'audició i llenguatge de l'aula CIL de Lluís Vives.
- Patricia Andreu. Mestra de pedagogia de l'aula CIL de Lluís Vives
- Amparo Ruíz. Psicòloga del Centre d'Atenció Primerenca (CAT) de la Pobla de Vallbona.
- Sonia Pérez. Estimuladora del Centre d'Atenció Primerenca (CAT) de la Pobla de Vallbona.
El programa s'ha realitzat gràcies a la col·laboració de la Regidoria d'Educació i la Regidoria de Diversitat Funcional.


El tratamiento para el Tourette somos Nosotros.






Eliana Castagnoli. Publicado el 8 jun. 2016:
El Sindrome de Tourette, un trastorno neurológico,
con inicio en la infancia, del que aun hoy se desconoce exactamente
su causa. sus síntomas son Tics, Tocs, y algunas veces
trastorno de deficit de atencion, hiperactividad,
trastorno de estado de animo... Necesitamos que
DIFUNDAS este vídeo. por todos los niños y adolescentes
que están sufriendo el rechazo de la sociedad
al sufrir Síndrome de Tourette. 


   El síndrome de Tourette se define como parte de un espectro de trastornos por tics, que incluye tics transitorios y tics crónicos. Se trata de un trastorno con inicio en la infancia, caracterizado por múltiples tics físicos (motores) y vocales (fónicos). Estos tics característicamente aumentan y disminuyen, incluso se pueden suprimir temporalmente. El trastorno lleva el nombre del médico Georges Gilles de la Tourette, neurólogo francés, que en 1885 publicó un resumen de nueve casos de personas con reflejos involuntarios. Sin embargo Jean Marc Gaspard Itard había descrito ya en 1825 el caso de una mujer con estos síntomas.
    El síndrome de Tourette se consideraba un raro y extraño síndrome, a menudo asociado con la exclamación de palabras obscenas o comentarios socialmente inapropiados y despectivos (coprolalia), pero este síntoma está sólo presente en una pequeña minoría de afectados. La prevalencia de tics transitorios y crónicos en niños en edad escolar es alta, y los tics más comunes son parpadeo de ojos, toser, carraspear, olfatear y movimientos faciales. Un Tourette grave en la edad adulta es una rareza, y el síndrome de Tourette no afecta negativamente a la inteligencia o la esperanza de vida.
   Por lo general, los síntomas se manifiestan en el individuo antes de los 18 años de edad. Puede afectar a personas de cualquier grupo étnico y de cualquier sexo, aunque los varones lo sufren unas 3 ó 4 veces más que las mujeres y el curso natural del síndrome varía entre pacientes. A pesar de que los síntomas oscilan entre leves hasta muy severos, en la mayoría de los casos son moderados. Aunque no hay cura para el síndrome de Tourette muchos pacientes mejoran a medida que maduran. Los individuos no ven reducida su esperanza de vida. A pesar de que el trastorno es crónico y perdura por toda la vida no es una enfermedad degenerativa. Los tics tienden a disminuir según avanza la edad del paciente, permitiendo a algunos de ellos abandonar el uso de medicamentos. En algunos casos se produce una remisión completa  después de la adolescencia. Por el hecho de que los síntomas no limitan a la mayoría de los pacientes y su desarrollo procede normalmente y la mayoría de las personas con síndrome de Tourette no requieren medicamentos. No obstante, hay medicamentos disponibles para ayudar a los pacientes cuando los síntomas interfieren con las tareas cotidianas.
    No existe un solo medicamento útil para toda persona con Síndrome de Tourette, ni hay un medicamento que elimine todos los síntomas. Además, los medicamentos disponibles solamente pueden reducir síntomas específicos: algunos pacientes que necesitan medicamentos para reducir la frecuencia e intensidad de los tics pueden ser tratados con fármacos neurolépticos en dosis muy pequeñas que se aumentan lentamente hasta que se logra el mejor equilibrio posible entre los síntomas y los efectos secundarios. La clonidina, un fármaco antihipertensivo, también se usa para tratar los tics. También hay medicamentos disponibles para tratar algunos de los trastornos asociados con el Tourette, usualmente recetados para el trastorno de déficit de la atención o para tratar las conductas obsesivo-compulsivas. Son efectivos pero su uso es controvertido porque se aumentan los tics.
   El síndrome de Tourette se puede tratar mediante ejercicios de respiración, duplicando la frecuencia respiratoria y la cantidad de aire de cada inhalación. Este tratamiento aumenta las dosis naturales de dopamina, serotonina, norepinefrina y otros neurotransmisores, mejorando también la neurorecepción, así como normalizando el flujo sanguíneo en calidad y cantidad en las zonas del cerebro responsables de los reflejos involuntarios.Otros tipos de terapia pueden ser útiles, por ejemplo la psicoterapia, que puede ayudar a la persona a manejar no sólo el trastorno sino también los problemas sociales y emocionales que suelen acompañarlo.
   Como decimos, el síndrome de Tourette se define como parte de un espectro de trastornos por tics, que incluye tics transitorios y tics crónicos. Se trata de un trastorno neurológico con inicio en la infancia, caracterizado por múltiples tics físicos (motores) y vocales (fónicos). Estos tics característicamente aumentan y disminuyen, incluso se pueden suprimir temporalmente. Aunque la causa del síndrome de Tourette es desconocida las investigaciones actuales revelan la existencia de anormalidades en ciertas regiones del cerebro (incluyendo los ganglios basales, los lóbulos frontales y la corteza cerebral), los circuitos que hacen interconexión entre esas regiones y los neurotransmisores (dopamina, serotonina y norepinefrina) que llevan a cabo la comunicación entre las células nerviosas. Por lo general, el síndrome de Tourette se diagnostica observando los síntomas y evaluando el historial familiar. En la diagnosis los tics motores y fónicos deben estar presentes por lo menos 12 meses. Se pueden usar estudios de neuroimágenes, como imágenes de resonancia magnética (IRM), tomografía computarizada (TC) y escáneres electroencefalográficos (EEG), o distintas pruebas de sangre para excluir otras condiciones que se puedan confundir con ST. Sin embargo, la diagnosis del ST es clínica y no hay pruebas de sangre o de laboratorio que puedan diagnosticar el trastorno.
   La evidencia de investigaciones genéticas sugieren que es hereditario de modo dominante y que el gen (o los genes) involucrado puede causar un rango variable de síntomas en los distintos miembros de la familia. Una persona con este síndrome tiene una probabilidad del 10% de pasarle a uno de sus hijos el gen o los genes. Sin embargo, esta predisposición genética no resulta necesariamente en el síndrome en pleno. En su lugar, el síndrome se expresa en un trastorno más leve de tics, en conducta obsesivo-compulsiva o en el trastorno de déficit de atención, con pocos o ningún tic. Es posible también que la descendencia que porta el gen no desarrolle ningún síntoma del ST. En las familias de los individuos se ha encontrado una incidencia más alta de lo normal de trastornos de tics leves y de conductas obsesivo-compulsivas. El sexo desempeña un papel de importancia en la expresión genética de ST. Si la descendencia de un paciente lleva el gen es varón, el riesgo de desarrollar los síntomas es de 3 a 4 veces más alto. Sin embargo, la mayoría de las personas que heredan los genes no desarrollan síntomas lo suficientemente graves para justificar tratamiento médico. En algunos casos no se puede establecer herencia. Estos casos son llamados esporádicos y su causa es desconocida. 

--------------------------------
Fuentes:
- Libro Mundo Asperger y otros mundos, de Sacha Sánchez-Pardíñez; sección de trastornos comórbidos. El libro está disponible en: http://www.amazon.es/gp/product/B017IMQFYW?%2AVersion%2A=1&%2Aentries%2A=0
- Wikipedia: https://es.m.wikipedia.org/wiki/Síndrome_de_Tourette
- Comorbilidad del Asperger: síndrome de Tourette. http://www.mundoasperger.com/2016/03/comorbilidad-del-asperger-sindrome-de.html
- Síndrome de Tourette:  http://www.mundoasperger.com/2017/04/tourette.html
- Asociación americana de Tourette. https://www.tourette.org/about-tourette/overview/espanol/sindrome-de-tourette-preguntas-frecuentes/
- Asociación Madrileña del Síndrome de Tourette: http://ampastta.com/
- ACOVASTA. Asociación Comunidad Valenciana de Síndrome de Tourette y Trastornos Asociados. https://www.facebook.com/acovastta/
-  Libro Síndrome de Asperger. Síndrome invisible. 2013, Sánchez-Pardíñez, S., Psylicom Ediciones, colección de materiales para TEA.


Acoso escolar en niños con problemas del neurodesarrollo.





   El acoso escolar o "bullying" es un enemigo silencioso que se nutre la soledad, la tristeza y el miedo. Por eso intentamos que cada niño y cada adolescente alrededor del mundo sepa que está mal y que hay gente que está dispuesta a ayudar a la víctima esté donde esté. "Bullying" es una palabra anglosajona que se ha puesto de moda para referirse al acoso escolar y/o intimidación de un abusador sobre una víctima dentro del ámbito escolar. La exposición repetida de esta condición por parte de la víctima puede traer consigo consecuencias graves a nivel psicológico y somatizaciones físicas. Agresores y agredidos repetirán esas conductas cuando sean adultos.
   El bullying o acoso escolar es causante directo de cientos de muertes al año, ya sea por homicidio o por inducción al suicidio. Es decir, se lleva la vida de niños y jóvenes en todas partes del mundo. Enferma a miles de estudiantes cada año también, que en general abandonan sus estudios, o los sobrellevan con angustia y cansancio como si de una cotidiana tortura se tratase.
   El acoso escolar debe abordarse desde un enfoque multidisciplinar, según un informe especial del Defensor del Menor de Andalucía: “el acoso escolar y ciberacoso pueden tener efectos nocivos para sus protagonistas, perturbando su bienestar y su desarrollo emocional, social o cognitivo, y pueden agravarse con el tiempo si no se adoptan medidas paliativas. Se trata de unas conductas cuyas consecuencias, tanto para el agresor como para la víctima o incluso para los espectadores, pueden ser muy graves y a veces irreparables, condicionando el presente y el futuro de quienes se ven involucrados en ellas”. El texto completo se encuentra disponible a través del siguiente enlace: http://www.infocoponline.es/pdf/ACOSOESCOLAR.pdf  (Informe Especial del Defensor del Menor de Andalucía relativo a acoso escolar y ciberacoso: prevención, detección y recuperación de las víctimas).
   La violencia no se combate con violencia. La amistad, la tolerancia, el respeto o la paciencia son algunos de los valores que deben inculcarse desde pequeños tanto en el colegio como en casa. El acoso requiere soluciones pedagógicas. Ya son demasiados los gimnasios y las iniciativas "preventivas" que quieren hacer negocio con el acoso escolar. No se trata de enseñar a la víctima potencial a defenderse: se trata de educar al agresor potencial para que modifique su conducta. Es labor de todos poner todos los medios posibles para parar esta lacra pero la forma no es enseñando defensa personal o artes marciales a los menores. Enseñemos a los niños a no ser ni verdugos ni cómplices y ayudemos a las víctimas.
   Para erradicar la violencia y acoso escolar entre los y las estudiantes es imprescindible dotar a los centros escolares de profesionales, de la Psicología de la educación, para poner en marcha programas de prevención y detección. Una situación que merma la salud mental de los niños y sobre la que podemos actuar con celeridad y evitando males mayores.
   Es muy frecuente que los niños que se atienden en consulta de neuropediatría sufran acoso escolar. Los niños con problemas del neurodesarrollo son especialmente vulnerables al acoso escolar y deberíamos estar aún más atentos y actuar ante cualquier signo de alarma. La depresión y la ansiedad están muy presentes en las consultas de neuropediatría, asociadas a trastornos del aprendizaje como el TDAH, de la conducta o del neurodesarrollo como la discapacidad intelectual o el autismo. Con TDAH es frecuente ser víctima de acoso y también ser acosador. En estos casos los problemas de base pueden causar síntomas físicos como cefalea o molestias abdominales dificultando su diagnóstico. Si a todo esto añadimos el acoso escolar en los niños con problemas neurológicos sufrir ansiedad y depresión está casi asegurado.
   Si no hacemos nada el problema se hará crónico y en los casos más graves llevará incluso al suicidio (según los resultados publicados en la revista Journal of Behavioral Evolutiva y de la Pediatría.) En el citado estudio se concluyó que casi el 70 por ciento de los niños con trastornos del espectro del autismo sufren una experiencia traumática emocional como resultado de haber sido intimidado y una porción significativa de ellos están preocupados por su propia seguridad en la escuela; los niños con TEA que también presentan TDAH y depresión son más propensos a ser intimidados y los niños con TEA que también presentan trastorno de conducta o trastorno de oposición desafiante tienen más probabilidades de cometer bullying. Claro que no sólo los niños y niñas neurodiversos son intimidados pero ellos experimentan este problema con mayor frecuencia y, además, los efectos de la intimidación son más acusados en su persona. No debemos nunca olvidar que no existirían niños acosados si no existieran niños y niñas que han aprendido a ser acosadores. El uso de la agresión en un niño o niña para resolver los conflictos es un comportamiento aprendido que puede comenzar a una edad temprana. Estas conductas agresivas, si no son reeducadas por padres y madres, pueden hacerse crónicas y convertirse en una manera rutinaria de alcanzar sus objetivos. Si no se controlan estas conductas en los primeros años de la infancia, se empeorará a medida que el niño o niña crece. Por eso, es importante que padres y madres actuemos lo antes posible para disminuir este comportamiento agresivo. Lo importante es que este tipo de comportamiento se puede reemplazar y mejorar enseñando al niño o niña conductas alternativas positivas, incompatibles con el rol de abusador, como la empatía, la compasión o la reciprocidad. No olvidemos que los niños o niñas, tanto acosadores como acosados, son personas generalmente con carencias y dificultades socioemocionales.
   Se requiere investigación adicional para validar clínicamente la correlación entre el diagnóstico psiquiátrico de un niño y el comportamiento de intimidación. Diseños longitudinales del estudio también ayudará a proporcionar información sobre la secuencia de eventos relacionados con las conductas abusivas y los problemas psicológicos y físicos. Los investigadores esperan que con mayor información sobre los comportamientos de intimidación y las consecuencias del acoso escolar en los niños con TEA, padres, personal escolar, maestros y profesionales de la salud puedan proteger mejor a esta población especialmente vulnerable. Los padres también deben obtener más información sobre cómo se puede trabajar para prevenir el acoso escolar y ayudar a los niños que participan en la intimidación.
   Es muy importante detectar el abuso escolar para frenarlo cuanto antes y reconocer conductas que, repetidas, pueden indicar acoso. Es importante detectar a la víctima y detectar al acosador. ¿Y si fuera nuestro propio hijo el que está acosando? Los niños que acosan también necesitan ayuda, de otro tipo, pero la necesitan o el problema se perpetuará. Son rasgos propios de los abusadores: solo aceptan que se haga siempre su voluntad, no se sienten bien ni disfrutan del juego compartido, tienden a establecer relaciones de poder, es distante y frío, no sabe ponerse en el lugar del otro, ante un conflicto utiliza la agresividad para resolverlo, son niños que provocan, molestan, empujan o golpean repetidamente a otros, usan motes despectivos o insultos para referirse a sus compañeros, mienten o difunden falsos rumores, aíslan sistemáticamente a otros niños impidiendo que los demás se relacionen con ellos. Un niño que no se siente valorado por los adultos de su entorno, o incluso sufre intimidaciones y acoso él mismo, tiene más riesgo de convertirse en un acosador. Los niños y niñas que desarrollan conductas de agresión o intimidación hacia otros buscan obtener el reconocimiento y la atención de los demás, de los que carece. Pueden ser niños o niñas que presenten una autoestima y una seguridad en sí misma alta o muy baja, pero, en ambos casos aprenden un modelo de relación basado en la exclusión y el menosprecio de otros.
   El objetivo de un acosador escolar es eliminar, amedrentar, aterrorizar y destruir al que no es su seguidor, al que se resiste, al diferente, al que sobresale académicamente, en definitiva, al que le hace sombra y le rebaja socialmente y académicamente y al que, en el fondo, le hace de espejo de sus propias carencias. El acosador presenta normalmente pocas habilidades sociales para comunicar y negociar sus deseos. Las características del perfil de un acosador suelen ser: personas con falta de empatía, falta del sentimiento de culpabilidad, tendencia a creer que en realidad son ellos las víctimas, cobardes, celosos, envidiosos, resentidos y con un nivel de tolerancia a la frustración ante los conflictos bajo y, por último, suelen ejercer sus agresiones y estudiar a su víctima de forma premeditada.
   Según estudios psicológicos a personas que han realizado alguna acción de acoso escolar, su perfil encaja con niños y niñas que viven en un ambiente familiar permisivo que les puede haber llevado a no interiorizar bien el principio de que los derechos de uno deben convivir con los de los demás o se les ha incentivado en valores como la prepotencia, y no en la igualdad, estando acostumbrados a avasallar, entre otros aspectos. Este ambiente familiar puede haber desarrollado en ellos un umbral de tolerancia a la frustración muy bajo, irritándose mucho cuando no consiguen lo que quieren, además de la incapacidad de ponerse en el lugar del otro por una carencia de empatía, mermando también su capacidad de buscar soluciones que puedan beneficiar también a los demás. Lo más probable es que el niño o niña educado en este ambiente familiar reproducirá en la escuela los hábitos adquiridos. Ni respetará, ni empatizará con el profesorado, ni con sus compañeros y compañeras.
   Diversos estudios apuntan a que la permisividad en el uso de la televisión y un insuficiente control de los programas y los juegos de ordenadores y consolas a los que juegan los niños y niñas pueden haber incrementado el nivel de violencia y mermado la capacidad de empatía. Es importante que el entorno escolar desarrolle programas de convivencia a nivel de centro escolar y dé formación específica al profesorado sobre mediación en situaciones escolares conflictivas y habilidades sociales y emocionales para que sepan cómo abordar los conflictos entre iguales. Lo habitual en los centros educativos es que, con frecuencia, el niño o niña que acosa a otro compañero suele estar rodeado muy rápidamente de una banda que se une al comportamiento de acoso contra la víctima. Para evitar esto, es importante la presencia de una figura de autoridad exterior que imponga límites a este tipo de conductas, como sería el personal docente o no docente. Como padres y madres es importante y necesario apoyar al niño o niña acosador. Podemos ayudar y trabajar con la escuela hablando con nuestro hijo o hija para averiguar por qué intimida a otros niños en el centro. También podemos colaborar y ayudar mucho para encontrar la forma y la conducta positiva que debe aprender y desarrollar nuestro hijo con el objetivo de reparar el daño que ha causado a la víctima y
con vistas a desarrollar comportamientos más solidarios y de compañerismo y evitar que vuelva a actuar como acosador.


   Si no hacemos nada el acosador se acostumbrará a tratar así a las personas y el acosado sentirá que es normal que se le menosprecie. La salud mental de ambos y de los que les rodean se verá resentida. Las víctimas, en general, son niños y niñas débiles, inseguros, con baja autoestima y fundamentalmente incapaces de salir por sí mismos de la situación que padecen, aunque lo hayan intentado de muchas formas. En la mayoría de las ocasiones les supera la situación y se sienten deprimidos. Tienen bajas habilidades sociales y suelen ser rechazados dentro del grupo. Esto hace que sean un objetivo fácil para el acosador. No disponen de herramientas psicológicas y sociales para hacer frente a la situación. Suelen ser chicos apegados a su familia, dependientes y sobreprotegidos por sus padres y madres. En cambio, otras veces es todo lo contrario, aunque son casos más raros, donde la víctima suele tener un comportamiento irritante hacia los demás. A veces, sus compañeros
les provocan para que reaccionen de mala manera, y así poder acosarlo pareciendo que la responsabilidad del acto agresor está justificada, disfrazando así la culpabilidad del acosador frente al resto de niños y niñas y, a veces, frente a los adultos.
- dolor de cabeza, de tripa, náuseas, mareos…
- cambio en los hábitos de alimentación o sueño: perder el apetito o comer más de la cuenta, insomnio, pesadillas…
- empeoran las notas,
- cambios en su actividad social: no quiere salir con sus amigos, no le interesan cosas que antes le encantaban, no quiere ir al colegio…
- cambios emocionales: nervioso, rabioso e incluso violento en casa,
- sentimientos de culpa, llanto incontrolable…
   Ante la menor sospecha, lo mejor es decirlo y hablar con sus maestros y responsables del centro escolar.

   Las víctimas de acoso escolar no suelen contarlo a sus padres o madres, sobre todo a partir de los 10 o 12 años. Sentimientos como la vergüenza, la inseguridad o el sentirse inferior hacen que el niño o niña sufra las agresiones en silencio. Por eso, es muy importante que los adultos seamos capaces de ponernos en guardia ante determinadas conductas que pueden darnos pistas de que está siendo víctima
de algún acosador escolar. La primera alarma debe saltar cuando se observa un cambio importante en la conducta habitual del niño o niña. Cuando nuestro hijo o hija es víctima de acoso escolar, debemos entrar en contacto con el profesorado y con la dirección del centro lo antes posible. Nuestra intervención como padre o madre, a través del contacto y el trabajo con el centro, es muy importante para buscar una solución positiva a largo plazo.
   El acosado o victima debe tener en cuenta que la intimidación es real y requiere una intervención inmediata y no debe pensar que no puede denunciar el acto considerándolo un “rito de paso” que hay que soportar como una conducta para ser aceptado socialmente, o que es una persona inferior y no tiene derecho a denunciarlo, por tener temor de una represalia por parte del acosador o su grupo, es decir, la intimidación debe ser denunciada para que se pueda intervenir de forma organizada. Y también que ningún grupo o estudiante deben ser marginados o difamados para promover otro grupo. Para este último punto, es muy importante la conducta que desarrollamos los adultos. No debemos valorizar más las acciones de un niño o niña o de un grupo de niños ya que elogiando sus acciones físicas o intelectuales estamos reforzando este tipo de estereotipos y creando distancias entre ellos, aumentando la distancia de aquellos niños menos adaptados.
   El 2 de Mayo es el Día internacional Contra el Acoso Escolar. Se trata de una campaña que busca concienciar sobre el acoso escolar (o bullying) y el sobre el acoso en Internet (o ciberbullying). Es un grave problema que afecta a millones de escolares de primaria y secundaria en todo el mundo. Esta iniciativa nació en el año 2013 a partir de la presentación de la ONG "Bullying Sin Fronteras" y a su fundador, el Dr. Javier Miglino, así como un equipo multidisciplinario internacional conformado por médicos, educadores, psicólogos, psicopedagogos, periodistas y padres de niños que habían sufrido bullying y ciberbullying y que consideraron necesaria la creación de una efemérides mundial que ayude a la concienciación de este grave problema que afecta a millones de niños y adolescentes en todo el mundo. Ante ciertas situaciones debemos sospechar que un niño es víctima de acoso y actuar enseguida.




   CEAPA distribuye una guía de descarga gratuita (PULSE AQUÍ PARA DESCARGA) con el título "Acoso Escolar: guía para padres y madres", insistiendo en que las relaciones y las experiencias que viven los niños y adolescentes en la familia, escuela y el barrio son imprescindibles para un buen
desarrollo emocional, social y cognitivo. Sin embargo, la convivencia y las relaciones humanas, implican conflictos y perturban estos ambientes seguros y cálidos. Uno de estos conflictos, que despierta gran alarma social, es la violencia o acoso escolar que se genera entre niños o niñas o adolescentes en los colegios e institutos. El objetivo de esta guía es intentar responder algunas de las preguntas que padres y madres podemos tener acerca del acoso escolar, y ofrecer información sobre lo que necesitamos saber y qué podemos hacer para ayudar a vuestros hijos e hijas. Además, también quiere proporcionar información para que desde el Consejo Escolar y las AMPAs podamos trabajar con la escuela para ayudar a asegurar que ésta garantice la convivencia del centro escolar, a través del diseño y desarrollo de planes de convivencia.
   El conocimiento y la sensibilización cada vez mayor de la opinión pública y de los medios de comunicación han propiciado el desarrollo de una labor coordinada más activa que implique a las administraciones públicas, las familias y los docentes. Por ello, se está desarrollando una gran labor en la elaboración de programas de prevención y de resolución de conflictos. No olvidemos que el personal docente y no docente del centro está amparado por una ley que impide que sobre ellos recaiga ningún tipo de abuso o acoso. Pero donde, en cambio, el alumnado depende de que el centro tome una iniciativa y cree unos protocolos que garanticen sus derechos y su integridad. Por eso, es fundamental que las AMPAs incluyan dentro de sus objetivos prioritarios la supervisión y el impulso de planes de convivencia que garanticen que ningún niño o niña pueda sufrir acoso. No debería existir, en ningún caso, un centro escolar donde no esté aprobado y consolidado un plan de convivencia real llevado diariamente a la práctica. La integridad física y psicológica del alumnado no debería depender de la arbitrariedad del centro ante la puesta en marcha o no de un plan de convivencia.

       

   El acto de acoso o intimidación se caracteriza por ser un comportamiento agresivo, repetitivo, metódico y sistemático, que se produce durante un período de tiempo prolongado. El objetivo del acoso es intimidar, tiranizar, aislar, amenazar, insultar, amedrentar, someter emocional e intelectualmente a la víctima, es decir, controlarla a través del pensamientos y /o la acción y satisfacer su necesidad de controlar, dominar, agredir, y destruir a los demás. El agresor hunde y machaca la personalidad y la autoestima de la víctima. En la mayoría de los casos existe un desequilibrio de poder entre el agresor y la víctima. Este desequilibrio puede ser real o ser una percepción subjetiva por parte de la víctima.
   La víctima generalmente sufre en silencio y en soledad, no habla del problema, por miedo a la venganza, por vergüenza, por no saber a dónde o a quién acudir, por ello, es importante que el centro tenga programas y planes de actuación para casos de acoso escolar y, dentro de estos programas o planes, como medida primordial y obligatoria, tenga tutorías en las aulas donde se les explique a los alumnos y alumnas qué es un acoso escolar, cómo se deben plantar ante él, qué recursos de denuncias tienen, qué medidas de protección y, sobre todo, deben aprender conductas y comportamientos positivos y solidarios a través de los cuales compartir en vez de desarrollar el valor de la competitividad. Las agresiones se manifiestan en los lugares donde no hay adultos, como el recreo, comedor, pasillos, baños, entre otros, y se suelen realizar sobre niños o niñas concretos, nunca a un grupo. Sin embargo, el agresor sí puede actuar en solitario o en grupo. Nadie debe subestimar el miedo que un niño, niña o adolescente intimidado puede llegar a sentir
   El acoso escolar debe abordarse desde un enfoque multidisciplinar, según un informe especial del Defensor del Menor de Andalucía (España): “el acoso escolar y ciberacoso pueden tener efectos nocivos para sus protagonistas, perturbando su bienestar y su desarrollo emocional, social o cognitivo, y pueden agravarse con el tiempo si no se adoptan medidas paliativas. Se trata de unas conductas cuyas consecuencias, tanto para el agresor como para la víctima o incluso para los espectadores, pueden ser muy graves y a veces irreparables, condicionando el presente y el futuro de quienes se ven involucrados en ellas”.
   Finalmente queremos recordar el marco normativo de referencia, para la protección jurídica de las personas con discapacidad, parte de la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad de las Naciones Unidas. Se vulneran los derechos cuando se recibe trato desigual más desfavorable, discriminación o exclusión y, por supuesto, acoso. Las claves para la reclamación de dichos derechos, así como recursos disponibles para poder actuar en caso de discriminación, están disponibles en http://www.mundoasperger.com/2017/03/empoderamiento-y-defensa-de-derechos.html?m=1  y el texto de la ‪Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad está disponible en el enlace: http://www.mundoasperger.com/2017/03/convencion-sobre-los-derechos-de-las.html‬  El acoso escolar o "bullying" es un enemigo silencioso que se nutre la soledad, la tristeza y el miedo. Por eso intentamos que cada niño y cada adolescente alrededor del mundo sepa que está mal y que hay gente que está dispuesta a ayudar a la víctima esté donde esté.

Nota: El Día internacional Contra el Acoso Escolar se celebra cada 2 de Mayo. Se trata de una campaña que busca concienciar sobre el acoso escolar (o bullying) y el sobre el acoso en Internet (o ciberbullying). Es un grave problema que afecta a millones de escolares de primaria y secundaria en todo el mundo. Esta iniciativa nace en el año 2013 a partir de la presentación de la ONG Bullying Sin Fronteras, su fundador el Dr. Javier Miglino y un equipo multidisciplinario internacional conformado por médicos, educadores, psicólogos, psicopedagogos, periodistas y padres de niños que habían sufrido bullying y ciberbullying y que consideraron necesaria la creación de una efemérides mundial que ayude a la concienciación de este grave problema que afecta a millones de niños y adolescentes en todo el mundo.

 ...........
 Fuentes:
- Neuropediatria.org "Neuronas en crecimiento" https://neuropediatra.org/2016/10/10/el-acoso-escolar-y-la-salud-mental/ Guía para familias sobre acoso escolar.
- CEAPA "Acoso Escolar: guía para padres y madres:  https://www.ceapa.es/sites/default/files/Documentos/Guia%20acoso%20escolar%20CEAPA.pdf
http://www.ayudaparamaestros.com/2016/06/guia-para-familias-sobre-el-acoso.html?m=1
http://www.sciencedaily.com/releases/2013/01/130110094320.htm Traducido por ASPAU.
- Enlaces sobre ACOSO en MuNDo AsPeRGeR:
http://www.mundoasperger.com/2015/06/el-problema-del-acoso-escolar.html?m=1 http://www.mundoasperger.com/2012/08/bullying.html?m=1 http://www.mundoasperger.com/2017/02/5-tipos-de-acoso-escolar.html?m=1 http://www.mundoasperger.com/2017/04/eres-de-los-que-no-harian-nada-por.html http://www.mundoasperger.com/2017/03/acoso-escolar-programa-de-radio.html?m=1 http://www.mundoasperger.com/2017/02/5-tipos-de-acoso-escolar.html?m=1 http://www.mundoasperger.com/2016/09/con-tdah-se-puede-ser-acosador-y-se.html?m=1 http://www.mundoasperger.com/2016/09/policia-nacional-informa-sobre-acoso.html?m=1 http://www.mundoasperger.com/2015/10/acoso-escolar-puede-provocar-sindrome.html?m=1